viernes, 9 de septiembre de 2011

Buenas noches amigos, les mando un abrazo de oso!


No se puede prohibir de Sandra Mianovich



No se puede prohibir, ni se puede negar
el derecho a vivir, la razón de soñar.

No se puede prohibir, ni el creer, ni el crear
ni la tierra excluir, ni la luna ocultar.

No se puede prohibir, ni una pizca de amor
ni se puede eludir, que retoñe la flor.

Ni el alma vibrar, ni el pulso latir
ni la vida en su andar, no se pueden prohibir.

No se puede prohibir, la elección de pensar
ni se puede impedir, la tormenta en el mar.

No se puede prohibir, que en un vuelo interior
un gorrión al partir, busque un cielo mejor.

No se puede prohibir, un impulso vital
ni la gota de miel, ni el granito de sal
ni las ganas sin par, ni el deseo sin fin
de reír, de llorar, no se puede prohibir.

No se puede prohibir, el color tornasol
de la tarde al morir, en la puesta del sol.

No se puede prohibir, el afán de cantar
ni el deber de decir, lo que no hay que callar.

Solo el hombre incapaz, de enteder, de sentir,
ha logrado al final, su grandeza prohibir.

Y se niega el sabor, y la simple verdad
de vivir el amor, en total libertad.

Si tuviese el poder, de poder decidir
dictaría una ley, es prohibido prohibir.

No desistas de Rudyard Kipling


Cuando vayan mal las cosas como a veces suelen ir;
cuando ofrezca tu camino solo cuestas que subir;
cuando tengas poco haber, pero mucho que pagar 
y precise sonreír aún teniendo que llorar;
cuando ya el dolor agobie y no puedas ya sufrir descansar acaso debes;
pero nunca desistir.

Tras las sombras de la duda ya planteadas ya sombrías 
puede bien surgir el triunfo; 
no el fracaso que temías.

Y no es dable a tu ignorancia figurarse 
cuan cercano puede estar el bien que anhelas y que juzgas tan lejano.

Lucha pues, por más que en la brega tengas que sufrir...
Cuando todo este peor, más debemos insistir. 

Las heridas de amor...quizás no nos recuperemos más



Nada es irrompible Hasta el tenaz acero puede doblegarse. Y hasta el espíritu más duro puede ceder ante una sonrisa.

Pero el corazón es algo especial. Hay quienes se preguntan por qué ése y no otro órgano ha sido elegido para representar el amor. Y... la respuesta es tan obvia...! Acaso...¿No sentimos ante las emociones que sus latidos se aceleran y, a veces, nos parece que hasta se quiere escapar de nuestro pecho?.

Acaso...¿No sentimos ante la angustia la sensación de que una mano férrea nos lo aprieta hasta casi paralizarlo? Acaso...¿Sentimos esas sensaciones en otro lado?. No; sólo en el corazón. Es el motor de nuestras emociones y alegrías. Es el blanco de nuestras tristezas y sinsabores. Y, fundamentalmente, es el que expresa y sufre el amor. Nuestro cuerpo puede recuperarse de terribles heridas, puede cicatrizarlas.

Pero de las heridas de amor...quizás no nos recuperemos más. Podremos, seguramente, andar sin una pierna; pero difícilmente podremos seguir sin ese amor; ese amor que perdimos. El amor, entonces, es algo especial. Porque puede determinar que nuestra vida tenga o no sentido...porque puede hacernos perdurar en el tiempo. Nuestro cuerpo se consume ante la muerte. El amor...el amor puede mantenernos vivos...

Graciela De Filippis
Aportación de Shoshan Postales

Reciprocidad Asertiva en las Relaciones De Pareja, en 3 Pasos


Sabía Usted que una de las cosas más importantes en las Relaciones de Pareja es la Reciprocidad.. ¿Qué tan Recíprocas son en este momento sus Relaciones de Pareja? Aunque esto pareciera algo obvio por la naturaleza misma de la pareja, no siempre resulta así, pues como todo aquello que forma parte de nuestra cotidianidad, la Reciprocidad se deja como algo obvio y sobrentendido en el Amor de Pareja, dejando entonces de atenderla de modo eficaz y consciente… he allí el primer gran error!

Como otros muchos aspectos clave que determinan la cálida del Amor de Pareja, la Reciprocidad debe ser entendida en sus justa dimensión, y amerita ocuparse de ella consciente y diligentemente, y finalmente es indispensable hacerlo con una metodología o estrategia potente que permita los mejores resultados, he aquí una posibilidad de lograrlo en sólo 3 Pasos…

PRIMERO PASO: Compartir el Crecimiento Diario
Esto de vital en importancia en el Amor de Pareja, pues éste es un proceso natural de crecimiento y evolución compartido, y requiere pues de un espacio, un acuerdo y una estrategia para construir día a día la relación, dentro de un marco de respeto madurez y evolución constante.

Una fórmula simple es establecer una acuerdo para garantizar un espacio (tiempo – lugar) completamente privado y sin interrupciones, para que la pareja se cuente mutuamente lo más resaltante de su día. Las parejas que ya comparten una vida juntos a diario, deben hacerlo personalmente, las que por alguna razón no se vean a diario pueden hacerlo por teléfono, o algún otro medio de comunicación a distancia. ATENCIÓN No se trata este espacio de INFORMAR sobre los acontecimientos del día, generalmente cargada esta información de los problemas, o a veces de las trivialidades del día, se trata de Compartir aquellos aprendizajes que surgen de las reflexiones profundas de las experiencias que se viven el diario vivir. Puede ser útil comenzar este diálogo con una pregunta mutua que se hagan ambos ¿qué aprendiste hoy? O si prefieren hacerlo como una conversación más grata y espontánea, cada uno puede iniciar diciéndole al otro “Hoy te traje un regalo especial, algo que me hace mejor para ti…” (inmediatamente cuente la experiencia personal de aprendizaje con lo vivido en el su día)

SEGUNDO PASO: Conciliación Afectiva
Esto se logra diciéndose mutuamente las cosas que están generando ciertos “ruidos” en la comunicación, pero no desde la crítica, si no desde la Asertividad. La comunicación cargada de críticas tiende a aparecer más fácilmente, pues las Relaciones de Pareja buscan su mejor continua y esperan aportar soluciones a los defectos, y de cierto modo arrastramos la falsa creencia que con el “regaño” o cuestionamiento severo lograremos que el otro “aprenda”. FALSO, pues sólo se logra resistencia y conflicto.

De modo que la clave aquí es sustituir la Crítica por la Asertividad. Un ejemplo: “Me molesta cuando llegas tarde para…. X”. Esta es una Crítica abierta, que generalmente viene cargada de cierto emocionalidad negativa que genera en el otro Reacción Defensiva. Si por el contrario se habla desde la Asertividad, se podría decir algo como “Me encanta cuando compartes conmigo X. Sería perfecto que tuviésemos más tiempo para ello, que tal si llegaras un poco antes”. ¿Nota Usted la diferencia? La clave es enfocarse siempre el aspecto positivo que usted espera y sugerir (discreta y sutilmente) alternativas que permitan lograrlo.

TERCER PASO: Perdón y Reconciliación
Es indudable que pese a todo el esfuerzo y al manejo perfecto que se pudiera lograr con cualquier técnica o estrategia, incluida esta que sugiero, de algún modo aparecerán problemas muy serios y grandes disgustos asociados a ellos (esto también define el Amor de Pareja). De modo que es indispensable contar con un procedimiento y un acuerdo para ventilar los problemas y buscar soluciones.

Recuerde que NUNCA debe utilizar el espacio del Primer Paso (Compartir el Crecimiento Diario) para ventilar problemas. Aquel es sólo para nutrir el Amor de Pareja, y si existen problemas entonces deben suspenderse aquellas conversaciones hasta que se resuelvan los conflictos y comience la Reconciliación. Finalmente, y siguiendo el consejo del Segundo Paso, deben verse los problemas con asertividad, es decir, enfocándose en la parte buena que dejan, como la Reconciliación, pues esta viene a constituir uno de los ingredientes más revitalizadores de las Relaciones de Pareja, toda vez que son una oportunidad para validar y fortalecer el Amor de Pareja, para renovar el compromiso, y además para valorar la importancia de esa decisión tan importante, como lo es compartir una vida juntos…

Déjame por favor tus comentario, o preguntas, para seguir enriqueciendo juntos este fascinante tema.

Autor:
José Strongone
www.josestrongone.com
Twitter: @jostrongone

SEPARACIÓN aportación de Ely Fraga Castro



“Sí, acepto”. Y de ahí hasta que la muerte nos separe.

Ese es el ideal de la gran mayoría de las mujeres, casarse con el que para ese momento es el hombre perfecto, tener hijos y poder cumplir con el juramento que se hizo ante Dios.

¿Pero qué pasa si ese compromiso se rompe? o ¿Si todo lo que soñamos se viene abajo, si ese hombre no era lo que creía y el príncipe azul se nos convierte en sapo? Lo más triste de esta realidad es cuando se toma la decisión de enfrentarnos cara a cara con ese monstruo llamado “Divorcio o Separación”.

La pérdida de la pareja es quizás uno de los dolores más intensos que puede sufrir un ser humano, en especial para nosotras las mujeres, ese dolor es tan fuerte que se convierte en un luto sentimental, para algunas duele más que la pérdida del padre o de la madre.

El fracaso matrimonial conlleva múltiples consecuencias y afecta de manera directa y sin compasión la autoestima.

El hecho de estar nuevamente sola, el de regresar a casa al lado de tus padres si así lo decides, el de enfrentar los cuestionamientos de ellos y el de tus amigos, hace de nuestra vida un panorama tan oscuro que día a día nos envuelve haciéndonos creer que el amor no es nuestra mayor habilidad y que para nosotras la palabra matrimonio simplemente queda vetada.

Sé que para la mayoría de la gente la separación no es más que un malogro y que tratar de ver la luz en medio de tanta oscuridad no es una tarea fácil, pero de algo estoy segura que llorar sobre la leche derramada no nos garantiza tenerla entera nuevamente, las cosas son y depende de cómo se asimilen, no puedo desconocer que el duelo es necesario para superar este dolor ya que hace parte del proceso y como todo en la vida requiere de tiempo se hace inevitable llenarnos de paciencia, ánimo y de mucha fe pero sobretodo rodearnos de la gente que nos quiere y nos apoya a pesar de nuestros errores y altibajos.

¿De qué forma ves tú el divorcio, como una frustración o una oportunidad?

Cuando hago referencia a la oportunidad que hay detrás del divorcio, hablo específicamente al hecho de hacer una radiografía de las causas por las cuales la relación no prosperó, de poner sobre la mesa la realidad y a conciencia admitir en que fallamos, que no hicimos, que nos faltó por hacer, en que incumplí, cuales fueron esos defectos que nunca mejoré, porque como dice la letra de Shakira en una de sus canciones “cuando hay que hablar de dos es mejor empezar por uno mismo”.

De igual forma y sin engaños, analizar como fue el comportamiento de él en la relación, mirar cuales fueron esas cosas que yo le permití a él desde el noviazgo que terminaron convirtiéndose en la piedra en el zapato, sin temor a equivocarme puedo decirles que todo esto nos ayudará a sentirnos mejor al darnos cuenta que la responsabilidad es compartida porque para una relación y su separación se necesitan dos.

Recuerden que el aprender de las malas experiencias nos permite disfrutar de las futuras oportunidades, y que jamás se le debe llamar fracaso a la pérdida de una batalla, porque “perder por conocer no es perder”
  www.seisgrados.com

Que tus pies caminen al paso de tu alma de Paulo Coelho



Un explorador blanco, ansioso por llegar
cuanto antes a su destino en el corazón de África,
ofreció una paga extra a sus porteadores
para que anduviesen más de prisa.
Durante varios días, los porteadores apuraron el paso.

Una tarde, sin embargo, se sentaron todos en el suelo
y dejaron la carga, negándose a continuar.
Por más dinero que les ofreciese,
los indígenas no se movían.

Finalmente, cuando el explorador
pidió una explicación para aquel comportamiento,
obtuvo la siguiente respuesta:

- Hemos andado demasiado de prisa,
y ya no sabemos ni dónde estamos
ni qué estamos haciendo.
Tenemos que esperar a que nuestras almas nos alcancen.

Cómo hacerte saber.... de Walt Whitman



Que nadie establece normas, salvo la vida.
Que la vida sin ciertas normas pierde la forma.
Que la forma no se pierde con abrirnos.
Que abrirnos no es amar indiscriminadamente.
Que no esta prohibido amar, que también se puede odiar.
Que el odio y el amor son afectos.
Que la agresión porque sí duele mucho.
Que las heridas se cierran, que las puertas no deben cerrarse.
Que la mayor puerta es el afecto.
Que los afectos nos definen.
Que definirse no es remar contra la corriente.
Que cuanto más fuete es el trazo mas se dibuja.
Que buscar un equilibrio no implica ser tibio.
Que negar palabras implica abrir distancias.
Que encontrarse es muy hermoso.
Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida,
Que la vida forma parte del sexo.
Que el por qué de los niños, tiene un porque.
Que el querer saber de alguien, no es sólo curiosidad.
Que el querer saber todo de todos, es curiosidad malsana,
Que nunca está de más agradecer.
Que autodeterminación, no es hacer las cosas solo.
Que nadie quiere estar solo.
Que para no estar solo hay que dar,
Que para dar debemos recibir antes.
Que para que nos den también hay que saber pedir
Que saber pedir no es regalarse.
Que regalarse en definitiva es no quererse.
Que para que nos quieran, debemos demostrar qué somos.
Que para que alguien sea, hay que ayudarlo.
Que ayudar es poder alentar y apoyar.
Que adular no es apoyar,
Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara.
Que las cosas cara a cara son más honestas,
Que nadie es más honesto porque no roba.
Que quien roba, no es ladrón por placer.
Que cuando no hay placer en las cosas, no se está viviendo
Que para sentir la vida, no hay que olvidarse que existe la muerte.
Que se puede estar muerto en vida.
Que se siente con el cuerpo y con la mente.
Que con los oídos se escucha,
Que cuesta ser sensibles, y no herirse
Que herirse no es desangrarse
Que para no ser heridos, levantamos muros
Que quien siembra muros, no cosecha nada
Que casi todos somos albañiles de muros
Que sería mejor construir puentes
Que sobre ellos se va a la otra orilla, y que también se vuelve.
Que volver, no implica retroceder.
Que al retroceder, también se puede avanzar.
Que no por mucho avanzar, se amanece más cerca del sol
¡Cómo hacerte saber que nadie establece normas, salvo la vida!

Algo para aprender...



He aprendido... que cuando estás  enamorado, se nota... 

He aprendido... que una persona diciéndome, "Me alegraste el  día"... alegra mi día. 

He aprendido... que siempre puedo orar por alguien, cuando no  tengo otro modo de ayudarlo. 

He aprendido... que no importa que tan serio requiera la vida  que seas, todos necesitamos un amigo con el que podamos reir a carcajadas. 

He aprendido... que algunas veces, todo lo que una persona  necesita, es una mano que sostener y un corazón que entender. 

He aprendido... que la vida es como una espiral. Mientras más  se acerca al final, más rápido camina. 

He aprendido... que el dinero no compra la clase. 

He aprendido... que esas pequeñas cosas que pasan diariamente,  son las que hacen la vida espectacular. 

He aprendido... que debajo del duro escudo de las personas, hay  alguien que quiere ser apreciado y amado. 

He aprendido... que Dios no hizo todo en un solo día... que me  hace pensar que yo puedo? 

He aprendido... que ignorar lo hecho... no cambia los hechos. 

He aprendido... que es el amor, no el tiempo... el que cura  todas las heridas. 

He aprendido... que cada persona a la que conoces, merece ser  obsequiada con una sonrisa. 

He aprendido... que nadie es perfecto... hasta que te enamoras  de alguien. 

He aprendido... que las oportunidades nunca se pierden, alguien  más tomara aquella que tu dejaste pasar. 

He aprendido... que uno debe decir palabras suaves y tiernas,  porque más adelante puedes tener que tragártelas. 

He aprendido... que una sonrisa, es la manera más barata de  lucir mucho mejor... 

He aprendido... que no puedo elegir cómo me siento, pero puedo  elegir que hago con respecto a eso. 

He aprendido... que todos quieren estar en la cima de la  montaña, pero que toda la felicidad y experiencias agradables, suceden mientras  se escala hacia ella. 

He aprendido ... que estamos rodeados de muy buenas amistades,  que hay que cultivarlas y nunca dejarlas morir!!! 

LA FELICIDAD ES UN TRAYECTO, NO UN DESTINO! 

Amistad… Regalo de la vida por Ps. Mónica López (www.sanarte.cl)



No cabe duda que tener un buen amigo o amiga es una de las experiencias más valiosas que podemos vivir. Si bien existen distintos tipos de amistades y niveles de confianza, siempre es gratificante poder sentir que caminas y creces junto a otros que te quieren bien, además de darte la oportunidad de querer, confiar y aprender.

En este sentido, a través del tiempo, vamos aprendiendo a “Ser Amigos”, a darle un lugar y valor importante a los lazos, a no destinar sólo los ratos que nos sobran, sino darle un espacio significativo dentro de nuestro día a día a la experiencia de estar presente en la vida del otro y dejar que él o ella también entre en la tuya. No es tarea fácil, pero la recompensa es alta.
Todos, o la gran mayoría, hemos sufrido decepciones, sentimos miedo que el otro no nos valore, duele el descuido o el que el otro no esté cuando lo necesitamos. Confiar profundamente en otro puede ser arriesgado, pero la experiencia en sí misma vale la pena y algunos vínculos podrán durar toda la vida.
Así, algunas amistades nos acompañarán en etapas (colegio, Universidad, trabajo, etc…) y estará en nosotros la posibilidad de decidir si queremos mantenerlas en el tiempo, pues los lugares o espacios que compartimos pueden cambiar, pero todos sabemos que las distancias y los tiempos en el fondo, no son obstáculos si realmente deseamos seguir cultivando una relación o queremos recobrarla…
Hay muchas amistades que pueden haber quedado atrás con el tiempo, pero si había un sentimiento de cariño profundo, es importante atreverse a la posibilidad de retomarla, intentarlo al menos. Las redes sociales hoy en día han facilitado bastante este trabajo… a través de facebook por ejemplo, cada día más personas se reencuentran y a través de una conversación por chat, una llamada y luego un café, pueden tener la oportunidad de volverse a acompañar cercanamente en la vida y seguir creciendo juntas. Es sorprendente la sensación de encontrarse con un amigo o amiga que no veías hace 10 años o más y descubrir que el sentimiento de cariño y la confianza sigue intacta, que en esencia muchos seguimos siendo los mismos y que el tiempo parece que no hubiese pasado, pues muchas veces se retoma la amistad desde el mismo punto en que se dejó, con el mismo cuidado y amor hacia el otro.
Pero ser un buen amigo, un compañero de vida, implica dedicación. Para que una amistad se mantenga fuerte no basta sólo el cariño y el compartir momentos entretenidos, sino también algunos gestos que nos hacen ir creciendo y enriqueciéndonos mutuamente, algunos de ellos pueden ser:
- Aprender a escuchar sin caer en monólogos. Sí, es exquisito sentirse escuchado por el otro, aconsejado, contenido, etc., pero si nosotros ocupamos todo el espacio para hablar y hablar sobre nosotros mismos, nos estamos perdiendo lo que nuestro amigo o amiga puede aportarnos, el poder conocerlo más y entregarnos nosotros mismos a la oportunidad de recibir y acoger lo que el otro nos quiere compartir.
- Es clave estar atento a lo que pasa en la vida del otro, saber cuáles son las dificultades por las que está pasando, los desafíos que está enfrentando o las alegrías que está disfrutando, preguntarle e interesarse realmente por ellas, conversarlas y compartir en la emoción que cada una produce. Conocerlo en su esencia y recordarle quién es cuando esto se olvide…
- Expresar al otro lo valiosa que es esta amistad para nosotros, ya sea verbalmente dando gracias por estar ahí, diciendo te quiero, te extraño cuando no estás o me alegra verte, o también a través de gestos que marquen presencia en la vida del otro, dándonos tiempo para compartir con él o ella, invitándolo a panoramas entretenidos, haciéndole sentir que lo consideramos e integramos a nuestro día a día.
- Animar a seguir los sueños y apoyar en el camino hacia ellos, ayudando al otro a recordar el camino cuando se ha desviado o perdido de la ruta. Ser una brújula que apunte siempre a la felicidad del otro.
- Ser leal, defender a nuestro amigo o amiga, guardar sus secretos, respetar su privacidad es una demostración de lo mucho que valoramos su confianza.
- Ser sincero en nuestras opiniones, si no estamos de acuerdo con algo o nos nace corregir al otro en algo que está dañándolo a él o a sus cercanos, es importante expresarlo con respeto. Para ser un buen amigo no es necesario decir a todo que sí, dejarse influenciar o concordar en todo. Es parte de la honestidad y confianza el decir lo que pensamos de forma genuina, aunque siempre de un modo de cuide al otro, con cariño y de forma no invasiva, no se trata de juzgar, criticar o convencer al otro de algo como si fuese un enemigo a derrotar… se trata de dar una opinión, ser uno mismo y plantear nuestro punto de vista con el fin de compartir nuestras diferencias, aprender, conversar la vida u orientar al otro cuando vemos que no está en un camino que le haga bien.
- Alegrarse por los triunfos del otro, celebrarlos sincera y completamente, sin sentirse menoscabado, envidioso o caer en competencias que nos dañan. La felicidad del otro debe ser también motivo de felicidad para nosotros.
- Mantener la independencia, no caer en celos o actitudes posesivas que ahoguen a nuestra amiga o amigo. Cada uno tiene derecho a tener otras amistades y un mundo propio que disfrutar sin la presión de tener que invitar al otro a todos sus espacios, pues si llegamos a esto empezamos a hacer cosas por compromiso (“para que el otro no se sienta mal o dejado de lado”)  en vez de hacerlas sincera y espontáneamente, perdiendo el sentido de lo que significa una amistad.
Hay muchos más factores que aportan en la construcción de una amistad duradera y valiosa, cada uno a lo largo del tiempo irá encontrando su forma de “Ser amigo”, acompañar y dejarse acompañar con cariño. Lo que sí es claro que la amistad es un regalo de la vida, una oportunidad que todos debiésemos darnos, pues es una de las experiencias más maravillosas que podemos sentir.
Para terminar, los invito a reflexionar sobre estas preguntas:
- ¿Quiénes son mis amigos? ¿por qué los considero amigos?
- ¿Soy buen amigo? ¿Cómo podría ser mejor?
- ¿Estoy dedicándome lo suficiente a cultivar mis amistades?
- ¿Qué amigo o amiga he dejado atrás y me gustaría recobrar su amistad? ¿Podría intentarlo ahora?

¿Qué significa simplemente “ser”, sin pretender serlo? Retomar la esencia de lo que somos... de Gris Salazar G


Vivir la vida para llenarnos de experiencias, a vivirlas todas, a entender que cada experiencia nos lleva a forjar el espíritu, a apreciar la vida, a sentirla, a llenarnos de vida, a experimentar lo que queramos experimentar.

La mejor decisión es la que cada una hace con su vida. Porque eso nos lleva a una experiencia de aprendizaje personal. La evolución del ser vivo es personal no es colectiva. El conciente colectivo no es más que la suma de todos los concientes individuales que existen. Se viene también a ser libre y experimentar la emoción de “ser” plenamente. Tan libres como queramos serlo, como el viento lo es!!! y va a donde él decide ir sin limitarse un ápice.

Al tomar conciencia nos volvemos más libres, ya que cada acción que tomamos es porque nosotros así lo deseamos y cargamos con las consecuencias que esto implica, las cuales nunca absolutamente son malas, ni siquiera buenas, simplemente... Son!! Es nuestra forma de ver el vaso medio vacío o medio lleno, lo que siempre será es que serán positivas para nuestro crecimiento aunque a veces no sean del todo agradables. Digamos que las no gratas son para reconfirmar lo fuertes que somos y cómo salimos de ciertos problemas y las gratas, el bálsamo o el premio por haber continuado en la lucha!!!! La vida es un paraíso lleno de millones de colores, sabores, olores, imágenes, sentimientos, pensamientos, situaciones, etc... que son precisamente un regalo para que nosotros las vivamos a plenitud. El “simplemente ser” significa no pretender ser nada ni nadie tan sólo “dejarte ser”, relajarte por así decirlo y... ya!!!! no esforzarte en pretender ser algo que no eres!!!!... me viene a la mente algo que un día pensé:

“El ser humano es el único animal que pretende ser!!!! Nunca en mi vida, he escuchado a un perro tratar de maullar, ni a un gato tratar de ladrar. Ellos están muy bien ubicados en lo que son y no pretenden ser, simplemente se dedican a ser lo que en esencia son y ya!!!! En cambio yo he visto a lo largo de mi vida bastantes seres humanos “pretendiendo ser” algo que no son!!!! Desde “pretender ser” buenos amigos, buenos padres de familia, buenos profesores, buenos servidores públicos... buenos seres humanos, en lugar de tan sólo y simplemente... “ser”. La seguridad de pensar y sentir que todo lo que deseamos se convertirá en realidad, hará que nuestra vida sea más armoniosa, más segura, más plena, ya que viviremos convencidos y sin miedo de que todo lo hemos creado y producido nosotros mismos. Con nuestro pensamiento, sentimiento (emoción) y por consecuencia “nuestra acción”, hemos producido “magia”, la “magia” del SER, del VERDADERO SER, sin PRETENDER SERLO. Ya nada ni nadie podrá detenernos para alcanzar nuestros objetivos y realizar nuestros sueños, nuestras metas, ni siquiera el fuego que quema ni el frío del agua que pudiera congelarnos... nada!!!! hemos llegado a entender, a comprender que no hay experiencias ni buenas ni malas, sino tan sólo efectivas para nuestro crecimiento personal. Hemos dejado atrás las falsedades, las mentiras, el maltrato, la mala voluntad, el odio, las envidias, la victimización, auto-conmiseración, etc; En pocas palabras… “la irresponsabilidad de ser” y nos hemos convertido en “seres concientes”, responsables de nosotros mismos.. Y por consecuencia hemos empezado a vivir la ABUNDANCIA DEL SER… LA PLENITUD TOTAL DEL SER.

Recordemos, tomar conciencia es: Hacernos responsables de todo lo que hacemos. Lo que en esencia somos, seres de éxito total, ganadores de mil batallas, herederos de todas las riquezas de este mundo, la mayor de ellas es el amor dentro de nuestro ser, esa luz que irradia al mundo y es capaz de transformar al planeta entero!!! Forjadores de sueños, creadores de todo lo que nos rodea, proveedores de nuestra propia felicidad, constructores de nuestro propio y único destino!!! EL QUE SÓLO NOSOTROS DECIDAMOS Y HAGAMOS REALIDAD!!!

MUJERES.....



El mundo està repleto de
diferentes mujeres...
Mujeres que curan con la fuerza de amor.
Mujeres que alivian dolores con solo su compañia...
Mujeres que cantan lo que la gente siente.
Mujeres que escriben lo que la gente siente.
Mujeres "glamurosas"...
Mujeres despanpanantes...
Mujeres que hacen reir...
Mujeres batalladoras.
Mujeres con talento.
El mundo tambien està lleno de otro
tipo de mujeres,quizas no tan
conocidas ni tan famosas...
Mujeres que deben dejar todo atràs...
O que van en bùsqueda de una vida nueva...
Mujeres que todos los dìas se encuentran
delante de un nuevo reto...
Mujeres que sufren diariamente las injusticias...
Mujeres que sufren diariamente pèrdidas inesplicables...
Madres en cualquier lugar...
Mujeres que deben someterse a las injustas reglas...
Mujeres que se preguntan cuàl serà su destino...
Mujeres cuyo rostro tiene escrito cada entrega de su vida...
Todas....Mujeres especiales
Todas mujeres tan bonitas como cualquier estrella,
poque luchan todos los dìas por hacer del mundo
un mejor lugar donde poder vivir...

Estas son reglas sencillas, que muchas veces olvidamos....



Sería tan fácil!
...si todos tuviésemos siempre en cuenta :

Si abriste, cierra.
Si enciendes, apaga.
Si conectase, desconecta.
Si desordenaste, ordena.
Si ensucias, limpia.
Si rompiste, arregla.
Si no sabes, arreglar, busca al que sepa.
Si no sabes qué decir, cállate.
Si debes usar algo que no te pertenece, pide permiso.
Si te prestaran, devuelve.
Si no sabes cómo funciona, no toques.
Si es gratis, no lo desperdicies.
Si no es asunto tuyo, no te entrometas.
Si no sabe hacerlo mejor, no critiques.
Si no puedes ayudar, no molestes.
Si prometiste, discúlpate.
Si no sabes, no opines.
Si opinaste, hazte cargo.
Si algo te sirve, trátalo con cariño.
Aquí viene lo mejor...
Si no puedes hacer lo que quieres,
Trata de querer lo que haces.

Desconozco a su autor

No te salves de Mario Benedetti


No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo
pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.



Nadie puede dar lo que no tiene



Nadie puede dar lo que no tiene...
Sólo cuando estás bien contigo mismo puedes estar bien con los demás.
Sólo cuando manejas tu soledad puedes manejar una relación.

Necesitas valorarte para valorar, quererte para querer, respetarte para respetar y aceptarte para aceptar, ya que nadie puede dar lo que no tiene dentro de sí.

Ninguna relación te dará la paz, que tu mismo no hayas creado en tu interior.
Ninguna relación te brindará la felicidad que tú mismo no construyas.

Sólo podrás ser feliz con otra persona cuando seas consciente que eres feliz incluso cuando no está a tu lado. Sólo podrás amar siendo independiente, hasta el punto de no tener que manipular ni manejar a los que dices querer.

Dos personas que se unen por el deseo de hacerse feliz la una a la otra, fracasarán con el tiempo… Dos personas que se unen con el fin de compartir su felicidad propia, lograrán una felicidad duradera, y sin ser su fin, harán feliz a la otra.

Para amar necesitas una humilde autosuficiencia, necesitas autoestima y la práctica de una libertad responsable. Pretender que otra persona nos haga felices y llene todas nuestras expectativas es una fantasía narcisista que sólo trae frustraciones.

Por eso, ámate mucho, madura, y el día que puedas decirle al otro: “Sin tí también estoy bien”…
ese día estarás más preparado para vivir en pareja.

“No he venido a este mundo a cumplir tus expectativas.
No has venido a este mundo a cumplir mis expectativas.

Yo hago lo que hago.
Tú haces lo que haces.
Yo soy yo, un ser completo aun con mis carencias.
Tu eres tú, un ser completo aun con tus carencias.

Si nos encontramos y nos aceptamos, si nos aceptamos y nos respetamos, si somos capaces de no cuestionar nuestras diferencias y de celebrar juntos nuestros misterios, podremos caminar el uno junto al otro; ser mutua y respetuosa, sagrada y amorosa compañía en nuestro camino.

Si eso es posible puede ser maravilloso.”

[cita basada en la Oración Gestáltica de Fritz Perls]

Autor: Sergio Sinay

Despedida,... de José Ramón Marcos Sánchez



Quiero lograr sonreír el día que todo termine,… regalarme un último gesto por la satisfacción del esfuerzo,…. quiero irme sin reproches ni causas pendientes,…. quiero besar esa muerte que sólo besa el sincero,… llevarme sólo lo bueno,…. dejarte sólo lo bueno,…. quiero ser tú y que tú seas sólo la parte que me permitió cambiar,…. quiero escribir el orgullo de un recuerdo que permita no acabar en el olvido,… romperme en el intento de resarcir los errores que me alejaron de las personas,… que me acercaron a los silencios,….. tanto vacío sembrado,…. lleno de tanto vacío,.… quiero mostrar los principios aprendidos al final,…. y sellar los odios con abrazos,…. para olvidar el pasado ahora que el futuro es incierto,…. ahora que desde lo cercano me acerco a la verdad,…. no importan culpas ni culpables,… sólo importan los perdones,…. quiero olvidar los motivos que motivaron la indiferencia,… la lejanía,…. quiero lograr que mi marcha recupere aquellas cosas que ayer me hicieron cercano,… tan sólo quiero quererte,…. para soñar que me quieres,…
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez
E-mail y MSN:joseramonmarcos@live.com Twitter: @joseramonmarcos

El siervo de tus deseos... de José Ramón Marcos Sánchez

Quiero erizar las palabras hasta que sientas como te hacen el amor,... eres mi Diosa y yo soy,... el siervo de tus deseos,...
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.
Correo y MSN: joseramonmarcos@live.com Twitter: @joseramonmarcos






¿Qué esperamos de los hombres hoy? por Ps. Mónica López (http://www.sanarte.cl)

¿Qué esperamos de los hombres hoy? Algunas ideas sobre los chicos buenos y malos e integrar el lado femenino a lo masculino.





Los roles han cambiado con el tiempo y aunque la mujer ha avanzado bastante en la lucha por conseguir más derechos y ocupar espacios que antes se les privaban (lo cual da para hablar bastante en otra nota), los hombres han debido ceder y compartir lo que antes les era exclusivo a ellos, lo cual no les ha resultado tarea fácil… Si bien las mujeres seguimos preocupándonos más por la cocina, la casa o la crianza y los hombres por el trabajo, hemos tendido a equilibrar un poco más las cosas…

En este sentido, si nos ponemos a pensar en las expectativas que tenemos respecto a los hombres, rápidamente nos damos cuenta de lo confuso que puede resultarles ocupar un rol definido hoy en día… Si bien el machismo no es aceptado como tal, las mujeres esperamos que el hombre mantenga ciertas conductas más tradicionales y conservadoras, “caballerosas” como se suele decir, pero también queremos un hombre 2.0, que tenga cierto lado femenino desarrollado, lo cual puede ser bastante complejo de entender para algunos…
Si bien existen excepciones, que las feministas me perdonen, pero sólo intento transparentar lugares comunes y recurrencias en conversaciones femeninas, ciertas tendencias nos muestran que:
- Los hombres suelen destacar por su sentido lógico, práctico y concreto, tendiendo a la solución de los problemas más que a su reflexión (lo cual puede ser muy útil en ocasiones), pero cuando les contamos nuestras angustias, en general, las mujeres buscamos más empatía, escucha activa y contención. Un abrazo con unas cuantas palabras dulces de comprensión, en muchas ocasiones pueden valer más que mil soluciones… esto no siempre es fácil de lograr, pero se aprende…  
- Es atractivo que un hombre tenga poder de decisión y sea seguro de sí mismo, nos agrada que decidan considerando nuestros gustos o intereses (como cuando nos llevan de sorpresa a un restaurant que nosotros siempre quisimos ir), sentir que validan nuestra opinión, se nos escucha y considera, pero en situaciones complejas o que requieren de rápida respuesta, queremos que sean capaces de tomar decisiones sin tantas dudas. La inseguridad, el exceso de preguntas, el ¿lo hago o no lo hago? puede generar que la mujer sienta la responsabilidad de “cortar el queque” siempre y eso desgasta.
- Nos atraen los hombres que tienen su mundo personal desarrollado, que hagan deporte, tengan amigos y pasatiempos, pero también queremos que nos den un lugar prioritario en sus vidas, nos integren a su mundo social y nos hagan sentir que su mejor panorama es estar con nosotras… no se trata de exclusividad, sino prioridad… al menos sentir que estamos en el top tres y no después de su trabajo, sus amigos, sus deportes, su tiempo personal para dormir, sus abuelos, su perro, su control remoto, su guitarra, el playstation y sus libros…
- Las mujeres dependemos cada vez menos del hombre proveedor, tenemos nuestra libertad económica, pero de todos modos valoramos un lindo regalo, invitaciones a salir y cierta seguridad de que en caso de necesitarlo, él podrá sustentar nuestro hogar.
- Valoramos que los hombres mantengan una buena relación con su familia de origen, los visiten y les expresen afecto y preocupación, pero nos matan las pasiones los hombres “demasiado apegados”. Que un hombre ponga a su pareja y a la familia que ha formado con ella en un lugar principal es clave, sentir que nuestra opinión puede tener más peso que la de sus padres o hermanos, o que los límites están bien claros sin “invasiones territoriales”, es todo un tema por el que las parejas actuales caen en conflicto con frecuencia.
- Sorprenden gratamente conductas de caballerosidad, gestos y atención por tu bienestar (aunque sea a costa de ellos, disculpen el egoísmo), el que te pasen su chaqueta si hace frío, abran la puerta del auto, te den la mano para saltar o caminar por un lugar riesgoso, te coloquen al lado seguro de  vereda (por donde no pasan los autos), te cedan el mejor lugar en una mesa (el con sombra o vista al mar… aunque él quede mirando a la pared), se preocupen de que te sientas bien atendida, tu bebida siempre esté llena, tengas siempre un lugar para sentarte o sentirte cómoda, etc., etc., etc… No obstante, todo extremo pierde sentido… si él te deja siempre en un altar a costa de él, no podrán ser pareja pues en vez de mirarse frente a frente, tendrás que mirarlo hacia abajo y eso incomoda… ¿para qué estar en el cielo si estamos solas ahí?
- Queremos un hombre sensible, que sepa expresar sus emociones, comparta sus sueños e ideas, que se acuerde y te pregunte por lo que le contaste que te preocupaba algunos días antes, que pueda contarte sus problemas, confíe su mundo interior en nosotras, pero cuando su nivel de introspección es demasiado alto, tiende a complicarse y sobre preocuparse por todo, llorando o sintiéndose frágil por cada situación difícil o cuestionando cada cosa que le pasa, resulta “enrollado” y para eso, ya nos tenemos a nosotras mismas y a nuestras amigas… Ok, los hombres también lloran y queremos contener, pero con equilibrio, sintiendo que también ellos pueden contenernos con su fortaleza.
- Queremos un hombre romántico, que te recuerde durante el día con pequeños gestos que está pensando en ti, que sea cariñoso y tierno, te dediquen una canción, escriba cartas, regale flores o chocolates, si bien esto suena a cliché, saca sonrisas femeninas hasta hoy. Queremos todo ese romanticismo, pero sin exagerar… aquí viene lo complejo, pues si el hombre ocupa esto en exceso, resulta tan empalagoso como una torre de caramelo… pero si no lo hace de vez en cuando, nos quejamos de falta de detallismo… y ahí es cuando es entendible que ellos digan “quién las entiende…”.
Podríamos seguir hablando de expectativas, bastante claro es que las mujeres tendemos a ser exigentes, incluso hay estudios que demuestran que es esperable un nivel de queja en las mujeres dentro de sus relaciones de pareja (cuando es el hombre el que se queja más, el pronóstico no es muy favorable), pero lo que quisiera transmitir finalmente, es que los hombres no son adivinos y la comunicación respecto a qué es lo que deseamos y no deseamos dentro de nuestra relación es fundamental.
Los tiempos han cambiado y si bien el macho alfa bruto, reservado, distante y frío, puede rodearse de un halo de misterio y seducirnos en lo que significa el “desafío de la conquista”, el “chico malo” está cada vez menos de moda, pues finalmente vamos aprendiendo que esta elección trae más de agraz que de dulce como experiencia, pero ya aprendimos también que el “chico bueno” termina siendo un excelente amigo, pues puede ser aburrido a la larga. Entonces?? Difícil mezcla la que buscamos las mujeres…
Ni bueno ni malo, queremos hombres con todas sus letras, que nos hagan sentir amadas, deseadas, nos entreguen estabilidad y seguridad, pero con una buena dosis de aventura y conquista, no es tan fácil, pero así como ellos han ido cambiando con el tiempo, nosotras también lo hemos hecho, nuestras necesidades son otras. De todos modos, sea como sea quien escojamos como pareja, el camino trae aprendizajes y es importante más que pedir y pedir sin límite, el valorar también lo que el otro nos entrega, entendiendo que los príncipes azules no existen, pero si hay algunos con capas verdes, rojas o plomas…

¿Podemos Cambiar a Otros? de Maytte Sepúlveda




"En estos días conversaba con una persona que me contaba: Tengo un amigo del que todos abusan, es tan bueno que no puede decir que no, por esta razón ha perdido mucho dinero y bienestar. He tratado de ayudarlo a cambiar y no he conseguido nada, es muy terco. Pasa el tiempo y le siguen sucediendo las mismas cosas... ¿Cómo puedo ayudarlo?
Escuchándolo pensaba: ¿Cuántas veces hemos querido cambiar el comportamiento, la actitud o las decisiones de otra persona? ¿ En cuántos momentos nos hemos sentido frustrados al intentarlo y no conseguir ningún resultado? ¿Te has sentido alguna vez así? Es tiempo de hacer juntos una reflexión al respecto... ¿Podemos realmente nosotros, cambiar el comportamiento de otra persona? Yo creo que no. Lo que sí podemos hacer, es influir en ellos con nuestro comentarios y buenos sentimientos, para que ellos reflexionen y consideren la posibilidad de tomar en cuenta y analizar nuestra propuesta, aun cuando la decisión final siempre sea de ellos.
Cuando nuestros hijos están pequeños, me refiero hasta que son adolescentes, todavía podemos influenciarlos si les damos un buen ejemplo y mantenemos una buena comunicación con ellos. Pero, si nuestros hijos son mayores de edad... lo mejor que podemos hacer es conversar con ellos y explicarles las consecuencias de las posibles elecciones que tomaran en un momento dado y de qué manera estas decisiones los van a afectar a ellos directamente. Es el momento de confiar en que dentro de ellos se encuentran los valores y las herramientas que hemos compartido con ellos a lo largo de su vida. En la mayoría de los casos, insistir en que acepten nuestros argumentos o sugerencias pudiera ser la causa por la que ellos cierren la puerta de la comunicación con nosotros. Lo más importante será hacerles saber que siempre podrán contar con nosotros, aun cuando terminen haciendo algo equivocado.
Cuando nos referimos a la pareja, tendríamos que preguntarnos si nos gustaría vivir con alguien que constantemente nos juzga o critica con la intención de ayudarnos a mejorar nuestro comportamiento... Muchas veces, sin darnos cuenta y motivados por la mejor de las intenciones nos convertimos en personas sermoneadoras, constantemente estamos diciéndole a nuestra pareja o a nuestros hijos lo que deben cambiar para tener una vida mejor y en ese intento se nos olvida reconocer todas las actitudes positivas que también tienen esas personas. Pregúntate: ¿Te sientes bien con las características positivas de la personalidad de tu pareja?, si ¿podrías vivir con él o con ella sin que cambiara tanto su manera de ser? Si la respuesta es sí, relaja un poco tu actitud, suelta el control y comienza a reconocer todos los esfuerzos que también hace esa persona para agradarte y ser una buena persona. Es el momento de recordar que no somos perfectos, todos tenemos una serie de cualidades que tenemos que aprender a reforzar y a usar, y unas limitaciones que tenemos que aprender a aceptar y a superar.
Podemos ciertamente compartir con ellos nuestras observaciones y sugerencias, pero igualmente tendremos que aceptar el hecho de que sólo cambiarán cuando estén listos esencialmente para hacerlo. Yo sé que sufres y te da rabia cuando ves que tu amigo o tu ser querido se resiste a cambiar, especialmente, si atraviesa por una situación difícil, pero recuerda que tal vez necesita vivir esa experiencia para alcanzar la conciencia y la madurez que le permita estar listo para reconocer la importancia de cambiar. Todos los procesos de cambio son individuales y sólo podemos hacerlo a través de nuestra voluntad y trabajo personal.

¿Qué podemos hacer para apoyar a una persona adulta?.. 
Exprésale tus sugerencias. Acercate a la persona y cuéntale lo que piensas, explícale de qué manera sus actitudes o su comportamiento están afectando negativamente su vida. Dile claramente que no tienes ningún interés personal en ello. 
Exprésale tu apoyo incondicional. La próxima vez dile a la persona: Estoy dispuesto a ayudarte a salir de donde estás. Quiero que sepas que puedes contar conmigo; cuando estés listo llámame. No quiero que sientas que te estoy persiguiendo para que lo hagas. Tómate tu tiempo. 
Comparte alguna experiencia personal. Muchas veces compartir con otros la historia de alguna situación personal parecida a la que atraviesan ellos, hace que se interesen y se abran a la comunicación. Además si puedes contarles qué te impulso a cambiar y en qué herramientas te apoyaste para lograrlo puede ser muy positivo.