sábado, 1 de octubre de 2011

Buenas noches amigos, les mando un abrazo de oso


Ahora es el momento de AJA



Ahora!
En este momento
Quién es usted?

La vida no te está esperando en ninguna parte,
 te está sucediendo.
 No quién piensa usted que es; no su nombre; no su género, y ciertamente no sus creencias, conceptos, convicciones, sino
quién es usted?
 
De niños, o aún de adolescentes, podemos hacernos esa pregunta a nosotros mismos. Pero pronto nos enseñan quiénes somos. Somos adoctrinados dentro del aislamiento por medio de la definición y categorización de nuestra Quienidad . Nos olvidamos de Quiénes somos ya que se encubre de conceptos errados, deseos, ideas, mitologías, e individualidad. Pero qué es eso que permanece anterior a todas las ideas, todos los pensamientos, anterior incluso a los sentidos?

Adentro de su mente, usted puede tener tantos pensamientos. Pasan por su mente, viniendo aparentemente de ninguna parte para decirle qué piensa y qué creer. Pero de dónde vienen. Está usted realmente pensando o está siendo pensado? Todos estos pensamientos simplemente surgen en la mente y nosotros los oímos, los vemos, somos conscientes de ellos. Pero quién es consciente de ellos?

Si dentro de su mente usted crea una imagen, una imagen de algo, alguna cosa, como un árbol, un gato, una casa - esa imagen aparece adentro de su mente, pero quién está viendo esa imagen?

Ese oidor de pensamientos, ese que ve las imágenes - ese es Usted. Es el Testigo, la Consciencia, el Sentido de Alerta Puro.

Usted NO es creencias. Y casi todo lo que usted piensa que usted es, es una creencia, un concepto. Todas sus ideas acerca de la naturaleza del mundo, lo que le gusta o le disgusta, lo que usted es, lo que es Dios, cuál es el mejor sistema político o religioso, cual es el sentido de la vida, porqué su vida es un éxito o un fracaso - todas estas son ideas. No son y nunca han sido lo que usted es. Son puntos iluminados con diferentes matices sobre la luz de la conciencia pura. Le hacen creer que está feliz o triste, que usted es bueno o malo, afortunado o desafortunado. Pero usted no es nunca ninguna de estas cosas. Lo que Usted es, es Libre. Quien Usted es, es absoluto. Quien es Usted es una gota de la conciencia que es la Conciencia Infinita de toda existencia o lo que algunos llamarían Dios. Sí, usted es Eso que existe solo, de lo cual todo surge, y a lo que todo regresa. Pero usted se centra en los objetos que flotan en la superficie del océano, más que reconocer que usted es el océano mismo.

Tal vez no obstante usted busca conocer la verdad, acabar el sufrimiento y experimentar la Iluminación. La Iluminación es otro concepto. Es el opuesto de cautiverio, esclavitud y existe en el reino de la dualidad, de los opuestos, en la tierra del fruto del conocimiento de lo bueno y lo malo. Son nombres que hemos creado para actuar dentro de un territorio desconocido. Eso está bien, pero usted no es el territorio. Usted es Usted, y eso nunca ha estado cautivo y nunca será iluminado. Siempre es como es, conciencia pura.

Ahora
En este momento,
Donde está Usted?


La vida es vivir. No es una cosa, es un proceso.
 No dónde está su cuerpo, o aún dónde está usted dentro de su cuerpo. Pero esa conciencia, ese estado de alerta, ese testigo que está experimentando estas palabras, pensamientos e imágenes surgiendo en su mente. Dónde está ese testigo? Eso es usted. Dónde está Usted? Si usted realmente busca, sin conceptos, no lo encontrará. Quién está buscando? El buscador se está buscando a sí mismo! Qué absurdo! Pero usted está convencido que usted no es usted y por consiguiente busca algo más en algún otro lugar. Pero el usted real no tiene tiempo ni lugar. Todo lo que puede usted decir es "Yo estoy Aquí". Pero ese 'aquí' no tiene localización. Es sólo un conocimiento de que hay una existencia sucediendo en alguna parte, en una 'aquí-idad' que no es (o todo) espacio.

Cuando usted habla de "Yo", a quién se refiere?

"Yo estoy triste"
"Yo estoy confuso"
"Yo soy un buscador de la Verdad"

Nada de esto es verdad. Son identificaciones con ideas, sentimientos y conceptos, pero no son lo que usted es. Sería mejor decir: "Yo soy conciencia y hay infelicidad surgiendo dentro de esa conciencia."

"Yo soy conciencia y me estoy identificando con la confusión que está surgiendo dentro de la mente dentro de esa conciencia."

"Yo soy conciencia y me estoy identificando con una creencia de que yo no soy todavía perfecto y estoy buscando algo más que pueda surgir en alguna otra parte que hará mi mente perfecta."

Ahora!

En este momento...
Abandone todas las creencias.
Depende de ti. La vida en sí misma es un lienzo en blanco.
Sepárese a sí mismo de su Cuerpo/Mente y permanezca como Conciencia Pura. No trate de parar su mente. No trate de hacer nada. Es el tratar y el buscar y el someterse a ese frenesí lo que lo hace infeliz. Abandone todo eso. Permanezca en Conciencia Pura, ahora, en este momento, y la confusión se va, la tristeza se va, la esclavitud se va, el temor se va, la limitación se va. Sí, la mente puede decir algo. Los pensamientos pueden surgir. Pero usted no es los pensamientos. Usted no es los sentimientos. Usted es Conciencia Pura. Usted está libre de todos los conceptos.

Está usted buscando experiencias espirituales? Usted no es las experiencias. Las experiencias son fenómenos. Los fenómenos vienen y van, pero usted es siempre el testigo de todas las experiencias y todos los fenómenos. Usted quiere ver a Dios. La experiencia de ver a Dios puede ir y volver pero usted es siempre el testigo de todas las experiencias y fenómenos. Ese estado de ser Testigo, esa Pura Conciencia Absoluta es en sí misma no diferente de cualquier cosa que usted pudiera concebir como Dios. No subestime esto. No lo evalúe en absoluto. Abandone cualquier evaluación, todo juicio, toda intelectualización y permanezca en la paz de lo que usted es.

Está usted buscando Despertar? En tanto usted está buscando usted nunca encontrará. Usted no puede ser un buscador y quien encuentra al mismo tiempo. Usted debe renunciar a su búsqueda. Usted debe renunciar a su esfuerzo. Usted debe renunciar a todo lo que es la real naturaleza de su mente e intelecto. Qué es anterior a eso. Solamente Conciencia Pura sin un objeto. No puede ser conocido o alcanzado ya que es el Conocedor, el Conocimiento. Abandone todos los conceptos y simplemente descanse en eso.

Lo que usted cree que usted  son conceptos. Es su mitología personal en la cual usted es el Héroe/Heroína. Pero esa es una historia basada en un supuesto individuo que no existe, como un reflejo en el espejo. Es apenas una apariencia. Un caso de identidad errada. No se engañe más. Es como ver una película y pensar que usted es la estrella principal. Pero es sólo luz en una pantalla que da la apariencia de gente y personalidades. Reconozca el proyector, el cual es la pura luz de la conciencia misma. Solo entonces puede usted estar contento y ser libre de todos sus deseos y ansiedades (los cuales son también sólo una ilusión)

Ahora!
En este momento
Dese cuenta...
Todo esto es solamente una cosa.

La vida deberá ser una continua celebración.
 Es la luz de la conciencia jugando en infinita variedad. En India, esto es llamado Lila, el juego de Dios. Dios es uno sin un segundo. Eso significa que no hay nada después de Dios (Brahman, la Divinidad, Fuente Espiritual - los nombres no importan). No es que nadie sea tan bueno como Dios o tan poderoso como Dios, o que haya quedado en segundo lugar en la carrera con Dios. No hay nada, excepto Dios. Cómo podría haberlo? Toda vida proviene de la Vida. Toda existencia proviene de la Existencia. Todo lo que es proviene de lo que ES. Así que, cualquier cosa que usted esté viendo, sintiendo, pensando, experimentando...lo que sea que está viendo, sintiendo, pensando, experimentando...y los actos de ver, sentir, pensar y experimentar, por sí mismos... Todo eso es el Uno, la Divinidad, la Fuente Sagrada, Dios. Así como usted puede ver que todo en la Tierra es simplemente tierra o tierra transformada - las colinas, los valles, las montañas, los árboles, las flores, los animales y la gente- así vea al Todo que es transformado aparentemente en múltiples formas.

Qué es ese Todo? No puede ser nombrado. Está más allá de los nombres y de todos los conceptos. Es vacuidad y absoluta plenitud. Es el principio, el medio y el fin. Usted puede darle el nombre que desee, pero corre el riesgo de limitarlo en su mente y crear un concepto que encaje en sus necesidades. Entonces usted lo habrá puesto dentro de la pequeña caja de su mente en un intento por asir lo inasible. No trate de darle nombres y formas sino sumérjase en lo incognoscible. Deslícese suavemente dentro del abismo que está más allá del pequeño alcance de la mente.


Muchos lo llaman Dios. Y Dios es un nombre tan bueno como cualquier otro, pero usted debe renunciar a todos sus conceptos de 'Dios' con el fin de darse cuenta de eso. A cualesquiera conceptos que usted tenga acerca de Dios, Diosa, Cristo, Buda, Vacuidad, Plenitud, debe renunciar, en este momento, para reconocer plenamente la Verdad. Ya que cómo puede usted experimentar lo que es verdad si está guardando sus propias expectativas de la Realidad. Primero renuncie a su propio conocimiento, y luego sumérjase profundamente dentro del abismo del desconocimiento.


Ahora!
En este momento,
Sepa que todo es Perfecto.

Disfruta en cada momento el presente.
 Todo es perfecto exactamente como es en este momento. No hay nada que necesite ser cambiado, nada que necesite ser sanado, ya que todo es exactamente como debería ser. Cómo podría algo ser diferente? Duda usted de que la Divinidad esté teniendo lugar en la Cosa Una que es Todo en este preciso momento? Psíquicos, sanadores, clases, seminarios, gurús, maestros, no lo harán a Usted o al momento más perfectos. Así que pare la búsqueda. Sea la Perfección que Usted ya es. Usted es la Perfección personificada. Usted es la Paz personificada. Usted es el Amor personificado. No hay nada que añadir o sustraer.

Cuando reconozca que usted es Conciencia Absoluta, verá que no hay nada más. No hay bueno ni malo, y que todos y todo son una manifestación de Eso. Es Conciencia Absoluta, manifestándose perfectamente a sí misma en el gran drama de la creación cósmica. Lo que sea que surja es simplemente más de eso. Pensamientos, emociones, sentimientos son todos parte de eso. Experiméntelos sin juzgarlos, sin deseo de mantenerlos o sin aversión hacia ellos. Vea con el ojo de la equidad que todo es Eso.

En el principio, puede no parecer fácil. Puede haber frustración, confusión, y desamparo. Pero reconozca que estas cosas simplemente están surgiendo. Ellas no son Usted. Usted es el Testigo de esos surgimientos. Simplemente examine dentro de Quien es Usted, y no se identifique con nada de lo que surja. Simplemente vuelva a examinar Quién es el testigo de esa experiencia. Aún si hay extremo éxtasis, quién está experimentándolo? Si hay una poderosa energía surgiendo, quién la está experimentando? Si hay visiones de sublimes Deidades, quién lo está experimentando? El éxtasis puede ir y volver, la energía puede ir y volver, las visiones pueden ir y volver, pero Usted está siempre aquí, ahora, en este momento, eternamente. Eso es lo que es permanente. Eso es lo que es real. Todo lo demás es fenoménico y cambiante.


Descanse en Eso y usted es eternamente libre.
Ahora!
En Este Momento!

traducido por Luz Maria

Ayúdate primero!


¿Quieres ayudar?...

Ayúdate primero!

Sólo los amados aman.

Sólo los libres libertan.

Sólo son fuentes de paz quienes están en paz consigo mismos.

Los que sufren, hacen sufrir.

Los fracasados necesitan ver a otros fracasar.

Los resentidos siembran violencia.

Los que tienen conflictos provocan conflictos a su alrededor.

Los que no aceptan no pueden aceptar a los demás.

Es tiempo perdido y utopía pura pretender dar a tus semejantes lo que tú no tienes.

Debes empezar por ti mismo.

Motivarás a realizarse a tus allegados en la medida en que tú estés realizado.

Amarás realmente al prójimo en la medida en que aceptes y ames serenamente tu persona y tu pasado.

"Amarás al prójimo como a ti mismo".

Pero no perderás de vista que la medida eres "tú mismo".

Para ser útil a otros, el importante eres tú mismo.

Sé feliz tú y tus hermanos se llenarán de alegría.


Autor: Padre Ignacio Larrañaga

El ego y el momento presente de Eckhart Tolle


La relación más importante y primordial de la vida es la relación con el Ahora, o mejor aún, con cualquiera que sea la forma que adopte el Ahora, es decir, lo que es o lo que sucede. Si la relación con el Ahora es disfuncional, esa disfunción se reflejará en todas las relaciones y en todas las situaciones de la vida.

El ego podría definirse sencillamente como una relación disfuncional con el momento presente. Es en este momento cuando podemos decidir la clase de relación que deseamos tener con el momento presente. Una vez que hemos alcanzado un cierto nivel de conciencia, es decir, de Presencia (y si está leyendo esto es porque seguramente es su caso) estamos en capacidad de decidir qué clase de relación deseamos tener con el momento presente.

¿Deseo que éste momento sea mi amigo o mi enemigo? El momento presente es inseparable de la vida, de tal manera que nuestra decisión se refiere realmente a la clase de relación que deseamos tener con la vida.

Una vez tomada la decisión de ser amigos con el momento presente, nos toca dar el primer paso: mostrarnos amigables con él, acogerlo independientemente de su forma de presentarse. Y no tardaremos en ver los resultados. La vida se torna amable con nosotros. La gente nos ayuda y las circunstancias cooperan. Pero es una decisión que debemos tomar una y otra vez, hasta que aprendemos a vivir naturalmente de esa manera.

Con la decisión de hacer amistad con el momento presente viene el fin del ego. El ego no puede nunca estar en consonancia con el momento presente, es decir, en consonancia con la vida, puesto que su propia naturaleza lo induce a resistir, menospreciar o hacer caso omiso del Ahora.

El ego se nutre del tiempo. Mientras más fuerte el ego, mayor es el tiempo durante el cual controla nuestra vida. Casi todos nuestros pensamientos entonces se refieren al pasado o al futuro y el sentido de lo que somos depende del pasado, donde encuentra una identidad, o del futuro donde busca su realización.


El temor, la ansiedad, la expectativa, el remordimiento, la culpa, y la ira son disfunciones del estado de la conciencia atrapado en el tiempo.El ego trata el momento presente de tres maneras: como un medio para una finalidad como un obstáculo o como un enemigo. Analicemos una a la vez, de tal manera que cuando ese patrón se apodere de usted, pueda reconocerlo y decidir nuevamente.

En el mejor de los casos, el ego ve en el momento presente un medio para cumplir una finalidad. Sirve para llevarnos a algún momento en el futuro considerado más importante. Pero el futuro nunca llega salvo como momento presente y, por tanto, nunca es más que un pensamiento en la cabeza.

En otras palabras, nunca estamos totalmente aquí porque siempre estamos ocupados tratando de llegar a algún otro lugar.

Cuando este patrón se acentúa, lo cual suele suceder, el momento presente es visto o tratado como si fuera un obstáculo a superar. Es allí donde surgen la impaciencia, la frustración y el estrés y, en nuestra cultura, esa es la realidad cotidiana, el estado normal de muchas personas.

La Vida, la cual ocurre ahora, es vista como un “problema”, y todos habitamos en un mundo lleno de problemas que debemos resolver para ser felices, sentirnos realizados o comenzar realmente a vivir (o por lo menos eso creemos).

El problema está en que, por cada problema que resolvemos aparece uno nuevo. Mientras veamos un obstáculo en el momento presente, los problemas no tendrán fin.

“Seré lo que deseas que sea”, dice la Vida o el Ahora. “Te trataré como tú me trates. Si me ves como un problema, eso seré para ti. Si me tratas como a un obstáculo, seré un obstáculo”.

En el peor de los casos, y esto también es muy común, el momento presente es visto como un enemigo. Cuando odiamos lo que hacemos, nos quejamos de nuestro entorno, maldecimos de las cosas que suceden o han sucedido; o cuando nuestro diálogo interno está lleno de lo que deberíamos o no deberíamos hacer, de acusaciones y señalamientos, entonces nos peleamos con lo que es, con aquello que de todas maneras ya es como es.

Convertimos a la Vida en nuestra enemiga y ella nos dice, “si lo que quieres es guerra, guerra tendrás”. La realidad externa, la cual es siempre el espejo de nuestro estado interior, se experimenta como algo hostil.

Una pregunta crucial que debemos hacernos con frecuencia es ¿cuál es mi relación con el momento presente? Después debemos estar alertas para descubrir la respuesta.

¿Trato el Ahora apenas como un medio para llegar a una finalidad? ¿Lo veo como un obstáculo? ¿Lo estoy convirtiendo en enemigo? Puesto que el momento presente es lo único que tendremos, puesto que la vida es inseparable del Ahora, lo que la pregunta significa realmente es, ¿cuál es mi relación con la vida?

Esta pregunta es una forma excelente de desenmascarar al ego y de entrar en el estado de Presencia. Aunque la verdad absoluta no está encarnada en la pregunta (en últimas, yo y el momento presente somos uno), es una guía importante hacia el camino correcto.

Hágase esa pregunta con frecuencia, hasta que ya no la necesite. ¿Cómo trascender una relación disfuncional con el momento presente? Lo más importante es reconocerla en nosotros mismos, en nuestros pensamientos y en nuestros actos.

Estamos en el presente en el momento mismo en que notamos que nuestra relación con el Ahora es disfuncional. Ver equivale al afloramiento de la Presencia. Tan pronto como vemos la disfunción, ésta comienza a desvanecerse. Algunas personas se ríen cuando ven esto.

Con el reconocimiento viene el poder de elegir:
la posibilidad de decirle “sí” al Ahora y de aceptarlo como amigo.

El hombre y la mujer



El hombre es la más elevada de las criaturas.
La mujer es el más sublime de los ideales.
Dios hizo para el hombre un trono; para la mujer un altar.
El trono exalta; el altar santifica.
El hombre es el cerebro.
La mujer el corazón.
El cerebro fabrica la Luz; el corazón produce el Amor.
La Luz fecunda; el Amor resucita.
 El hombre es fuerte por la razón.
La mujer es invencible por las lágrimas.
La razón convence; las lágrimas conmueven.
 El hombre es capaz de todos los heroísmos.
La mujer de todos los martirios.
El heroísmo ennoblece; el martirio sublimiza.
 El hombre tiene la supremacía.
La mujer la preferencia.
La supremacía significa la fuerza; la preferencia representa el derecho.
 El hombre es un genio.
La mujer un ángel.
El genio es inmensurable; el ángel indefinible.
La aspiración del hombre es la suprema gloria.
La aspiración de la mujer es la virtud extrema.
La gloria hace todo lo grande; la virtud hace todo lo divino.
 El hombre es un código.
La mujer un evangelio.
El código corrige; el evangelio perfecciona.
 El hombre piensa.
La mujer sueña.
Pensar es tener en el cráneo una larva; soñar es tener en la frente una aureola.
 El hombre es un océano.
La mujer es un lago.
El océano tiene la perla que adorna; el lago la poesía que deslumbra.
 El hombre es el águila que vuela.
La mujer es el ruiseñor que canta.
Volar es dominar el espacio. Cantar es conquistar el alma.
 El hombre es un Templo.
La mujer es el Sagrario.
Ante el Templo nos descubrimos; ante el Sagrario nos arrodillamos.
 En fin: el hombre está colocado donde termina la tierra.
La mujer donde comienza el cielo.

Estas frases sublimes del Gran Iniciado Humanista Víctor Hugo, invitan a vivir el Sendero del Matrimonio Perfecto. Bendito sea el Amor.
Benditos los seres que se adoran.
Samael Aun Weor. Matrimonio Perfecto

Vivir en la conciencia



La conciencia es una condición de ser en la que puedes elegir vivir. Significa estar despierto a cada momento. Se trata de observar con atención todo lo que te rodea, y su razón de ser; observar con atención lo que ocurre y por qué; observar con atención qué puede impedir que ocurra y por qué; se trata de examinar todos los resultados posibles –y más probables- de cualquier decisión o acción y qué la hace posible o probable.

Vivir en la conciencia es dejar de fingir que no sabes.

Hay personas que parecen saber, pero fingen no saber. La conciencia se refiere a estar consciente y a estar consciente de que estás consciente. La conciencia tiene muchos niveles.

Cuando vives una vida de conciencia, dejas de hacer las cosas de manera inconsciente. No puedes hacerlo, pues estás consciente de que hacer algo de manera inconsciente, y eso, claro está, significa que lo haces de manera consciente.

No resulta difícil vivir una vida de conciencia cuando estás consciente de que no es difícil. La conciencia se alimenta a sí misma.

Cuando estás inconsciente de la conciencia, entonces no puedes saber a qué se refiere. Ni siquiera sabes que no lo sabes. Lo has olvidado. En realidad sí lo sabes, pero has olvidado que lo sabes, de tal manera que más te valdría no saberlo. Es debido a esto que recordar es algo tan importante.

Tú también lo estás haciendo, en la vida de otro. En la vida de todos los demás. Estás aquí para ayudarles a los demás a recordar. Esto es algo que quizás hayas olvidado.

Una vez que algo o alguien te ha llevado a recordar, regresas a la conciencia. Una vez que regresas, comienzas a adquirir conciencia en torno a tu conciencia y estás consciente de que estás consciente.

La conciencia se refiere a darse cuenta del momento. Implica detenerse, mirar, escuchar, sentir, experimentar por completo todo lo que está ocurriendo. Es una meditación. La conciencia lo convierte todo en una meditación. Lavar platos. Hacer el amor. Cortar el césped. Pronunciar algo en voz alta para que lo escuche otra persona. Todo se convierte en una meditación.

¿Qué estoy haciendo? ¿Cómo lo estoy haciendo? ¿Por qué lo estoy haciendo? ¿Qué soy durante la experiencia?

¿Qué experimento en este momento? ¿Cómo lo experimento? ¿Por qué lo experimento de esta manera? ¿Qué soy durante la experiencia’ ¡Por qué soy así durante la experiencia? ¿De qué manera se relaciona todo esto con lo que experimento? ¿Cómo se relaciona esto con la experiencia que otros obtienen de mí?

Conciencia significa pasar al nivel de Observador Inadvertido.
Esa es la conciencia plena.

Es fácil. No es tan difícil o tan complicada como suena. Implica detenerse, mirar, escuchar, sentir. Implica saber y saber que sabes. Implica dejar de fingir.

Ahora realmente estás prestando atención a lo importante. Estás prestando atención a ti mismo. En el pasado, te ocupabas de las actividades que hacías antes de prestar atención. Podría decirse que estabas fingiendo.

Sí, lo has hecho. Esto es lo que enseñó Buda. Esto es lo que enseño Krishna. Esto es lo que enseñó Jesús. Esto es lo que ha enseñado cada Maestro que alguna vez haya vivido y que viva en la actualidad. Aquí no aparece nada nuevo, nada que le cause asombro a tu alma.


Neale Donald Walsch

La esencia del ser



Sabrás del dolor y de la pena de estar con muchos, pero vacío.

Sabrás de la soledad de la noche y de la longitud de los días.

Sabrás de la espera sin paz y de aguardar con miedo.

Sabrás de la soberbia de aquellos que detentan el poder y someten sin compasión.

Sabrás de la deserción de los tuyos y de la impotencia del adiós.

Sabrás que ya es tarde y casi siempre imposible.

Sabrás que eres tú el que siempre da y sientes que pocas veces te toca recibir.

Sabrás que a menudo piensas distinto y tal vez no te entiendan.

Pero sabrás también:

Que el dolor redime.
Que la soledad cura.
Que la fe agranda.
Que la esperanza sostiene.
Que la humildad ennoblece.
Que la perseverancia templa.
Que el olvido mitiga.
Que el perdón fortalece.
Que el recuerdo acompaña.
Que la razón guía,
Que el Amor dignifica...

Porque lo único que verdaderamente vale es aquello que está dentro de ti, y por encima de todo esta Dios solo tienes que descubrirlo y así hallaras la verdadera Paz."


Juan XXIII

No ignores la tristeza!!


No ignores la tristeza
Ábrele espacio para que respire.
La tristeza es un hueco en el amor.
Una fuga transitoria de energía.
Un camino hacia uno mismo.
La revisión profunda de algún espacio roto.

No ignores la tristeza.
Pues toda emoción es necesaria y conveniente.
La tristeza te ayuda a detenerte temporalmente.
A alejarte de todo lo mundano.
Te deja en la puerta de un nuevo comienzo.
Reconócela.
No la confines a un espacio muerto.
No la encierres bajo llave.
No permitas que se entierre.
No la disfraces con mentiras lindas.

No ignores la tristeza.
Escucha su mudez, siente su calma.
Ella no pretende avergonzarte.
No todos los días son soleados.
Todo tiene un lado débil.
No ignores la tristeza.
Permítele que hable en su dialecto.
Que te conduzca hasta el final de la bajada.
Y cuando vuelva la otra fase de la Luna el rayo de luz traspasará el prisma y volverá a encenderse de colores tu alegría.

No ignores la tristeza.
Todas tus emociones son importantes y necesarias.
No siempre estarás en el lado fuerte.
Expresa lo que sientes.
Pronto volverás a estar alegre

Autor Desconocido

Oración por la Mujer


Gracias, Dios Padre Bueno, por el amor que nos tienes;
porque nos has creado a tu imagen y semejanza
en la condición de varón y mujer;
para que, reconociéndonos diferentes,
busquemos complementarnos:
el varón como apoyo de la mujer
y la mujer como apoyo del varón.

Gracias, Padre Bueno, por la mujer
y su misión en la comunidad humana.

Te pedimos por la mujer que es hija:
que sea acogida y amada por sus padres,
tratada con ternura y delicadeza.

Te pedimos por la mujer que es hermana:
que sea respetada y defendida por sus hermanos.

Te pedimos por la mujer que es esposa:
que sea reconocida, valorada y ayudada por su esposo,
compañero fiel en la vida conyugal;
que ella se respete y se dé a respetar,
para vivir ambos la comunión de corazones y anhelos
que se prolongan en la fecundidad de una nueva vida humana,
participando así en la máxima obra de la creación: el ser humano.

Te pedimos por la mujer que es madre:
que reconozca en la maternidad el florecimiento de su feminidad.
Creada para la relación,
sea sensible, tierna y abnegada en la educación de cada hijo;
con la dulzura y la fortaleza,
la serenidad y la valentía,
la fe y la esperanza
que van forjando la persona, el ciudadano, el hijo de Dios.

Te pedimos por las mujeres buenas y generosas
que han entregado su vida para realizar la nuestra.

Te pedimos por las mujeres que se sienten solas,
por las que no encuentran sentido a su vida;
por las marginadas y usadas como objeto de placer y de consumo;
por las que han sido maltratadas y asesinadas.

Te pedimos, Padre Bueno, por todos nosotros, varones o mujeres;
que nos sepamos comprender, valorar y ayudar mutuamente,
para que en la relación, amable y positiva,
colaboremos juntos al servicio de la familia y de la vida.

Amén.

Almas en el horizonte


Cuando la puerta de la felicidad se cierra, otra se abre solo que a veces no la vemos porque nos quedamos paralizados frente a la que se cerró.
No sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos... pero otras veces no sabemos lo que nos hemos estado perdiendo hasta que lo encontramos.
Deja que crezca el amor en el corazón de otra persona, y si no crece, se feliz porque creció en el tuyo.
Ama hasta consentirte en lo amado y más aún hasta convertirte en el mismísimo amor.
El amor llega a aquel que tiene fe y espera, aunque lo hayan decepcionado...
A aquel que aún cree y sueña, aunque haya sido traicionado...
A aquel que todavía anhela amar, aunque antes haya sido lastimado...

...Y por sobre todo. llega al que tiene el coraje y la fe de seguir amando sin ser recompensado.
Dejemos que los demás sean auténticos, que sean ellos mismos, de lo contrario amaríamos el reflejo de nosotros en ellos.
No debemos fijar nuestra mirada en lo externo, ya que esto se puede perder en el camino de la vida.

No nos inclinemos tampoco por las cosas materiales, ya que nada es eterno.
Siente por alguien que te comprenda, que te haga sonreír, y que transforme tus amarguras en dulzuras.
Alguien que haga que un día oscuro brille solo para ti.
Alguien que cautive tu corazón y lo libere de sus cadenas... y que lo deje ser libre para sentir de verdad...

Hay momentos en los que uno extraña a alguien sin control, y no sabe por qué...
Hay momentos en que nos invade un fuerte deseo de abrazar, besar y querer por siempre...

Es en esos momentos en que sentimos el amor de una manera única... el corazón se pierde en un estallido y vibra el alma tratando de llegar a ese ser que tanto deseamos...

Qué bello es soñar con la persona amada, atravesar el tiempo y el espacio para unirse más allá de nuestra imaginación, en ese mundo en el que soñamos estando despiertos, con sueños tan vivénciales que nos hacen sentir que ese ser está ahí, solo esperando que demos un paso para cobijarnos entre sus brazos...
La felicidad espera a aquellos que sueñan...
Hay otras puertas que conducen nuevamente al amor...
La felicidad espera a aquellos que tratan de abrir esas puertas y que dejan de mirar la que en un momento los paraliza...
Solo hace falta entregarse a esa nueva ilusión, dejarse consumir por el fuego de esa llama y proponerse no poner límites a esas sensaciones.
Porque el verdadero amor no conoce de límites ni de fronteras y podemos encontrar nuevamente a quien amar, más allá del horizonte.

Desconozco a su autor

Escuchar a los demás



Cuando éramos pequeños, nuestros hermanos y hermanas mayores eran dioses para nosotros. Y es probable que, si ellos eran desdichados, se desquitaran con nosotros, física o verbalmente. Quizá nos dijeran cosas como:—Le diré a mamá (o a papá) lo que hiciste... (infundir culpa).
—Tú eres una mocosa y no puedes hacer eso.
—Eres demasiado estúpido para jugar con nosotros.

También es frecuente que los maestros nos hayan influido mucho. En quinto grado, la maestra me dijo enfáticamente que yo era demasiado alta para ser bailarina. Yo le creí, y dejé de lado mis ambiciones en ese campo hasta que ya fue demasiado tarde para encarar profesionalmente la danza.
¿Comprendía usted que las pruebas y las notas no servían más que para ver cuánto sabía usted en un momento dado, o era un niño que sentía que lo que medían era su propio valor?

Nuestros primeros amigos comparten con nosotros nuestra propia información errónea sobre la vida. Nuestros compañeros de escuela pueden herirnos profunda y duraderamente con sus burlas. Mi apellido, cuando iba a la escuela, era Lunney, y los chicos solían llamarme "lunática".
También los vecinos tienen su influencia, y no sólo por sus observaciones, sino también porque en casa nos reprendían con un: "¿Qué dirán los vecinos?".
Procure recordar qué otras figuras de autoridad tuvieron influencia en su niñez.
Y por cierto que están las afirmaciones, enérgicas y muy persuasivas, que nos llegan mediante los anuncios de la prensa y la televisión. Demasiados son los productos que se venden haciéndonos sentir que si no los usamos, nos falta "clase" o somos tontos.

Todos estamos aquí para trascender nuestras primeras limitaciones, sean éstas las que fueren.
Estamos aquí para reconocer nuestra propia magnificencia y nuestra divinidad, no importa lo que ellos nos hayan dicho. Usted tiene sus propias creencias negativas para superar, y yo tengo que superar las mías.
En la infinitud de la vida, donde estoy, todo es perfecto, completo y entero.

El pasado no tiene poder sobre mí porque me dispongo a aprender y a cambiar:
Veo el pasado como algo necesario para llegar a donde hoy estoy.
Me dispongo a empezar, desde donde me encuentro ahora, a limpiar las habitaciones de mi casa mental.
Sé que no importa por dónde comience, y por eso ahora empiezo por las habitaciones más pequeñas y más fáciles, y de esta manera no tardaré en ver los resultados. Me fascina estar en mitad de esta aventura, porque sé que nunca volveré a pasar por esta experiencia.
Me dispongo a liberarme.
Todo está bien en mi mundo.

Louise Hay

extraído del libro: "Usted puede sanar su vida"

Siempre!!!!


Siempre debes ser positivo ante la vida.
Aunque sientas el cansancio,
aunque el triunfo te abandone,
aunque un error te lastime,
aunque una ilusión se apague,
aunque el dolor asome a tus ojos,
aunque ignoren tus esfuerzos,
aunque todo parezca nada...
 debes ser siempre Positivo,
si te acostumbras a ver siempre,
el lado positivo de las cosas.

EN LAS DIFICULTADES
Te superarás con más facilidad,
en los desaciertos.
Te sobrepondrás con voluntad;

EN LAS DUDAS
Sabrás discernir con mayor seguridad;

EN LOS PROBLEMAS
La solución te resultará más fácil,
en los momentos de soledad,
el pesimismo no te doblegará;

EN LA ENFERMEDAD
Sabrás luchar con Fe;

EN EL DESPRECIO
Tu ánimo no decaerá;

EN LAS HORAS DIFÍCILES
Una luz interior te guiará y por sobre todas las cosas,
un bello mañana hoy, Amanecerá y comenzará
a ser positivo todo con inmensa realidad.

Desconozco el autor

La magia de la aceptación



La experiencia ha demostrado que cuando aceptas la realidad tal como es, se produce un cambio interno que te libera del sufrimiento. Mientras que la no aceptación de las situaciones, o de las personas tal como son, conduce a la lucha para tratar de cambiarlas, y en este empeño, lo único que puedes conseguir es aumentar tu cuota de frustración. Ten en cuenta que, a mayor terquedad y rebeldía, más intensa y traumática será tu experiencia de fracaso.

Tu presencia acá en la Tierra tiene un solo propósito: aprender a estabilizarte en la frecuencia de la felicidad interna, independientemente de lo que suceda en la realidad externa. Cada situación que se te presenta ha sido diseñada con la mira puesta en ese aprendizaje. Si tu mente se enfoca en oposición y rechazo, cuenta con que tendrás que vivir la experiencia completa, hasta superarla. Mientras que si aceptas de antemano aquello que crees que te puede causar sufrimiento, no será necesaria la vivencia, porque has invalidado su razón de ser, ya que nada tendrá para enseñarte.

El primer paso para disolver y transformar una posible condición indeseable es la aceptación. Pero si ya tus peores miedos han creado tu realidad presente, y ahora deseas que se disuelva esa experiencia, es necesario que te enfoques en descubrir cuál es la correspondencia que creaste para obtener esos resultados, y además hagas los ajustes necesarios en el mundo de las causas. Solo así podrás completar tu aprendizaje, liberarte del sufrimiento y trascender a una realidad más satisfactoria, creando nuevas oportunidades.

Para facilitar tu comprensión pondremos un ejemplo: cierta persona recibe dineros ilícitos, o no paga las deudas que contrae (acción en el mundo de las causas). Un día su mundo se viene abajo porque otro fulano lo estafa, o es víctima de un atraco, situación que le ocasiona pérdidas cuantiosas, que afectan su patrimonio y su futuro (la cosecha que recibe como resultado).

Una vez que los resultados se manifiesten, de nada servirá a este fulano lamentarse y sufrir. Su única opción, para trascender su nivel de miseria, es aceptar la lección, y preguntarse ¿qué he hecho para merecer esta experiencia? Una vez que comprenda cuál fue su error, en el mundo de las causas, y lo corrija adecuadamente, el aprendizaje estará completo y su realidad cambiará para procurarle una situación más favorable. Si él, en primer lugar hubiera sido estricto en la forma de obtener o manejar sus recursos, nunca hubiera atraído la presencia del deshonesto, o del atracador de turno.

Hay hechos que podemos cambiar, pero hay otros que son inmodificables. Cuando no está en mis manos alterar una situación es porque hace parte de la pedagogía divina, diseñada para mi aprendizaje. Es obvio que si te colocas en posición de no aceptación a la voluntad de la consciencia creadora, el camino que escoges estará bloqueado por el sufrimiento y el fracaso.

Pero tampoco la vida se trata de la inacción total y de la inercia, pues ese sería el extremo opuesto donde tampoco existe la sabiduría. ¿Cómo sé, si lo que hago está de acuerdo al plan divino? O, ¿si mi propósito va en oposición a la voluntad de la consciencia creadora? Simplemente pregunto a la vida, si tengo el apoyo del universo, cada detalle debe fluir y encajar en forma perfecta. Por ejemplo: si deseo comprar un apartamento, a modo de pregunta inicio la acción de buscarlo y averiguar las condiciones para adquirirlo. Si el dinero fluye, mi esposa acepta el cambio, las condiciones que pone el vendedor son favorables y me siento bien en el sitio donde pienso mudarme etc., quiere decir que el universo me apoya y puedo proceder a la compra del apartamento.

Si por el contrario, inicio la acción, pero nada fluye, sino que a cada paso encuentro diversos inconvenientes que atrancan mi propósito; entonces la respuesta es negativa: no te corresponde comprar ese apartamento. Sin embargo es permitido, por ley universal, que preguntes no menos de tres veces, y no más de siete. Si en el séptimo intento todavía el camino está bloqueado, lo indicado es que desistas. Permanece donde estás, y trabaja un poco más la aceptación y la comprensión de esa experiencia que ahora vives, todavía no superada.

Si deseas transitar por el camino del sabio, tu pregunta clave es: ¿qué necesito aprender de la realidad que estoy viviendo? Si tu actitud es la de enfocarte en luchar contra aquello que la vida te da, comprende que estarás rechazando tus mejores oportunidades de superación y aprendizaje, y además vivirás estancado en las arenas movedizas del dolor y del fracaso.

Hortensia Galvis

Nada me impedirá



Ni la tristeza, ni la desilusión, ni la incertidumbre, ni la soledad; Nada me impedirá sonreír.
Ni el miedo, ni la depresión, por más que sufra mi corazón; Nada me impedirá soñar.
Ni la desesperación, ni la ignorancia, mucho menos el odio o alguna ofensa; Nada me impedirá vivir.

En medio de las tinieblas, entre los espinos, en las tempestades y en extraviados caminos; Nada me impedirá creer en Dios. Así, errando y aprendiendo, todo me será favorable para que yo pueda siempre evolucionar, perseverar, servir, cantar, agradecer, perdonar, recomenzar.

Quiero vivir el día de hoy como si fuera el primero, como si fuera el último, como si fuera el único.
Quiero vivir el momento de ahora, como si aún fuese temprano, como si nunca fuese tarde.
Quiero mantener el optimismo, conservar el equilibrio, fortalecer mi esperanza, recomponer mis energías; para prosperar en mi misión y vivir alegre todos los días.
Quiero caminar con la certeza de llegar, quiero luchar con la certeza de vencer, quiero buscar con la certeza de encontrar, quiero saber esperar; para poder realizar los ideales de mi ser.
Quiero dar lo máximo de mí para vivir intensamente y maravillosamente todos los días de mi vida.

Que no nos gane la tristeza, la desilusión ni la desesperanza. La diferencia entre una persona vencedora y una fracasada es la actitud ante las situaciones que se nos presentan. Cuando dejamos de buscar culpables o de pasarle la responsabilidad a otros de lo que nos pasa, comenzamos a tomar nuestra vida en nuestras manos. Nadie nos dijo que es fácil, pero tampoco imposible.

Que nada nos quite la ilusión, los sueños, porque cuando nos llenamos de amargura, sólo atraeremos amargura. Tengamos la paciencia y la serenidad para esperar el momento justo. La templanza para actuar con sabiduría y la fuerza para seguir soñando a la vez que hacemos de esta vida un maravilloso sueño hecho realidad.

Anónimo

Tomado de: Salvador Reyes