viernes, 23 de septiembre de 2011

Buenas noches amigos, les mando un abrazo de oso


Los poetas vivos de ©Walt Whitman



No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis 
Nos derriba, nos lastima, nos enseña,
nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tú puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores: el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes. Huye.
"Emito mis alaridos por los techos de este mundo", dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente, sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros "poetas muertos",te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los "poetas vivos".
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas ...

El camino del amor. Los 11 pasos



  1. Primero contigo mismo.
    Sólo cuando estás bien contigo mismo puedes estar bien con los demás

  2. Manejar la soledad.
    Sólo cuando manejas tu soledad puedes manejar una relación.

  3. Sólo se da lo que se tiene.
    Necesitas valorarte para valorar, quererte para querer, respetarte para respetar y aceptarte para aceptar, porque nadie puede dar lo que no tiene.

  4. Paz interior.
    Ninguna relación te dará la paz que tú mismo no crees en tu interior.

  5. Fantasía que genera frustración.
    Pretender que otra persona nos haga felices y llene todas nuestras expectativas es una fantasía que sólo trae frustraciones.

  6. Autonomía.
    Ninguna relación te brindará felicidad que tú mismo no construyas.

  7. Autosuficiencia.
    Sólo podrás ser feliz con otra persona cuando bien convencido seas capaz de decirle: "No te necesito para ser feliz".

  8. Independencia
    Sólo podrás amar siendo independiente hasta el punto de no tener que manipular ni manejar a los que dices querer.

  9. Requerimientos.
    Para amar necesitas una humilde autosuficiencia, autoestima y la práctica de una libertad responsable.

  10. Autoestima y madurez.
    Ámate a ti mismo madura y el día que puedas decirle a esa otra persona "Sin ti me la paso bien"ese día estarás preparado para vivir en pareja.

  11. Compartir.
    Dos personas que vivan en pareja podrán ser felices sólo cuando se hayan unido para compartir su felicidad no para hacerse felices la una a la otra.

*Conclusión:*
"Dos personas se aman únicamente cuando son capaces de vivir la una sin la otra pero deciden vivir juntas" Por M Scott Peck.

7 Hábitos mortales vs 7 hábitos del amor



7 Hábitos Mortales

Muchas personas tenemos estos 7 hábitos mortales, sin darnos cuenta de ello:
  1. Castigar
  2. Quejarse
  3. Culpar
  4. Amenazar
  5. Perseguir
  6. Criticar
  7. Sobornar
Estos hábitos hacen que la mayor parte de sus problemas emocionales estén directamente vinculados con el hecho de que usted ha aprendido a tratar de controlar a las personas que lo rodean...

Aprendemos esos hábitos en nuestra infancia de maestros, padres, abuelos, tíos, vecinos, amigos, entre otros...

EJEMPLO:
  • Limpia la habitación sino, no hay televisión para ti está noche (castigo)...
  • Esas galletas que preparé serán para ti cuando todo esté limpio y ordenado (soborno)...
Después de pasar años expuesto a esta forma de manipular, finalmente comienza a utilizarla también...
Probablemente se limpiará la habitación, pero no quedará una buena relación...
El problema práctico de tratar de controlar a otros es que, cada vez que usted cumple, soborne, se queje, critique, castigue o amenace a alguien...
Encontrará resistencia, le responderán; lucharán; de hecho la ignorarán, mentirán, harán las cosas a escondidas o acudirán a un millón de medios, para hacer que usted retroceda...
Es simplemente la naturaleza humana. Estamos genéticamente programados para resistir cuando alguien nos trata de obligar a hacer algo que no queremos...
Tal vez sea más pronunciado en una persona que en otra...
Pero a menos que usted reconozca lo que está haciendo y aprenda a buscar lo que desea en una relación, sin tratar de controlar a los demás...
Todas sus relaciones se convertirán en una lucha por el poder que harán sufrir a todos los involucrados...

7 Hábitos de Amor
La mejor manera de eliminar los 7 hábitos mortales es reemplazarlos con los 7 hábitos de amor:
  1. Apoyar
  2. Estimular
  3. Escuchar
  4. Aceptar
  5. Confiar
  6. Respetar
  7. Negociar las diferencias.
Pareciera fácil, ya que lo único que uno necesita hacer es aceptar a la gente tal como es...
Pero, al igual que muchas cosas valiosas en la vida, los hábitos del amor son más difíciles de poner en práctica de lo que uno podría imaginar...
Especialmente si representan la personalidad que usted se ha formado. Algunos aspectos que pueden ayudar. Hágase un análisis realista:
¿Tiene usted los 7 hábitos mortales?
¿Cómo le habló esta mañana a la gente con quien vive?
¿Las estimuló a realizar lo que habían planeado para el DÍA?
Escuche con atención: Trate a las personas como si ellos fueran sus mejores amigos...
Escuche cada palabra, busque el tiempo para sentarse con las personas y realmente prestarle atención sin distraerse con teléfonos celulares o las exigencias de otras personas...
Visualice su nuevo yo: Haga una imagen mental de usted como una persona que practica los 7 hábitos de amor...
Consérvela en la mente y acuda a ella cuando esté hablando con sus seres queridos, para ver si está actuando como una persona que sabe dar amor...
Haga la pregunta adecuada: En el instante en que surge la necesidad de culpar, quejarse, criticar, insistir, amenazar, castigar o sobornar...
Antes de decir nada, deténgase y pregúntese ¿Es esto realmente importante?
Acepte la realidad: Uno debe comprender que la única persona que puede cambiar es uno mismo...
Cuando usted tiene una diferencia con una persona que es importante en su vida, negocie...
Escoja un modelo: Cuáles son las personas a las que admira más, pregúntese que harían ellas antes de reaccionar con uno de los 7 hábitos mortales...
Escriba sobre sus experiencias: Haga un diario, lo que le ayudará a atravesar la transición y ver sus progresos...

7 Hábitos mortales vs 7 Hábitos de Amor convierta:

Culpar - Aceptar
Sobornar - Estimular
Quejarse - Escuchar
Criticar - Respetar
Perseguir - Solucionar diferencias
Castigar - Apoyar
Amenazar - Confiar

AUTORA: Graciela E. Prepelitchi

Quizás no lo sabías



Por lo menos 5 personas en este mundo te aman tanto que darían la vida por tí.
Por lo menos 15 personas en este mundo te quieren de alguna manera.
La unica razón por la que alguien pudiera odiarte es por que quiere ser como tú.
Cada noche alguien piensa en tí antes de dormirse.
Una sonrisa tuya puede traer felicidad a las personas, aunque no les caigas bien o no te conozcan.
Para alguien significas el mundo.
Si no fuera por tí, alguien no estaría vivo.
Eres especial y único.
Alguien, que no sabes siquiera que existe, te ama.
Cuando piensas que has cometido el error mas grande del mundo, algo bueno viene de él.
Cuando pienses que no tienes oportunidad de conseguir lo que quieres, probablemente no lo tendrás, pero si crees en ti mismo, tarde o temprano lo tendrás.
Siempre recuerda los cumplidos que has recibido, olvida los malos ratos.
Siempre dí lo que sientes por el o por ella, te sentirás mejor después que lo sepa.
Si tienes un gran amigo, toma tu tiempo para hacerle saber lo grande que es.
Colaboración de Magdalena.

¿Quién soy?


YO SOY ..... LO QUE SIENTA DE MI EN TU CORAZÓN!!

¿Quién soy?

Soy tu compañía constante. Soy tu mejor ayudante o tu más pesada carga. Te impulsaré hacia adelante o te arrastraré al fracaso. Estoy a tus órdenes por completo. Puedes dejarme sin problema la mitad de lo que haces y lo haré, rápida y correctamente.

Soy fácil de manejar, sólo debes ser firme. Dime exactamente cómo hacer algo y con pocas lecciones lo haré automáticamente.

Soy el que sirve a los grandes hombres. Así también, a quienes son grandes, yo los he hecho grandes. A los que son un fracaso, yo los he hecho fracasar.

No soy una máquina, aún cuando trabajo con la precisión de una máquina con la inteligencia de un hombre. Puedes usarme para ganar o puedes usarme para la ruina; para mí, es lo mismo.

Tómame, entréname, sé firme conmigo y pondré el mundo a tus pies. Sé flexible conmigo y te destruiré.

¿Quién soy?
...Soy tu hábito.

Colaboración de Jorge Luis Caballero Quezada.

La importancia del lenguaje asertivo



Todos los seres humanos somos comunicadores, en todo momento.  Las personas no pueden no comunicarse.  Incluso las personas que no dicen nada, (ni verbalmente, ni con gestos, movimientos, o señales) están comunicando que no quieren comunicación alguna.

Somos comunicadores, mensajeros y transmitimos todo el tiempo querramos o no.  En la etapa del bebé, este se comunica perfectamente.  Cuando llora, algo le falta y lo pide llorando y cuando duerme es que está agusto.   No hay opción, somos mensajeros continuos y permanentes.  La calidad de comunicación que tenemos es el resultado de nuestras experiencias.  Hoy en día tenemos la oportunidad de mejorar esa comunicación para nuestro propio beneficio.

¿Qué clase de mensajeros somos? ¿Transmitimos mensajes alentadores, positivos, de calidad o son nuestros mensajes derrotistas, negativos y deprimentes?  Cada uno elige inconscientemente qué tipo de comunicación / lenguaje transmite y al pasar del tiempo lo convertimos en hábito y luego llega a ser una programación. Cuando se convierte en programación es automática, ya se da la comunicación según nuestra forma de ser.

En la antigua Persia, el mensajero que traía buenas noticias se le ofrecía la mejor comida, bebida y mujeres; en cambio si traía malas noticias se le sacrificaba.  Las personas asocian con el transmisor la calidad del mensaje que transmite. Si una persona constantemente da malas noticias, (usa lenguaje negativo), la gente va a empezar a asociar su rostro, sus gestos, y su lenguaje corporal con la negatividad y  es posible, que lo marginen.  Cuando alguien transmite buenas noticias, los demás quieren asociarse con él y lo tratan en consecuencia.   Buenos mensajes emanan esperanza, calidez,  aprecio, respeto, consejo, energía, apoyo, fuerza, entusiasmo, dirección, mientras que los mensajes negativos aportan negatividad, desilusión, desesperanza, desastre, frustración, incapacidad etc....

El lenguaje es muy poderoso porque afecta directamente nuestros pensamientos que están ligados a nuestras emociones. Si alguien me dice:  “Todo lo haces mal” o “siempre te equivocas”. Yo automáticamente construiré una imagen mía haciendo las cosas mal y equivocándome y eso tendrá una repercusión en mis emociones. Estas emociones negativas afectarán mi ánimo, mi autoestima y mis capacidades.

Como seres humanos tenemos la posibilidad de elegir.  Podemos elegir qué pensamos y qué decimos. Con la ayuda de PNL es posible ser más conscientes de lo que ocurre en nuestra mente y  darnos cuenta del daño que nos causamos y causamos a los demás. Con PNL es relativamente fácil iniciar un aprendizaje más positivo y reentrenar nuestra mente para así desencadenar emociones más alentadoras.

Fuente: http://www.estrategiaspnl.com

Un amigo...



Un amigo te acepta tal cual eres.
Un amigo creé en tí.
Un amigo admira todas las partes de tu persona (incluso las partes inacabadas).
Un amigo no se rinde contigo.
Un amigo perdona tus errores.
Un amigo se entrega incondicionalmente.
Un amigo te ayuda.
Un amigo te invita a reintentarlo contigo.
Un amigo te baja a la realidad.
Un amigo te dice la verdad cuando necesitas escucharla.
Somos amigos, aunque seamos distintos.

Colaboración de Vania Gonzalez Araiza.

La tristeza, ¿tiene cura?



Este artículo puede ser de gran ayuda a aquellas personas que padecen una sensación de tristeza continua y que buscan combatirla con remedios naturales.

¿Qué es la tristeza?
La tristeza es una de las emociones básicas del ser humano, junto con el miedo, la ira, el asco, la alegría y la sorpresa. Es un estado afectivo provocado por un decaimiento de la moral.

Síntomas de padecer tristeza
Es la expresión del dolor afectivo mediante el llanto, el rostro abatido, la falta de apetito, etc.

Causas
  • Causas endógenas: cuando nuestras expectativas no se ven cumplidas o cuando las circunstancias de la vida son más dolorosas que alegres. La alegría es la emoción contraria.
  • Causas externas: Les resultará curioso saber que la tristeza, según la medicina de la Nueva Era, afecta el pulmón y que para ello existen ejercicios recomendados por las casas de Acupuntura para que usted combata este sentimiento de vacío.
Tenga en cuenta que…
  • No es lo mismo sentirse triste que estar deprimido.
  • La tristeza puede afectar su figura. Si se une a su sensación de vacío la ansiedad, puede empezar a comer de manera compulsiva y ganar kilos.
  • El sentirse triste influirá en su estado inmunológico. Puede pasar de un malestar a otro.
  • La tristeza lo puede llevar a sufrir problemas de piel.
¿Qué no debe hacer cuando siente tristeza?
  • Refugiarse en el alcohol.
  • Tomar decisiones importantes en ese momento.
  • Dejar de dormir.
  • Permanecer mucho tiempo solo.
  • Olvidarse de sus seres queridos y familiares.
  • Creer que el tiempo lo cura todo.
Consejos para tratar la tristeza
  • Es importante permitirse estar triste: Puede ser que la persona piense que no puede superar el dolor y que éste es muy fuerte pero no se recomienda acudir a distracciones u ocuparse demasiado porque en algún momento el dolor saldrá. Hay que aceptar que durante este proceso se pierda el interés por muchas actividades y amistades, y algunas costumbres van a cambiar. Recuerde que las lágrimas son la respuesta a esa tristeza, déjelas salir pero después tome fuerza y siga las recomendaciones de los expertos.
  • Sentir y expresar las emociones a medida que éstas aparecen ayuda mucho. Con el tiempo irán disminuyendo. Sin embargo, en algunas ocasiones existirán recaídas, por eso es importante que la persona sea paciente con ella misma. Es recomendable aplazar las decisiones importantes.
  • Durante los primeros días puede ser de ayuda establecer un horario para ir haciendo una rutina que permita adaptarse a la nueva vida. Alimentarse bien, cuidar el cuerpo y no recurrir al alcohol y a los calmantes. Durante este proceso la persona sufre una baja en sus defensas lo cual lo vuelve más susceptible de sufrir enfermedades.
  • No espere la ayuda de los demás, pídala si la necesita, en ocasiones las personas frente a esta situación no saben cómo actuar.
  • Permítase disfrutar, es probable que al principio se sienta culpable por hacerlo pero si sigue su ritmo más adelante podrá hacerlo.
  • Si ve que pasado un tiempo sigue la tristeza y ésta se hace más profunda, acompañada de la necesidad del alcohol o las drogas o con deseos de morir, busque la ayuda de un profesional.
Plantas medicinales para la tristeza
La fitoterapia o terapia con plantas medicinales puede sernos de gran ayuda. El Hipérico o Hierba de San Juan es una de las mejores plantas para la tristeza. Otras personas quizá necesiten un tónico como el Eleuterococo (ginseng siberiano), la Nuez de Cola o el Ginseng Coreano.

Dieta adecuada
Es muy importante revisar la dieta para que no hayan carencias que puedan agravar esa sensación de desánimo o tristeza. Es muy importante que no falten alimentos ricos en hierro ya que la anemia también puede provocar esa sensación.


Si hubiera un problema de tiroides (otra posible causa) tomaríamos alimentos ricos en Yodo (como las algas). Eso si es un caso de hipotiroidismo y el especialista lo recomienda.

En caso de tristeza también hemos de vigilar las hipoglucemias y, así, evitaremos pasar muchas horas sin comer (más de cinco).

Suplementos
Un buen suplemento multivitamínico (que sea rico en vitaminas B) suele ser, en muchos casos, de gran ayuda ya que muchas personas siguen una dieta muy desequilibrada.

El Triptófano (un aminoácido) y el Omega 3 (está en el aceite de pescado azul, en la Chía, en las semillas de lino, etc.) también nos ayudarán a mejorar esa tristeza o desánimo.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Isaac Oruna Amiel
Naturópata

La felicidad implica dejar marchar lo viejo por Anne Astilleros


Felicidad es una meta que todos perseguimos sin saber que basta con dejar marchar aquellos viejos hábitos o creencias que ya no nos son positivas.

La vida es un continuo flujo de cosas, situaciones, relaciones... todo va y viene, como una constante oportunidad de cambiar o mejorar las situaciones.
Si pretendemos llegar a tener una vida más prospera que la que hemos tenido hasta ahora, más próspera en todos los sentidos que cada uno le quiera dar a esta palabra (felicidad), una vida más llena y más rica de bienes, entonces es necesario crear un nuevo espacio en nuestro corazón y en nuestra mente (limpiando y sanando) para que estos operen los cambios deseados. Hemos de dejar marchar lo viejo para disponernos a recibir lo nuevo. Solo una nueva actitud, más amorosa y más lucida hacia nosotros mismos, puede ayudarnos a identificar lo que ya no nos conviene y dejarlo marchar.

Si la felicidad tuviera una sola exigencia seria algo así como: "Haz en ti todo el vacío que puedas, vacía tu saco interior de todas las creencias impuras o perfectamente negativas que hasta ahora has considerado como imprescindibles en tu vida, Yo necesito todo tu espacio interior para manifestarme libremente y que tú me puedas sentir sin más interpretaciones o convencimientos inútiles".
Hemos de dejar primero que salga lo viejo para dar cabida a algo nuevo y por cierto, fantástico para nosotros. Pues ningún cubo que este lleno de barro se podría llenar mas aunque sea de agua y esperar obtener un resultado límpido.

¿Quién no ha aprendido a aferrarse al pasado?

¿Quién se atreve a salir de sus ataduras y a sanar su vida sin sentirse culpable inmediatamente, creyendo que eso es un comportamiento egoísta, que va contra la educación o los esfuerzos de sus padres?
Aferrarse al pasado, por temor a no saber ya quienes somos sin la mirada o la aprobación del otro y por temor a tener que re-construirse sin otro modelo que el de nuestro propio corazón y juicio, después de haberlos abandonado tanto tiempo, es cortar con el flujo natural de todo lo bueno que tenemos derecho a vivenciar.
Estancados en este tipo de comportamiento, bloqueamos y así impedimos que lo que más nos llena (lo nuevo) y la felicidad se pueda producir, culpando siempre a la vida y a los demás. No dejamos marchar lo viejo y nos convertimos en víctimas.

¿Qué tipo de felicidad experimenta una victima?
La comodidad y la costumbre, a las que se somete una persona victima de su propia falta de autoestima y coraje, son las que la atan por ejemplo a su pareja desenamorada. Pero por mucho que se esfuerce en ese papel, siente y sabe que no puede reemplazar el sentimiento verdadero de amor que hace que uno se sienta real y experimente la verdadera felicidad. El amor no se entrega a los juegos de la mente humana, no cambia para complacer a la mentira, hija del miedo, solo sabe Ser lo que Es, alegría pura. Negarse la posibilidad de amarse y amar, no solo es negarse a si mismo, sino también negarse al otro y a los demás.
Al aferrarse a una relación de pareja ya obsoleta, al no soltarla, estamos impidiendo que la persona adecuada llegue a nuestro lado o dirigirnos al suyo. Sí, nos convertimos en el obstáculo principal a nuestra propia felicidad. No nos estamos autorizando lo más natural del mundo, nos negamos a involucrarnos de corazón, nos prohibimos sentirnos plenamente enamorados, nos excluimos de la lista de los amados.

¿Cuántas veces habremos oído, más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer?

Esta es la creencia y el dicho de una persona que no confía en la Vida, que se da la espalda y se la da también a todo lo que es el amor. Por miedo, no se atreve a ser feliz ni deja que los demás lo sean; de ese modo no le recordarán que ella no lo está siendo.
Si le preguntases a la gente si desea la felicidad, la mayoría te contestaría: Sí, por supuesto. Pero, ¿acaso están dispuestos a cambiar sus actitudes y creencias hacia ellos mismos para empezar a serlo?
Para que ocurra la felicidad y todo lo nuevo es necesario sanar patrones antiguos y pensamientos que no son propios ni positivos.
¿Cuantos de nosotros no estamos a gusto en nuestro puesto de trabajo, pero no nos atrevemos a buscar otra cosa que nos convenga más y nos haga sentir más la felicidad o menos asfixiados por miedo, por falsa comodidad, por falta de confianza en nosotros mismos, pero también por creencia inocente y un poco cobarde de que la vida es quien se tiene que encargar de este cambio?.

Si tú no dejas marchar lo que ya no te sirve o te aburre ¿cómo podrá llegar lo bueno a tu vida?

Responsabilizarse de uno mismo es el único camino conocido para sentirse vivir sin decepcionarse jamás de lo que otros quieran o puedan darnos o no. Elige deshacerte de ese comportamiento, muy sutil, que se llama mendicidad y que nos cuesta tanto identificar en nuestros gestos cotidianos.
Disponernos a recibir es deshacernos de todo lo viejo e inservible, ya sean objetos, costumbres, creencias, comportamientos que obedecen a la posesividad y el apego más que a la generosidad y el desapego.

Atrévete a cambiar las creencias que tienes y nutres sobre y para ti mismo

Esto es un primer paso de sanación de tu mente negativa, torturada o equivocada, un paso tan eficaz como sencillo.
¿Quien ha visto o comprobado, por mucho que lo intente, que la felicidad se halle en lo complicado?
"Fluyo con la Vida y ahora me autorizo a gozar de su belleza"
"Soy uno y la misma cosa con el próspero poder del Universo"

Anne Astilleros
Coach, escritora y conferenciante motivacional a nivel internacional
http://www.atreveteaserfeliz.com

Independencia emocional de Paulo Coelho




«Al principio de nuestra vida, y una vez más cuando envejecemos, nos hacen falta la ayuda y el cariño de los demás. Desgraciadamente, entre estos dos periodos de nuestra vida, durante el tiempo en el que somos fuertes y capaces de cuidar de nosotros mismos, descuidamos el valioso cultivo del cariño y de la compasión. Puesto que nuestra propia vida comienza y termina con necesidad de afecto, ¿no sería mejor que practicásemos la compasión y el amor hacia los demás mientras somos fuertes y capaces

La cita es del actual Dalai Lama. Es verdaderamente curioso observar cómo nos enorgullecemos de nuestra independencia emocional. Aunque, claro está, tal cosa sea muy cuestionable: seguimos necesitando a los demás durante toda nuestra existencia, sólo que resulta “vergonzoso” demostrarlo, y entonces preferimos llorar ocultamente. Y si alguien nos pide ayuda, es que se trata de un sujeto débil, de alguien incapaz de controlar sus sentimientos.

Hay una ley no escrita que dice que “el mundo es de los fuertes”, y que “sobrevive apenas el más apto”. Si esto fuese cierto, la especie humana no habría podido subsistir, pues sus individuos necesitan protección durante un largo periodo de tiempo (los especialistas dicen que apenas podemos valernos por nosotros mismos después de los nueve años de edad, mientras que una jirafa lo consigue en ocho meses como máximo, y una abeja alcanza su independencia en menos de cinco minutos).

Estamos en este mundo dependiendo de los demás. Incluso de los enemigos, que ayudan a permanecer siempre alerta. Como a cualquier persona sana, también nos hace falta la soledad, el tiempo de la reflexión. Pero esto no debe convertirse en un vicio.

La independencia emocional no conduce absolutamente a ninguna parte – a no ser a una pretendida fortaleza, cuyo único e inútil objetivo es impresionar a los demás.

¿Qué es la Programación Neurolingüística?



Es un modelo de comunicación humana a través de la aplicación de técnicas y herramientas específicas enfocadas a alcanzar la excelencia personal.

La PNL es un modelo que nos facilita ordenar nuestros pensamientos, así como organizar y reorganizar nuestras experiencias, para que nos sirvan de recursos y nos permita desarrollar las creencias, capacidades y conductas requeridas para lograr nuestros objetivos y alcanzar una meta.

La PNL fue creada por Richard Bandler (informático y psicólogo) y Robert Grinder (Lingüista), en los años setentas, en la universidad de Santa Cruz, California. El objetivo de ellos era descubrir el porque algunos tienen el éxito y otros no. Para ello, investigaron a los más efectivos psicólogos de ese momento: Virginia Satir, Milton Erickson y Fritz Perls y sus efectivas estrategias para sanar reprogramando su mente.

Beneficios:
  • Eliminar de forma fácil y rápida: fobias, miedos, conductas y hábitos indeseados.
  • Mejorar la comunicación con usted y los demás.
  • Descubrirá como funciona tu cerebro y como lograr un rendimiento óptimo.
  • Evitará conflictos a tu alrededor.
  • Creará alternativas en la resolución de problemas de una manera estructurada y efectiva.
  • Podrá seleccionar, crear y mantener estados de recursos que te permitan incrementar la calidad de tu vida personal y profesional.
  • Alcanzará sus metas paso a paso incluyendo métodos para de una forma suave y sencilla implementar las estrategias adecuadas para lograr su propio éxito.
  • Tendrá una comunicación efectiva, tanto verbal como no verbal.
  • Será congruente en su hacer y su decir.
  • Transformará sus hábitos indeseables en nuevas y mejores opciones retomando su fuerza con recursos poderosos para crear un futuro brillante y apasionante y sobre todo, un camino para llegar a él.
Fuente:
http://pnlguate.com
PNL Guatemala
Tels.: +(502) 4373 9639
Email: info@pnlguate.com

El primer paso de Paulo Coelho



El peor de todos los pasos es el primero. Cuando estamos listos para una decisión importante, todas las fuerzas se concentran para evitar que sigamos adelante. Ya estamos acostumbrados a esto. Es una vieja ley de la física: romper la inercia es difícil.

Como no podemos cambiar la física, concentremos la energía extra y asi conseguiremos dar el primer paso. Después el camino mismo ayuda.

Mensajes Emocionales de Alejandro Vega



Una de las claves para decidir es la intuición, que realmente la defino como una percepción que tiene la persona para captar toda la información que le rodea y no solo la que le ofrecen las palabras. Consiste en ver más de lo que ya hay y de lo que ya existe. Para utilizar esta herramienta, que ciertamente se puede fomentar, primero es necesario realizar un alto en el camino, dejar de pensar y pararse a sentir la emoción del instante presente, atender nuestra emoción y permitirnos expresarla desde sus primeros indicios para así evitar que se vaya acumulando y estalle en forma de crisis o impulsos. Saber escuchar nuestros sentimientos y emociones y reflexionar sobre la información que nos están regalando es justamente lo que nos va a ayudar a canalizar esa energía emocional para elaborar la respuesta adecuada y decidir.

Mensajes Emocionales
Las emociones podemos verlas como un sistema de señales que nos regalan información ayudándonos a ordenar y organizar nuestras decisiones.

En ocasiones lo que sentimos se contradice con lo que pensamos. Las emociones son fuente de energía e información, no son ni buenas ni malas, son todas necesarias, lo importante es hacer uso correcto de ellas y no intentar racionalizarlas sino permitírnosla, no hay que reprimirlas ni negarlas, esto es lo que constituye una buena muestra de conocimiento emocional. Normalmente hacemos justo lo contrario, es decir, ocurre un hecho, lo pensamos e interpretamos y luego nos damos permiso para sentir y es justamente al revés.

Hay que pararse a sentir, simplemente sentir, y luego pensar qué me está aportando esa información para elaborar la decisión adecuada.

Si observando a tu pareja ves que mira a otra persona, elaboras una respuesta rápidamente desde lo que ves, pero sigue siendo en función del otro. Párate por un instante a sentir, ahí verás exactamente lo que siente el otro, es desde esa dimensión donde puedes conectarte con el otro. No podemos decidir por lo que vemos en superficie, el proceso desde que ocurre un hecho conlleva esos tres pasos:

  1. Atender la emoción: ¿Que siento?
  2. Escuchar: ¿Qué me dice?
  3. Decidir: la respuesta adecuada
“Las emociones dotan de color a la razón”.

La evolución consideró necesario crear una nueva corteza para aplicar la razón, pero incuestionablemente somos seres emocionales y nos hemos olvidado. Es de especial relevancia atender a esas emociones y respetarlas ya que nos otorgan un gran poder.

“El ser humano es el único animal que si se lo propone se muere”.

Las personas intuitivas se dan cuenta de más cosas porque están atentas a muchas más señales que nos ofrece la vida, de las cuales la mayoría nos pasan desapercibidas.

En este punto aprovecho para decir que el idioma, el lenguaje verbal, las palabras son simples palos ordenados, carecen de significado alguno a no ser que los dotemos de una emoción.

T E Q U I E R O
Un perro no puede interpretar esta expresión viéndola ni diciéndosela, a no ser que le introduzca la emoción. Si le grito a mi perrita diciéndole ¡te quiero! en un tono alto, despectivo y como una regañina, lo que ella percibirá se encuentra muy lejos del significado de estas palabras. Puedo decirle la palabra más grosera mientras el abrazo y repetírsela una y otra vez, sin embargo, podría estar dándole una emoción amorosa.

A mi pareja le puedo decir un te quiero y le estoy diciendo “vengo de trabajar y estoy muy cansado, ¿está lista la cena?” o “sí, sí, te quiero, pero no me agobies que eres muy pesado/a”.

No hace falta ni siquiera hablar, basta con la forma que suena la llave al introducirla en la cerradura para que te dé información sobre el estado de ánimo que trae tu pareja o sólo con escuchar cómo suenan los zapatos de tu mujer o marido antes de entrar en la casa eso ya te está transmitiendo. A veces puede pasar que mientras prepara la cena, en silencio absoluto, los pilares del mundo se tambalean del enfado que tiene y no son necesarias las palabras para que todos los demás se percaten.

LO IMPORTANTE NO ES LO QUE SE DICE SINO LO QUE SE TRANSMITE

Abrirse al amor, a lo nuevo, a la realidad de Jorge Bucay



Todos estamos constituidos con polaridades. Tenemos aspectos masculinos y femeninos, activos y pasivos, débiles y fuertes. La confusión que se produce habitualmente es creer que mi pareja es la causa de mi conflicto, sin darme cuenta de que es un conflicto interno entre dos aspectos polares que vengo acarreando, sin hacerlo consciente. La misma energía que uso para pelearme con mi pareja es la que necesito para descubrir qué me pasa a mí.
A veces me pregunto si muchas dificultades que tienen las parejas no estarán, en última instancia, ligadas a la no aceptación de la diferencia de miradas entre el hombre y la mujer. Uno no puede dejar de preguntarse (…) ¿Cómo se armonizan dos personas que viven en mundos diferentes? ¿Cómo se puede comunicar un hombre y una mujer si están en diferentes frecuencias? Respuesta:sólo si pueden abandonar la idea de que hay un único punto de vista.
Es nefasto creer que el mío es el único lugar de análisis, aunque es peor aún dejarme convencer de que tú estás en el lugar de la mirada privilegiada. Es imprescindible incorporar las dos maneras de estar en el mundo para llegar a la integración con el otro y con uno mismo.

El problema de la relación de pareja es que, si no tengo la flexibilidad para pasar de un nivel de conciencia a otro, cuando estoy instalado en un rígido punto de vista tiendo a rechazar a mi compañero, que piensa desde otras perspectivas.

Si me lanzo a la aventura de entender su manera de pensar, incorporo cosas nuevas pero sobre todo le incorporo a él.

El desafío de la pareja pasa por abrirse a una forma diferente de estar en el mundo: la del otro o la de la otra e integrarla en uno mismo. Abrirse a un pensamiento nuevo, a una manera diferente deenfrentarse a la vida.
El amor empieza cuando descubro DE VERDAD al otro. Ya no es una idea de lo que debería ser, sino alguien nuevo que me sorprende con su originalidad. Allí empieza el amor: con la sorpresa, el descubrimiento… En cambio, si solamente intento hacer encajar al otro en mis viejas ideas, no ocurre nada. Por lo menos nada “amoroso”.

Abrirse al amor es abrirse a lo nuevo… Amar es abrirse a la realidad.

Fuente:
Pensamiento Emocional

Paciencia todo tiene su tiempo y su lugar de Maytte Sepulveda



“Un día llegó a Africa un explorador ansioso por llegar cuanto antes al corazón del continente. Traía consigo la fantasía de poder encontrar un gran tesoro, gracias a un mapa que había caído en sus manos años atrás. Apenas llegó, contrató al mejor grupo de hombres de la zona —a los que conocían el terreno—, para no perder tiempo, y les ofreció una recompensa para que caminaran sin parar hasta llegar al sitio donde estaba el tesoro. Una vez que lo cargaron, la caravana inició apresuradamente su aventura. Durante varios días el explorador le exigió a sus hombres que debían mantener el paso; aun cuando se sintieran cansados, a duras penas se detenían para tomar agua y continuar el camino.

Ellos le obedecieron, hasta que un día se detuvieron, se sentaron en el suelo y se negaron a continuar. Cuando el explorador les preguntó qué pasaba, le respondieron sabiamente:

“Hemos caminado con tanta prisa que ya no sabemos ni lo que estamos haciendo. Ahora tenemos que esperar a que nuestras almas nos alcancen para poder continuar”. 

He tenido unos días llenos de mucha actividad debido a un proyecto en el que estoy trabajando; me sentía actuando como con un piloto automático. Esto me hizo reflexionar acerca de la velocidad con la que vivimos cada día, tratando de ser más eficientes y productivos haciendo varias cosas a la vez, como si creyéramos que el tiempo pasa más rápido de lo que somos capaces de aprovecharlo; sin darnos cuenta de que exageramos al ocuparnos de tantos asuntos, hablando por el celular mientras manejamos, y además tratando de encontrar una dirección, pensando en que tenemos que recoger a nuestra hija del colegio e ir al banco. Al final del día experimentamos una sensación de cansancio, de vacío y hasta de un poco de frustración por no haber podido cumplir con las diez mil cosas que nos habíamos propuesto realizar, y que quedarán pendientes.

Cuando actuamos de esta manera, no sólo dejamos de ser eficientes, sino que además perdemos la capacidad de reconocer las cosas verdaderamente importantes, para poder diferenciarlas de las urgentes o de las que no son absolutamente necesarias, y así poder ocuparnos sólo de lo importante, con calma, concentración y excelencia. Por supuesto, al dejarnos llevar por esta especie de compulsión que nos lleva a no parar, nos sentimos agobiados, cansados, estresados y malhumorados. A partir de ese momento nos transformamos, no sólo nos presionamos a nosotros mismos, sino que comenzamos a hacerlo con los demás, nos volvemos exigentes, críticos y hasta agresivos, al no poder cumplir con el exceso de cosas que tenemos pendientes en el momento en que queremos hacerlo. Y si alguna persona trata de ayudarnos o nos sugiere que nos calmemos es peor, pensamos que no entiende nada o que simplemente no le interesa resolver el asunto.  

Necesitamos rescatar el significado de una palabra sencilla, pero importante, que nos permite recuperar la calma: la paciencia. 

Para algunas personas la paciencia es sinónimo de pasividad, de inactividad, de indolencia y, por supuesto, de fracaso. Pero en realidad la paciencia es el antídoto contra el estrés y la pérdida inútil del tiempo, pues nos ayuda a mantener el equilibrio que nos da la claridad mental para analizar las cosas de una manera más objetiva, nos permite hacer uso de nuestras capacidades y de los recursos que tenemos, brindándonos la capacidad de hacer mejores elecciones para actuar con más eficiencia. 

Cuando bajamos la velocidad, el mundo se convierte en un lugar más amable, las relaciones con los demás fluyen con más comprensión y tolerancia, disfrutamos de lo que hacemos. Los problemas y el fracaso se convierten en parte del proceso para crecer y conseguir el éxito. Recordemos que hay un tiempo para cada cosa y que lo mejor está aún por llegar.

Claves para manejar el tiempo

Planifica. Toma en cuenta el tiempo real para cumplir con tus asuntos pendientes y considera la disponibilidad de las personas con la que necesitas contar para hacerlo. Usa el teléfono y el Internet; esto te ahorrará tiempo. 

Concéntrate en el aquí y ahora. Cada vez que la impaciencia se manifieste en forma de nerviosismo, pregúntate qué puedes hacer en ese momento para ser más eficiente. Si se te ocurre algo nuevo, hazlo y si no, respira profundo y piensa en que ya estás haciendo tu mejor esfuerzo.

Acepta lo inesperado. No te quedes pegado pensando en lo que pudiste hacer para evitarlo, ni tampoco profundices en el análisis de los aspectos negativos de la situación, pues esto hará que la percibas con más gravedad y que te sea más difícil de asumir y resolver. Piensa en cómo puedes solucionarla y hazlo.

No permitas que el estrés se apodere de ti. Si hiciste lo que tenías que hacer y no lograste cumplir todas las actividades pendientes, no te preocupes ni te desesperes, siempre habrá otro momento para hacerlo

Fuente:
http://www.maytte.com

Te quiero como eres



“Enamorarse es amar las coincidencias, y amar es enamorarse de las diferencias” (Jorge Bucay, Cuentos para pensar).

Sólo puedo iniciar mi camino desde mi punto de partida, y esto es aceptar que las cosas son cómo son.

Yo no soy quien quisiera ser. No soy el que debería ser. No soy el que mi mamá quería que fuese. Ni siquiera soy el que fui. YO SOY QUIEN SOY.

Tú no eres quien yo necesito que seas. Tú no eres el que fuiste. Tú no eres como a mí me conviene. Tú no eres como yo quiero. TÚ ERES COMO ERES.

Aceptar eso es respetarte y no pedirte que cambies.

El verdadero amor es la desinteresada tarea de crear espacio para que el otro sea quien es.

Esta primera “verdad” es el principio –en sus dos sentidos, de primero y de primordial– de todarelación adulta.

Se materializa cuando yo te acepto como tú eres y percibo que tú también me aceptas como soy.

Te quiero porque me gusta cómo soy cuando estoy contigo.

Fuente: carpediemdeando

21 consejos para evitar el estrés y sentirse bien de Sandra Iozzelli



Si  tienes que lidiar con el estrés diario y sientes que las preocupaciones te impiden disfrutar de tu vida lee estos 21 prácticos consejos que te ayudarán a sentirte mejor, consejos que combinan sabiduría moderna y milenaria. Aquí los tienes:

  1. Acepta la realidad. No te estreses, ni te desgastes queriendo que las cosas sean diferentes de lo que ya son. Ningún pensamiento puede cambiar lo que ya ha sucedido.
  2. Enfócate en tus asuntos. Según Byron Katie, hay 3 tipos de asuntos. Los míos, los tuyos y los de Dios y nos dice “Ocuparme mentalmente de tus asuntos me impide estar presente en los míos. Me separo de mí misma y me pregunto por qué razón mi vida no funciona.” Cuando sientas estrés o soledad, pregúntate ¿en los asuntos de quién estás? Y vuelve a los tuyos.
  3. Reinterpreta lo que vives. “Si te afliges por alguna causa externa, no es ella lo que te importuna, sino el juicio que tú haces de ella. Y borrar este juicio, de ti depende.” Marco Aurelio. Por ello busca lo bueno en todo lo que vives. Si tienes que escoger entre una interpretación negativa o una positiva, ¿por qué escoger la negativa?.
  4. Suelta las expectativas. Haz lo mejor que puedes y suelta los resultados ya que no están bajo tu control. Cuando no tienes apego al resultado de las situaciones que vives o de las acciones que realizas entonces eres libre.
  5. Vive el presente. “Soy yo, no los acontecimientos, los que tienen el poder de hacerme feliz o infeliz hoy. Puedo elegir cuál será. El ayer está muerto, el mañana no ha llegado aún. Tengo solo un día, hoy, y seré feliz en él” (Groucho Marx).
  6. Si crees que tienes muchas cosas por hacer. Recuerda que en realidad solo puedes hacer una a la vez, así que concéntrate en la tarea que tienes delante y olvídate de la lista. Repetirte mentalmente todo lo que tienes que hacer no te ayudará a avanzar más y te hará sentir agobiado.
  7. Disfruta de tu propia compañía. Porque es la única compañía con la que siempre contarás.
  8. Deja de buscar la aprobación de los demás. Ya que eso te lleva a vivir en función a las expectativas ajenas, transformándote como un camaleón y aceptando cosas que no deseas, y esto no se siente bien.
  9. Deja de querer controlar la vida y el futuro porque no están bajo tu control. Como bien decía John Lenon “La vida es lo que sucede mientras estamos demasiado ocupados haciendo planes”.
  10. Confía en la vida y en que lo que sucede siempre es lo mejor para ti. “Todo ocurre para mí en lugar de ocurrirme a mí” Byron Katie.
  11. Acepta tus emociones, piérdeles el miedo, siéntelas. Es simplemente energía que recorre tu cuerpo. Cuando sientas una emoción, obsérvala ¿donde la sientes? ¿en el estómago, en la garganta, en el pecho? ¿es fría, caliente? ¿es como un nudo, como una contracción? Cuando le prestas atención y dejas de luchar en contra de ellas verás como esa sensación corporal se disipa y te sientes mejor.
  12. Haz hoy algo amable por otra persona sin que nadie lo note. Pruébalo y verás que te hace sentir bien.
  13. Deja de juzgar y criticar a otros. “Si juzgas a la gente, no tienes tiempo para amarla” Madre Teresa de Calcuta. Y amarla te hará sentir mejor…
  14. Perdona, hazlo por ti… “Perdonar es liberar a un prisionero y descubrir que el prisionero eras tú” Lewis B. Smedes.
  15. Acepta la muerte como parte de la vida. La muerte es uno de nuestros grandes temores y vivimos con miedo, queriendo controlarla y evitarla a toda costa y esta preocupación nos impide disfrutar la vida que tenemos ahora.  “Recibid la muerte con alegría, como una de las cosas que quiere la naturaleza.” Marco Aurelio.
  16. Se tú mismo. No te compares con los demás. Ni para sobreestimarte porque te separa de la gente ni para subestimarte porque te harás sentir mal. Ninguna persona tiene más valor que otra.
  17. Date las cosas y atenciones que esperas que las otras personas te den a ti. Así, ¡te asegurarás de recibirlas!.
  18. Deja de buscar seguridad en lo externo ya que es una fuente segura de estrés. Lo externo cambia constantemente y escapa de nuestro control. Busca tu paz dentro de ti ya que no puedes controlar lo que pasa a tu alrededor pero sí como te sientes al respecto. “La verdadera felicidad es siempre independiente de las condiciones externas.” Epícteto.
  19. Suelta los resentimientos. Creemos que los demás se merecen nuestro malestar y enojo pero, ¿cómo te hace sentir a ti estar molesto o resentido? ¿a quién castigas realmente con esto? ¡A ti! Como dice Larry Crane “Es como tomarse un veneno y esperar que la otra persona muera”.
  20. Ama sin condiciones, aunque no seas retribuido. Porque el único amor que puedes sentir es el que está dentro de ti no el que sienten los demás... Así que deja de enfocarte en ser querido y enfócate en simplemente querer.
  21. Aprecia y agradece lo que tienes ahora en lugar de fijarte en lo que “crees” que te falta. “Un hombre sabio es aquel que no se lamenta por las cosas que no tiene, sino que se regocija por las que sí” Epícteto.
Sandra Iozzelli se especializa en ayudar a otros a reducir el estrés, el pesimismo, el miedo y las barreras mentales de sus vidas. Si quieres conocer los simples pasos que puedes aplicar para reducir el estrés, solicita gratuitamente su “Guía práctica para liberar el estrés” en www.obsequio.liberatuestres.com

Dejar la puerta abierta de Jorge Bucay



Cuando uno de los miembros de la pareja deja de amar y decide alejarse, hay una persona que siente un gran dolor, y que siente el peso de la pérdida de una manera diferente. Esta persona es la quesigue amando, la que no puede comprender o, que si bien comprende lo que sucede, no lo entiende o se niega a entenderlo. De pronto debe asumir su vida, su pena, y elaborar el duelo. Es ahí cuando empezamos a comprender que a veces no podemos tener todo lo que queremos, y que la vida, o el mundo no era como lo imaginamos.

Soñamos con una vida en pareja, siempre sintiéndonos amados y amando, terminar nuestra vida al lado de la persona amada, y así de sueño en sueño, un día nos despertamos ante esa realidad: Ya no nos aman, y nos llenamos de preguntas sin respuestas: ¿por qué? ¿cuándo?

Amar implica correr ese riesgo, y cuando se ama de verdad se sufre. Ante la pérdida debemos tratar de elaborar el duelo, y poco a poco lograr separarnos de lo que ya no está. Si no aprendemos a soltar, si no dejamos ir, si el apego puede más que nosotros y nos quedamos ahíatadospegados a esos sueños, a esas fantasías, a esas ilusiones; el dolor crecerá sin parar y día a día nuestra tristeza, y nuestro sufrimiento serán los compañeros de ruta, de una ruta hacia la depresión, la falta de incentivo y la falta de vida.

Cuesta soltar aquello que amamos, duele sentir que ya no somos amados, pero en ese dolorestamos creciendo y madurando y si aprendemos a soltar estamos dejando atrás una parte de nuestra historia y empezamos a abrirnos a lo diferente, a lo desconocido. Dejar ir es la clave, no es fácil, no es simple, y duele. Pero la vivencia normal de una pérdida tiene que ver justamente conanimarse a vivir los duelos, con permitirse padecer el dolor como parte del camino. Y digo dolor y no el sufrimiento, porque sufrir es resignarse a quedarse amorosamente apegado a la pena.

“Quiero poder abrir la mano y soltar lo que hoy ya no está, lo que hoy ya no sirve, lo que hoy no es para mí, lo que hoy no me pertenece. No quiero retenerte, no quiero que te quedes conmigo porque yo no te dejo ir. No quiero que hagas nada para quedarte más allá de lo que quieras. Mientras yo deje la puerta abierta voy a saber que estás aquí porque te quieres quedar, porque si te quisieras ir, ya te habrías ido…”