lunes, 3 de octubre de 2011

Buenas noches amigos! les mando un abrazo de oso!


"Y es que los verdaderos amigos siempre están a tu lado cuando más los necesitas. Todo puede llegar a fallar, pero el amigo de verdad no, él siempre estará ahí contigo para ayudarte y animarte".

El barquero inculto



Se trataba de un joven erudito, arrogante y engreído. Para cruzar un caudaloso río de una a otra orilla tomó una barca. Silente y sumiso, el barquero comenzó a remar con diligencia. De repente, una bandada de aves surcó el cielo y el joven preguntó al barquero:
  --Buen hombre, ¿has estudiado la vida de las aves?
  --No, señor -repuso el barquero.
  --Entonces, amigo, has perdido la cuarta parte de tu vida.
  Pasados unos minutos, la barca se deslizó junto a unas exóticas plantas que flotaban en las aguas del río. El joven preguntó al barquero:
  --Dime, barquero, ¿has estudiado botánica?
  --No, señor, no sé nada de plantas.
  --Pues debo decirte que has perdido la mitad de tu vida -comentó el petulante joven.
  El barquero seguía remando pacientemente. El sol del mediodía se reflejaba luminosamente sobre las aguas del río. Entonces el joven preguntó:
  --Sin duda, barquero, llevas muchos años deslizándote por las aguas.
¿Sabes, por cierto, algo de la naturaleza del agua?
  --No, señor, nada sé al respecto.
No sé nada de estas aguas ni de otras.
  --¡Oh, amigo! -exclamó el joven-.
De verdad que has perdido las tres cuartas partes de tu vida.
  Súbitamente, la barca comenzó a hacer agua. No había forma de achicar tanta agua y la barca comenzó a hundirse. El barquero preguntó al joven:
  --Señor, ¿sabes nadar?
  --No -repuso el joven.
  --Pues me temo, señor, que has perdido toda tu vida.


  *El Maestro dice: No es a través del intelecto como se alcanza el Ser: el pensamiento no puede comprender al pensador y el conocimiento erudito no tiene nada que ver con la Sabiduría*.

CUENTOS CLÁSICOS DE LA INDIA

Mi hijo esta conmigo



Era un hombre que tenía un hijo al que amaba profundamente. Por algún motivo se vio obligado a viajar y tuvo que dejar a su hijo en casa. El niño tenía ocho años y su padre sólo vivía para él. Habiéndose enterado de la partida del dueño de la casa, unos bandoleros aprovecharon su ausencia para entrar en ella y robar todo lo que contenía. Descubrieron al jovencito y se lo llevaron con ellos, no sin antes incendiar la casa.
  Pasaron unos días. El hombre regresó a su hogar y se encontró con la casa derruida por el incendio.
Alarmado, buscó entre los restos calcinados y halló unos huesecillos, que dedujo eran los del cuerpo abrasado de su amado hijo. Con ternura infinita, los introdujo en un saquito que se colgó al cuello, junto al pecho, convencido de que aquéllos eran los restos de su hijo. Unos días más tarde, el niño logró escapar de los perversos bandoleros y, tras poder averiguar dónde estaba la nueva casa de su padre, corrió hasta ella e insistentemente llamó a la puerta.
  --¿Quién es? -preguntó el padre.
  --Soy tu hijo -contestó el niño.
  --No, no puedes ser mi hijo -repuso el hombre, abrazándose al saquito que colgaba de su cuello-. Mi hijo ha muerto.
  --No, padre, soy tu hijo. Conseguí escapar de los bandoleros.
  --Vete, ¿me oyes? Vete y no me molestes -ordenó el hombre, sin abrir la puerta y aprisionando el saquito de huesos contra su pecho. Mi hijo está conmigo.
  --Padre, escúchame; soy yo.
  --¡He dicho que te vayas! -replicó el hombre-. Mi hijo murió y está conmigo. ¡Vete!
  Y no dejaba de abrazar el saquito de huesos.

  *El Maestro dice: El apego, ¿te deja ver?, ¿te deja oír?, ¿te deja comprender? El apego te aferra a lo irreal e ilusorio y cierra tus oídos a lo Real y Trascendente.

CUENTOS CLÁSICOS DE LA INDIA

Su lenguaje corporal habla más fuerte que sus palabras


¿Alguna vez se le ocurrió pensar cuánto le dice a la gente aún cuando no habla? A menos que sea una experta del camuflajeconstantemente está enviando mensajes sobre lo que realmente piensa y sobre sus sentimientos, use palabras o no.
Los estudios demuestran que las palabras son responsables solo por el 7% del mensaje que transmitimos. El restante 93% es no-verbal. El 55% de la comunicación se basa en lo que la gente ve y otro 38% se transmite a través del tono de voz. Entonces piénselo. En un entorno de negocios, la gente puede ver lo que usted no está diciendo. Si su lenguaje corporal no se corresponde con sus palabras, entonces está perdiendo su tiempo.
El contacto visual es la forma más obvia en la que nos comunicamos. Cuando está mirando a otra persona, usted demuestra interés. Cuando no hace contacto visual, usted da la impresión de que la otra persona no es importante. Mantenga el contacto visual aproximadamente el 60% del tiempo, de esa manera se verá interesada pero no agresiva.
La expresión facial es otra forma de comunicación no verbal.Una sonrisa envía un mensaje positivo y es apropiada en la mayoría de las situaciones, salvo en casos de vida o muerte. Sonreir agrega calidez y un cierto aura de confianza. Las otras personas se mostrarán más receptivas si recuerda chequear su expresión.

Su boca también da claves y no sólo cuando habla. Los movimientos de la boca, tales como fruncir los labios o torcerlos hacia un costado, pueden indicar que está pensando sobre lo que le dicen y que se guarda algo.
La posición de su cabeza también comunicaSi la mantiene derecha, se verá segura y autoritaria. La gente la tomará en serio. Si quiere aparecer más amistosa y abierta, incline la cabeza hacia un costado.
La posición de sus brazos sugiere cuan receptiva esLos brazos cruzados o doblados sobre su pecho indican que dejó afuera a las otras personas y que no está interesada en esas personas o en la conversación. También puede indicar un "No estoy de acuerdo con lo que dice". Quizás usted sólo tiene frío, pero a menos que esté tiritando al mismo tiempo, la otra persona muy probablemente la malinterpretará.
La forma en que use sus brazos la ayudará o lesionará su imagenAgitar los brazos muestra entusiasmo, pero otra gente lo puede interpretar como un gesto de ambigüedad e inmadurez. El mejor lugar para sus brazos es a su lado. Se verá confiada y relajada. SI eso le resulta difícil, haga lo que hace siempre cuando quiere mejorar algo: practicar. Después de un tiempo se verá natural.
El ángulo de su cuerpo le da a las otras personas indicaciones de lo que está sucediendo dentro de su cabezaReclinado hacia adelante dice: "Dígame más". Reclinado hacia atrás indica que ya ha escuchado suficiente. Asentir con la cabeza es otra forma de afirmar que está escuchando.

La postura es tan importante como le decía siempre su abuela. Siéntese o manténgase derecha si quieren que la vean alerta y entusiasta. Cuando se desparrama en la silla o se recuesta contra la pared, el mensaje que transmite es de cansancio. A nadie le gusta hacer negocios con alguien que no tiene energía.
Controle sus manos prestando atención a donde están. En el mundo de los negocios, particularmente cuando trata con gente de otras culturas, sus manos deben verse. Eso significa que debe sacarlas de los bolsillos y debe resistir la tentación de ponerlas bajo la mesa o detrás suyo. Mantener las manos en cualquier lugar por encima del cuello, pasarse los dedos por los cabellos o frotarse la cara es poco profesional.
Las piernas también hablan. Mucho movimiento indica nerviosismo. Cómo y donde las cruce le dice a los otros como se siente. La posición más prolija y profesional es mantener los pies sobre el piso o una pierna cruzada a la altura del tobillo. La posición menos profesional y ofensiva es tener una pierna cruzada con el tobillo apoyado sobre la rodilla de la otra pierna. Algunas personas denominan esta postura "Figura del cuatro". Transmite arrogancia.
La distancia corporal con la otra persona es crucial para establecer un buen entendimiento.Ponerse demasiado cerca "encima de la cara del otro" se entenderá como arremetedor y agresivo. Por lo contrario, si se sitúa demasiado lejos, la gente creerá que es muy fría/o y reservada/o. Usted no querrá ninguna de las dos posturas, por eso encuentre una posición media acorde. Lo más importante es buscar la distancia que hace que la otra persona se sienta más confortable. Si la persona con la que está hablando continuamente retrocede, pare. O esa persona necesita más espacio o usted necesita una pastilla de menta!

Tal vez usted no se de cuenta lo que dice con su cuerpo, pero los otros recibirán el mensaje. Asegúrese que es el que quiere enviar.

Autora: Lydia Ramsey

Para lograr éxito, responsabilízate de tus actos...



Esto es exactamente lo contrario a la posición de víctima, que es culpar a los demás de lo que les sucede en la vida. Quienes juegan el papel de víctima nunca cambian de vida, ya que creen que son los demás quienes ejercen el control sobre ellos. Cuando aceptas la actitud mental de la responsabilidad, comprendes que tú mismo has creado todo lo que tienes y te sucede y por lo mismo, sabes que tienes la facultad de cambiarlo para alcanzar tus metas.

En tu vida hay cosas de las que eres plenamente responsable, cosas que están bajo tu control, como lo es las reacciones que tengas a las cosas que te suceden durante todo el día, cada día de tu vida. Cuando te haces responsable de todo lo que te sucede alrededor, eso te mantiene más capaz. Tal vez no seas responsable del conflicto de Medio Oriente, pero eres responsable de tu reacción ante el mismo, de la importancia que le des y la atención que le pongas. Eres responsable de tus propias respuestas emocionales.

Considera por un momento lo que esta manera de pensar puede hacer por ti. Si tu jefe te ofende delante de otras personas, una posible respuesta sería criticar a tu jefe y sentirte desanimado. Otra sería tratar de ser comprensivo y pensar que posiblemente tu jefe esté atravesando por un mal momento y fue lo que provocó su reacción tan agresiva. Pero también podrías seguir la mentalidad de la responsabilidad y pensar que la actitud de tu jefe pudo haber sido provocada por tus acciones o tus omisiones.

Es una manera de ver las cosas que te capacita evitando que te ciegues emocionalmente, porque mientras te haces preguntas de qué pudiste haber hecho para provocar esa respuesta en tu jefe, te mantienes consciente y no permites que tus emociones tomen control de la situación que es cuando perdemos contacto con la realidad y nos enojamos, o nos sentimos ofendidos o agredidos, o ponle la emoción que quieras.

Puedes preguntarte cosas como ¿Hice algo que lo provocara? ¿No cumplí con alguna promesa? Y si no encuentras que la solución esté por ahí, también puedes analizarlo desde otro punto de vista como ¿Me agredió injustamente y no me defendí? ¿Fui yo el que agredió primero? Con estas preguntas estarás dirigiendo tu atención hacia cosas sobre las cuáles sí tienes tú el control, hacia cosas que puedes cambiar. Manteniéndote al margen de las emociones tienes el control de la situación y ya sea que la reacción de tu jefe haya sido excesiva o no, que tu tengas la responsabilidad por algo que hiciste mal o que dejaste de hacer o no, tú tienes el control de tu reacción y puedes optar por calmar a tu jefe para tratar de aclararlo objetivamente, en lugar de ofenderte y cegarte por la ira o el sentimiento.

En cualquier situación esta mentalidad te ayudará a tener la mente abierta para ponerle soluciones a todas las situaciones que se te presenten, comenzando por hacerte responsable en caso de que si haya sido tu culpa lo que haya provocado el conflicto. Más vale aclararlo, enfrentarlo, hacerse responsable y buscar una solución.

Cuando obtienes una respuesta inconveniente, eso significa que tu conducta no está produciendo los resultados que deseabas y que es hora de cambiar esa conducta. Esta es otra de las ventajas de la mentalidad de responsabilidad, que te mantienes consciente de tu comportamiento y te das cuenta cuando un comportamiento en lugar de ayudarte te está obstaculizando el camino. Es entonces que puedes empezar a buscar la forma de cambiar esa conducta por otra que te facilite las cosas.

Esta mentalidad es la clave del desarrollo personal y no es una exageración. Es una actitud muy poderosa que te ayudará a recuperar el control y a crear para ti una vida satisfactoria y capacitada.

Espero que el texto te haga pensar y ponerlo en práctica y...
Organízate para vivir mejor

Maca Hernandez
Organízate Ya!

Nunca te detengas!!!


Siempre ten presente que la piel se arruga,
el pelo se vuelve blanco, los días se convierten en años…
Pero lo importante no cambia; tu fuerza y tu convicción no tienen edad.
Tu espíritu es el plumero de cualquier tela de araña.
Detrás de cada línea de llegada, hay una de partida.
Detrás de cada logro, hay otro desafío.
Mientras estés vivo, siéntete vivo.
Si extrañas lo que hacías, vuelve a hacerlo.
No vivas de fotos amarillas… Sigue aunque todos esperen que abandones.
No dejes que se oxide el hierro que hay en ti.
Haz que en vez de lástima, te tengan respeto.
Cuando por los años no puedas correr, trota.
Cuando no puedas trotar, camina.
Cuando no puedas caminar, usa el bastón.
¡¡¡Pero nunca te detengas!!!

Mariano Osorio

La gente que me gusta de Mario Benedetti



Me gusta la gente con la cabeza en su lugar, que sea espiritual, con idealismo en los ojos y los pies en la realidad....

Me gusta la gente que ríe, llora, se emociona con una simple carta, un llamado, una canción suave, una buena película, un buen libro, un gesto de cariño, un abrazo....

Gente que ama y tiene nostalgias, le gustan los amigos, cultiva flores, ama los animales, admira paisajes, la poesía y sabe escuchar....

Gente que tiene tiempo para sonreír bondad, pedir perdón, repartir ternuras, compartir vivencias y tiene espacio para las emociones dentro de si, emociones que fluyen naturalmente de adentro de su ser!....

Gente que le gusta hacer las cosas que le gustan, sin huir de compromisos difíciles, por más desgastantes que sean.....
Gente que ayuda, orienta, entiende, aconseja, busca la verdad y siempre quiere aprender, aunque sea de un niño, de un pobre, de un analfabeto. ....

Gente de corazón desarmado, sin odio y preconceptos baratos, con mucho amor dentro de sí....

Gente que se equivoca y lo reconoce, cae y se levanta, asimila los golpes, tomando lecciones de los errores y haciendo redimir sus lágrimas y sufrimientos.....

Me gusta mucho la gente así... y creo que a Dios también le gusta este tipo de gente!

Oración por la Paz de San Francisco de Asís


Oh, Señor....
Has de mí un instrumento de tu paz, para que:
Donde haya odio, ponga yo amor
Donde haya ofensa, ponga yo perdón
Donde haya discordia, ponga yo unión
Donde haya error, ponga yo verdad
Donde haya duda, ponga yo la fé
Donde haya desesperación, ponga yo la esperanza
Donde haya tinieblas, ponga yo la luz
Donde haya tristeza, ponga yo la alegría

Oh...Maestro
Haz que yo no busque tanto...

Ser consolado, como consolar
Ser comprendido, como comprender
Ser amado, como amar
Porque dando se recibe
y olvidando se encuentra
Porque dando se encuentra el perdón
y muriendo se resucita a la Vida Eterna

San Francisco de Asís

El dolor es un maestro



El dolor en sí mismo no es un mal que tengamos que evitar a toda costa.
El dolor es un maestro que nos puede enseñar muchas cosas.
El dolor nos instruye, nos dice que cambiemos, que dejemos de hacer una cosa y emprendamos otra,
que dejemos de pensar en cierta forma y empecemos a pensar en forma diferente.

Y cuando nos negamos a escuchar al dolor y a sus enseñanzas, lo único que nos queda es convertirnos en escapistas.
Efectivamente, lo que decimos es:
  no voy a escuchar,
  no voy a aprender,
  no voy a cambiar.

Las personas abiertas y que van creciendo no toman a regañadientes la pedagogía del dolor y buscan el cambio.
Intentan respuestas y correcciones adecuadas.

Los otros no escuchan las enseñanzas del dolor.
Se contentan con establecerse y vivir con el 10 % de su potencial humano. Se contentan con morir,
sin haber realmente vivido.

Mediante las verdaderas y permanentes relaciones del amor, podemos recobrar la aceptación de nosotros mismos, la realización de lo que valemos.
Si poseemos estas dos cualidades, todo lo demás se irá desplazando en dirección del crecimiento, por el sendero de la paz.

Cuando faltan el amor y el sentido del valor personal, lo único que queda es una existencia parcial.
Y así solo podremos lograr una fracción de lo que pudimos haber logrado y sido.
Aprendamos del dolor.

Desconozco a su autor

Elévate por encima del infortunio...



Siempre habrá momentos difíciles y días complicados en nuestra vida.

Nos da la impresión de que ciertas cosas simplemente no estaban destinadas a pasar y que algunos proyectos simplemente no estaban destinados a funcionar.

Siempre enfrentaremos decepciones, pero también recibiremos muchas bendiciones especiales.

Todo lo que se nos pide es que nos elevemos por encima de nuestros
infortunios.

Deja que la vida te muestre nuevas maneras de encarar viejos problemas.
Deja que te ofrezca nuevos descubrimientos. Deja que los días desplieguen ante ti nuevas posibilidades que hasta entonces desconocías, nuevos sueños que nunca soñaste, y que te regale las semillas de nuevas ideas que nunca antes sembraste.

Deja que la vida modere tus convicciones y te muestre todo lo que está oculto detrás de cada escena: la profunda paz del cambio de estaciones, la majestad de lo que significa tener y ser un amigo, la alegría que se descubre al comprender que nunca es tarde para volver a empezar.

Deja que la vida brinde abundancia a tu alma y a tu corazón.

Déjala cantar en ti y mostrarte cómo apuntar a las estrellas.

Deja que te ayude a alcanzar todo lo que deseas para ser todo lo que eres.

Se trata de una regla muy sencilla:
Cuanto más das, más recibes.
Y cuanto más lo hagas, más te gustará hacerlo.

Eres una persona maravillosa que merece tener una bella vida.

Y si alguna vez sobreviene la dificultad, sé que puedes elevarte por encima de ella.

¿Qué es necesario para el éxito total?
PASOS CORTOS Y POSITIVOS...

Tienes derecho, pero no debes.....


Tienes derecho, a enfadarte, pero no debes pisotear la dignidad de ninguna persona.

Tienes derecho a sentir celos del triunfo de los demás, pero no debes desearle mal, a las demás personas.

Tienes, derecho a caer, pero no debes quedarte tirado en el piso.

Tienes derecho a fracasar, pero no debes sentirte derrotado.

Tienes derecho a equivocarte, pero no debes sentir lástima de tí mismo.

Tienes derecho a regañar a tus hijos, pero no debes romper sus ilusiones de jóvenes emprendedores.

Tienes derecho a tener un mal día, pero no debes permitir jamás que se convierta en costumbre.

Tienes derecho a tomar una mala decisión, pero no debes quedarte estacionado en ese momento pasado.

Tienes derecho a ser feliz, pero no debes olvidar ser agradecido.

Tienes derecho a pensar en el futuro, pero no debes olvidar jamás el presente.

Tienes derecho a buscar tu superación personal, pero no debes olvidar tus valores morales.

Tienes derecho a triunfar, pero no debe ser a costa de otros.

Tienes derecho a inventar, pero no debes olvidar nunca a Dios.

Tienes derecho a vivir en paz, pero no debes confundir ese derecho inalienable con ser mediocre ó conformista en la vida.

Tienes derecho a vivir en la opulencia, pero no debes olvidar nunca compartir con los menos afortunados en la vida.

Tienes derecho a desanimarte, pero no debes perder la esperanza.

Tienes derecho a la justicia, pero no debes confundirla con la venganza.

Tienes derecho a violentarte, pero no debes dejar de ser cortés.

Tienes derecho a un mañana mejor, pero no debes nunca cimentarlo en un hoy fraudulento.

Tienes derecho a ser positivo, pero no debes ser arrogante con ninguna persona.

Tienes derecho a soñar, y enseñar a otros a soñar con un mundo mejor y solidario, con los menesterosos.

¡DE AHÍ EN ADELANTE HAS COMENZADO A FORJAR TU FUTURO!

Autor Desconocido

El hijo del planeta por la Madre Teresa de Calcuta


Cuando te encuentres sereno y contento
En cualquier lugar del mundo ...,

Cuando todo lugar sea tu país ...,
Cuando no teniendo nada
Sientas que lo tienes todo ...,
Cuando en la opulencia luzcas humilde ...,
Cuando puedas devolver el mal por bien
Sin importar a quien ...,
Y veas a tu hermano en cada ser ...,
Cuando apliques que amar
Es solo dar y dar
Sin importar más nada que tan solo dar ...,
Cuando indiferente avances ...,
Entre aquellos que te insulten ...,
Y en el silencio les envíes tu perdón ...,
Cuando nadie pueda herirte
Ni por nada has de afligirte ...,
Cuando a quien te odie tú le des amor ...,
Cuando ejerzas la inocencia con conciencia ...,
Cuando busques el saber
Así como buscas el pan ...,
Cuando ames todo sin pasión ni posesión ...,
Cuando la realidad se imponga al fin a la ilusión
Cuando sepas aliviar
Las penas de aquellos que sufren ...,
Y tus labios digan solo la verdad ...,
Cuando hagas del deber un placer
Y el placer no sea más para ti un deber ...,
Cuando vivas el presente como lo único urgente ...
Cuando la Bondad sea tu voluntad ...,
Cuando el egoísmo ceda al altruismo ...,
Cuando la impureza, ceda a la pureza y la virtud,
Entonces serás un hombre, serás una mujer,
Serás un ser que alcanzó la humanidad ...,
Serás un hijo del planeta ...,
Serás un ser que alcanzó la humanidad.

Camino a la libertad



Libertad es la capacidad de visualizar un futuro mejor y concentrar nuestra atención, nuestra pasión y nuestras decisiones en ese futuro.
Es dominar nuestros pensamientos, sentimientos y acciones y dirigirlos correctamente.
Es poder sacrificar lo inmediato y lo cómodo por algo mayor y mejor.
Es decidir hacer lo necesario para que el futuro exista.

Libertad es crecer pero no a expensas de otro. Es crecer en paciencia, en perseverancia, en amor, en fe, en confianza, en seguridad, y en la capacidad de producir resultados a través de una vida dirigida, por uno mismo, hacia objetivos dignos.
Si la libertad de uno o de unos, produce opresión en otros, entonces no es libertad, sino un capricho egocentrista.
Este capricho lleva a irrespetar, dominar y controlar la vida de otros trayendo destrucción y violando los principios de la vida.

La libertad real produce respeto a la vida, y es regida y gobernada por principios y leyes. Es por esto, que las personas más libres son las que más se conocen y más se sujetan a producir resultados en sus vidas conforme a sus propósitos y sus razones de ser.
Entendemos hoy a los héroes, que se levantan cada día cumpliendo con sus metas, negándose a sí mismos en pro de sus propósitos, sabiendo que Dios es el protector y determinante del futuro de los que deciden vivir la libertad de ser lo que nacieron para ser.

Decisiones contundentes se están tomando en los corazones; decisiones que determinan el futuro.
Es tiempo de crear un camino nuevo hacia un futuro posible, es tiempo de saber que cada uno de nosotros puede hacer la diferencia.
La libertad sin sacrificio y esfuerzo no existe. Los errores del pasado crean el temple y el carácter necesarios para construir algo mejor. Nuestras decisiones diarias determinan ese futuro.
Si hoy decidimos respetar, amar, dar gracias y luchar por lo que creemos, mañana será diferente. Haremos tangible la verdad, la justicia y la libertad para nosotros y para una nueva generación.

Tu vida cambia en el momento que tomas una decisión integra, acorde y comprometida. La fuerza y el poder de una decisión y de sus consecuencias residen dentro de ti.
En otras palabras, ya la posees. Cuando decides lo que quieres encontrarás un camino, estarás determinando el éxito de tu decisión.
Tomar una decisión es comprometerte con el resultado, sin vacilación, sin pensar en otra posibilidad. Mientras más tomas decisiones, más habilidad tendrás en tomar decisiones acertadas. La repetición conduce a la habilidad: sé consistente y perseverante con tu decisión.


Alison Salas

No me importa que digan,.. que encontré la locura,.. de José Ramón Marcos Sánchez

No me importa que digan que perdí la cordura,… que persigo imposibles que jamás existieron,… que suspiro besando el envés de la luna,… que lloro recordando los abrazos no dados,… el olor de los sueños,… el sabor de los daños,… no me importa que digan que perdí la cordura,… que amo a las amantes de las almas prohibidas,… que entrego mi cuerpo a la piel de la lluvia,… que busco recuerdos en los ojos del tiempo,… en huellas de mañana,… en detalles de ayer,… no me importa que digan que perdí la cordura,… que prefiero el dolor del sentir que el dolor de la nada,… que me oculto detrás de la luz de la bruma,… que soy la soledad de una sombra perdida,… la voz del olvido,… la palabra no escrita,… no me importa que digan que perdí la cordura,… que no temo a la muerte porque temo a la vida,… que no puedo querer porque quiero ser nadie,… que construyo quimeras con nostalgias perdidas ,… con bellezas deseadas,… no me importa que digan que perdí la cordura,… ni me importa decir que te acepto y me acepto,… que no quiero fingir,… si estoy loco por ello,… no me importa que digan,… que encontré la locura,….

Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.
Correo y MSN: turko1969@hotmail.es Twitter: @joseramonmarcos

¿De qué se trata la vida?



La vida no se mide marcando puntos (como en un juego).
La vida no se mide por el número de amigos que tienes.
O por qué tan aceptado eres por los demás.
No se mide según los planes que tienes para este fin de semana o si te quedas en casa. No se mide según con quien sales, con quien solías salir ni por el  número de personas con quienes has salido, ni por si no has salido
nunca con  nadie.
No se mide por la manera en que te representas en una hoja de papel ni  por  quien te acepta a través de "tu escrito".
La vida simplemente no es nada de eso.

Pero la vida si se mide según a quien amas y según a quien dañas.
Se mide según qué tan feliz o infeliz haces a otros a propósito.
Se mide por los compromisos que cumples y las confianzas que traicionas.
Se trata de la amistad, la cual puede usarse como algo sagrado o como un  arma.
Se trata de lo que dices y quieres decir, intentando ser dañino o benéfico.
Se trata de cuando inicias rumores y contribuyes con los pequeños chismes.
Se trata de los juicios que formulas y porque los formulas. Y a quien  se los comentas.
Se trata de a quien no le haces caso o ignoras... adrede y con toda intención.
Se trata de lo celoso, temeroso, ignorante y vengativo que pudieras ser.
Se trata del odio y el amor que llevas por dentro, dejándolo crecer, y de la manera que lo prodigas.
En su mayor parte se trata de si usas tu vida para ayudar o para envenenar el corazón de otra gente.
Tú y solo tú escoges la manera en que vas a afectar el corazón de otros.

Y de esas decisiones se trata la vida.

Desconozco a su autor

Los 3 escalones de la evolución personal



La vida siempre plantea retos. Pero es más importante cómo ves esos retos.

Las personas durante su vida, pasan por tres escalones, los llamaremos "Los 3 escalones de la evolución personal".
Aquí no te puedes brincar de un salto para llegar del primero al tercero. Tienes que pisar por cada uno. Hay personas que se quedan para siempre en el primer o segundo escalón. Tu desafío, como en un juego, es llegar al tercero.

Estos son los tres escalones de la evolución personal:

1.- Sufrir.
"¿Por qué Dios no se apiada de mí?" "¿Por qué las personas son tan malas?" "¿Por qué me tiene que pasar esto a mí?". Esta forma de pensar cierra todas tus posibilidades de crecer. Hace que te encierres en un círculo vicioso de tristeza, del que rara vez escapas durante tu vida.

2.- Aprender de las derrotas.
Es la mentalidad de "¿Qué puedo aprender de esto que me está pasando?" "¿Qué puedo hacer al respecto?".
Este es el segundo escalón de la evolución personal.
Superas la mentalidad de sufrir y comienzas a crecer. Pero este escalón solo es una verdad a medias. Si te quedas en él, serás una luchadora incansable que se enfocará en el éxito desde el punto de vista social: dinero, casa, familia, etc. Y tarde o temprano durante tu vida, en especial cuando estés a punto de llegar a la vejez, te darás cuenta que has estado pedaleando en el vacío "¿Qué sentido tiene todo lo que estoy haciendo? Algo me falta".
Pero si luchas con tenacidad por encontrar la respuesta, tarde o temprano subirás al tercer escalón...

3.- El propósito de tu vida.
Llegarás a ver tu vida, no como un mero accidente, sino como una misión de vida que tienes que llevar a cabo.
Te voy a pedir que retrocedas en el pasado 10 años. Y veas como cada una de las acciones de tu vida, te llevaron cuidadosamente al momento que estás viviendo hoy.
Verás con claridad que cada persona y circunstancia de tu pasado, parecen acomodarse como si fueran piezas de un rompecabezas.
Descubrirás que el que te despidieran de tu trabajo, te obligó a ir por sendas que ahora estás muy agradecida. Comprenderás que el que tu novio te dejara, te llevó a conocer al hombre de tu vida con el que actualmente estás casada. Cada hecho está ligado con el siguiente.

Cuando llegues al tercer escalón, el éxito social será secundario para ti.
Al contrario de las personas que están en el escalón 1 y 2, que se enfocan en recibir, cuando estés en el escalón 3, te concentrarás en dar.
Tu vida será una mágica aventura. Vivirás en el presente, preguntándote que tiene que ver determinada persona o circunstancia con tu misión.

La única forma de que seas feliz plenamente, es estando en el escalón 3.
En el 1, imposible. En el 2, es un parche, solo de forma temporal te sentirás bien mientras recibes aprobación de los demás por tu éxito social. Solo en el escalón 3 encontrarás sentido a tu vida. Porque sabrás que no estás por accidente.
Sabrás que tu vida tiene un propósito.
Cuando cambies de enfoque interior para buscarlo, los maestros aparecerán para enseñarte lecciones y dirigirte a cumplir tu misión.
Pueden presentarse en la forma de un amigo, un niño o una nota en el periódico que por arte de magia aparecerá.

No es coincidencia. Recibirás pistas a lo largo de tu vida, que te dirán que hacer.
Solo mantente alerta y sigue tu intuición.

Así que recuerda: solo cuando estés en el tercer escalón de la evolución personal experimentarás esa sensación interior de plenitud. Tu vida tiene un propósito y tu tarea es descubrirlo.
Y tú ¿En qué escalón te encuentras?

Desconozco a su autor

Renacerás!!!


Cuando caminando tu vida encuentres siempre la misma piedra, llévala contigo.

Cuando pierdas un amigo cuando menos lo esperabas, consuélate por haberlo tenido.

Cuando la injusticia te deje desvalido sin aliento, Vuelve a creer.

Cuando ¡Amaste tanto! hasta perder la piel, recupérate pronto, te perteneces.

Cómo pájaro herido, descansa, cura tus alas, vuelve a volar.

Cuando tu vida se vuelva noche, no desesperes, busca las estrellas.

Cuando sientas ya tu existencia desperdiciada como un árbol seco, recuerda que la primavera
siempre llega, aterciopelando rosas en tu mirada.

Encuentra tu manantial, riega siempre el jardín de tu vida.

Renacerás...

Así como he renacido yo una y mil veces.
Autor desconocido

¿Cómo va a ser tu día hoy?



Esta mañana desperté emocionado con todas las cosas que tengo que hacer antes de que el reloj marque la medianoche.

Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante.

Mi trabajo es escoger qué clase de día voy a tener.

Hoy puedo quejarme porque el día esta lluvioso, o puedo dar gracias a Dios porque las plantas están siendo regadas gratis.

Hoy me puedo sentir triste porque no tengo más dinero, o puedo estar contento de que mis finanzas me empujan a planear mis compras con inteligencia.

Hoy puedo quejarme de mi salud, o puedo regocijarme de que estoy vivo.

Hoy puedo lamentarme de todo lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo, o puedo sentirme agradecido de que me permitieran haber nacido.

Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas, o puedo celebrar que las espinas tienen rosas.

Hoy puedo auto compadecerme por no tener muchos amigos, o puedo emocionarme y embarcarme en la aventura de descubrir nuevas relaciones.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a trabajar, o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a la escuela, o puedo abrir mi mente enérgicamente y llenarla con nuevos y ricos conocimientos.

Hoy puedo murmurar amargamente porque tengo que hacer las labores del hogar, o puedo sentirme honrado porque tengo un techo para mi mente, cuerpo y alma.

Hoy el día se presenta ante mí, esperando a que yo le dé forma y aquí estoy, el escultor que tiene que darle forma.

Lo que suceda hoy depende de mí, yo debo escoger qué tipo de día voy a tener.
Ten un gran día... A menos que tengas otros planes.

Es muy cierto este pensamiento, depende de uno mismo de cómo vaya el día, y para lograrlo hay que tener fe, confianza y valor en sí mismo, siempre pensar positivamente y sobre todo saber que uno es importante en la vida.

Desconozco a su autor

Buenos días amigos, les mando un abrazo de oso