sábado, 17 de septiembre de 2011

Buenas noches amigos, les mando un abrazo de oso!


Nuestro espacio



Muchos tenemos un lugar especial en algún lugar aislado, muy profundo donde vamos para aislarnos del mundo para pensar, para aislarnos de lo real. Este lugar donde abrimos ante nosotros mismos nuestros mas profundos sentimientos.
El refugio de nuestros deseos y de nuestros miedo donde pasamos en un instante de la cima al abismo.
El lugar puede ser físico, o simplemente imaginario y él guarda secretos de lo que hemos sido de quienes a través del tiempo hemos devenido y de lo que nos proponemos ser en cada aniversario.
Pero por muy escondido que esté ubicado por muy profundo que lo queramos situar a veces, fortuitamente alguien encuentra ese lugar que era solo nuestro, era nuestro aliado
Y nosotros sin saber como ni porque ocurre le permitimos a esa persona en ocasiones, estar, sentir y compartir nuestras razones, y ver como poco a poco, nos descubre.
Esta persona añade nuevos colores a nuestra guarida, y muy despacio, sin hacer ruido…nos redecora nuestro espacio sin pedir precio, y una parte de ella pasa a ser  parte ya de nuestra vida.

Desconozco a su autor
Fuente: Artenara

Pasión y entrega



Tiene fuerza este pensamiento del filósofo francés René Descartes:
"La pasión es el único abogado que siempre convence.
El hombre más simple será más persuasivo que el más elocuente que carezca de pasión".
Pocas barreras frenan a a aquel que busca una meta con pasión o con un deseo vehemente.
La pasión es el motor de las grandes obras.
La pasión es una entrega total a lo que se hace, unida a las ganas y al compromiso.
Es una cualidad que acompaña a los que se valoran y destierran las dudas con una firme confianza y un trabajo tesonero.
Para lograrlo gozan de buenas amistades y suelen tener como modelos a los grandes hombres.
Son personas que hacen memoria no de sus fracasos sino de sus éxitos y aprovechan al máximo el presente.
No viajan al ayer con la culpa ni al mañana con la preocupación y llenan su alma de luz y optimismo.
Su pasión los convierte en agentes del bien y en seres felices.

Comunicación Asertiva en las Relaciones de Pareja…



Aunque es cierto que la Comunicación es un tema fundamental en las Relaciones de Pareja, independientemente de su edad, a partir de los 40’ cobra una importancia vital ¿Por qué? Pues porque a partir de esa edad comienza una especie de valoración diferente de las cosas importantes de la vida, especialmente sobre aquellas que tienen que ver con las relaciones, y muy especialmente sobre el Amor de Pareja.

¿Qué debemos entender entonces por Comunicación Asertiva? Pues para una mujer que ya transita los 40’, esta definición pudiera ser “la gran revelación” de su vida, y de hecho, si pones en práctica las estrategias aquí señaladas, puede que la anhelada consolidación de La Pareja Ideal resulte mucho más fácil y agradable…Más que definiciones académicas complejas, o teorías complicadas sobre la Asertividad en la Comunicación, brindaremos más bien una estrategia compuesta de tres Partes, de modo que al aplicarla disfrutará usted de una verdadera asertividad en la comunicación con su pareja, aunque no sepa necesariamente definir este concepto, y en todo caso, el seguir esta estrategia le asegurará el florecimiento y disfrute del verdadero Amor de Pareja.

Por naturaleza los hombre tienden a ser quienes resuelven, quienes tienen “TODAS” las respuestas… quienes “lo saben y pueden todo”, eso está escrito en su código genético. Las mujeres que, típicamente (y también por mandato genético), han sido beneficiarias de esa conducta masculina, sin embargo a partir de los 40’, y gracias también a esta misma sociedad moderna que tanto se ha ocupado de nivelar las características de ambos sexos, casi compiten con los hombre en esto de Resolverlo Todo. Y en muchos casos superando abiertamente esa capacidad natural del hombre, que entre otras cosas (y sea justo decirlo), han “aflojado” su capacidad de resolución para adaptarse a esa -también típica- demanda femenina de “ser más sensibles y ocupados por las cosas del hogar”. No tiene nada malo que uno y otro complemente y apoye el terreno del otro, lo malo ha sido abandonar su posición natural… Y en este sentido creo firmemente que sí es cierto que la mujer en buena medida hace al hombre, para bien y para mal las Relaciones de Pareja serán tan buenas o malas como Asertiva haya sido su Comunicación… y en eso tú tienes un rol protagónico y una habilidad superior para lograrlo. Practique entonces este simple método para la Asertividad en la Comunicación:

PRIMERA PARTE: Escúchelo Atentamente
Sin interrumpir, y después que él termine de hablar, dígale algo como: Entiendo que… Parafrasee inmediatamente lo que escuchó, eso le hará ver a él que no sólo le prestó toda su atención, sino que entendió y se interesa en lo que dijo.

SEGUNDA PARTE: Evite Hacer Juicios
En lugar de expresar lo que usted cree -casi siempre juicios de valor personales-, diga algo como: Es cierto lo que dices, y sin embargo también es cierto que… Esto le hará sentir a él que NO lo está contradiciendo, que lo que él plantea es válido y es lo correcto, y que además cuenta con una compañera que “sin saberlo” le agrega valor a sus ideas.

TERCERA PARTE: Haga Aportes de calidad
En este punto puede Usted decir algo como: Que te parece si… Esto le sonará a él como un apoyo a sus propias ideas y no como una idea nueva, y peor aún, cómo algo mejor que lo qué él propuso.
Ponga en práctica estas simples estrategias en toda conversación y verá como su comunicación no sólo se torna mucho más Asertiva, si no que mejorará muchísimo lasRelaciones de Pareja, abonando así el terreno de la consolidación del verdadero Amor de Pareja… y verá entonces como tendrá un compañero más dedicado y enamorado (habrá exaltado su ego y conducta típica masculina, su naturaleza de conquista y de protector) y en consecuencia estará fortaleciendo y construyendo La Pareja Ideal… Después de los 40’


Autor: José Strongone
Fuente: http://amordepareja40.wordpress.com

Nuestras circunstancias


En los tiempos que corren, todos hablan de dramas, de crisis, de problemas y desgracias y dicen: “¡Qué vamos a hacer, son las circunstancias!”.
La vida del ser humano se compone de diversos hechos que se van sucediendo a lo largo de su existencia y la mayoría de las personas dan por sentado que poco o nada pueden hacer salvo dejarse arrastrar por la corriente, por las circunstancias del momento. Pocos son los que tienen claro que lo que nos sucede puede afectarnos, sobre todo, de forma subjetiva.
Algo tan realista y objetivo como la pérdida de un ser querido, una grave enfermedad o quedarse sin trabajo a unas personas les destroza por completo y les hunde en la depresión y la desesperación, hasta el punto de que no tienen el menor interés en vivir. Los mismos hechos a otras personas positivas y con capacidad de sobreponerse ante las adversidades, lógicamente, les afectan, pero no les destruyen.
¿Por qué? Sencillamente porque en lugar de interpretar los acontecimientos adversos y traumáticos, solamente en clave derrotista, son capaces de centrar sus mentes en todo cuanto de bueno existe en sus vidas y, además, consideran como una oportunidad excepcional poder aprender para la vida y enriquecerse interiormente con la experiencia traumática de la que esperan salir fortalecidos.
Bien dijo Benjamín Disraeli que “el hombre no es hijo de las circunstancias, las circunstancias son hijas del hombre”, porque entendía que somos libres de adoptar nuestra propia actitud ante los hechos. No podremos cambiarlos, pero sí podemos elegir la actitud más positiva y esperanzadora.
Cuando afirmo que “tú creas las circunstancias y todo depende de ti”, quiero decir que la forma en que te afecte lo que estás viviendo, es cosa tuya. El secreto está en que centres tus pensamientos y sentimientos en recuerdos del pasado que fueron gozosos y gratificantes para ti y por lo que respecta al presente, por duro que sea, encuéntrale algo bueno, aunque no sea nada más que el beneficio que te reportará la experiencia de haberlo superado. Por algo decía Séneca que “pensar en el bien equivale a vencer el mal”. Aplícalo a tu vida.

Fuente: Senda Senior Comunicación


Mirar hacia adelante



Un asno y un camello caminaban juntos. El camello se movía con pasos largos y pausados. El asno se movía impacientemente tropezándose de vez en cuando. Al fin el asno dijo a su compañero:
-¿Cómo es que me encuentro siempre con problemas, cayéndome y haciéndome rasguños en las patas, a pesar de que miro cuidadosamente al suelo mientras camino, mientras que tú que nunca pareces ser consciente de lo que te rodea, con tus ojos fijos en el horizonte, mantienes un paso tan rápido y fácil en apariencia?
Respondió el camello:
-Tu problema es que tus pasos son demasiado cortos y cuando has visto algo es demasiado tarde para corregir tus movimientos. Miras a tu alrededor y no evalúas lo que ves. Piensas que la prisa es velocidad, imaginas que mirando puedes ver, piensas que ver cerca es lo mismo que ver lejos. Supones que yo miro el horizonte, aunque en realidad sólo contemplo hacia el frente como modo de decidir qué hacer cuando lo lejano se convierta en cercano. También recuerdo lo que ha sucedido antes y así no necesito mirar hacia atrás y tropezar una vez más. De este modo lo que te parece confuso o difícil se vuelve claro y fácil.

Vampiros emocionales



¿Los conoces? ¿Las conoces?

Una relación normal y sana entre dos personas es aquella que es complementaria, donde se produce un intercambio de valores. En cambio, la principal intención de los vampiros es aprovecharse de los demás. Dichas personas no son realmente felices ya que su felicidad depende en muchos casos de la infelicidad de que los rodean.

Son sujetos con muchos celos, son envidiosos que ven en los demás aspectos y aspectos de los que ellos carecen. El que estén a gusto consigo mismos depende de que los que demás no lo estén. Quieren tener el funcionamiento de la relación bajo su control absoluto, lo que provoca una enorme inseguridad al resto.

En la primera impresión que uno tiene de ellos parecen mejores que las personas corrientes. Son brillantes, encantadores, caen bien, despiertan confianza, uno espera de ellos más que de otras personas. Esto resulta toda una paradoja, uno espera más y recibe menos y al final termina siendo capturado por el vampiro.

La víctima propiciatoria puede ser de dos tipos: o bien personas débiles de carácter que no pueden ver al susodicho sufrir, o bien personas que desprenden mucha energía positiva y que ofrecen su ayuda sin esperar reciprocidad.

En cualquier caso, estos dos tipos de caracteres son un desafío muy fuerte para el vampiro emocional. Si logra atrapar a la víctima, ésta no descansará, se le pegará como una lapa, sin darse cuenta la víctima lo invita a entrar en su vida y él se instalará alegremente como un parásito, aprovechándose de la energía de la víctima. Querrá que ésta sea su confidente, su salvador y su todo y tarde o temprano advertirá que ha cargado con un peso insoportable.

La víctima se da cuenta del error, cuando el vampiro ha desaparecido, dejándola vacía, al igual que su cartera o, quizá, el corazón roto. Aún entonces la víctima se pregunta… ¿Será el o yo? Son ellos.Vampiros emocionales.

La víctima es para el vampiro tan solo un “alimento emocional”. Necesita alimentarse de su energía, sin entregar nada a cambio, esta necesidad es superior a cualquier otra. Por ello necesita tener un control total y absoluto de su presa, tiene miedo a perderla, porque sin ella no es nadie. Mientras, la víctima ignorante, traduce esta dependencia de su agresor en sentimientos y emociones.

TRUCOS PARA DEFENDERSE DE LOS VAMPIROS EMOCIONALES

1- Vosotros, no los vampiros teneis el control. Pretenden convenceros que no existen otras opciones más que someteros a ellos. RECORDAD: Siempre existen otras opciones, alternativas diferentes incluso marchándose.

2- La fuerza proviene de la conexión. Utilizan la hipnosis para alejaros de la gente en quien confiáis y os convencen de cambiar las normas por las que os regís. RECORDAD: Guardar herméticamente vuestros valores y seguid creyendo en vuestros viejos amigos.

3- Seguridad significa enfrentaros a vuestros miedos. Los vampiros emocionales utilizan el miedo y la confusión para controlaros. RECORDAD: No huyáis asustados. Dad la vuelta. Cuando tratáis con vampiros, la elección que parece más aterradora es normalmente la correcta.

Fuente: Net – Albert J. Bernstein

La Soledad

Sentirse solo o estar solo. Sentirse solo estando acompañado.
La soledad es un tema que se nos presenta cotidianamente bajo diferentes matices.
¿Qué es entonces la soledad?
Psicológicamente se define como la ausencia, real o percibida, de relaciones sociales satisfactorias, que se presenta con síntomas de trastornos psicológicos y desadaptación, como ansiedad, depresión, insomnio, abuso de drogas y alcoholismo.
Sufren de soledad los individuos que tiene carencia de:

1. una persona cariñosa de quien depender,
2. alguien que lo atienda,
3. oportunidad de expresar sentimientos íntimos a otra persona,
4. un grupo de amigos del cual sentirse parte,
5. alguien que necesite de su amor,
6. alguien que lo desee físicamente,
7. personas con quienes compartir valores e intereses,
8. amigos para compartir actividades recreativas,
9. relaciones en el trabajo,
10. un sentido de confianza en los amigos íntimos,
11. intimidad física en forma regular,

Tres características definen la soledad: es el resultado de relaciones sociales deficientes, constituye una experiencia subjetiva ya que uno puede estar solo sin sentirse solo o sentirse solo cuando se halla en grupo; y, por último, resulta desagradable y puede llegar a generar angustia.
Se distingue dos tipos de soledad: la emocional, o ausencia de una relación intensa con otra persona que nos produzca satisfacción y seguridad, y la social, que supone la no pertenencia a un grupo que ayude al individuo a compartir intereses y preocupaciones. Parece, por otro lado, que la soledad está relacionada con la capacidad de las personas para manifestar sus sentimientos y opiniones.
La definición más común de soledad es la de carencia de compañía y que se tiende a vincularla con estados de tristeza, desamor y negatividad, obviando los beneficios que una soledad ocasional y deseada puede reportar.
Los psicólogos consideran que alguien está solo cuando no mantiene comunicación con otras personas o cuando percibe
que sus relaciones sociales no son satisfactorias.
Somos seres sociales que necesitamos de los demás para hacernos a nosotros mismos; no sólo para cubrir nuestras
necesidades de afecto y desarrollo personal, sino también para afianzar y revalidar nuestra autoestima, ya que ésta se genera
cada día en la interrelación con las personas que nos rodean.
Soledad, es el verte a ti mismo con tus características propias, diferenciado del resto de los humanos.
Es la sensación de separación dentro del tumultuoso mundo.
Tambien es cierto, que un importante conjunto de malversaciones de origen social sobre la soledad,
logra que las personas uno sepan aprovecharla y que se perpetúen en ella.
Poder estar solo y sentirse bien, garantiza estar exentos de una gran cantidad de ansiedades que entorpecen el avance,
pudiendo así moverse en la vida eficazmente; en búsqueda del bienestar y enriquecimiento personal, y en cuyo andar
se encuentran las distintas compañías incluyendo la pareja.
La soledad es una situación que hemos de aspirar a convertir en transitoria y que conviene percibir como no forzosamente traumática. Podemos mutarla en momento de reflexión, de conocernos a fondo y de encontrarnos sinceramente con nuestra propia identidad. Hay un tiempo para comunicarnos con los demás y otro (que necesita de la soledad) para establecer contacto con lo más profundo de nosotros mismos. Hemos de “hablar” con nuestros miedos, no podemos ignorarlos ni quedarnos bloqueados por ellos. Es conveniente que, en ocasiones, optemos por la soledad. En suma, equilibremos los momentos en que nos expresamos y atendemos a otros, y los que dedicamos a pensar, en soledad, en nuestras propias cosas.

La verdad, que es un tema apasionante y que dá para mucho, pero considero como conclusión, que lo
que importa es saber “usar” los momentos de soledad que se nos presentan en la vida, revertirlos quizá no podamos porlo emocional que esta comprometido, pero quizas con esfuerzo podamos hacer un inside …para conocernos y a partir de eso … mimarnos!

Autora:
Lara

Buenos días amigos, les mando un abrazo de oso