lunes, 26 de septiembre de 2011

Buenas noches amigos, les mando un abrazo de oso!


Crecer de Osho



Crecer es profundizar en el principio de la vida; no es acercarse a la muerte, sino alejarse de ella. Cuanto más profundices en la vida, mejor entenderás el sentido de la inmortalidad que llevas dentro. Si creces continuamente, llegará un momento en el que te des cuenta de que la muerte es como cambiarte de ropa, de casa, de nombre, de forma...no muere nada, nada puede morir cuando un árbol va profundizando las raíces; en la vida, crecer significa, profundizar en ti mismo, ahí es donde están tus raíces.

Todo el mundo envejece. Has empezado a envejecer desde el día que naciste; cada momento, cada día. Pero muy pocas personas han tenido la suerte de crecer. El resto de la humanidad sólo ha estado envejeciendo, y naturalmente todas se aproximan a la muerte. Tan sólo en la linea vertical no existe la muerte; es el camino de la inmortalidad, hacia la divinidad. Y naturalmente cuando envejeces en esa dimensión tendrás gracia y belleza, compasión y amor.

Se dice que a medida que iba envejeciendo, Buda se iba poniendo más hermoso. Cuando el crecimiento es real empiezas a notar que los deseos desaparecen poco a poco, desaparece la sexualidad, las ambiciones, el deseo de poder, la envidia...desaparece tu esclavitud en todos los aspectos, religioso, político, ideologismos. Te conviertes en tu verdadero ser. Es descubrir a Dios en tu interior.

El árbol de los amigos



Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices 
por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino. 
Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar, 
mas otras apenas vemos entre un paso y otro. 
A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de ellos. 

Tal vez cada hoja de un árbol caracteriza uno de nuestros amigos. 
El primero que nace del brote es nuestro amigo papá y nuestra amiga mamá, 
que nos muestra lo que es la vida. 
Después vienen los amigos hermanos, 
con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros.
Pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien. 

Mas el destino nos presenta a otros amigos, 
los cuales no sabíamos que irían a cruzarse en nuestro camino. 
A muchos de ellos los denominamos amigos del alma, de corazón. 
Son sinceros, son verdaderos. 
Saben cuando no estamos bien, saben lo que nos hace feliz. 

Y a veces uno de esos amigos del alma estalla en nuestro corazón 
y entonces es llamado un amigo enamorado. 
Ese da brillo a nuestros ojos, música a nuestros labios, saltos a nuestros pies. 
Mas también hay de aquellos amigos por un tiempo, 
tal vez unas vacaciones o unos días o unas horas. 
Ellos acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro, 
durante el tiempo que estamos cerca. 

Hablando de cerca, no podemos olvidar a amigos distantes, 
aquellos que están en la punta de las ramas 
y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre una hoja y otra. 
El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se aproxima y perdemos algunas de nuestras hojas, 
algunas nacen en otro verano y otras permanecen por muchas estaciones. 
Pero lo que nos deja más felices es que las que cayeron continúan cerca, 
alimentando nuestra raíz con alegría. 
Son recuerdos de momentos maravillosos de cuando se cruzaron en nuestro camino. 

Te deseo, hoja de mi árbol, paz, amor, salud, suerte y prosperidad. 
Simplemente porque cada persona que pasa en nuestra vida es única. 
Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros. 

Habrá los que se llevarán mucho, 
pero no habrán de los que no nos dejarán nada. 
Esta es la mayor responsabilidad de nuestra vida 
y la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad.

Desconozco a su autor 

La vida es un rompecabezas! de Susana Bello



Muchas veces me pregunto para que aparece esta persona en mi vida si ni siquiera pude apreciar a que vino, si no me dejò ningun mensaje, si no pude ver nada productivo etc. Y pasan los años y me olvide de su existencia.
Pero despues de mucho tiempo, aparece y ahi, SI entendì para que su presencia en mi vida.
Cuantas veces hablo, me comprometo con lo que digo y cae en saco roto, no tiene ningùn sentido para el otro lo que digo, y despues de un tiempo esa persona aparece para decirme que lo que le dije hace ya muchos años, la llevò a estar en donde esta. Y asi muchas otras cosas mas.
Hay piezas sueltas de este rompecabeza que van quedando a un costado del juego, y pasa el tiempo y todo va tomando forma pero esa pieza suelta no tiene ubicaciòn... no sòlo no encuentro el modo de encastrarla sino que hasta me olvido de que existe.
Y como por arte de magìa, una nueva pieza empuja a la anterior y todo como efecto dominò empieza a cobrar forma y el dibujo se comienza a ver con mayor claridad.
Cuando queremos saber, cuando queremos controlar, cuando por capricho queremos que las cosas sean en el momento y del modo que queremos, es muy posible que si no resulta como queremos... cerremos la puerta a seguir jugando el juego de la vida y nos perdamos de poder encastrar las piezas perfectamente diseñadas para este juego maravilloso.
Yo no se que puede pasar mañana, ni se con quien puede pasar que o cual cosa.
En estos dias de fiesta, los milagros sucedieron cuando empecè a recibir llamados que demostraban que mi juego era perfecto... milagrosamente perfecto y claro !!
Cuando no retengo resultados, cuando no controlo con la obseciòn del pensamiento escazo que me atormenta pensando cosas ilusorias que ni siquiera son ciertas, por que son suposiciones... cuando estoy paralizada esperando que algo suceda para que lo que deseo sea realidad... me pierdo del camino y no disfruto de nada.
Ahora tengo un nuevo rompecabezas, muchas piezas desparramadas... que muestran el juego confuso y muy interesante, apasionado y me invita a descubrirlo. Estoy feliz !!

Susana Bello

Aunque... de Fran Nicolle Leon Riveros



Aunque exista una sola forma de llorarte
Y mil memorias aquí adentro…

Aunque tu sombra sea mi noche
Y tu noche, mi vacío.

Aunque los barcos naufraguen
Aunque las olas lloren

Aunque la lluvia sea el rumor de mi alma
Aunque los ojos no olviden

Aunque el tacto sea el único tatuaje
que llevaré de por vida
Junto a mi poesía…

Aunque los puertos desaparezcan
Aunque el alma no exista
Aunque Dios sea un invento
Aunque el miedo me abrace
Aunque se silencien mis latidos
Aunque el mundo se declare vencido

Aunque no encuentre pinceles
Aunque se esparzan una y mil veces
Las témperas de mi vida…

Aunque el ayer sea irrecuperable
y el hoy tan efímero
Aunque mañana sea una esperanza
siempre, jamás nunca una promesa...

Aunque un violín se muera en mis labios
Aunque el piano nadie lo escuche
Aunque me sangren las manos
Aunque me pierda descalza
Aunque olvide todos las lenguas
Aunque no sepa nombrarte
Aunque no estés…

Aunque no conozca las mayúsculas para iniciar un nuevo canto…
Aunque el frío no deje amanecer
Aunque nada quede, yo nunca he de dejar
de querer…
de quererte…

Fran Joan Violet
Para: Mi madre, mis sobrinitos, mis amigos, especialmente: yoya, mady, karito, pepe,Camilita,Albin, Ruben, Kristel y Nury que es mucho más que una primita.También para Priscilla que me enseñó algo hermoso de la vida, incluso quizá sin notarlo... Para las personas que me dan alas para seguir en este hermoso camino y que constantemente dejan sus mensajitos que no saben como atesoro aqui adentro... y para Matías, quien tomó mi manos y me invitó a volar...

Lo mejor que tengo



A veces cuesta levantarse y seguir; la alternativa no es buena para mí, aspiro a conocer a mis futuros nietos, (esos amores absolutos y apasionados que sólo conoce un abuelo) y a ver crecer a mis hijos .También creo que a la vuelta de la esquina puede esperarme alguien que me demuestre que la vida tiene otros colores.
Por ahora todo es cuesta arriba; me dicen que es mejor cuando la alternativa es subir, que una vez que uno toca fondo toma impulso ,y un montón de frases hechas muy lindas y llenas de esperanza, que la verdad, no me ayudan mucho.
Anoche soñe de nuevo que estaba frente a una ola gigante, y lo mismo que las otras veces, me salvaba; pero esta vez el agua me llegó al cuello.
Curiosamente, en mi sueño llamaba a mis amores, un abrigo y un poco de comida, y salía al camino.
No me hace falta más para seguir viviendo.

Fuente:
http://www4.loscuentos.net

Caminando la vida



Camino por la vereda, saltando las baldosas rotas, de dos en dos, juntando las flores amarillas que crecen en los retazos de pasto, con los minutos sin estrenar. Llego a la esquina y doblo, el paso más recatado, la falda larga hasta las rodillas y el cabello atado, el colegio de monjas, respirar hondo es pecado. Cruzo la calle libre al fin, adiós a las trenzas y a los libros, comienza la hora de vivir.
Llego a la otra vereda, cercada por la rutina, que tiene de bueno la madurez, más responsabilidad, más trabajo, como un autómata; ojala pudiera estar saltando las baldosas de nuevo, no eran tan malas las monjas.
Doblo la esquina presintiendo el final...¿qué final?...si puedo al fin conservar la inocencia y juntar flores, comenzar de vuelta con la sabiduría de los años vividos, aceptar los golpes y aprender de ellos, reírme de las monjas y de mi?.
Cruzo la calle como si fuera un río, con mis pies jugando en el agua, con el paso lento, disfrutando de antemano lo que la vida me tiene reservado ahí nomás, doblando la esquina.....

Fuente:
http://www4.loscuentos.net

Momentos en la vida...



Llega, un momento de la vida, 
en que uno está realmente cansado 
de sospechas y temores; 
de actitudes negativas y escepticismo. 
Tanto tiempo detrás de una verdad 
que siempre nos resultó sospechosa. 
Desconfiando de todo, de las más mínimas cosas. 
Con una imagen del otro fija y pegada como un broche. 
Por más que el otro hiciera, 
nosotros siempre mantendríamos la sospecha. 
Probablemente detrás de todo eso 
esté el oculto e inconfeso deseo de engañarlo, 
de fallarle. 
Porque en verdad nos pasamos la vida pensando 
que nos hace trampas aquél 
a quien queremos trampear. 
Sospechamos de aquél a quien le queremos fallar. 
En definitiva, de quien desconfiamos 
es de nosotros mismos. 
¿Y qué puede pasar? 
Que nos demos cuenta que hemos estado 
perdiendo el tiempo 
tratando de desentrañar algo que no existía. 
¿Y qué más puede pasar? 
Que el otro sea realmente mucho mejor 
de lo que nosotros nos imaginábamos. 
Tanto temor. 
Tantas cosas dejadas de lado por miedo, 
por no saber cómo terminará. 
Años cargando una resolución 
que tal vez con un esfuerzo 
y en poco tiempo hubiera quedado 
totalmente terminada. 
Pero eso de dejarlo estar, 
tiñiendo cada acción nuestra; 
contaminando cada pensamiento: 
instalándose en el momento 
en que estamos por gozar y no dejándonos. 
Aquella vieja deuda, aquel viejo rencor, 
aquella entrega incompleta. 
Y ¿qué puede pasar? 
Y nada!! 
¿Qué puede pasar? 
Que la deuda se pague, que el rencor se termine, 
que podamos caminar por aquella vereda 
sin tener que hacer un rodeo para evitarla. 
Y ¿qué más puede pasar? 
Que andemos tranquilos, 
tal vez por primera vez en tantos años... 
Y entonces si es tan fácil, 
¿por qué cargamos el madero? 
Por miedo!! 
Y ¿qué puede pasar? 
Qué seamos felices!! 
Y ¿que más puede pasar? 
Que seamos muy felices!! 

Desconozco a su autor

El pescador y hombre rico de León Tolstoi



Un hombre rico y emprendedor se horrorizó cuando vio a un pescador tranquilamente recostado junto a su barca contemplando el mar y fumando apaciblemente su pipa después de haber vendido el pescado.
-¿Por qué no has salido a pescar? –le preguntó el hombre emprendedor.
-Porque ya he pescado bastante por hoy –respondió el apacible pescador.
-¿Por qué no pescas más de lo que necesitas?- insistió el industrial.
-¿Y qué iba a hacer con ello? –preguntó a su vez el pescador.
-Ganarías más dinero –fue la respuesta –y podrías poner un motor nuevo y más potente a tu barca. Y podrías ir a aguas más profundas y pescar más peces. Ganarías lo suficiente para comprarte unas redes de nylon, con las que sacarías más peces y más dinero. Pronto ganarías para tener dos barcas… Y hasta una verdadera flota. Entonces serías rico y poderoso como yo.
-¿Y que haría entonces? –preguntó de nuevo el pescador.
-Podrías sentarte y disfrutar de la vida –respondió el hombre emprendedor.
-¿Y qué crees que estoy haciendo en este preciso momento? –respondió sonriendo el apacible pescador.

Claves para mejorar la relación de pareja



Las relaciones de pareja suelen comenzar como historias maravillosas en las que todo parece ser color de rosa, pero con el tiempo la rutina y las pequeñas dificultades diarias pueden deteriorar esa unión si no se las maneja adecuadamente.

En general, cuando recién conocemos a alguien por quien nos sentimos atraídos ponemos en juego todo nuestro abanico de técnicas de seducción, orientando nuestro comportamiento a conquistar el corazón de la persona elegida.
Si lo logramos, comienza entonces una relación de pareja en la cual, durante el primer tiempo, cuidamos cada detalle y revivimos mentalmente una y otra vez los momentos agradables vividos junto a esa persona. Esto potencia la relación, la nutre y aumenta nuestros deseos de compartir nuestro tiempo con la persona en cuestión.
Al principio, cuando algo nos molesta, solemos dejarlo pasar y preferimos concentrarnos en los recuerdos gratos, pero llega un momento en que la suma de pequeños problemas y desencuentros trae consigo consecuencias que en ocasiones pueden resultar nefastas.
Suele ocurrir entonces que lentamente pasamos de revivir los momentos agradables a rememorar las dificultades.
Es muy útil en estos casos revisar nuestros recuerdos para rescatar intencionalmente aquellos instantes placenteros en que nuestro corazón se aceleró marcadamente sólo con un beso, o algún gesto de amor nos estremeció al punto de dejarnos atónitos.
Esa es la estrategia que usan quienes viven enamorados, se concentran casi exclusivamente en los buenos momentos vividos junto a la persona amada.
Esta formade proceder, si bien puede ser muy efectiva, entraña un riesgo, y es que igualmente aparecerán las dificultades -ya que forman parte de la vida misma-, y habrá que resolverlas de modo que no afecten a la pareja o lo hagan en el menor grado posible. Para esto, puede ser de gran utilidad reflexionar sobre algunos puntos.
La mayoría de los problemas de pareja pueden ser entendidos como problemas de comunicación, pues es frecuente creer que el otro debería saber lo que necesitamos aún sin que se lo digamos.
Mientras esta creencia persista estaremos condenados a la decepción, esperando algo que probablemente nunca llegará, pero no por falta de comprensión de nuestra pareja, sino porque nunca hicimos el pedido adecuadamente.
Hay ciertas áreas que suelen ser puntos de conflicto, y por ello es conveniente asegurarse de que se haya llegado a un acuerdo satisfactorio para ambos en las mismas.
Estas áreas son: las relaciones con la familia extendida, los intereses individuales, el manejo del dinero y la sexualidad.
Si cada uno puede expresar sus deseos y preocupaciones abierta y honestamente, muchos inconvenientes podrán ser resueltos.
Para ello es condición necesaria que ambas partes se escuchen y sean lo suficientemente flexibles como para aceptar el punto de vista del otro, que no tiene por qué coincidir con el propio.

Fuente: http://www.enplenitud.com

Abrazoterapia de Lía Barbery



La abrazoterapia es una terapia que redescubre la importancia del abrazo como necesidad vital que tenemos todos de amar y sentirnos amados de verdad.

¿Qué es la Abrazoterapia?

La Abrazoterapia®, al igual que la risa y la música es una más de las muchas herramientas, que la sabiduría de la Naturaleza nos ha regalado y a la que nosotros, en nuestro afán de perfeccionismo inalcanzable, nos hemos dedicado a través de muchos años de férreo entrenamiento a contaminar, desvirtuar y hasta casi por ultimo aniquilar.
A través de la "educación", venimos desde hace siglos destruyendo, este simple y poderoso acto atávico, natural y espontáneo, que es el abrazo.

¿En qué se basa la Abrazoterapia?

El fundamento científico del alto poder terapéutico del abrazo, queda marcadamente de manifiesto en el gesto de la madre cuando toma a su hijo y, al igual que en el alumbramiento o cuando le amamanta, su cerebro se encuentra segregando la maravillosa hormona de la oxitocina, conocida por ser la hormona del "apego". Gracias a ella, el bebe se siente unido a su madre y resguardado de todo peligro.
Pero todavía hay más, en el acto del abrazo no solamente actúa la oxitocina, sino que también, el abrazo activa en el cerebro la liberación de serotonina y dopamina, por lo que resulta fácilmente entendible la razón por la que experimentamos una maravillosa sensación de bienestar, sedación, armonía y plenitud en el momento del abrazo.

¡Recuperemos el poder terapéutico del abrazo!
Sin embargo y a pesar de estas maravillosas razones fisiológicas, cuando hablo de Abrazoterapia®, anhelo humildemente ir aún más allá.
Lo hago pensando en los abrazos como herramientas fundamentales del lenguaje no verbal.
Este maravilloso lenguaje que no conoce de idiomas, que comunica desde la diversidad y sin distinciones, con una alta eficacia las emociones que experimenta nuestro cuerpo y, que nuestros sentimientos quieren transmitir.
"Un abrazo expresa más que 1.000 palabras"
Probada está la utilidad de los abrazos en todas aquellas situaciones en que sobran las palabras o no logramos encontrar las adecuadas.
Los abrazos que desconocen los límites del tiempo y el espacio. No tienen plazo de caducidad, pues basta con cerrar los ojos y mirar en el cajón de los recuerdos, para evocar "aquel" maravilloso momento, y así poder revivir plenamente la sensación del abrazo auténtico.


Con abrazos se tejen abrigos para el alma
¿Abrazo auténtico? ¿O mejor debería llamarlo simplemente abrazo, a secas?
Los abrazos son abrazos y los otros son pseudos abrazos, abrazos impostores que pretenden confundirnos invistiéndose de tales y no quedan más que en el frío y descarnado remedo del acto de estirar y ceñir con los brazos.
Esos no merecen ser llamados abrazos.
Esos no han nacido del corazón y, por lo tanto no están transmitiendo su mensaje.
Resulta altamente interesante, la paradojal situación de que para abrazar, no hacen falta brazos; es posible abrazar con la palabra, con la mirada, con un perfume, una melodía y es posible también abrazar/se a las esquivas olas del mar, a la caricia del viento, la tibieza del sol, la dureza de la piedra o a la sabia del árbol...
Toda la naturaleza se encuentra ávida de ser abrazada y dispuesta permanentemente a prodigarse a nosotros en un abrazo integrador en sintonía con el Universo.
Es por ello que me refiero al abrazo de forma literal, pero también y fundamentalmente de manera metafórica.
El abrazo más que una aptitud es una actitud, una posición frente a la vida.
Podría decirse que estamos refiriéndonos a una forma de ver, a una filosofía de vida.
Es el preguntarnos: de qué forma me estoy relacionando conmigo mism@ y por lo tanto, de qué forma estoy relacionándome con el mundo.
Cuál es mi percepción de la vida...
Porque implica también la responsabilidad de asumirnos como co-creadores de nuestra realidad. En todo momento.

¿En qué nos puede ayudar la Abrazoterapia?
Los Abrazos, dicho así a secas pero con mayúscula, son fácilmente reconocibles ya que sus beneficios son inmediatos:
  • Nos rescatan de la soledad y el aislamiento. No estamos solos, no somos el centro del Universo. Somos el Universo.
  • Guían el auto conocimiento potenciando la autoestima.
  • Facilitan los desbloqueos físicos y emocionales.
  • Nos permiten vivenciar la integración de cuerpo, mente y emociones.
  • Nos ejercitan en la empatía.
  • Nos sitúan plenamente en el Aquí y el Ahora.
  • Favorecen la comunicación afectiva con nosotros y con el otro.
  • Estimulan la gratitud.
  • Despiertan la creatividad.
  • Impulsan a una actitud pro-activa en la vida.
  • Conectan con la intuición.
  • Favorecen el entrenamiento de respuestas asertivas.
  • Devuelven la ilusión, la alegría y el buen humor, puesto que la risa es su fiel compañera.
  • Le brinda reconocimiento y protección a nuestro "niño interior".
  • Potencia la resiliencia.
Origen e historia de la Abrazoterapia

Los orígenes de la Abrazoterapia® como tal son tan antiguos como el hombre. Existe desde aquella primera madre que al recibir a su hijo, lo coge entre sus brazos atrayéndolo tiernamente hacia su pecho y le sostiene dándole protección. Una protección que todos tendemos a recrear a lo largo de la vida. Sea ofreciendo o buscando unos brazos amorosos.
Compartiendo en definitiva un abrazo de homenaje a la Vida.
Por todo ello, te propongo que en vez de construir muros que lejos de protegernos, nos sumen en la incomunicación, construyamos entre todos puentes de Abrazos por los que transiten libremente las emociones.

¿Cuántos abrazos has compartido hoy?. Te quiero porque te abrazo.

Lía Barbery

Coach Personal - Abrazoterapeuta, Creadora del Sistema Neurocoaching®
Autora del libro: “El Lenguaje de los Abrazos” Mandala 2007

El miedo a quedar sin pareja.....



El miedo a quedar sin pareja.Por que no se la tiene, por que se teme perderla. Desvivirse para  encontrar o mantener una pareja impide que ella sea gratificante y enriquecedora. Fenómeno plagado de múltiples mitos sociales priva a la relación más espontánea del mundo de su naturalidad y sinceridad.
La elección de otra persona para compartir con ella múltiples experiencias, la atracción física y la sexualidad compartida en forma plena van llevando a la constitución de la pareja. Estas son las bases.El enamoramiento de los primeros momentos puede o no darse y esto no es índice de que la pareja sea más o menos rica, más o menos duradera.Estados de enamoramiento van sucediendo en el transcurso de la historia en distintas etapas de la relación. Esto es posible cuando la relación crece, la comunicación se torna más fluida y libre, la sexualidad se enriquece y la presencia del otro acompaña en la vida en un andar conjunto.De esto se trata el amor de pareja.Veamos entonces algunos de los mitos de los que hablamos:
  • La espera del amor rosa, del  momento justo, de la otra mitad.
  • La creencia de que las casualidades o factores ajenos son determinantes del comienzo y mantenimiento de las parejas.
  • Eludir la confrontación, el disgusto, la disidencia, el enojo en aras de “estar bien”.
Son todas plagas que desgastan la relación y con el tiempo por no quedar sin pareja, la pareja deja de serlo y sigue una penosa convivencia perjudicial para todos.Tener y sostener una pareja depende, además de lo dicho, de un trabajo personal y mutuo.El trabajo, el esfuerzo, el ceder, el dar, el dolor, los disgustos, las frustraciones, los momentos de soledades, son ingredientes necesarios e indispensables. Si ellos tienen una proporción desmesurada a comparación de lo gratificante, satisfactorio, divertido etc. habría que ver si no se trata de una relación patógena.Dar, frustrarse y ceder y ceder y ceder suele ser una de las “entregas heroicas” que en definitiva tiene el fondo de no querer quedar sin pareja.Negocio bastante desventajoso viendo los resultados de pobreza afectiva y problemas de salud que acarrea esta posición.Crear y sostener una pareja que enriquezca cada vez más a sus integrantes no exime de que se pueda terminar en algún momento con la ruptura de esa pareja, el otro camino es crear, sostener una relación con el objetivo único de hacerlo sólo para no quedar sin ella.Elegir lo último es tan válido como cualquier otra elección, por otra parte no es cualquier elección, es una elección de no caminar junto a nadie en la vida, relegar la sexualidad, no poder sostener jamás una relación espontánea y sincera, construirse una careta sin la cual no se puede andar, compartir con otro el techo-cama-mesa en donde cada uno es desconocido y hasta inexistente como persona para el otro.No dejamos de recordar que el amor de pareja tiene sentido en el marco de lo expresado por el amor es aquel delicado proceso por el que te acompaño al encuentro de ti mismoCon atracción física, sexualidad siempre renovándose, caminar juntos en la vida desechan cualquier miedo a perder la pareja, sin descartar tampoco que esto pueda suceder.

¿Sentirse solo o estar solo?



La soledad es un sentimiento que se nos hace presente en varios momentos de la vida bajo diferentes matices.En el transcurso de la historia y como consecuencia del post modernismo y la globalización, entre otros, el hombre va quedando socialmente aislado perdiéndose los sentidos de pertenencia y comunidad.Paralelamente en la actualidad por el contrario, podemos rescatar la cooperación y la solidaridad como fenómenos que dan cuenta de una necesidad de retorno a la búsqueda de unión y cooperación, distintivos y necesarios como característicamente humanos.Objetivamente la soledad total no existe, entendiendo por esto que la persona nunca se encuentra totalmente aislado o incomunicado.No obstante hay momentos en la vida en los cuales uno se encuentra solo.En los albores de la juventud, en circunstancia de ir abandonando la infancia en ese sentimiento de que alrededor no hay nada, que el vacío que circunscribe al cuerpo es abismal a veces solo suele encontrase una mano de un par con quien llorar el terror. Crisis, decisiones personales y diferenciaciones con los otros ubican, también, al borde de esos abismos en que la mano salvadora que se encuentra solo suele ser la convicción de que esto es un estado pasajero que se a elegido pasar para poder avanzar mejor en la vida. Cuando se deja de compartir las vivencias, afecto, forma de ver el mundo la angustia por las pérdidas es el mejor parangón que se tiene para saber que se ha sentido en los momentos del nacimiento en donde arrojados a un mundo desconocido y hostil nada se sabe de que se trata ni que vendrá, sabiendo que no se es arrojado sino que es una decisión de nacer hacia algo nuevo por que el mundo anterior ya queda chico y asfixiante es que se vuelve a caminar, y en esta ocasión actual por los propios medios.Como adultos estamos solos en lo que compete a la responsabilidad de nuestras vidas.Siguiendo con la denominación anterior podemos mencionar soledades parciales tales como: de pareja, laboral, de amigos, de nido vacío, de lugares de pertenencia etc.Ahora bien, esto nos lleva indefectiblemente a la pregunta sobre si ello seria sentirse solo o estar solo y como reaccionamos frente a esto.Muchas veces, en el afán de no estar solos llenamos los espacios de actividades y de gente lo que no necesariamente redunda en dejar de sentir soledad, el reencuentro con ella entoces suele ser más patético.Otras veces la invasión de reclamos hacia los otros llevan a empeorar la situación por el rechazo que esto suscita.También puede suceder que se está acompañado físicamente mediante vínculos sufrientes o por lo menos no gratificantes.Es importante realizar un llamado a la reflexión sobre la posibilidad de disfrutar de determinados momentos de soledad.Resulta apropiado señalar que hay instancias de cambios y cuestionamientos externos y/o internos, en los cuales se está solo y sentirse así es adecuado.Todo esto nos hace cuestionar el termino soledad como algo estrictamente negativo.El flexibilizar nuestra mirada nos permite ahondar en nuestras creencias a los fines de considerar que podemos contar o encontrar a alguien que nos acompañe y que si bien no siempre encontramos satisfacción en algo o alguien en particular, siempre podemos hacer algo con esto.

Psicología Integradora

Sé juguetón de Osho



"El trabajo se tendría que considerar como un juego, no como trabajo. No tendrías que tomártelo en serio; tendrías que ser simplemente como un niño que juega. No tiene significado, no hay nada que lograr; se disfruta de la simple actividad. Si alguna vez juegas, puedes sentir la diferencia. Cuando trabajas es distinto: te vuelves serio, responsable, ocupado, preocupado, ansioso, porque el resultado, el resultado final es el motivo. El énfasis se pone sólo en el futuro, en el resultado. En el juego no hay resultados, realmente. El proceso mismo es gozoso. Y tú no estás preocupado, no es una cosa seria. Incluso si pareces serio, no es más que una pretensión. Cuando juegas disfrutas con el propio proceso; cuando trabajas no disfrutas del proceso: la meta, el final es importante. El proceso se tiene que tolerar de alguna manera. Se tiene que llevar a cabo porque se tiene que lograr algo al final. Si pudieras lograr algo al final sin necesidad de ello, abandonarías la actividad y saltarías al final. Sin embargo, al jugar no harías eso.

El hombre de negocios no es juguetón; y , si no eres juguetón no puedes ser meditativo. Sé más y más juguetón. Desperdicia tu tiempo jugando. Jugar simplemente con los niños servirá. Incluso, aunque no haya nadie, puedes saltar y danzar solo en el salón y ser juguetón. Disfruta. Sin embargo, tu mente seguirá insistiendo:” ¿Qué estás haciendo: pierdes el tiempo?. Podrías ganar algo en este tiempo. Puedes dedicarte a hacer algo, pero no haces más que saltar, cantar y bailar. ¿Qué estás haciendo? ¿Te has vuelto loco?”

Pruébalo, y roba todo el tiempo que puedas a tu negocio...y juega. Como sea. Puedes pintar, puedes tocar al sitar, cualquier cosa que te guste, pero se juguetón. No busques ganancias con ello, no veas futuro en ello, solo el presente. Entonces...entonces puedes ser juguetón interiormente también. Entonces puedes brincar sobre tus pensamientos, jugar con ellos, tirarlos de un lado para otro, danzar con ellos, pero no te los tomas en serio.

Osho, The Book of Secrets

Amistades exigentes por Merlina Meiler

Hay distintos tipos de amistades, y considero que no todas son beneficiosas para nosotros al 100%. Voy a referirme a las amistades exigentes (que incluyen a las celosas). Tanto hombres como mujeres podemos contar en nuestro círculo íntimo con seres que proponen este tipo de vínculo. En estos casos, es preciso que estemos con nuestros radares internos bien alertas.

Las amistades exigentes tienden a intentar limitar nuestros actos. Suelen tener personalidades prominentes y, en muchos casos, su influencia puede llegar a decidir nuestras acciones, sobre todo si no estamos del todo convencidos de lo que vamos a hacer. Si en vez de recibir un consejo ante un problema o dilema, te sientes demasiado presionado por un amigo (o una amiga) para tomar una decisión o para hacer o dejar de hacer algo, estás ante una amistad de esta índole.

Por otro lado, muchas veces dan lugar a exigencias/demandas permanentes que nos incomodan, tales como: ¿cómo no me llamaste por tal cosa? ¿Por qué no tienes tiempo para mí mañana si yo siempre te acompaño? Esperaba que hicieras eso por mí pero no lo hiciste (¡ni sabíamos lo que precisaban o habrían querido! – presuponían que por “el grado de amistad”, debíamos adivinarlo).

Suelen ser también amistades celosas. Si haces amigos nuevos o frecuentas a otros puedes llegar a ver que compite con ellos o que incluso trata de menoscabarlos o de restarles importancia. Esto no significa que te quieran más o menos que al resto de la gente, incluidas sus otras amistades: de alguna manera tratan de aislarte o de crear cierta relación de dependencia.

Personalmente, no creo en el mote “mejor amiga” o “mejor amigo”. Creo que utilizarlo hace que excluyamos a todos los demás de nuestro entorno bien cercano. Prefiero usar “amigos cercanos”, “del corazón”, “tal persona es casi como de la familia” o descripciones que también dejen lugar a la interacción sentida y profunda con otras personas. De hecho, en diferentes momentos hay más (o menos) cercanía con diferentes amistades, y esto es algo normal, relacionado con afinidades, vivencias, historia compartida y otras variables.
No se debe tolerar cualquier cosa en nombre de una amistad (o del amor) por más que conozcamos a alguien hace muchos años. Es lindo hacer amistades nuevas y compartir tiempo y vivencias con las que nos acompañan en nuestro camino hace tiempo, pero sepamos, en todo momento, establecer los límites que consideremos necesarios.

¿Tienes alguna amistad así?

Fuente:
Mejora Emocional

No dejarse vencer



Nunca olvides que,
La piel se arruga,

El pelo se vuelve blanco
Los días se convierten en años.

Pero lo importante no cambia,
Tu fuerza y tu convicción no tienen edad.

Tu espíritu es el aplomo  de cualquier tela de araña,
Detrás de cada línea de llegada
Hay una línea de partida,
Detrás de cada logro
Hay otro desafío,

Mientras estés vivo, siéntete vivo,
Si extrañas lo que hacías
Vuelve a hacerlo

No vivas de fotos amarillas
Sigue, aunque todos esperen que abandones.

No dejes que se oxide el hierro que hay en ti.
Haz que en vez de lastima
Te tengan respeto.

Cuando por causa de los años
No puedas caminar;

Trotar, correr…..usa el bastón…..pero…
¡¡ ¡Nunca te detengas!!!

Desconozco a su autor

¿Cómo va a ser tu día hoy?



Esta mañana desperté emocionado con todas las cosas que tengo que hacer antes de que el reloj marque la medianoche.
Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante.
Mi trabajo es escoger qué clase de día voy a tener.
Hoy puedo quejarme porque el día esta lluvioso, o puedo dar gracias a Dios porque las plantas están siendo regadas gratis.
Hoy me puedo sentir triste porque no tengo más dinero, o puedo estar contento de que mis finanzas me empujan a planear mis compras con inteligencia.
Hoy puedo quejarme de mi salud, o puedo regocijarme de que estoy vivo.
Hoy puedo lamentarme de todo lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo, o puedo sentirme agradecido de que me permitieran haber nacido.
Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas, o puedo celebrar que las espinas tienen rosas.
Hoy puedo auto compadecerme por no tener muchos amigos, o puedo emocionarme y embarcarme en la aventura de descubrir nuevas relaciones.
Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a trabajar, o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo.
Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a la escuela, o puedo abrir mi mente enérgicamente y llenarla con nuevos y ricos conocimientos.
Hoy puedo murmurar amargamente porque tengo que hacer las labores del hogar, o puedo sentirme honrado porque tengo un techo para mi mente, cuerpo y alma.
Hoy el día se presenta ante mí, esperando a que yo le dé forma y aquí estoy, el escultor que tiene que darle forma.
Lo que suceda hoy depende de mí, yo debo escoger qué tipo de día voy a tener.
Ten un gran día... A menos que tengas otros planes.

Es muy cierto este pensamiento, depende de uno mismo de cómo vaya el día, y para lograrlo hay que tener fe, confianza y valor en sí mismo, siempre pensar positivamente y sobre todo saber que uno es importante en la vida.

Desconozco a su autor

La esperanza


No existe mejor medicina que la Esperanza, tónico más poderoso que creer que todos los problemas tienen una solución.
La capacidad de tener esperanza nos permite enfrentar los problemas de la vida diaria.
Nos recuerda que, ocurra lo que ocurra, siempre prevaleceremos.
Creo que nadie debe ser una víctima desesperanzada, pues hay muy pocas situaciones sin remedio alguno.
Si la situación no cambia nosotros podemos cambiar para enfrentarla.
Para aquellos que creemos ...

Desconozco su autor

Si que importa quién eres



Una maestra neoyorquina decidió homenajear a cada uno de sus alumnos del último curso de bachillerato diciéndoles lo importantes que eran. Se valió de un procedimiento ideado por Hélice Bridges de Del Mar, California, y fue llamando a la pizarra, uno a uno, a todos los estudiantes. Primero fue diciendo a cada uno por qué él (o ella) era importante tanto para la maestra como para la clase. Después les fue dando una cinta azul que llevaba impreso, en letras doradas, el texto siguiente: "Sí que importa quién soy".
Después decidió investigar qué tipo de influencia tendría el hecho del reconocimiento sobre una comunidad. Dio a cada uno de sus alumnos tres cintas más y les encargó que difundieran en su medio esta ceremonia de reconocimiento. Luego debían hacer un seguimiento de los resultados, ver quién reconocía los méritos de quién y, al cabo de una semana, presentar un informe a la clase.
Uno de los chicos de la clase fue a visitar a un joven ejecutivo, para reconocer la ayuda que éste le había prestado en la planificación de su carrera.
Le dio una cinta azul y se la prendió en la camisa. Después le entregó dos cintas más, diciéndole:
-En clase estamos realizando un proyecto de investigación sobre el reconocimiento y nos gustaría que usted también encontrase a alguien merecedor de este honor, le diera una cinta azul y otra para que esa persona, a su vez, pueda reconocer a una tercera persona y así mantener en marcha esta ceremonia. Le ruego que después me informe de lo que suceda.
El mismo día, el joven ejecutivo fue a ver a su jefe que, en honor a la verdad, siempre se había caracterizado por ser bastante gruñón y le dijo que lo admiraba profundamente por su creatividad. El jefe pareció sorprendidísimo, más aún cuando su colaborador le preguntó si aceptaría que le entregara la cinta azul y le permitiría que se la prendiera.
-Bueno... sí, claro -balbuceó el atónito jefe.
El joven ejecutivo se la colocó en el pecho, sobre el corazón, y finalmente le dio la otra cinta, preguntándole:
-¿Me haría usted el favor de aceptar esa cinta y ofrecérsela a alguien que la merezca? El chico que me las dio está haciendo un proyecto escolar y queremos que esta ceremonia de reconocimiento continúe, para ver de qué manera afecta a la gente.
Esa noche, cuando el jefe regresó a casa, llamó a su hijo de catorce años y, tras indicarle que se sentara, le dijo:
-Hoy me pasó algo de lo más increíble. Estaba en mi despacho cuando uno de los ejecutivos vino a decirme que me admiraba y me dio una cinta azul por mi creatividad. ¡Imagínate, piensa que soy un genio creativo! Después me puso en la solapa esta cinta azul que dice "Sí que importa quién soy" y me dio otra pidiéndome que se la diera a alguien que a mi juicio la merezca. Esta noche, mientras volvía a casa, me puse a buscar a alguien cuyos méritos quisiera reconocer y me acordé de ti. Eres tú quien se merece este reconocimiento.
"Mi vida es realmente un acoso, y cuando vuelvo a casa no te presto mucha atención. A veces te grito por no traer notas suficientemente buenas de la escuela, pero no sé bien por qué, esta noche quería sentarme aquí contigo y... bueno, decirte simplemente que me importas. Además de tu madre, tú eres la persona más importante que hay en mi vida. ¡Eres un chico estupendo y te quiero muchísimo!
El sorprendido muchacho empezó a sollozar, y no podía dejar de llorar. Le temblaba todo el cuerpo. Levantó los ojos hacia su padre y le dijo, entre lágrimas:

-Papá, estaba pensando en suicidarme esta noche, creyendo que tú no me querías, ¡pero ahora ya no es necesario!

Autor
Helice Brigdes 
"Sopa de pollo para el alma"

Te quiero por Merlina Meiler

En mayor o menor medida, pienso que a la mayoría nos cuesta expresar lo que sentimos a las personas que nos rodean o, por lo menos, a algún ser en especial.
Tomamos a familiares, amigos, pareja, vecinos por sentado, creyendo que ya sobreentienden lo que nos une a ellos. Pero considero que no alcanza y que, en muchos momentos, estas dos palabras, dichas desde el corazón, pueden derribar muros, generar sonrisas, curar heridas, demostrar apoyo incondicional…

Abrir el corazón a los sentimientos y verbalizar nuestras emociones nos permite relajarnos y entablar relaciones más cercanas con los demás. Sincerarnos con nosotros mismos y asumir lo que nos sucede internamente con alguna persona puede funcionar como un bálsamo en esos momentos en los que sentimos cierta soledad y, además, afianzar nuestros vínculos.

Admito que yo tampoco tengo el “te quiero” tan fácil como desearía, en todas las situaciones que me gustaría decirlo o en aquellas en las que realmente, esas palabras harían una diferencia. Otras veces brotan a borbotones, en especial, en compañía de niños. ¿Será que delante de ellos nos abrimos más fácilmente o dejamos nuestros pruritos y trabas a un lado?

Te propongo, entonces, que en este momento pienses en alguien a quien te gustaría decirle: “te quiero”. Tal vez esté cerca, quizá no se encuentre ya entre nosotros o le hayas perdido el rastro hace bastante tiempo. Mediante un mensaje, un mail, un llamado o solo con el pensamiento, estoy segura de que la recepción al mensaje te sorprenderá.

¿A quién te gustaría decirle “te quiero” hoy?

Cuando éramos uno,.. de José Ramón Marcos Sánchez

Hoy necesito de ti aunque me sientas lejano,….arráncame con abrazos tanta piel decepcionada,…y víveme nuevamente,…como cuando habitábamos en un beso para cobijarnos de los momentos rotos,….y lo malo era fugaz en tu cuerpo,….y el uno dentro del otro éramos invulnerables,….hagamos nueva la pasión gastada,….como cuando el deseo nos robo la vergüenza y nos dio la vida,…..y nos entregamos extasiados a amarnos sin mentiras ni disimulos,….cuando no existíamos ni tu, ni yo,…cuando nació aquel nosotros,….que nos decía que siempre seria la razón que le daría alas al alma,….éramos un sentimiento inmortal que sin porqués se murió,….y no puede doler mas echarte tanto de menos,…puede que el tiempo te olvide,….pero aunque yo olvide al tiempo a ti no podré olvidarte,…hoy necesito de ti aunque me aleje por ti,….me convierto en prescindible porque no se prescindir,….lo siento, porque te siento,…
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.
Correo y MSN: joseramonmarcos@live.com Twitter: @joseramonmarcos