martes, 13 de septiembre de 2011

Buenas noches amigos, les mando un abrazo de oso


¿Para qué sirve un minuto?


Un minuto sirve para sonreír.
Sonreír para el otro, para tí y para la vida.
Un minuto sirve para ver el camino, admirar una flor, sentir el perfume de la flor, sentir el césped mojado, percibir la transparencia del agua.
Se requiere apenas de un minuto para evaluar la inmensidad del infinito, aunque sin poder entenderlo.
Un minuto apenas para escuchar el canto de los pájaros.
Un minuto sirve para oír el silencio, o comenzar una canción.
Es en un minuto en que uno dice el "sí" o el "no" que cambiará toda su vida.
Un minuto para un apretón de mano y conquistar un nuevo amigo.
Un minuto para sentir la responsabilidad pesar en los hombros, la tristeza de la derrota, la amargura de la incertidumbre, el hielo de la soledad, la ansiedad de la espera, la marca de la decepción, la alegría de la victoria.
 En un minuto se puede amar, buscar, compartir, perdonar, esperar, crer, vencer y ser.
En un simple minuto se puede salvar una vida.
Tan sólo un minuto para incentivar a alguien o desanimarlo.
Un minuto para comenzar la reconstrucción de un hogar o de una vida.
Basta un minuto de atención para hacer feliz a un hijo, un padre, un amigo, un alumno, un profesor, un semejante.
Solo un minuto para entender que la eternidad está hecha de minutos.
De todos los minutos bien vividos.
Un minuto... Cuántas veces los dejamos pasar sin darnos cuenta... pero también cuántas veces traemos a nuestras vidas los recuerdos de los minutos vividos llenos de felicidad, de alegría y también de tristezas.
Decimos "un minuto" y nos parece nada.
Pero cómo se aprecia ese minuto al levantar la mano y saludar a un amigo que se va para siempre, cómo se valora ese minuto que hace que lleguemos tarde a nuestros trabajos, cómo se espera ese minuto que nos lleva a reunirnos con los que amamos, cómo nos llena de emoción ese minuto en que nos entregan a nuestro hijo al nacer, y cómo también deseamos que la vida le otorgue más minutos a quien la muerte separará físicamente de nosotros y no veremos más.
Un minuto... parece increíble... parece tan poquito y sin embargo puede dejar una huella tan profunda en nuestra vida.
Lo importante es no vivir la vida porque sí, dejando pasar el tiempo.
 Alguien alguna vez dijo: "Vive cada minuto como si fuera el último".
Si todos recordáramos esa frase a diario aprenderíamos a vivir la vida intensamente.
Aprenderíamos a no posponer las emociones más lindas de la vida pensando que "si no es hoy será mañana".
Tu tiempo es ahora... el futuro es incierto...
Vive cada minuto intensamente.
La vida es Hoy... Que el reloj de tu vida marque cada minuto al compás de los latidos de tu corazón.

Desconozco a su autor

La Pareja: Cuando El Amor Falla


Muchas parejas se lamentan de que la pasión y el amor intenso que había entre ellos al principio se ha ido desvaneciendo hasta quedar convertido en una sombra de lo que fue o ha degenerado hasta transformarse en un continuo enfrentamiento plagado de rencores, distanciamiento y luchas de poder. Sin embargo, aún pueden quedar rescoldos de lo que fue y en muchos casos el amor sigue todavía vivo y deseando poder expresarse plenamente de nuevo. En estos casos hay cosas que puedes hacer para mejorar tu relación, como las que exponemos a continuación.

- Acepta a tu pareja tal y como es, con sus defectos y virtudes. Es posible que tu pareja tenga costumbres o comportamientos que no te gustan y tienes todo el derecho a pedirle que cambie, pero si te empeñas en que debe cambiar a toda costa, en que es inadmisible ese comportamiento, lo más probable es que sólo consigas enfadarte. Muy pocas personas van a cambiar si alguien les exige que debe hacerlo, les reprocha, les regaña, les insulta, etc. Lo más probable es que en vez de cambiar se enfaden y sigan en sus trece. Tendrás más probabilidades de éxito si primero aceptas que tu pareja es como es y estableces una diferencia entre sus comportamientos y la persona. Es decir, puedes aceptar a tu pareja aunque no aceptes algunos de sus comportamientos. Después tendrás más éxito en el siguiente punto: la influencia.

- Deja que tu pareja ejerza una influencia sobre ti, al igual que tú deseas influir en tu pareja. Ten en cuenta que influencia no es lo mismo que control o dominancia. La influencia es algo que eliges voluntariamente cuando aceptas una sugerencia de otra persona o cuando haces un cambio en tu comportamiento tras una petición. Por ejemplo, si alguien te pide un favor y se lo concedes, has dejado que esa persona ejerza una influencia sobre ti porque así lo has querido. Si confundes esto con la dominación o el control vas a tener problemas en tus relaciones, pues puedes acabar llevando la contraria a tu pareja en todo momento o veros envueltos en luchas de poder para ver quién domina a quien. Por supuesto, cuando tu pareja te pida que hagas (o cambies) algo, tienes derecho a negarte si consideras que es una petición poco razonable o atenta contra tu integridad o libertad personal, pero si no es así y si entiendes que su postura es lógica y razonable pero te estás negando por principio o por egoísmo, estarás poniendo en peligro tu relación.

- Autonomía. No establezcas relaciones de dependencia de tu pareja hacia ti. Pregunta a tu pareja cuáles son sus metas y sus deseos, las cosas que son importantes para ella o él, tanto en vuestra relación como en la vida en general y dale tu apoyo y tus ánimos en su intento de lograrlo. Reconoce que tiene su propia vida, y sus propios sueños, aparte de los sueños que ambos compartáis. No establezcas relaciones basadas en el egoísmo.

- No establezcas relaciones basadas en el miedo al abandono. Si piensas que amas tanto a tu pareja que te morirías si te dejase y sientes celos a menudo o ansiedad ante la posibilidad de un abandono, recuerda que eso no es amor, sino dependencia. Empieza a pensar que sí podrías soportar un abandono, que puedes vivir sin esa persona y sin pareja, como hace tanta gente tras las rupturas, y que podrías encontrar a alguien de quien volver a enamorarte. Si pierdes ese miedo tendrás más posibilidades de que vuestra relación funcione y serás más feliz, mientras que si vives la relación con ansiedad, celos y posesividad, estarás comprando todas las papeletas para que eso que más temes ocurra de verdad. Deja libre a tu pareja.

- Expresa aprecio y cariño. Hazle cumplidos, dile lo que te gusta de él o ella, dile que te ha parecido interesante algo que ha dicho, sé detallista, etc. Incluso si hace algo que te desagrada, trata de buscar un aspecto de esa conducta que sí te gusta. Por ejemplo, si grita demasiado a tus hijos, puedes decirle que aprecias su interés y su esfuerzo por educar a los niños, y luego dile lo que te molesta de esa conducta y sugiérele otras alternativas.

- Aceptar las críticas. Cuando tu pareja te critica, considéralo como una crítica constructiva. Ten en cuenta, que las críticas suelen darse cuando estás haciendo algo que molesta a otra persona y su crítica es una petición de cambio, no necesariamente un intento de herirte. A veces, tu pareja puede usar un tono que no te gusta para hacer dicha crítica (sobre todo si está enfadao/a). Trata de separar esos dos aspectos:


1) lo que está diciendo.

2) el tono que utiliza.

De este modo podrás decirle algo como: "Me parece razonable lo que estás diciendo, pero me ha molestado (o dolido) el tono con que lo has dicho". Si te fijas sólo en el aspecto negativo, vas a rechazar una sugerencia que, de otro modo, podría resultarte lógica o constructiva. Por otro lado, no veas las críticas como un deseo de control, sino como una propuesta que puedes aceptar o rechazar sin necesidad de sentirte ofendido por ello.

- Concede a tu pareja el derecho a equivocarse. Esto significa que le concedes el derecho a criticarte sin fundamento, a hacerte una petición injusta o a no comprenderte de vez en cuando, del mismo modo que tú también cometerás esos errores alguna vez. De este modo tendrás más probabilidades de arreglar los conflictos de manera constructiva. En vez de enfurecerte y atacar a tu pareja por haberse portado injustamente contigo, reconoce que nadie es perfecto y explícale lo que te ha molestado, dile cómo te has sentido y pídele que trate de no volver a hacerlo.

Fuente:
http://www.tnrelaciones.com

Si alguna vez



Si alguna vez te sientes sólo y no sabes qué hacer, mira al cielo y busca una estrella, y así nunca más te sentirás en soledad pues tendrás a tu alrededor a millones de estrellas que son esas personas que sintieron lo mismo que tú.

Si alguna vez sientes ganas de llorar, llora Deja salir tus lágrimas y con ellas todas las cosas que te hacen sentir mal; no dejes que se acumulen en tu ser, porque sólo darán paso a otro tipo de sentimientos que te hieren aún más.

Si alguna vez te sientes mal contigo mismo, busca en lo más profundo de tu ser, date cuenta de que nadie es perfecto, tampoco tú, pero aún con todos tus defectos y cualidades, eres una persona única en el universo, por eso eres especial.

Si alguna vez sientes que nadie te quiere, olvídalo, pues eso no es cierto; si te encuentras en esta tierra es porque alguien allá arriba lo quiso así, Él te hizo único y especial porque te ama y nunca te abandona porque eres lo máximo para Él; pero además de Él, hay personas a tu alrededor que te quieren, aunque a veces estamos ocupados en nuestros problemas y no les abrimos las puertas de nuestro corazón para demostrárnoslo.

Si alguna vez necesitas de alguien que te comprenda, que te escuche, que te ayude, en fin, si necesitas de un amigo, quiero que sepas que cuentas conmigo para que nunca te sientas sólo, para que llores en mi hombro, para hacerte sentir bien, y sobre todo para demostrarte cuánto te aprecio...

Desconozco a su autor

Estar enamorado




Estar enamorado, amigos, es encontrar el nombre de la vida.
Es dar al fin con la palabra que para hacer frente a la muerte se precisa.
Es recobrar la llave oculta que abre la cárcel en que el alma está cautiva.
Es levantarse de la tierra con una fuerza que reclama desde arriba.
Es respirar el ancho viento que por encima de la carne se respira.
Es contemplar desde la cumbre de la persona la razón de las heridas.
Es advertir en unos ojos una mirada verdadera que nos mira.
Es escuchar en una boca la propia voz profundamente repetida.
Es sorprender en unas manos ese calor de la perfecta compañía.
Es sospechar que, para siempre, la soledad de nuestra sombra está vencida.
Estar enamorado amigos, es descubrir dónde se juntan cuerpo y alma.
Es percibir en el desierto la cristalina voz de un río que nos llama.
Es ver el mar desde la torre donde ha quedado prisionera nuestra infancia.
Es apoyar los ojos tristes en un paisaje de cigüeñas y campanas.
Es ocupar un territorio donde conviven los perfumes y las armas.
Es dar la ley a cada rosa y al mismo tiempo recibirla de su espada.
Es confundir el sentimiento con una hoguera que del pecho se levanta.
Es gobernar la luz del fuego y al mismo tiempo ser esclavo de la llama.
Es entender la pensativa conversación del corazón y la distancia.
Es encontrar el derrotero que lleva al reino de la música sin tasa.
Estar enamorado, amigos, es adueñarse de las noches y los días.
Es olvidar entre los dedos emocionados la cabeza distraída.
Es recordar a Garcilaso cuando se siente la canción de una herrería.
Es ir leyendo lo que escriben en el espacio las primeras golondrinas.
Es ver la estrella de la tarde por la ventana de una casa campesina.
Es contemplar un tren que pasa por la montaña con las luces encendidas.
Es comprender perfectamente que no hay fronteras entre el sueño y la vigilia.
Es ignorar en qué consiste la diferencia entre la pena y la alegría.
Es escuchar a medianoche la vagabunda confesión de la llovizna.
Es divisar en las tinieblas del corazón una pequeña lucecita.
Estar enamorado, amigos, es padecer espacio y tiempo con dulzura.
Es despertarse una mañana con el secreto de las flores y las frutas.
Es libertarse de sí mismo y estar unido con las otras criaturas.
Es no saber si son ajenas o son propias las lejanas amarguras.
Es remontar hasta la fuente las aguas turbias del torrente de la angustia.
Es compartir la luz del mundo y al mismo tiempo compartir su noche oscura.
Es asombrarse y alegrarse de que la luna todavía sea luna.
Es comprobar en cuerpo y alma que la tarea de ser hombre es menos dura.
Es empezar a decir siempre, y en adelante no volver a decir nunca.
Y es, además, amigos míos, estar seguro de tener las manos puras.

Autor: Francisco Luis Bernárdez

Comunicación en la pareja: Dime que me quieres….

La comunicación es esencial en cualquier relación de pareja porque es a través de ella como podemos conocernos y comprendernos y, por tanto, amarnos. Para querer a una persona es necesario conocerla.

La pareja es un proyecto de dos personas que deciden compartir su vida. Para ello, necesitan compartir de forma incondicional todo lo que son y tienen, y eso exige una comunicación fluida entre ambos. Tan importante o más que las palabras son la mirada, los gestos, la sonrisa, la expresión facial… , que forman parte del lenguaje no verbal y que, en la mayoría de las ocasiones, es más expresivo y cercano que las propias palabras.

Normalmente, una sonrisa, un silencio oportuno o una caricia suponen una complicidad o acercamiento hacia nuestra pareja, imposible de expresarlo en el lenguaje verbal. Ante una discrepancia en ambos tipos de lenguaje, damos mayor credibilidad al lenguaje no verbal.

Y no basta con oír. Es necesario prestar atención y mostrar interés por lo que dice nuestra pareja. No podemos limitarnos a oír unas palabras, sino que tenemos que entender el mensaje de esas palabras. Debemos comunicar tanto los sentimientos positivos cómo los negativos. No podemos tener miedo a expresar nuestros sentimientos aunque sean negativos.

El amor hay que cuidarlo y los momentos que se comparten con la pareja son muy importantes para que el amor crezca.

Fuente: Trinidad Aparicio Pérez – Psicóloga clínica


Citas sobre la amistad




Ninguna cualidad procurará a un hombre más amigos que la buena disposición para admirar las cualidades de los demás. (James Boswell)

Una amistad noble es una obra maestra a dúo. (Paul Bourget)

La primera ley de la amistad consiste en pedir a los amigos cosas honestas, y hacer por los amigos cosas honestas. (Marco Tulio Cicerón)

El verdadero amigo se conoce en los peligros. (Marco Tulio Cicerón)

Haced bien a vuestros amigos y enemigos, porqué así conservaréis los unos y os será posible atraer a los otros. (Cleóbulo)

Amigos son aquellos extraños seres que nos preguntan cómo estamos y se esperan a oír la contestación. (Cunninghan)

Amigos son los que en las prosperidades acuden al ser llamados y en las adversidades sin serlo. (Demetrio I)

Un hermano puede no ser un amigo, pero un amigo será siempre un hermano. (Benjamín Franklin)

Tómate tiempo en escoger a un amigo, pero sé más lento aún en cambiarlo. (Benjamín Franklin)

Es amigo mío aquel que me socorre, no el que me compadece. (Thomas Fuller)

La peor moneda con que se puede pagar al amigo son los consejos; la única moneda buena son las ayudas. (Ferdinando Galiani)

Dedicamos más tiempo a hablar de nuestros enemigos que a hablar bien de nuestros amigos. (M. Lenoir)

Mi mejor amigo es el que enmienda mis errores o reprueba mis desaciertos. (San Martín de Tours)

El hombre más rico del mundo no es el que conserva el primer dólar que ganó, sino el que conserva el primer amigo que tuvo. (Marta Mason)

La amistad es más difícil y más rara que el amor. Por eso hay que salvarla como sea. (Alberto Moravia)

Si alguien habla mal de tu amigo escúchale como si hablaran mal de ti. (Proverbio etíope)

El amigo verdadero no es aquel que te seca las lágrimas cuando lloras, sino el que hace todo lo posible para que no derrames ninguna. (Proverbio popular)

La amistad y la paz son las únicas cosas que crecen cuando las compartimos. (Proverbio popular)

Un amigo es aquel que advierte siempre el momento en que se le necesita. (Jules Renard)

La concordia hace crecer la cosas pequeñas. La discordia destroza las grandes. (Salustio)

Un amigo fiel es un refugio seguro, el que lo encuentra halla un tesoro. (Libro de Sirácida 6,14)

No abandones al viejo amigo, porque el nuevo no valdrá lo que él. El vino nuevo es el amigo nuevo, cuando se haga viejo lo beberás con placer. (Libro de Sirácida 9,10)

Si soportas los defectos del amigo sin corregirlos, los haces tuyos. (Publio Siro)

Procura conocerte, de seguro que te amarás menos; y a conocer a los demás, entonces los querrás más. (Paul-Jean Toulet)

Reprende al amigo en secreto y alábalo en público. (Leonardo da Vinci)

Aprovecha el día.


No dejes que termine sin haber alimentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y la poesía sí pueden cambiar el mundo. Porque pase lo que pase, nuestra esencia está intacta.
Somos seres humanos llenos de posibilidades.

La vida es desierto y oasis, nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia.

No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores, el silencio.

La mayoría vive en un silencio espantoso. No te resignes. Huye!!
Emite tu alarido sano por los techos de este mundo.
Valora la belleza de las cosas simples, y también la simpleza de la belleza.
No traiciones tus creencias, todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos, eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante.
Vívela intensamente sin mediocridades.
Piensa que en ti está el futuro y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes pueden enseñarte.

No existe nadie tan sabio que no pueda aprender algo nuevo, como tampoco hombre tan pobre que no tenga algo por enseñar.

¡¡Aprende!! Pero sobre todo aprende a vivir.

¡¡Enseña!! No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas...

Autor: MA

Tu olvido... será mi recuerdo.




Tu olvido anunciaba el inevitable final.

Tu silencio ya era el adiós que no me atrevía aceptar, porque quería que me lo dijeras sin titubear. Y dulce y tierna, te despediste, contestándome sin contestar y diciéndome sin hablar… no lo necesitabas tu olvido lo dice todo.

Y tus palabras son recuerdos que no lograron mi corazón tranquilizar, y una daga clavaron sin poderlo remediar.

Y esos ojos preciosos que me imagino y que nunca más volveré a mirar; me decían con frialdad, no te amo más.

Y la luna y el sol , que nos acompañaron esas noches y días, en nuestros paseos románticos se preguntarán que paso; y como responderle que dejaste de amarme o pero aun te diste cuenta que jamás me amaste.

Fue un sueño nada más, que nos hizo huir de la realidad, sin futuro, sin preguntas; disfrutando con intensidad los efímeros momentos, que fueron una falacia nada más.

Fue un sueño hermoso, y debía despertar, sabía que no había futuro ni un mañana desde tiempo atrás.

Te amé y eso es verdad; y si no lo sentiste, seré fácil de olvidar; pero quedarán los poemas como prueba de mi amor y de mi adiós.

Adiós amor… adiós....

Autor: MA

¡Acéptate y sonríe!

Una de las cosas que admiro de los antiguos griegos es esa capacidad que tenían para reírse de ellos mismos, Eurípides o Aristófenes, por ejemplo, aprovechaban el humor para mostrar la verdadera naturaleza de la sociedad griega, sus vicios, sus defectos, los errores de sus dirigentes, en fin.

No es poca cosa, no en vano llegaron tan adelante en el desarrollo de sus pensadores, de su cultura.

Y lo comento porque considero que una de las cosas más importantes que debemos hacer para crecer como personas es precisamente eso, poder reírnos de quiénes somos.

Me explico, asumir lo que tú eres en realidad, sin angustiarte, sin acomplejarte, sin buscar "maquillarte" sino más bien aceptarte, es el paso inicial para superarte.

Aceptarnos no significa resignarnos ante nuestros defectos, aceptarnos significa sentirnos a gusto como seres humanos, entendiendo que como tales, tenemos defectos y aspectos no tan agradables, pero que podemos y debemos trabajar constantemente para superarlos.

Todos los días de tu vida puedes superarte, todos los días de tu vida puedes ser mejor, todas las mañanas puedes mirarte ante el espejo y decirte: eres un renegón, cálmate un poco; no seas tan flojo, vamos, ponle ganas; estás muy subido de peso, tienes que ejercitarte... y reírte, hacer una broma sobre ti mismo, porque no importa la situación en la que te encuentres, siempre la puedes transformar y hacerla mejor de lo que está. Ánimo, hoy tiene que ser un día memorable, el mejor, tú puedes y mereces ser feliz.

Fuente:
Movitalia


SOY UNA MUJER...


Soy una mujer
que en ocasiones se pierde
en preguntas sin respuesta
aceptando su propia realidad y se resiste a la
desesperación de la incomprensión del mundo.

Sólo soy así, una mujer,
cuya pasión incontrolada me lleva
a lugares invisibles para las mentes comunes,
que segura de su alma
se lanza al vacío de una vida,
que le atrapa con la intensidad
de sus contadas horas.

Sólo soy así,
una mujer creadora de sueños,
pues imagino mundos diferentes,
en lo que soy, y en lo que no soy.

Sé que soy una mujer imperfecta,
cuya fe es su fuerza
para entender el mundo ausente,
aquélla que conociéndose a sí misma,
en los momentos de infortunio
comprende su esencia.

Sólo soy así,
una mujer que ama con entrega,
con fuerza incontrolable,
sin la reserva de la duda,
y con el alma desnuda,
aquélla que siente la magia de los deseos,
la que se alimenta del sueño de Dios,
que haya inspiración en todo momento,
y que cuando siente dolor,
indiferente se encierra en su caparazón.

Soy así,
una mujer que cae,
que se levanta con coraje,
que no teme al mundo,
que desconoce, que ansia, que sufre,
que se apasiona, que se avergüenza,
que reconoce, que huye, que se aleja,
que no tiene nada,
que sólo se tiene a sí misma.

 DESCONOZCO AL AUTOR

Tácticas sencillas para unas buenas relaciones personales

Nos propone Robin Sharma en su último libro ‘Éxito‘ unas sencillas tácticas para tener unas buenas relaciones personales con los demás:
  1. Sé la persona más positiva que conozcas. 
  2. Sé abierto y habla con franqueza. 
  3. Sé puntual 
  4. Di “por favor” y “gracias”. 
  5. Promete menos y cumple más. 
  6. Deja a la gente mejor de la que la encontraste. 
  7. Sé amistoso y afectuoso. 
  8. Sé un formidable oyente. 
  9. Conviértete en alguien apasionadamente interesado por la gente. 
  10. Sonríe a menudo.

La amistad como camino de crecimiento emocional


¿Hemos pensado alguna vez cuanto valoramos una amistad? ¿Pensamos que es importante conservarlas? ¿Lo hacemos? ¿Nos venimos abajo si alguien no esta a la altura de lo que pensamos que tiene que estar por ser nuestro amigo/a? Aquí dejo unas frases sobre la amistad:
  • Un amigo es el que a pesar de las distancia se acuerda de los momentos importantes que vivieron.
  • Un amigo es aquel que está a tu lado cuando probablemente preferiría estar en otro sitio.
  • Amigo no es la persona que te seca las lágrimas, sino la que evita que las derrames…
  • Un amigo es alguien muy difícil de conseguir, pero aunque no lo creas, hay alguien que siempre va a estar ahí.
  • Un amigo no es aquel que te cuenta sus alegrias y sus penas, un amigo es aquel que las escucha, sufre, y aconseja.
  • La amistad es algo de dos, pero aunque uno a veces no de la impresión de serlo, el otro siempre estará ahí para preguntar que ocurre.
  • Un amigo no es el que te da regalos, se acuerda de ti, te dices cosas lindas o el que te miente porque sabe que si te dice la verdad te vas a resentir. Un verdadero amigo es el que, aunque estén muy lejos, te ayuda de alguna manera, esta siempre ahí cuando lo necesitas en las buenas o en las malas……

Amor se escribe con P

La Palabra AMOR se escribe con P
Porque para amar se debe poseer PACIENCIA
en los momentos en que el mismo amor te pone a prueba.

El verdadero amor se escribe con "P"
Porque para olvidar un mal recuerdo debe de existir PERDÓN
antes que el odio entre a aquellos que se aman.

Amor se escribe con "P"
Porque para obtener lo que deseas,
debes de PERSEVERAR hasta alcanzar lo que te has propuesto.

El sincero amor se escribe con "P"
Porque la "PACIENCIA", el "PERDÓN" y la "PERSEVERANCIA"
son ingredientes necesarios para que un amor perdure.

Porque amor es también... una PALABRA dicha a tiempo...
Es el PERMITIRSE volver a confiar...

Es PERMANECER en silencio escuchando al otro...

Es esa PASIÓN,
que nos llena de estrellitas los ojos al pronunciar el nombre del que amamos...

El amor se escribe con "P"
Porque son esas PEQUEÑAS cosas que nos unen al ser amado día tras día. 

Fuente: Elixir para el alma


¡Valora lo que ya tienes!

Cerca, a veces adentro mismo, lo que tanto necesitamos y buscamos, muchas veces se encuentra más cerca de lo que creemos, no se trata de que encuentres algo, se trata de que abras bien los ojos y aprendas a valorar lo que tienes.

El dicho de que "nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde" podría decirse así también: "nadie sabe lo que tiene hasta que abre los ojos". Es una cuestión de actitud para poder ver lo mucho de favorable que existe en nuestras vidas.

Era un hombre que había oído hablar mucho de la preciosa y aromática madera de sándalo, pero que nunca había tenido ocasión de verla. Había surgido en él un fuerte deseo por conocer la apreciada madera de sándalo.

Para satisfacer su propósito, decidió escribir a todos sus amigos y solicitarles un trozo de madera de esta clase. Pensó que alguno tendría la bondad de enviársela. Así, comenzó a escribir cartas y cartas, durante varios días, siempre con el mismo ruego: “Por favor, enviadme madera de sándalo”.

Pero un día, de súbito, mientras estaba ante el papel, pensativo, mordisqueó el lápiz con el que tantas cartas escribiera, y de repente olió la madera del lápiz y descubrió que era de sándalo.

Aprende a valorar tu entorno, a valorar tu vida, a valorar lo que has logrado a valorar las virtudes que tienes. Si te enfocas en eso, podrás consegui superar la adversidad, sin ninguna duda.

Mira el vaso medio lleno y camina hacia tu felicidad, vamos, definitivamente vas a lograrlo, tú vas a ser feliz, muy feliz.

Fuente: Motivalia


¿Cuándo aprendemos a vivir?



Hoy en la noche, dejemos nuestro trabajo de lado y contémosle a los chicos alguna historia nuestra para que la lleven siempre con ellos. Hay un período cuando los padres quedan huérfanos de sus hijos.

Es que los niños crecen independientes de nosotros, como árboles murmurantes y pájaros imprudentes. Crecen sin pedir permiso a la vida. Crecen con una estridencia alegre y, a veces, con alardeada arrogancia. Pero no crecen todos los días, de igual manera, crecen de repente.

Un día se sientan cerca tuyo en la terraza y te dicen una frase con tal naturalidad que sientes que no puedes ponerle más pañales a aquella “criatura”. ¿Dónde fue que anduvo creciendo aquella insignificancia que no percibiste?

¿Dónde quedaron la placita de jugar en la arena, las fiestitas de cumpleaños con payasos, los juguetes preferidos?

El niño crece en un ritual de obediencia orgánica y desobediencia civil. Ahora estás allí, en la puerta de la discoteca, esperando que él o ella no solo crezca, sino que aparezca. Allí están muchos padres al volante, esperando que salgan zumbando sobre patines y cabellos largos y sueltos.

Allí están nuestros hijos, entre hamburguesas y gaseosas en las esquinas, con el uniforme de su generación, e incómodas mochilas de moda en los hombros. Allí estamos, con los cabellos casi emblanquecidos.

Esos son los hijos que conseguimos generar y amar a pesar de los golpes de los vientos, de las cosechas, de las noticias y de la dictadura de las horas. Ellos crecieron medio amaestrados, observando y aprendiendo con nuestros errores y aciertos.

Principalmente con los errores que esperamos que no repitan. Hay un período en que los padres van quedando un poco huérfanos de los propios hijos..., ya no los buscaremos más de las puertas de las discotecas y de las fiestas. Pasó el tiempo del fútbol, el hockey, el inglés, la natación y el karate.

Salieron del asiento de atrás y pasaron al volante de sus propias vidas. Deberíamos haber ido más junto a su cama al anochecer, para escuchar su alma respirando conversaciones y confidencias entre las sábanas de la infancia y los adolescentes cubrecamas de aquellas piezas llenas de calcomanías, posters, agendas coloridas y discos ensordecedores.

No los llevamos suficientemente al cine, a los juegos, no les dimos suficientes hamburguesas y bebidas, no les compramos todos los helados y ropas que nos hubiera gustado comprarles.

Ellos crecieron, sin que agotásemos con ellos todo nuestro afecto. Al principio fueron al campo o fueron a la playa entre discusiones, galletitas, congestionamiento, navidades, pascuas, piscinas y amigos. Sí que había peleas dentro del auto, la pelea por la ventana, los pedidos de chicles y reclamos sin fin.

Después llego él tiempo en que viajar con los padres comenzó a ser un esfuerzo, un sufrimiento, pues era imposible dejar el grupo de amigos y primeros enamorados. Los padres quedaban exiliados de los hijos. “Tenían la soledad que siempre desearon", pero de repente, morían de nostalgia de nostalgia de aquellas “pestes”.

Llega el momento en que solo nos resta quedar mirando desde lejos, torciendo y rezando mucho (en ese tiempo, si nos habíamos olvidado, recordamos como rezar) para que escojan bien en la búsqueda de la felicidad, y que la conquisten del modo más completo posible.

El secreto es esperar... En cualquier momento nos pueden dar nietos. El nieto es la hora del cariño ocioso y picardía no ejercida en los propios hijos, y que no puede morir con nosotros.

Por eso, los abuelos son tan desmesurados y distribuyen tan incontrolable cariño. Los nietos son la última oportunidad de reeditar nuestro afecto. Por eso es necesario hacer algunas cosas adicionales... ¡ANTES DE QUE ELLOS CREZCAN!

Así es la gente sólo aprende a ser hijo después que somos padres, sólo aprendemos a ser padres después que somos abuelos. En fin, sólo aprendemos a vivir después que ya hemos vivido.

Desconozco a su autor

Frases emocionales

Algunas frases de Jorge Bucay:
“El verdadero buscador crece y aprende, y descubre que siempre es el principal responsable de lo que sucede.”
“Porque nadie puede saber por ti. Nadie puede crecer por ti. Nadie puede buscar por ti. Nadie puede hacer por ti lo que tú mismo debes hacer. La existencia no admite representantes.”
“No hay que morir por el otro, sino vivir para disfrutar juntos.”
“No somos responsables de las emociones, pero sí de lo que hacemos con las emociones.”

¿ QUE ES VIVIR? de Ely Fraga Castro


Estos días, he analizado profundamente, que es lo que estoy haciendo en esta vida, ¿hacia dónde voy?  ¿Quién soy en realidad?, ¿qué me mueve, me motiva?  Saben y no soy la única.
 Son preguntas que todos nos hacemos todos en algún momento de nuestras existencia, y muchas veces sin respuestas.
 Algunos dicen, está en ti la respuesta, solo tú podrás contestar estas preguntas,  y bueno me he dedicado a preguntarme a mí misma, ¿mi misma que es tu vida?, ¿qué sentido tiene?, y cuando descubro algo nuevo algo que me marca el camino, surge una nueva interrogante que me tengo que enfocar en contestar.   
De lo que, me he dado cuenta que no hay recetas, libros de texto, escuelas institutos, ni las palabras de los abuelos, ni de los padres que nos puedan ayudar a responder estos cuestionamientos, he invertido una gran parte de mi vida, tiempo, cursos  y recursos, días completos de charlas interminables, intercambio de ideas, libros, charlas motivacionales, consultas profesionales, y aun no puedo contestar a ciencia cierta ninguna de ellas y de las que van surgiendo en el camino.
Ahora he llegado a una conclusión, pero no sé,  si sea permanente o solo la antesala de más cuestionamientos.
 Me  he dado cuenta que  perdido el tiempo preguntándome que es la vida y no le he vivido, por estar enfocada en entender, lo que hay que disfrutar, apreciar, sentir, valorar sin cuestionar, he descubierto, que el hecho de vivir cada día, levantarme apreciar lo maravilloso que nos ofrece la naturaleza, el amor de los que tenemos cerca, la búsqueda diaria por la superación y el aprendizaje constante, el contar con amigos y amigas, el estar ahí para ellos cuando lo necesitan, el compartir, convivir,  respetar, aprender y darte a los demás, es la respuesta a todas las preguntas, respirar, saborear, observar, tocar, en fin usar todos los sentidos para simplemente VIVIR.
Lo que hacemos cuando nos cuestionamos con respecto a la vida, es utilizar tiempo y esfuerzo, que nos limita para simplemente vivirla, y nos envuelve en un remolino de más  interrogantes, El por qué de las cosas negativas que nos suceden, también nos lleva a la frustración, al no encontrar una respuesta satisfactoria, que pasaría si solo acepto las cosas negativas de mi vida como parte de ella, de un aprendizaje, como algo pasajero y no me estoy preguntado  los ¿por qué a mí?, ¿cómo salir?, ¿como paso? ¿Por qué no tengo? ¿Por qué el otro si tiene?
Son preguntas que en realidad no tiene respuesta.  Que lo mejor que puedo hacer en no tener que hacerlas y es evitando en medida de lo posible el tener que utilizarlas, como, haciendo lo correcto, esforzándome, cuidándome, dando lo bueno que tengo y corrigiendo lo malo, solo así haciéndolo, para que perder el tiempo en los signos de interrogación, es mejor vivir con los de exclamación, vivo!!! , Soy feliz!!!, Me Amo y amo!!!  Me siento satisfecho de mis logros!!! .
Y Agradecer de poder disfrutar de todo lo que esta vida nos ofrece, valorando hasta la más insignificante muestra de que existimos.
 Claro no pretendo decir que esta es la esencia de la vida, pero sí lo es para la mía, y solo quiero compartirla, por si en algo ayuda a esclarecer la tuya.
Ely Fraga Castro

La rutina en nuestra vida



Nos dice Bernabé Tierno en su obra ‘Psicología práctica de la vida cotidiana‘ hablando de la rutina:

“Caemos en la rutina cuando:
  1. No tenemos proyecto de futuro
  2. La actividad profesional que realizamos es poco satisfactoria.
  3. Las relaciones humanas que mantenemos son pobres y escasas.
  4. Faltan incentivos, aficiones o compromisos.
  5. Adoptamos una postura escéptica ante la vida.
  6. Mostramos desinterés hacía los demas y lo que nos rodea.
¿Qué se puede hacer?
  1. Acepta cómo te encuentras y convéncete de que tu situación puede cambiar.
  2. Opta por evitar el pesimismo.
  3. Organiza un plan de acción.
  4. Cuenta con los demás.
  5. Prueba a hacer cosas solo.”

Diferencia entre amor y dependencia


En una reciente entrevista era preguntado Walter Riso sobre la diferencia entre amor y dependencia.

Esta era su respuesta:

“Cuatro puntos:
1). Si te sientes manipulado/a,
2). Si has perdido libertad y autonomía,
3). Si te sientes discriminado/a por razones políticas, raciales o sexuales o si
4). No puedes ejercer tu derecho a la ternura.

Cada uno de los puntos señalados afecta tu seguridad personal, tu dignidad como persona, y si la dignidad está afectada, la relación es enfermiza.”

Fuente: elmundo.es

Razones erróneas de inicio de una relación


Barbara de Angelis nos habla de las razones erróneas para iniciar una relación:
1)  Sentirse presionado (por la edad, la familia, los amigos, …). Con ello renuncias a tu propio poder de decisión.
2)  Sentir soledad y desesperación. Bajo este estado de ánimo es muy probable hacer elecciones amorosas que terminen en relaciones insatisfactorias. Eres un ser humano valioso y digno de ser amado, que se merece disfrutar de la clase de relación que deseas y no sólo de la que crees que puedes obtener en momentos difíciles. No rebajes tus expectativas.
3)  El apetito sexual. Atracción física y compatibilidad no son lo mismo.
4)  La necesidad de distracción. Eso impide enamorarse de la persona en sí misma y utilizar las relaciones para evitar enfrentarse consigo mismo.
5)  Evitar madurar, querer que alguien nos cuide. Eso conlleva a buscar en la pareja un sustituto del progenitor y a permanecer en un estado de irresponsabilidad e inmadurez.
6)  Temer dañar los sentimientos del otro al rechazarlo, no saber decir “no”. Sin embargo, cuando se decide estar con alguien por culpabilidad en vez de por amor, estás destrozando tanto a esa persona como a ti mismo.
7)  La necesidad de llenar tu vacío emocional o espiritual. No hay que salir nunca a buscar pareja sin antes haberse llenado uno mismo. La motivación para una relación no es buscar un salvador sino sentirse lleno de amor para compartir y estar dispuesto a aprender más sobre uno mismo al mirarse en el espejo de la persona amada. Una relación no es una posesión sino un proceso.

La felicidad se practica y se aprende




Un paso importante para tener la felicidad en la vida es poner este objetivo como prioritario y mantener en la mente esta idea el mayor tiempo posible. Estamos dotados de una poderosa mente que es capaz de guiar nuestras experiencias y actividades hacia los pensamientos que prioritariamente permanecen en ella.
Teniendo presente el objetivo de ser feliz, tu mente estará atenta a los pequeños momentos cotidianos de alegría, felicidad o bienestar. Muchas veces estos instantes pueden pasar inadvertidos por no tener puesta la mente en el objetivo de ser feliz y de disfrutar de la vida. Generalmente ocurre todo lo contrario: las personas piensan que no son todo lo felices que quisieran y que su vida es desgraciada. Y efectivamente atraen la infelicidad y, peor, aún, se les escapan de su atención los muchos momentos de felicidad que tienen.
Aleja de tu mente los pensamientos relacionados con lo que pudo haber sido, para concentrarte en lo que es y cómo disfrutarlo mejor. Con una actitud así, es seguro que al mismo tiempo construirás un mejor futuro para ti, ya que la forma como vivas el presente, determina lo que tendrás más adelante.

Ser feliz no es un proceso automático, ya que las oportunidades de serlo se pueden escapar de la atención. Es necesario tener presente este anhelo de felicidad y disponerlo como objetivo principal en la vida. Tú puedes y tienes el derecho a ser feliz.

Para ser más feliz
Mentaliza la felicidad. Este tema tiene que ser parte importante de tus pensamientos. Alimenta tu mente con este propósito y tu poderosa mente interior te guiará a aprovechar todas las oportunidades que se te presenten para ser feliz.

Imagínate ser feliz. La imaginación es una herramienta muy poderosa para implantar en el subconsciente la idea de ser feliz. En medio de tus actividades comienzas a buscar la felicidad. Además, siempre respondemos a la imagen que tenemos de nosotros mismos. Si te imaginas sentirte feliz, comenzará a suceder realmente. Esta visualización dirige los pensamientos, sentimientos y motivaciones hacia la alegría de vivir.
Inventa una señal o símbolo que te indique que debes ser feliz. Quizás la tradicional carita sonriente (smiley) u otro símbolo que tenga ese significado para ti. Pon este símbolo en todas las partes que puedas, para que tu mente interior tenga siempre presente esta idea.

Autor: S. Valdivia