sábado, 24 de septiembre de 2011

Buenas noches amigos, les mando un abrazo de oso


UN CORTOMETRAJE REALMENTE INSPIRADOR, MAGNIFICO, HERMOSISIMO PARA REFLEXIONAR Y COMPRENDER LA BELLEZA EN LAS PERSONAS Y EN LA VIDA EN GENERAL, CON UNA MAGNIFICA FOTOGRAFÍA, TE LLEGA REALMENTE AL CORAZON, RECOMIENDALO, CON UNA CALIDEZ HUMANA QUE DEBERIAN DE TENER TODOS.

¿Para Que Sirve Un Minuto?... de María Julia La Fuente



Un minuto sirve para sonreír, sonreír para el otro, para ti y para la vida.
Un minuto sirve para ver el camino, admirar una flor, sentir el perfume de la flor, sentir el césped mojado, percibir la transparencia del agua.
Un minuto sirve para escuchar el silencio.
Es en un minuto en que uno dice el sí, o el no que cambiará toda su vida.
Un minuto para un apretón de mano y conquistar un nuevo amigo.
Un minuto para sentir la responsabilidad, pesar en los hombros, la tristeza de la derrota, la amargura de la incertidumbre, el hielo de la soledad, la ansiedad de la espera, la marca de la decepción, la alegría de la victoria.
En un minuto se puede amar, buscar, compartir, perdonar , esperar, creer, vencer y ser.
En un minuto se puede salvar una vida.
Tan sólo un minuto para incentivar a alguien o desanimarlo.
Un minuto para comenzar la reconstrucción de un hogar, de una vida.
Minutos........ cuantas veces los dejamos pasar sin darnos cuenta, pero también cuantas veces traemos a nuestra vida los recuerdos de los minutos vividos llenos de felicidad, de alegría y tristezas.
Con frecuencia decimos " es un minuto" que nos parece nada, pero cómo se aprecia ese minuto al levantar la mano y saludar a un amigo que se va para siempre, como se valora ese minuto que hace que lleguemos tarde a nuestro trabajo, como se espera ese minuto que nos lleva a reunirnos con los que amamos, cómo nos llena de emoción ese minuto al que se entrega al hilo al nacer y como también que la vida otorgue más minutos a que la muerte separará físicamente y no veremos más.
Un minuto parece increíble, parece tan poquito, y sin embargo, puede dejar una huella tan profunda en nuestra vida.
Lo importante no es vivir la vida por qué sí, dejando pasar el tiempo.
Aprendamos a vivir la vida intensamente.
Aprendamos a no posponer las emociones más lindas de la vida pensando que " sí no es hoy , será mañana ".
Recuerda que tu tiempo es hoy.
La vida es hoy.
Que el reloj de tu vida marque cada minuto al compás de los latidos de tu corazón.
Autora : María Julia La Fuente .

¿Cuánto te debo Mamá?


Un niño quiere recibir una paga por las tareas que ha realizado en la casa, la mamá, a su vez, le pasa una nota al niño por todo lo que ha hecho por él. 

Cierto pequeño se acercó a su madre en la cocina, una noche, cuando ella preparaba la cena y le entregó un papel sobre el que había escrito algo.

Después de que la mamá se secó las manos, lo leyó y esto es lo que decía:
Por cortar el pasto 5.00.
Por limpiar mi habitación esta semana 1.00.
Por ir a la tienda cuando me envías 0.50.
Por cuidar a mi hermano mientras fuiste de compras 0.25.
Por sacar la basura 1.00.
Por obtener una buena boleta de calificaciones 5.00.
Por limpiar y barrer el patio 2.00.
Total que me debes 14.75.

Su madre lo miró de pie a la expectativa y los recuerdos pasaban por su mente. Tomó la pluma, le dio la vuelta a la hoja de papel que el niño había escrito y anotó lo siguiente:
Por lo nueve meses que te llevé mientras crecías en mi interior, SIN CARGO.
Por todas las noches que estuve sentada a tu lado, cuidándote y orando por ti, SIN CARGO.
Por todos los momentos difíciles y todas las lágrimas que causaste a través de los años, SIN CARGO.
Por todas las noches de temor y por las preocupaciones que sabía que tendría, SIN CARGO.
Por los juguetes, la comida, la ropa y por limpiar tu nariz, SIN CARGO.
Cuando sumes todo, el costo total del verdadero amor es SIN CARGO.
Así, cuando el niño terminó de leer lo que su madre había escrito, había grandes lágrimas en sus ojos, miró directamente a su madre y dijo:

"Mamá en verdad te amo". Después tomó la pluma y con letras grandes escribió:
"PAGADO EN SU TOTALIDAD"

Desconocido

La amistad es una senda


La mayor riqueza que un hombre puede poseer, lo más valiosa por encima de todas las cosas, es la amistad, por lo general no surge de la noche a la mañana.

Por ella paseas, a lo largo de tu vida, algunas veces es muy largo y placentero, y otras con trampas que nos hacen caer, produciéndonos heridas dolorosas, cuando esto sucede, es mejor alejarse, no sin antes aprender de esa experiencia y perdonar.
Siembra en ella cariño, alegría, sinceridad fidelidad y bondad.
Camina siempre con la frente en alto, el corazón abierto y el alma presta a perdonar.
Tenemos amigos en las distintas estaciones de nuestra vida. Le damos igualmente diferentes grados de importancia y trascendencia.
Nace de inquietudes, pasatiempos o intereses comunes.
Algunas tardan años en formarse y otras tan solo con unos minutos.
Veras como con los años esta amistad se convierte en una eterna... hermandad.
Lo que hace mágica la amistad es ese don que tiene para crear esperanza, en medio de la desolación y la capacidad de hacer ver a nuestros amigos sus cualidades, recursos y espiritualidad interior.
Los amigos son la luz que día a día iluminan nuestra alma.
Siempre debemos estar agradecidos por su amistad, los de aquí, los de allá, los presentes y los ausentes, los reales y los imaginarios, a aquellos que lo han sido en momentos maravillosos e importantes y a aquellos que diciéndose amigos nos han lastimado.
Con todos seguiré caminando esta senda hasta el final.

Desconocido

Meditaciones para gente ocupada de Osho



Conciencia y relajación

Primer paso: Observación diaria
Empieza por estar atento a las acciones rutinarias de cada día, y mientras haces tus acciones rutinarias, permanece relajado. No hace falta estar tenso. Si estás limpiando el piso, ¿qué necesidad hay de estar tenso? O, cuando estás preparando la comida, ¿qué necesidad hay de estar tenso? No hay un solo momento en la vida que requiera tu tensión. No es más que tu falta de atención y tu impaciencia.
He vivido de maneras muy diferentes con todo tipo de personas. Siempre me ha sorprendido: ¿Por qué están tensas? Parece que la tensión no tiene nada que ver con algo que esté fuera de ti, tiene que ver con algo que está dentro de ti. En lo externo siempre hallas una excusa, sólo porque parece muy estúpido estar tenso sin razón alguna. Sólo por racionalizar buscas alguna razón fuera de ti para explicar por qué estás tenso. Pero la tensión no está fuera de ti, está en tu forma errónea de vivir.

Segundo paso: Acéptate a ti mismo
Tú vives en la competición; eso producirá tensión. Vives en una comparación continua, la cual generará tensión. Tú siempre estás pensando o bien en el pasado o en el futuro y desperdiciando el presente que es la única realidad; eso generará tensión.
Encuentra simplemente tu propio talento. La naturaleza nunca concibe un solo individuo que no posea un don especial. Basta investigar un poquito…Cualesquiera que sean las cualidades y talentos que posees, utilízalos al máximo, y la energía que se va a las tensiones empezará a convertirse en tu gracia, en tu belleza.

Tercer paso: Sé un artista del amor
Hagas lo que hagas, hazlo con tal amor, con tal cuidado, que la cosa más pequeña del mundo se convierta en una obra de arte. Eso te traerá mucha complacencia. Y creará un mundo sin competencia, sin comparaciones; dará dignidad a todas las personas. Restituirá su orgullo, algo que las religiones han destruido. Cualquier acto hecho de manera total se convierte en tu oración.

La amistad quizás sea eso



Me considero uno de tus mejores amigos y creo que tú también lo eres, por lo mucho que ya has hecho, sonriendo y llorando por mi.
Pero no tengo el derecho a exigirte que confíes ciegamente en mi,
Ni a saberlo todo sobre ti,
Ni a robarte tu tiempo,
Ni a interferir en tus caminos,
Ni a chantajearte con mi bondad,
Ni a exigir que llores primero en mi hombro,
Ni a exigir que corras primero hacia mi,
Ni a reclamar por las verdades que no dijiste,
Ni por las mentiras que proferiste,
Ni por los secretos que ocultaste.

El ser amigo(a) tuyo no me ningún derecho sobre tu conciencia. Al contrario, ser amigo tuyo supone solamente querer tu bien , porque te quiero bien.
Solo eso.

Te llamare la atención ante ciertos peligros, estaré a tu lado cuando te equivoques y cuando aciertes, estaré preocupado cuando sufras un dolor intenso, estaré inquiero cuando sepa que no estas bien, sonreiré de alegría cuando sepa que eres feliz. 

Para mi no quiero nada. Ni siquiera el consuelo de saber si soy o no soy tu mejor amigo, lo que dices o dejas de decir, lo que sientes o dejas de sentir; de saber si crees que soy la mejor persona que paso por tu vida. 

¿Qué es entonces lo que espero y lo que deseo?
Lo que espero y deseo es:
Que nunca te canses de mi amistad,
Que nunca te canses de saber que alguien se preocupa por ti, que nunca
digas: “ Ya esta aquí otra vez ese pesado”.

Lo que espero y lo que sueño es:
Que si un día necesitas que alguien te escuche, cuentes con mis oídos; que si algún día el dolor te aplana, tengas el coraje sin el temor de encontrarme cansado, amargado, escandalizado o vacío, de acercarte a mi y decirme que necesitas a alguien como que yo, que busque tan solo tu paz interior. 

Lo que realmente anhelo es:
Que entiendas que no te quiero para mi, sino solamente para ti; que no te quiero con exclusividad, sino con ternura sincera de hermano; que entiendas que si fuera preciso, daría mi vida por ti, que, si las
circunstancias lo exigieran, me retiraría para que mi recuerdo o mi presencia jamás te impidieran ser feliz.

No, no necesito de ti; pero, como soy tu amigo, quiero necesitar de ti.
Puedo vivir sin ti, pero con tu amistad se que crecería mucho mas.

Finalmente, quiero que conozcas la mayor de las razones por las que he sido tu amigo(a) de todas las horas: 

Sin saberlo, me has elevado , muy alto, hasta muy cerca de Dios, siempre que al mirarme en los ojos o al mirar yo los tuyos he descubierto que querías de mi solamente que yo fuera una presencia amiga en tus alegrías y en tus lagrimas. 

Y el día en que descubrí que me quieres, pero que no te hago falta y que no es necesario que te agarres a mi como tabla de salvación, ese día fue cuando sentí la victoria de ser amigo. 

Todo lo que quise y lo que quiero es conquistarte para devolverte a tu propia tranquilidad. 

De ti solo deseo guardar un recuerdo:

El de las muchas veces que vi todo lo que tenias de Dios dentro de tu rabia contenida y de tu corazón generoso y empapado de lagrimas. Tu me enseñaste mucho mas de lo que crees. Por eso, cuando no podía hablar de Dios contigo, hablaba a Dios de ti. Y de alguna forma nunca deje de estar a tu lado. 

Pero ¿sabes que es lo que mas me encanta de nuestra amistad?
Creo que has permanecido libre a pesar de haberme escuchado tanto y se que nunca me has esclavizado.
Si todo esto no es amistad, entonces no soy tu amigo.
Si todo esto es amistad, entonces estamos en paz.
Tu creciste en Dios por tu lado, y yo crecí por el mío.

¡ La amistad quizá sea eso!

La belleza interior es la que vale de Graciela Heger A.



Si bien para un primer acercamiento la belleza física juega un cierto papel, para lograr sentimientos y relaciones perdurables, lo que realmente vale es la belleza interior. Esto es, sin duda, así y existen sobradas pruebas al alcance de la mano. Basta pensar en hermosísimas actrices que se casan con los más apuestos e idealizados galanes, y al tiempo se separan.
Evidentemente la belleza física no alcanzó para afianzar y hacer perdurable la relación. En cambio, todo lo bello que uno tiene por dentro, la pureza de los sentimientos, la claridad espiritual, pueden mantener vivos sentimientos, emociones, pasiones, y hacerlos perdurar más allá de las dificultades y conflictos propios de la vida de relación. Si uno cultiva y embellece su ser  interior y se siente contento y seguro de esa mágica potencialidad; si se siente digno poseedor de todas esas virtudes, será dueño absoluto de todos sus sueños y de su futuro. Porque un espíritu fuerte y seguro de sí, siempre consigue lo que quiere. Por eso...
 ¡Apodérate sin vacilar de tus sueños, tu proyectos y tu ser! ¡Redecora tu interior y adórnalo con lo mejor de vos mismo! ¡Refuerza los cimientos de tu personalidad con una buena dosis de autoestima! Finalmente, tu mundo, ese mundo que construiste con que y con quienes queréis vivir, será tuyo... definitivamente tuyo... absolutamente tuyo...

El enojo y sus consecuencias



Unos de los sentimientos más frecuentes en el ser humano es el del enojo. Existen personas que parecen que viven constantemente en este estado, y por supuesto son con las cuales no quisiéramos estar y les sacamos la vuelta. Pero la verdad es que todos nos enojamos en ocasiones por algo que alguien nos hace, según nuestra percepción, por algo que no nos hacen, o por algo que nosotros mismos hicimos o dejamos de hacer.

 El sentir enojo o ira es normal. La respuesta que le damos a este sentimiento es lo que marca la gran diferencia. Aquí el gran problema puede ser que cada vez que nos enojamos, nos dejemos llevar en automático por este sentimiento y no seamos capaces de ver más allá de nuestras narices, pues le damos el poder a algún hecho ocurrido en nuestro entorno, que nos empieza a hacer sentir como una olla a presión a punto de explotar, lo cuál nos está impidiendo ver más allá de nuestras narices. Muy a menudo el enojo se acompaña de pensamientos de venganza y esto nos puede llevar a humillar, criticar, juzgar peyorativamente, ofender, fastidiar y hasta a odiar a otra persona, sintiendo culpa por ello, o haciéndonos cada vez menos humanos e incapaces de convivir en el mundo, pues nos vamos encasillando en un caparazón blindado donde no dejamos penetrar a nadie y nos empezamos a aislar de la realidad y a vivir en el infierno.
Las consecuencias de nuestro enojo, dependiendo del grado que manejemos, pueden llegar a ser muy importantes. Por ejemplo, si en el trabajo el jefe, la secretaria o algún empleado hace algo que me molesta y me causa enojo, si yo no soy capaz de manejarlo, puedo trasladar este sentimiento a mi casa con mis hijos, mi esposa, mi madre, etc., causando un deterioro en las relaciones familiares, y organizando una guerra donde no hay necesidad, ya que estoy haciendo que paguen justos por pecadores. O al revés, si el enojo es en casa, me lo llevo al trabajo, y ahí es donde yo lo exteriorizo, provocando conflictos con mis compañeros, mi jefe o mis subalternos que no van a llevar a nada bueno.
En el ámbito de la salud, el enojo, al igual que cualquier otro sentimiento negativo nos hace daño repercutiendo en nuestro bienestar físico ya que la química de nuestro organismo pierde el equilibrio, y nuestro cuerpo empieza a descargar adrenalina y cortisol para recuperarlo. Las descargas frecuentes de estas substancias deterioran el sistema inmunológico entre otras cosas, por lo que somos presas fáciles de enfermedades tales como gastritis, dermatitis, colitis o síntomas desagradables como dolor de cabeza que puede convertirse a la larga en migraña. ¿Conoces a alguien que está constantemente enfermo? Observa qué clase de carácter tiene, seguramente no ha podido manejar algún sentimiento negativo en su vida, no necesariamente es el enojo, pero es el tema que nos ocupa por ahora.
La cuestión es ¿qué puedo hacer yo contra el enojo? Aprender a manejarlo, ya que muchas veces a lo largo de nuestra vida puede estar presente, pues como decíamos arriba, no es malo sentirlo, sino lo importante es la respuesta que le demos en ese momento y en los siguientes.

Para poder manejarlo, lo primero que tengo que decirme es ¿para qué me sirve el enojo en estos momentos? ¿Qué me estoy diciendo ante esto? ¿Es bueno para mí y para mi entorno? ¿Qué consecuencias puede tener si no lo manejo? Yo sé que alguien pensará “esto es imposible” ¿Cómo tener la sangre fría de pensar así? Bueno pues quiero decirte que es posible si tú quieres y estas convencido que el enojo no te sirve y te ha acarreado problemas en tu vida, o que quizá tu salud se ha deteriorado.

El poder sobre los sentimientos lo tenemos nosotros, una de las técnicas más eficaces para poder manejarlos es la respiración (véase el artículo El Arte de la Respiración). Una respiración profunda acompañada de la pregunta ¿para qué?, es altamente efectiva. Otro recurso es el manejo del lenguaje (véase artículo La Importancia del Lenguaje Asertivo). Por ejemplo si yo me siento muy enojado, en ese momento después de unas tres respiraciones profundas acompañadas del ¿para qué? puedo empezar a decirme “me siento enojado, pero yo puedo manejar esto” y esto impedirá que la tensión se acumule dentro de mí. También es recomendable, de alguna manera exteriorizar el sentimiento pidiendo a los que se encuentran a mi alrededor que me den unos minutos para calmarme y recuperar mi armonía, ya que estoy enojado o molesto con lo que pasó, de tal manera que las personas no se sorprenderán si manifiesto un arranque súbito y probablemente me darán tiempo, ya que les estoy siendo partícipes de mis sentimientos. Esta comunicación es muy importante, también cuando llevo algo de ese enojo a otro ambiente como el familiar, si somos capaces de decir “vengo enojado en este momento, por favor denme unos minutos para relajarme”, seguramente tendremos una respuesta más favorable, a la que podemos provocar con nuestro enojo, sin hablarlo y manifestándolo solamente.
Programación Neurolingüística nos dice que todos tenemos los recursos necesarios a cada momento. Esto quiere decir, que si somos conscientes de esto, somos capaces de manejar situaciones y sentimientos que nos afectan negativamente.

Ante un enojo que no puedes manejar, haz lo siguiente:
1. Respira profundamente 2 o 3 veces cerrando tus ojos
2. Explora tu cuerpo y date cuenta en qué parte se encuentra básicamente este enojo, generalmente se encuentra en pecho, plexo solar, o vientre
3. Ahora que lo tienes localizado, ponle un color negro, como si fuera un humo negro que se instaló en ese lugar
4.- Empieza a respirar profundamente, dándote cuenta cómo va saliendo cada vez que exhalas
5. Continúa hasta que este sentimiento se haya calmado o desaparecido de tu cuerpo
6. Ahora siente la tranquilidad y la paz en tu cuerpo por unos segundos y date cuenta de que tú puedes tener el control sobre tus sentimientos
7. Abre tus ojos y observa al mundo que te rodea desde otro punto de vista más amable, aceptando el hecho de que ninguna persona puede hacerte enojar

Después de haber hecho este ejercicio, que es muy fácil ya que se puede hacer en cuestión de pocos minutos, por ejemplo retirándose al baño o a algún lugar donde puedas estar sólo, regresa a la persona que te hizo enojar y, si es buen momento, en el que la otra persona esté calmada, dile qué te enojó o enfadó de su actitud o comentario. Explícale el porqué y probablemente te sorprenderás de la respuesta, ya que lo más seguro fue que interpretaste mal su actitud y sus motivos, o quizás ella está arrepentida por haber sido tan intempestiva y agradece la oportunidad de poder disculparse.

Fuente: http://www.estrategiaspnl.com

TE PERTENEZCO... de Yadira Nerehida Zúñiga Mendoza


Quiero beber de tu fuente
en tus aguas calmar mi sed
Refrescarme con tu aliento
cuando siento desfallecer

Que tu ser me inyecte vida
Que tus brazos me den calor
Que me envuelvas con tu cuerpo
es mi refugio mejor

Quiero sentirte esta noche
amor, muy dentro de mi
Pues mi alma, corazón y cuerpo
te pertenecen solo a ti

Que me reconozcas toda
Que no exista un espacio en mi piel
que no hayan sentido y besado
tus dulces labios de miel

Y con tus manos traviesas
me prodigues mil caricias
Sin que el tiempo nos importe
sin mostrar ninguna prisa...

YNZM 23/09/2011

La naturaleza de las excusas inconscientes


Las excusas son seductoras, tienen un poder de persuasión tremendo, principalmente sobre nosotros mismos ya que ofrecen justo lo que queremos, cuando lo queremos. Las excusas tienen una variedad tan grande que sería prácticamente imposible cubrirlas si no es en un libro completo, así que veamos cómo funcionan las excusas inconscientes.

Probablemente el mayor poder de las excusas inconscientes reside, precisamente, en que son inconscientes y por lo tanto no parecen excusas, sino razones bien fundadas e incluso naturales. Antes que nada hay que comprender bien a fondo la naturaleza de las excusas, o justificaciones, cómo es que funcionan, cómo las creamos y finalmente, cómo las creemos sin pensar que en realidad se trata de excusas.

Las excusas no vienen de una parte malintencionada de nuestro cerebro, en realidad son un resultado bastante natural de nuestra capacidad racional. Es un mecanismo de defensa. ¿Hay algo que no te gusta? Trata de mantenerte alejado. ¿Hay que hacer cosas que te parecen molestas, cansadas o aburridas? No las hagas. En realidad no parece muy complicado, si nos dijeran que hay algo que hacer que nos gusta, aunque tengamos mucho trabajo o estemos cansados, si podemos hacerlo lo haremos, pero en la misma situación, otras actividades nada atractivas nos parecerán inadmisibles si no es que imposibles. He ahí la magia de las excusas, en realidad nos protegen de lo que no nos gusta, ya que no encontramos un sentido para hacerlo y es un proceso racional normal, aunque no es muy sencillo, si lo fuera, las excusas no nos funcionarían. El problema aquí, sería ¿qué tan frecuentemente encuentro “peros” o me excuso ante algo que se me presenta?

También hay que entender que el mecanismo de las excusas no se refiere a un mecanismo de razones torcidas y falsas, pueden existir excusas válidas, que serían razones y que estén orientadas en nuestro beneficio: “no puedo ir al cine porque tengo que hacer ejercicio”. Aunque en realidad son las menos de las ocasiones. No sólo hay excusas válidas, sino hay excusas inteligentes, que pueden ser peligrosas por lo mismo y hay excusas que podemos llamar simplemente estúpidas: “¿por qué?, ¡por que sí!”) Muchas veces al pensar seriamente en ellas nos pueden hasta dar risa, o parecer absurdas.

Para podernos dar cuenta de las excusas inconscientes que utilizamos tenemos que empezar por aceptar que tenemos una maquinita de excusas, que es en realidad nuestra capacidad racional. Muchas personas muy inteligentes pueden tener problemas para detectar sus excusas pues están tan bien construidas que son difíciles de detectar. Así que empecemos por aceptar nuestra propia capacidad para “defendernos”, para generar excusas como el que más y ya no engañarnos a nosotros mismos. Es muy importante distinguir excusas de razones, y para esto debemos pensar sobre lo que decimos, sobre todo en nuestro diálogo interno.

Hay personas, aunque algunos lo pondrán en duda, que se levantan a las seis de la mañana para ir a hacer ejercicio. ¿Cómo es eso? A esas horas el reino de las excusas domina la mente de la mayoría. En realidad es muy simple, esas personas pueden ver esa actividad desde un marco de pensamiento donde la actividad es agradable, o brinda satisfacción, o incluso pueden ver los resultados que ofrece, de ahí que no se presenten excusas en medio de la somnolencia y confusión del despertar a esas horas de la madrugada, ya que tienen un sentido bueno para hacerlo. Hay que entender que nuestra mente funciona con marcos de pensamiento, y un marco puede estar dentro de otro, formando un complejo sistema de niveles de pensamiento en el que uno mismo ya no sabe qué quiere. Imaginemos una persona con un marco de pensamiento en el que hacer ejercicio es conveniente, principalmente para la salud. Pero ese marco está dentro de otro, en un nivel inferior a otro que tiene programado que hacer ejercicio es desagradable. Ahora, por encima de ellos hay otro nivel en el que podemos encontrar que las excusas son malas, son herramientas de flojos y mediocres. ¿Quién usa excusas? Yo no, y tú tampoco… no utilizamos excusas, son razones. Por eso mismo, porque las excusas son negadas por las cualidades que les hemos atribuido, entonces la mente necesita colocar una barrera a la conciencia para no que pueda ver los niveles o marcos de pensamiento superiores. Ahí reside la magia y fuerza de las excusas, en la negación de las mismas. Ya Baudelaire había dicho que la mejor estratagema del diablo consistía en hacer creer a todos que no existía. Pues bien, igual estrategia tienen las excusas, en cuanto pensamos que no existen empiezan a funcionar.

1. ¿Cómo me deshago de mis excusas?

Para eliminar el auto sabotaje que representan las excusas inconscientes hay primero que identificar bien el programa que hemos generado de excusas, descubrir que tan sofisticados hemos llegado a ser en el arte de tomarnos el pelo a nosotros mismos. Aquí hay una técnica de PNL que puede ayudarte a deshacerte de tus excusas inconscientes. 
Identifica un resultado deseado 

Tal vez quieras cambiar tu tipo de vida, comer sanamente, hacer deporte, ser más productivo, cualquier cosa que desees y sepas que es bueno para ti. Algo que sirva para mejorar y ser mejor, en el sentido que prefieras. ¿Ya lo tienes? Pues bien, ahora represéntate a ti mismo alcanzando tu meta, siéntelo a detalle, visualiza el logro obtenido, y qué te estás diciendo aquí con tu meta alcanzada.

2. Salte de la escena y reflexiona acerca de las excusas o tus “peros”

Ahora piensa por qué no lo has logrado, cuál es la razón por la que no lo has hecho, deja que tu mente te de todas las excusas o razones necesarias para no hacerlo. Si te preguntas ¿qué te detiene? ¿Por qué es tan difícil? ¿Qué tan importante es para mi el alcanzarlo y cual sería el beneficio? Te será más fácil encontrar las excusas que están limitándote, busca esas “razones” y evalúa cuáles son reales y cuáles son sólo excusas. ¿Está en mis manos resolver el problema? ¿Qué tendría que hacer? ¿Quiero realmente lograrlo?

3. Analiza (las excusas) tus respuestas a estas dos últimas preguntas.

(Aléjate de la escena, no te identifiques con los logros y observa los mecanismos de las excusas.) Evalúa todo lo que sientas y te venga a la cabeza, haz un esfuerzo por detectar hasta las ideas que estén en el borde la conciencia. ¿Son tus excusas buenas? Si tienes una solución para lograr tu objetivo, y no dependes de nadie en especial, ¿cuándo lo iniciarías? ¿Qué sientes cuando usas excusas para cosas que realmente te convienen y date cuenta ahora de que sí puedes realizarlo?

4. Acepta tu capacidad para excusarte y tu capacidad para darte cuenta de ello y resolverlo.

Si en el punto pasado nada sucedía, o no sabes bien qué pensar pero no te gusta es probable que todavía no aceptes tu capacidad para generar y usar excusas. Piensa que en realidad es bastante natural, es un sistema de defensa contra lo desagradable o incluso doloroso. También piensa que lo mejor es descubrir las excusas más que excusarse de hacerlo. (Cuidado porque sí existen excusas de las excusas). No pienses si está bien o mal, trata de ser imparcial, como un investigador o un científico, no vas a juzgar sino vas a aprender de ti mismo y del programa de excusas. Trata de desmenuzar el sistema de excusas, de encontrar sus mecanismos y conocerlos bien para que no te tomen desprevenido.

Ahora relájate, cierra tus ojos y piensa en tu excusa o excusas y visualízalas. Date cuenta qué tan válidas son. Si consideras que no valen la pena, respira profundo, y cada vez que exhales mueve esas imágenes lejos de ti, poco a poco hasta que desaparezcan o casi no las puedas percibir.

Ahora tu espacio está libre de ellas. Retoma y visualiza en este momento la imagen tuya con tu meta ya alcanzada. Respira profundo e instálala enfrente de ti a una distancia adecuada, donde te sientas motivado y satisfecho de saber que la puedes lograr.

Evalúa tu sistema de excusas y aprende de ellas 

Como habrás visto, tu mente ya tenía un sistema funcionando sin que lo notaras, ¡asombroso! Tu mejor herramienta al final del proceso es evaluar las excusas con una honestidad que pueda estar por encima de ellas, una honestidad que sea funcional. La intención no es sentirse mal, mucho menos castigarse, la honestidad debe servir para saber qué excusas pueden funcionar, cuáles no, y cuáles hay que ajustar. Sin este paso final nada de lo anterior sirve, procura cuestionarte siempre tus razones, una mente autocrítica es la mejor aliada en contra de las excusas inconscientes.


Las excusas inconscientes pueden ser un auto sabotaje que trae frustración y limitan tu verdadero desarrollo vital. Con esta técnica de PNL puedes luchar contra ellas y tomar el control de tu mente y tu vida. Recuerda de practicarlo de cuando en cuando, principalmente cuando no estés logrando algo que quieres. Una parte muy importante es jugar con tus excusas, seguirles el juego hasta ver si realmente se trata de excusas injustificadas, y si lo son, trabajarlas para que dejen de serlo. Nunca hay que denunciarlas y satanizarlas por ser excusas, esto sólo logrará que tu mente intente ocultarte que son excusas. Cuando descubras una excusa, trata a tu mente como si fuera un niño, simplemente muéstrale el camino correcto sin demasiado alboroto, como si su excusa fuera un juego en el que se distrae y un reto a vencer para mejorar tu calidad de vida.

Fuente: http://www.estrategiaspnl.com

La amistad y sus valores



Conoce los valores que hacen posible forjar verdaderas y perdurables amistades.

Una de las más grandes satisfacciones que tiene el ser humano, es la seguridad de contar con grandes amigos. Con el paso del tiempo la amistad se fortalece sin darnos cuenta, la convivencia ha traído aficiones, gustos e intereses en común, compartiendo preocupaciones, alegrías, triunfos y la seguridad de contar con un apoyo incondicional.

La esencia de la amistad radica en los valores, que son el cimiento de las relaciones duraderas, porque nuestra amistad sobrepasa con mucho la superficialidad, sin quedarnos en lo anecdótico, la broma, el buen momento o pasivamente en disposición para lo que se ofrezca.

Es de gran utilidad considerar la importancia que tienen otros valores para fortalecer el valor de la amistad, entre los más importantes se encuentran:

Coherencia

De fundamental importancia es mostrar una personalidad única con todas las personas y en todos los ambientes: vocabulario, modales, actitudes, opinión, y nuestra conducta en general. Nada es más desconcertante que descubrir distintas formas de ser en una misma persona, esto afecta significativamente la comunicación, provoca desconfianza y demuestra falta de madurez.

Flexibilidad

La adaptación a los distintos ambientes facilita la convivencia, facilita la comunicación y permite acrecentar nuestro círculo de amistades. Debemos tomar en cuenta que la persona flexible es amable y servicial siempre, en todo lugar; si sólo tenemos atenciones con las personas que conocemos, no se puede hablar de flexibilidad.

Signos evidentes de flexibilidad son: ceder la palabra; rectificar la opinión, pedir disculpas; participar de las actividades y aficiones que gustan a los demás (siempre y cuando permitan la vivencia de los valores), aceptar los consejos y recomendaciones sobre nuestra persona con sencillez y serenidad.

Como detalle importante, podemos señalar que una persona puede tener varios amigos con intereses diametralmente opuestos; la flexibilidad nos permite alejar ese sentimiento de exclusividad que muchas personas equivocadamente reclaman. Cada persona por ser naturalmente diferente aporta algo distinto en la vida de los demás, en eso consiste el enriquecimiento personal y el cultivo de amistades.

Comunicación
La verdadera comunicación no es una agradable conversación que muchas veces puede ser superficial. Comunicarse significa participar de nuestro yo a nuestros amigos, con la sinceridad de las palabras, transmitiendo nuestros verdaderos puntos de vista y manera de sentir, sólo así existe un intercambio real de pensamientos que desembocan en la comprensión y el entendimiento.

La forma más simple de conservar una amistad, es manteniendo contacto frecuente con nuestros amigos sin importar la distancia, pues unos minutos bastan para hacer una llamada o escribir un correo electrónico. Preguntar por el estado de salud, el trabajo, cual fue el resultado de sus últimos planes, enviar saludos a la familia... tantas cosas que podemos decir que demuestran interés y sincera amistad.

Desgraciadamente hay personas que se llaman amigos, pero sólo aparecen cuando necesitan algo.

Generosidad

Lo importante de este valor es hacer lo posible por otorgar nuestro tiempo, recursos, conocimientos y cualidades cuando los demás lo necesiten, donde no importa si piden o no nuestra intervención. Muchas veces esperamos que nuestros amigos estén a nuestra disposición y lo demuestran con hechos; pero en ocasiones, por distracción o simple comodidad no correspondemos de la misma manera, ¿no es esto una forma de aprovechar y utilizar la amistad en beneficio personal?

La generosidad no tiene barreras, pues los amigos dan su persona desinteresadamente y sin límites: están pendientes de las preocupaciones y necesidades; acompañándose en la enfermedad o en los malos momentos; gozan de los triunfos y las alegrías, sin el sentimiento mezquino de la envidia; la generosidad se extiende a las cosas materiales, la ayuda para reparar el auto...

Lealtad

No hay riqueza más valiosa que un buen amigo seguro. Ser leal supone ser persona de palabra, que responda con fidelidad a los compromisos que la amistad lleva consigo; los amigos nobles no critican, ni murmuran, ni traicionan una confidencia personal y siempre se encuentra veracidad en sus palabras. Son verdaderos amigos quienes defienden los intereses y el buen nombre de sus amigos.

Ser leal también es hablar claro y ser franco; la lealtad también se demuestra al corregir a un amigo que se equivoca.

Agradecimiento

Un pequeño detalle de agradecimiento fortalece nuestra amistad significativamente, no pensemos en objetos, devolver el favor en la misma proporción o cualquier cosa extraña, entre los amigos basta dar las gracias sinceramente como reconocimiento a la ayuda que hemos recibido. Pero hay que decirlo.

Debemos tomar en cuenta que los pequeños detalles son espontáneos y representan verdaderas muestras de afecto, pero nunca deben aparecer como “pago” al beneficio que desinteresadamente recibimos, pues los obsequios, invitaciones y otros detalles, son elementos naturales de una amistad.

Los verdaderos amigos siempre nos ayudarán a superarnos y a vivir mejor, porque el interés está puesto en la persona, no en sus pertenencias, posición o lo divertido que pueda ser. La confianza, el consejo oportuno sobre las buenas costumbres, hábitos, diversiones o el orden de nuestros afectos, constituyen muestras claras de aprecio, compromiso y responsabilidad.

Los valores nos ayudan a encontrar nuevos amigos y mejores amistades, porque nuestra actitud es franca y abierta para todas las personas. Ser un “mejor amigo” no es un objetivo para buscar el reconocimiento o alimentar nuestra vanidad, es una forma de elevar la calidad de las relaciones humanas con nuestro ejemplo...

Desconozco a su autor

El mejor



Uno de los deportes tradicionales de Alaska, es la tala de árboles.
Cuentan que un joven quería convertirse en un gran leñador, y oyó hablar del hombre que mejor manejaba el hacha en toda la región y decidió conocerlo y aprender de él.
- Señor si usted me permite - le dijo - quiero ser su discípulo, quiero aprender a cortar árboles como lo hace usted.
El joven aprendió las lecciones del maestro y después de algún tiempo creyó haberlo superado. Se sentía más fuerte, más ágil, y por ser más joven que su maestro, estaba seguro de vencer fácilmente al viejo leñador. Así fue que lo desafió en una competencia de 8 horas para saber cuál de los dos podía cortar más árboles.
El Maestro aceptó el desafío, y el joven leñador comenzó a cortar los árboles con entusiasmo y vigor. Entre árbol y árbol miraba a su Maestro, pero la mayor parte de las veces veía a su Maestro sentado. El joven volvía entonces a sus árboles, seguro de vencer, y sintiendo pena por su viejo maestro.

Al caer el día, para gran sorpresa del joven, el viejo Maestro había cortado muchos más árboles que él.
- ¿Cómo puede ser? - se sorprendió - ¡Casi todas las veces que lo miré, usted estaba descansando!
- No hijo mío, yo no descansaba. Estaba afilando mi hacha. Esa es la razón por la que has perdido.

Desconozco a su autor

REFLEXION
La diferencia entre un hombre y otro, no se encuentra en su fuerza o en su destreza al hacer las cosas, sino que consiste en aprovechar las lecciones de la experiencia. La naturaleza, decían los antiguos, "no avanza a los saltos". Y el crecimiento "mucho menos".
La experiencia no consiste en lo que se ha conseguido, sino en lo que se ha aprendido. Porque lo importante no es llegar una vez, con el máximo esfuerzo; lo importante es conocer todos los senderos posibles, para llegar siempre a la cima disfrutando del paisaje. La historia de la humanidad demuestra que sólo triunfan aquellos que creen poder hacerlo. Que no hay crisis o profecía alguna que pueda con un hombre que tiene la determinación de triunfar. Que si enfrentamos la noche pensando en el fracaso, amaneceremos con el temor de fracasar.
El secreto de todo triunfo, es creer en uno mismo, es respetar nuestra intuición, es saber escuchar, es estudiar en profundidad cada situación, discernir, actuar con confianza, certeza y seguridad.
Ser conscientes de que si logramos vencer las dificultades que se nos presentaron ayer, venceremos sin duda las de hoy, y que cuando llegue el momento tan temido, se dará en nosotros la fuerza, la voluntad y el criterio necesario para superar todas las dificultades.

No es no de Hugo Finkelstein



NO es NO, y hay una sola manera de decirlo. NO. Sin admiración, ni interrogantes, ni puntos suspensivos.
NO, se dice de una sola manera. Es corto, rápido, monocorde, sobrio y escueto. NO.
Se dice una sola vez, NO. Con la misma entonación, NO. Como un disco rayado, NO.
Un NO que necesita de una larga caminata o una reflexión en el jardín NO es NO. Un NO que necesita de explicaciones y justificaciones, NO es NO.
NO, tiene la brevedad de un segundo. Es un NO para el otro porque ya lo fue para uno mismo. NO es NO, aquí y muy lejos de aquí.
NO, NO me deja puertas abiertas ni entrampa con esperanzas, ni puede dejar de ser NO, aunque el otro y el mundo se pongan patas arriba.
NO, es el último acto de dignidad. NO, es el fin de un libro, sin más capítulos ni segundas partes.
NO, NO se dice por carta, ni se dice con silencios, ni en voz baja. Ni gritando, ni con la cabeza gacha, ni mirando hacia otro lado, ni con símbolos devueltos; ni con pena y menos aún con satisfacción.
NO es NO, porque NO. Cuando el NO es NO, se mirará a los ojos y el NO se descolgaránaturalmente de los labios.
La voz del NO, NO es trémula, ni vacilante, ni agresiva y NO deja duda alguna. Ese NO, NO es una negación del pasado, es una corrección del futuro.
Y sólo quien sabe decir NO, puede decir Sí.

Convención de los heridos de amor de Paulo Coelho



Disposiciones generales:
A – Considerando que el dicho de que “en el amor y en la guerra todo vale” es completamente verdadero;
B – Considerando que en lo relativo a la guerra contamos con la Convención de Ginebra, adoptada el 22 de agosto de 1864, que determina cómo debe tratarse a los heridos en el campo de batalla, mientras que hasta hoy no se ha promulgado ningún documento que regule la situación de los heridos de amor, muy superiores en número;

Se decreta que:
Art. 1 – todos los amantes, independientemente de cuál sea su sexo, quedan advertidos de que el amor, además de ser una bendición, también es algo extremadamente peligroso, imprevisible, que puede acarrear serios daños. Por lo tanto, quien tenga la intención de amar, debe ser consciente de que está exponiendo su cuerpo y su alma a heridas de muy diferentes tipos, sin poder culpar por ello a su pareja en ningún momento, puesto que ambos corren el mismo riesgo.
Art. 2 – Una vez alcanzado por una flecha del arco ciego de Cupido, debe solicitarse inmediatamente al arquero que dispare la misma flecha en la dirección opuesta, con el objeto de no sufrir la herida conocida como “amor no correspondido”. En el caso de que Cupido se niegue a hacerlo, la Convención que en estos momentos se promulga exige del herido que de manera inmediata se arranque la flecha del corazón y la tire a la basura. Para llevar esto a buen puerto, debe evitarllamadas telefónicas, mensajes de correo electrónico, envíos de flores (siempre rechazadas), o cualquier otra forma de seducción, pues semejantes medios, si bien pueden dar algún resultado positivo a corto plazo, no resisten el paso del tiempo. La Convención decreta asimismo que el herido debe buscar sin falta la compañía de otras personas, así como debe imponerse al pensamientoobsesivo que le dice “vale la pena luchar por esta persona”.
Art. 3 – En el caso de que la herida provenga de un tercero, es decir, que el ser amado se sienta atraído por alguien que no estaba a priori en el guión, queda expresamente prohibida la venganza. En este caso, se permite el uso de lágrimas hasta que los ojos se sequen, así como algunos puñetazos en la pared o en la almohada, o reuniones con amigos donde poder insultar a gusto al antiguo(a) compañero(a), incidiendo en su perfecta falta de gusto, pero sin llegar a difamar su honra. La Convención determina que también se aplique en este caso la regla del Art. 2 que mueve a buscar la compañía de otras amistades, sólo que evitando en la medida de lo posible los lugares que la otra persona frecuenta.
Art. 4 – En lesiones leves, clasificadas aquí como pequeñas traiciones, pasiones fulminantes que no duran mucho, o desinterés sexual pasajero, debe aplicarse con generosidad y rapidez el medicamento llamado Perdón. Una vez aplicada tal medicina, no se debe volver atrás bajo ninguna circunstancia, y el asunto debe ser definitivamente olvidado, no utilizándolo jamás como argumento en una discusión o en momento de odio.
Art. 5 – En todas las heridas definitivas, también conocidas como “rupturas”, el único medicamento que tiene algún efecto se llama Tiempo. De nada sirve buscar consuelo en cartomantes (que siempre prometen el regreso del amor perdido), leer libros románticos (que siempre acaban bien), engancharse a una telenovela o cosas por el estilo. Se debe sufrir con intensidad, evitandoradicalmente las drogas, los calmantes o las oraciones a los santos. En cuanto al alcohol, sólo serán permitidos dos vasos de vino diarios.


Consideraciones finales
Los heridos por el amor, al contrario de los heridos en conflictos armados, no son víctimas ni verdugos. Optaron por algo que forma parte de la vida, y deben asumir, por consiguiente, la agonía y el éxtasis de su elección.
Y los que jamás fueron heridos por el amor, nunca podrán decir: “he vivido”. Porque no vivieron.

Fuente: Pensamiento Emocional 

Adopta a un adulto



Adopte un adulto y enséñele cosas que él ya olvidó.
Tú puedes adoptar a tu papá, mamá, tía, un amigo virtual, marido, novio.
Lo importante es encontrar a alguien que precise ser adoptado, que precise volver a ser niño(a).
Cómo elegir?
Humm!!! Es fácil reconocer los adultos que más precisan ser adoptados.
Ellos suelen ser: quejosos mal humorados y llenos de cosas para hacer.
Son demasiado serios, viven quejándose de lo que hacen, no les gusta el ruido, de música o de cosas inesperadas. Odian las sorpresas y generalmente no les gusta comer golosinas o andar descalzos.
Apuesto que tú conoces varios así!!!
Qué hacer?
Después de haber elegido, acércate, despacito y con mucha paciencia, anda enseñándole como ser niño(a) nuevamente.
Haz un lindo dibujo y dáselo de regalo...
Enséñale a hacer crecer las nubes en la imaginación, aprender a gustar del cariño comienza con 1, 2, 3 besitos, el beso es bueno !!!,a creer en ángeles, dragones (cuéntale una historia donde él esel héroe y matará el dragón feroz que existe dentro de él) a chupar hielo,a mirar el cielo, desear que los sueños se conviertan en golosinas, sólo por un momento... Lo importante será no renunciar... acuérdate que lo que es fácil para nosotros puede ser difícil para ellos.
Muchos olvidaron el niño(a) que existe dentro de cada uno(a) ...
 Desconozco a su autor

¿Qué es equivocarse?


No se equivoca el hombre que ensaya distintos caminos para alcanzar sus metas; se equivoca el que por temor a equivocarse, no camina...

No se equivoca el hombre que busca la verdad y no la encuentra; se equivoca el que, por temor a errar, deja de buscarla.

No se equivoca el hombre que expresa lo que siente y es rechazado; se equivoca el que, por miedo a decir lo que siente, deja de expresar su amor a otra persona...

No se equivoca el hombre que comienza a cambiar dando pequeños pasos; se equivoca el que por tratar de dar un giro total a su vida, nunca da el primer paso que inicia el camino que lo llevará a dar la vuelta al mundo!!!

Desconozco el autor.

Luchar



Están los que usan siempre la misma ropa,
los que llevan amuletos,
los que hacen promesas,
Los que imploran mirando al cielo,
los que creen en supersticiones...

Pero también están los que siguen
corriendo cuando les tiemblan las piernas,
los que siguen jugando cuando se les acaba el aire,
los que siguen luchando cuando todo parece perdido,
Como si cada vez fuera la última vez,
convencidos de que la vida misma es un desafío.
sufren pero no se quejan, porque saben que el dolor pasa,
el sudor se seca, el cansancio termina. Pero hay algo que nunca desaparecerá: "La satisfacción de haberlo logrado"

En sus cuerpos hay la misma cantidad de músculos,
y en nuestras venas corre la misma sangre,
Lo que nos hace diferentes es nuestro Espíritu,
Nuestra determinación por llegar a la cima,
Una cima a la que no se llega superando a los demás,
sino superándose a Uno Mismo.

Desconozco su autor

Buenos días amigos, les mando un abrazo de oso