domingo, 11 de septiembre de 2011

Deseo que tengan una excelente semana amigos... y bellos sueños, les mando un abrazo de oso. hasta mañana!


Corazón en la mano


Admiro a los seres que saben y pueden ingresar sutilmente
en el ámbito de otros.
Los que NO irrumpen con violencia, o invaden egoístamente,
o producen una revolución en existencias ajenas…
para desaparecer del día a la noche dejando
soledad y dolor en su ausencia.













Qué bendición llegar a otro, así casi en puntas de pié,
como una suave brisa que todo lo envuelve…
como un abrazo tibio, fuerte y contenedor.
Una brisa que hasta puede revolotear y acariciar eróticamente,
un cuerpo amado y deseado…

Transitar la vida con el “corazón en la mano”,
precisamente para ponerlo a disposición
de quién lo necesite…
y para que todos sepan que son personas sin dobleces,
de transparencia honesta y de reacciones positivas.
También para que vean y comprueben que
ese corazón propio que cobijan en sus manos,
también sabe y sabrá llevar el de cualquier otro ser…

Ser persona de “corazón en la mano” es prueba
que se sabe abarcar con amor, ternura y amistad,
cada vida que se cruza en el camino.

Esa llegada sutil, no indica que esté exenta de pasión,
de fuerza, de vibración intensa.

Y el día que se alejan de alguien, también dejan muy sutilmente,
una huella profunda… una estela de amor…
una tibieza envolvente que no se diluye con el tiempo…

Son esos seres que dejan una impronta indeleble
a través del tiempo y el espacio.

Porque saben por experiencia propia,
lo que significa y exige el llevar el propio corazón
y el de muchos otros, en las manos…
Caia Cantarelli

El miedo


Muchas veces tenemos miedo…
Miedo de lo que podríamos no ser capaces de hacer.
Miedo de lo que podrían pensar si lo intentamos.
Dejamos que nuestros temores
se apoderen de nuestras esperanzas.


Decimos que no, cuando queremos decir que sí.
Nos callamos cuando queremos gritar y gritamos
con todos cuando deberíamos cerrar la boca.

¿Por que?
Después de todo sólo vivimos una vez.
No hay tiempo de tener miedo. Entonces basta.
Haz algo que nunca hiciste. Atrévete.

Olvídate que te están mirando. Intenta la jugada imposible.
Corre el riesgo. No te preocupes por ser aceptado.
No te conformes con ser uno más. Nadie te ata.
Nadie te obliga. Sé tú mismo.
No tienes nada que perder y todo, todo, todo por ganar.
Muchas veces creemos en el destino.
Rezamos, esperamos que las cosas pasen
y nos olvidamos de lo más importante.
¡Creer en nosotros mismos!

Nos conformamos en vez de arriesgarnos.
Sin pensar que cada día que pasa nunca volverá.
Nada está escrito. Nada está hecho.
Ni siquiera lo imposible. Todo depende de nuestra voluntad.
De esa fuerza que nos sale de adentro.
De decir “si puedo” a cada desafío. Tenemos el poder.
Cuando estamos decididos. Cuando estamos convencidos,
cuando de verdad queremos algo,
no hay obstáculo capaz de imponerse si queremos
podemos llegar alto, hacer lo que sea…
Sólo hay que proponérselo.
Si sueñas con ser el mejor del mundo…
Si sueñas con los aplausos…
Si sueñas con ganar campeonatos…
Despiértate!!

Dentro de ti hay 206 huesos
y más de 700 músculos esperando.
Sólo falta tu decisión. Tus ganas de jugar como nunca.
Enfréntate a tu destino. No seas solo un espectador.
Pide la pelota y créete su dueño. Exígete más y más.
Vive sin domingos. Corre cada día un poco más lejos.
Salta cada día un poco más alto.
Conviértete en tu propio ídolo.
Súmate a dar vuelta el marcador.
Cuando no esperes nada de los demás.
Cuando sientas que cada tanto depende de ti,
se fortalecerá tu espíritu.

Y poco a poco, las voces se convertirán en ovación.
Tus respiros se llenarán de logros, y tu vida de sentido.
Están los que usan siempre la misma ropa.
Están los que llevan amuletos, los que hacen promesas,
los que imploran mirando al cielo,
los que creen en supersticiones.

Y están los que siguen corriendo
cuando le tiemblan las piernas.
Los que siguen jugando cuando se les acaba el aire.
Los que siguen luchando cuando todo parece perdido.
Como si cada vez fuera la última.
Convencidos que la vida misma es un desafío.
Sufren pero no se quejan.
Porque saben que el dolor pasa.
El sudor se seca. El cansancio termina.
Pero hay algo que nunca desaparecerá,
la satisfacción de haberlo logrado.

En sus cuerpos corre la misma sangre.
Lo que los hace diferentes es su espíritu.
La determinación de alcanzar la cima.
Una cima a la que no se llega superando a los demás.
Sino superándose a uno mismo.
Swami Kurmarajadasa

Tú mismo


Busca la perfección sabiendo, que no la hallarás en una sola vida.
Ello, te proporcionará mas esperanzas que desesperanzas
y te mantendrá listo cada vez que el camino de la vuelta.

Encuentra el rumbo enalteciendo la belleza de todo cuanto te rodea,
cada cosa que te envuelve es un sendero a recorrer.


Procura ser sincero contigo mismo, juzga con justeza tus actitudes,
sin renunciamientos, hasta saber el origen de cada una de ellas, eso,
te abrirá el corazón de tus semejantes.

Disfruta con alegría de todo lo que hoy tienes transitoriamente,
ya que nada posees en este mundo más que la esencia de tu vida.

Se prudente en tus expresiones, tus palabras pueden confundir
y desolar a quienes tengan una visión distinta
y no tan fortalecida de las cosas.

Educa tu sexto sentido ejercitando la mente.
Sumérgete en la meditación, aprenderás a conocer la paz
y cada rincón de tu espíritu.

No olvides que el mañana se levanta por sobre el hoy
y que no existen más límites a tus sueños
que los que tú cristalices frente a tus ojos.

Domina tu ego, en todo momento ten presente tu pequeñez
respecto del universo al que perteneces.

Fortalece tu espíritu tratando de no quebrar la unión mística
que hay entre el leal saber y el obrar.

Enaltece tus dones y habilidades, deposita amor en su ejercicio,
tus obras hablarán por ti.

Busca, encuentra, procura, disfruta, se prudente, educa,
no olvides, domina, fortalece, enaltece…
Tú mismo eres la llave.
Marcelo D. Ferrer

Pensamientos de Walter Riso



Hoy, unos pensamientos de Walter Riso, especialista en psicología clínica cognitiva y autor de varios libros.
Sobre el amor: “Si pretendes inmortalizar el amor, terminarás asistiendo a su funeral. Sólo disfrútalo. Si sientes que se está agotando, intenta salvarlo; a veces es posible hacerlo. Si pese a tu esfuerzo el amor se desvanece, simplemente acéptalo.”
Sobre la vida: “Las mejores cosas de la vida suelen ocurrir cuando no esperamos nada. La vida nos proporciona infinidad de oportunidades para actuar sin el resultado a cuestas. Sembrar árboles sin esperar frutos, jugar como a uno le dé la gana, danzar sin reglas, reír por reír y correr por correr.”
Sobre el pasado: “El pasado no te condena. De hecho, tu presente es el pasado de mañana. Si cambias en el aquí y el ahora, estarás contribuyendo de manera significativa a tu destino.”
Sobre el trabajo: “La vida no se ha hecho solo para trabajar. Se trabaja para vivir, no lo contrario. La búsqueda del placer es una condición del ser humano. Forma parte de ti como algo natural. No es algo malo y sucio, primitivo y sórdido. Ser hedonista no es promulgar la vagancia, la irresponsabilidad o los vicios que atenten contra tu salud. Es vivir intensamente y ejercer el derecho a sentirse bien. Sería inhumano contigo mismo negarte esta posibilidad.”

Fuente:
Pensamiento Emocional 

LAS 25 FRASES MAS COMUNES EN UNA RELACION DE PAREJA.


Las relaciones de pareja son muy complejas, el entender a la otra persona y que lo entiendan a uno mismo es bastante difícil.

Durante el tiempo que se permanece con el otro se viven situaciones que nos llevan pronunciar un par de frases que muchos han escuchado entre reproches, preguntas y excusas. Recuerda algunas de ellas.
-Antes eras más romántico.
-No estaba mirando a nadie.
-Démonos un tiempo.
-Ya no es lo mismo.
-Te mereces alguien mejor.
-¿Por qué no contestas?
-No estoy enojada.
-El problema soy yo.
-¿Me quieres?
-¿En qué piensas?
-Necesito espacio.
-Tenemos que hablar.
-Siempre soy yo el culpable.
-Es que tú no me entiendes.
-¿Es que no confías en mí?
-No eres la misma que conocí.
-No hay plata tenemos que ahorrar.
-Decide tú.
-Un amigo que tú no conoces.
-Nunca hacemos nada diferente.
-Ahora no me duele la cabeza.
-¿Te gusta alguien más?
-¿Me veo gorda? Dime la verdad.
-Es que tomas decisiones sin consultarme.
-No me compares.
-¿Por qué no llamas?

Hoy y siempre quiero regalarte...



Hoy quiero regalarte mi sincera amistad para que cuando tu alma añore un Amigo sin pensarlo me busques y pueda correr a tu lado.

Hoy quiero regalarte mis mejores sonrisas para que cuando tus lágrimas escurran tras la cascada de tu mejilla en un día gris sean mis risas las que iluminen tus tristezas.

Hoy quiero regalarte mis grandes sueños para que cuando en tu mente exista un vacío sean aquellos bosques cubiertos de invierno los que atrapen la atención de tu pensamiento.

Hoy quiero regalarte la fuerza de mis manos para que cuando tus tobillos se cansen mis hombros te sirvan de fuerza al andar.

Hoy quiero regalarte la suavidad de una caricia para que cuando tu cuerpo sienta frío sean mi hoguera el calor que te arrulle.

Hoy quiero regalarte una rosa roja para que cuando cariño extrañe tu mano sea un pétalo la fuente que te acaricie.

Hoy quiero regalarte un ramo de abrazos para que cuando los tropiezos te dificulten el andar sean mis ánimos una esperanza que te ayuden a continuar.

Hoy quiero regalarte una estrella joven para que cada que el sol descanse sea esa fiel luz la que te acompañe.

Hoy quiero regalarte un pedacito de humildad para que cuando los éxitos engrandezcan tu persona sea la sabiduría el aire mágico que te hagan valorar lo que otros desprecian al llegar a una nueva orilla.

Hoy quiero regalarte el silencio de mis labios para que cuando tu voz necesite ser escuchada sean mi atención y mi apoyo el horizonte que alberguen tus palabras ahogadas...

Hoy quiero regalarte mi cariño sincero para que cuando sientas que nadie te acompaña recuerdes que en paisajes verdes o valles áridos mi pensamiento siempre te lleva de la mano.

Hoy quiero regalarte un abrazo inmenso para que cuando necesites sentir tus fuerzas sean mis manos el puerto de tus emociones.

Hoy quiero regalarte también un par de lágrimas para que se alberguen entre tu alma y corazón así si algún segundo la soberbia daña tu andar sea una muestra de sensibilidad ajena la que te ayude a no cometer injusticias.

Hoy quiero desearte que la felicidad te bañe todos los días y compartas tus alegrías con los seres que amas para que cuando creas que caminar en la soledad mil angelitos resguarden tu mirada.

Hoy quiero regalarte algo no valioso en dinero porque el oro mata los valores y los sentimientos quiero que lo que hoy te brindo en tus manos sea tan tuyo que solo tu corazón pueda escucharlo....

Hoy quiero decirte frases llenas de palabras únicas hoy quiero ser diferente a todo el mundo y que en mis pensamientos que te obsequio al cerrar tus ojos tu corazón mire a través de tu ternura.

Hoy quiero regalarte un bello tierno que transforme tus miradas en luceros mientras el tiempo con tus sueños baila.

Hoy quiero poner una sonrisa en tus labios para que tu corazón respire con tus emociones y sean tus labios un mar que estremezcan cualquier playa.

Hoy quiero mirar tus ojos a través del cielo para que con el susurro del viento este pensamiento al oído te cante.

Hoy quiero escuchar la melodía de tus ojos para que cuando tus cabellos acaricien tu espalda sea tu alma una fortaleza de tu delicadeza.

Hoy quiero obsequiarte lo más bello que puedas recibir; mientras transformas estas líneas en un espejo donde la ternura que aquí encuentres, donde la belleza que aquí nazca simplemente eres con tu mirada sonriendo.

Hoy quiero............

Autor: 

Ing. Gerardo Mendoza Mendoza

Desconfianza


Hay personas en esta vida a las que les resulta realmente complicado confiar en la gente. La desconfianza inunda todas sus facetas, ya sea en su vida personal, laboral etc.

Estas personas suelen pronunciar, o por lo menos pensar frases tan significativas como: “Estoy acostumbrada a que la gente que quiero me traicione y me haga daño”.

“Ante cualquier tipo de relación hay que estar siempre en guardia y al tanto de todo detalle, no sea que te traicionen por la espalda”.

“No hay mejor defensa que un buen ataque y por eso no quiero intimar con nadie por miedo a que me hagan aún más daño del que ya me han hecho, si es que esto me pasa por confiar en la gente” etc.

Estas personas se sienten vulnerables, nunca se encuentran tranquilas del todo, nunca alcanzan un punto óptimo de relajación.

Siempre se encuentran en guardia, ya que su confianza en el mundo que les rodea es muy débil. Todo se tambalea a su alrededor, nada está bien sujeto ni fijo, todo es efímero e inseguro.

Son capaces de dar la vuelta a todo. Así cuando alguien hace algo agradable por ellos, le buscan una causa o conspiración secreta, y maléfica, por la que lo han hecho. Su desconfianza es tal, que siempre buscan una causa secreta o diferente.

La palabra que resume su vida es la hipervigilancia. Se convierte en algo verdaderamente obsesivo, el centro de sus vidas.

Esta excesiva vigilancia puede ir dirigida a algunas personas en concreto (a los hombres o mujeres por alguna mala experiencia, a los médicos etc.) o a todo el mundo en general.

Son incluso capaces de deformar lo que les dicen y así un simple comentario inofensivo lo pueden transformar en un insulto o una humillación.

Sin embargo también es cierto que estas personas actúan de este modo no por gusto, en su vida tiene que haber un trasfondo de abuso, humillación, maltrato etc.

El sentimiento que les invade es el de desconfianza, muy comprensible en el caso de haber sufrido tantas agresiones físicas, verbales etc. En el seno de la familia, entorno cercano etc.

Lo que han visto desde pequeños es que las personas que supuestamente estaban ahí para quererles y protegerles, son las que más daño les han hacho.

Este tipo de vivencias suelen traer de la mano una autoestima muy baja. Se infravaloran enormemente, incluso se sienten responsables de lo que les ha sucedido, y excusan a su propio agresor.

La mejor manera de acabar con esto es haciendo un ejercicio de reflexión, a través del cual puedan ser objetivos, y darse cuenta de qué personas realmente están a su lado con todas sus buenas intenciones.

Personas en las que puedas confiar, con las que percibas que te encuentras en un entorno seguro.

En definitiva, no hay que desconfiar del género humano por antonomasia. Hay que buscar el lado positivo de las cosas, e intentar que las relaciones humanas que emprendemos nos aporten alegrías y nos enriquezcan como personas.

Desconozco a su autor

Volveremos a encontrarnos,... de José Ramón Marcos Sánchez

PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.
Correo y MSN: joseramonmarcos@live.com Twitter: @joseramonmarcos





Produce una perla...



Una ostra que no ha sido herida no puede producir una perla. Las perlas son producto del dolor, el resultado de la entrada de una sustancia extraña e indeseable al interior de la ostra, como un parásito o un grano de arena, que le produce una gran molestia, un gran dolor.
En la parte interna de la ostra se encuentra una sustancia lustrosa llamada nácar. Cuando un grano de arena penetra en la ostra, las células de nácar comienzan a trabajar y cubren el grano de arena con capas y capas y más capas de nácar para proteger el cuerpo indefenso de la ostra.
Como resultado, se va formando una hermosa perla. Una ostra que no hayasido herida de algún modo, no puede producir perlas, porque la perla es una herida cicatrizada.
¿Te has sentido lastimado por palabras hirientes, acusado de haber dicho cosas que nunca dijiste o has sufrido golpes de los que adquieren ideas preconcebidas indebidamente?
Entonces, produce una perla.
Cubre cada una de tus heridas con varias capas de amor. Muchas personas sólo aprenden a cultivar resentimientos, dejando sus heridas abiertas, alimentándose con sentimientos pobres, los cuales impiden que las lesiones cicatricen.
Aprende de la ostra y cada vez que te hieran o que te irriten, haz una perla rodeando ese dolor con amor…

Desconozco a su autor

La importancia de los amigos

El tiempo que pasamos con cada amigo
es lo que hace a cada amigo tan importante.
Las amistades se constituyen de a pedacitos

Pedacitos de tiempo que vivimos con cada persona.
No importa la cantidad de tiempo
que pasemos con cada amigo,
sino la calidad del tiempo que vivimos con cada persona.

Cinco minutos pueden ser
más importante que un día entero.


Así, hay amistades hechas de risas y dolores;
otras de la escuela, otras de salidas, cine y diversión;
también están aquellas que nacen y no sabemos por qué,
pero sabemos que están presentes.

Tal vez están hechas de silencios compartidos
o de mutua simpatía que no tiene explicación.
Hoy también hay muchas amistades
hechas solo de e-mails,
nuestras “amistades virtuales” nos hacen reír,
pensar, reflexionar. 

Aprendemos a amar a las personas
sin juzgarlas por su apariencia o modo de ser,
sin poder etiquetarlas
(como a veces hacemos inconscientemente).

Hay amistades profundas que nacen así.

Saint-Exupery dijo:
“fue el tiempo que pasaste con tu rosa
lo que la hizo tan importante”

El tiempo que pasamos con cada amigo
es lo que lo hace importante.

Porque el tiempo “perdido con amigos
no existe es tiempo ganado, aprovechado, vivido.

Son recuerdos para un momento o para toda la vida.

Un amigo se torna importante para nosotros
y nosotros para él, cuando somos capaces,
aún en su ausencia, de reír o llorar, de extrañar
o querer estar bien cerca de él
sólo para disfrutar de su compañía.

Podemos tener varios mejores amigos de diversas maneras.
Lo más importante es saber aprovechar al máximo
cada minuto vivido y tener después,
en nuestros recuerdos, horas para pasar con ellos,
aunque estén lejos.

Desconozco a su autor

¿Estar enamorado es amar?



Jorge Bucay nos dice en su libro ‘El camino del encuentro’ que estar enamorado no es amar. “Amar es un sentimiento y estar enamorado es una pasión. Las pasiones por definición son emociones desenfrenadas, fuertes, absorbentes, intensas y fugaces como el destello de un flash y son capaces de producir transitoriamente una exaltación en el estado de ánimo y una alteración de la conciencia del mundo del que la siente. Hay que entender esto para poder diferenciar después el enamoramiento del amor.”
“El enamoramiento y el caos emocional que supone tiene, lamentablemente y afortunadamente, una duración muy corta. Lamentablemente porque nos gustaría a pesar de todo, permanecer en la fascinante intensidad de cada una de las vivencias, y afortunadamente porque nuestras células explotarían si este estado se prolongara mas allá de unas cuentas semanas.”
“Estar enamorado es enredarse en un doloroso placer, el de la disolución del otro. Si nos detuvieramos a pensarlo en serio nos daríamos cuenta de lo amenazante para nuestra integridad que sería vivir en ese estado.”

Contra el estrés: Pensamiento positivo




No podemos influir en la mayoría de las situaciones externas que nos ocurren a diario, pero sí podemos aprender a enfrentarnos a ellas de forma diferente, con “pensamiento positivo”.
Los estudios han demostrado que las personas que mejor resisten el estrés presentan un rasgo común: el optimismo. Pero ¿cómo convertirnos en personas optimistas? A continuación contamos seis estrategias que nos ayudarán a ser más optimistas:
1.Reconocer el pensamiento negativo: Hay personas que tienden a fijarse únicamente en los aspectos negativos, reales o no, de cada situación. Las situaciones estresantes que se mantienen en el tiempo aumentan la tendencia de las personas a focalizarse en los aspectos negativos. Hay que hacer un esfuerzo consciente por analizar si nos estamos concentrando sólo en lo malo.
2.Y evitarlo… En el momento en que nos descubrimos dando vueltas a una imagen negativa debemos actuar: detener nuestro pensamiento y racionalizar si todo lo que nos hemos dicho es real o fruto de la tendencia a verlo todo negro. Evitaremos pensar en términos de “todo o nada”. El hecho de que en un momento concreto algo no haya salido como esperábamos, no significa que siempre, todo, vaya a salir mal.
3.La imaginación al poder. Ante una situación que previsiblemente podrá causarnos estrés, debemos anticiparnos mentalmente e imaginarnos saliendo airosos de ella. En el caso de nuestro empleado, debería hacer ejercicios visualizando todos los pasos que debe dar para realizar una exposición en público y ver mentalmente cómo supera triunfante cada uno de esos pasos. Inconscientemente las personas estamos siempre imaginando cómo será nuestro desempeño en situaciones nuevas, pero muchas veces, hasta en el pensamiento, nos imaginamos fracasando en el intento.
4.Resaltar lo positivo. La mejor manera de hacerlo es por escrito. Una lista con todo lo bueno y otra con lo malo. Se trata de ayudarnos a reflexionar acerca de los cambios que necesitamos realizar en nuestra vida. En situaciones de estrés, tendremos que hacer un esfuerzo para encontrar los aspectos positivos. La propia situación en la que nos encontramos nos impide ver cosas positivas a nuestro alrededor. Ante el estrés tendemos a generalizar lo malo a todas las áreas de la vida.
5. Aprender a valorarnos mejor a nosotros mismos. Quienes desde niños se han sentido valorados incondicionalmente por sus padres o por personas próximas, en general, son más optimistas. Nunca es tarde para que actuemos igual con nosotros mismos. Debemos aprender a ser más indulgentes con nuestros propios errores y buscar lo positivo también en nuestra conducta.
6.El método Coué. Este psicoterapeuta francés desarrolló la estrategia de la autosugestión que consiste en repetirnos diariamente frases positivas acerca de nosotros mismos: “soy una persona valiosa”, “no me rindo ante las dificultades”, “puedo lograrlo”, etc.

Fuente: Rosana Pereira Davila, Directora de Tess-On. Psicología y Formación.

Buenos días amigos, les mando un abrazo de oso!