viernes, 26 de agosto de 2011

Buenas noches amigos! les mando un abrazo de oso!


Soy el amor


Los días son infinitos mientras aun vivas,
Si me llegas a descubrir quién soy, no corras,
Porque puedo empezar con una mirada,
Porque puedo terminar en una traición
Porque el ser humano me crea de diferentes maneras.
A veces suelo nacer en los sueños de los niños,
A veces suelo morir en aquel que jamás pudo intercambiarme,
Puedo ser de mil maneras, solo hace falta imaginación,
Puedo ser una gota de lluvia si ambos sienten lo que yo siento,
Puedo ser la más cálida brisa de aire, porque toco sin tocar.
Al fin ya exhausto de describirme, te voy a decir quién soy,
Soy el AMOR, ese sentimiento que muchos luchan porque no muera,
Ese amor que solo los humanos matan por un error,
Soy de mil maneras en que puedas describirme, pero tengo un fin,
El de crear y hacer en ti o en otra persona ese cosquilleo que se llama cariño,
Ese sentimiento de extrañar, y si llegas a extrañar a alguien, no solo por amistad,
Es que lo vas queriendo y yo (el amor) estoy naciendo en ti,
No dejes que me escape de ti, porque el amor verdadero, solo llega una vez,
Porque la segunda vez será solo el reflejo de lo que pudo ser el primero.
Así que si algún día me cruzo por tu vida y te hago miles de señas para que me veas,
Y no me prestas atención, solo moriré en silencio sin llorar, solo me secaré como una
Planta que le falta agua.
Ahora te das cuenta que soy importante en tu vida,
Como en cada aire que respiras, como en cada sorbo que bebes,
Yo (el amor) no me halago de mis virtudes, solo te hago ver,
Que el autor que me escribe en este papel, hizo lo mejor para describirme,
Hizo lo mejor para hacerte entender que el amor llega de maneras desconocidas,
Y se va así como llega, alegre o triste como pudo ser en la vida de lo seres humanos.
Autor Anónimo

Cuando las palabras callan...


A veces, vivimos situaciones, en que las palabras parecen desaparecer de nuestro vocabulario.
Se anudan en el estómago, suben hasta la garganta y no sabemos, no tenemos idea de cómo sacarlas.
Muchas veces sucede, cuando nuestros amigos nos necesitan más. Y es allí precisamente, cuando nos topamos con esa barrera.
No sabemos qué decir, no tenemos una explicación aceptable para el sufrimiento, sentimos miedo de decir algo indebido y nos quedamos quietos.
Encontramos palabras con facilidad, en su mayoría ya gastadas y repetidas, para expresar nuestra alegría, nuestro deseo de felicidad, sin importar si alguien ya las dijo o no.
Tomamos prestadas esas frases comunes y hacemos con ellas nuestro mensaje.
Y nuestros amigos lo reciben con el corazón abierto, con la sonrisa estampada, porque ellos también hacen uso de lo mismo.
Es la costumbre, es normal, es gentil, es noble.
Es millones de veces mejor que el olvido.
Nuestra gran dificultad, es expresar palabras de consuelo, cuando nosotros mismos tenemos un corazón molido por el dolor al ver el sufrimiento del otro.
¡Conscientes que no podemos hacer nada!
Va a pasar, ya lo sabemos, pues todos los dolores pasan, como pasan las noches de luna y los días de sol.
Nada es estable y constante.
¡Y queríamos tanto encontrar las palabra exactas que amenizaran el sufrimiento, que proporcionaran consuelo inmediato, que anestesiaran o curaran de una vez !
Y entonces, en el instante exacto, las palabras mueren.
Pero existe un secreto: ¡Los gestos hablan!
Un beso habla.
Una caricia es una voz dulce y suave.
Una presencia, aún en silencio, dice.
Un abrazo habla muy alto.
¡Una mirada sincera dice tanto!
Una mano que toma las manos habla como varias bocas y centenas de corazones …
Cuando las palabras se rehúsen a salir de ti, habla con gestos. El otro comprenderá…
¡Dar de sí, vale más que todas las palabras del diccionario juntas!
Autor Desconocido

Si quieres amistad....

Si quieres amistad, antes de nada tú debes ofrecerla.
Las personas sobresalientes desarrollan una particular conciencia de sí, que los hace ser aceptados por los demás. Para ejercer sobre la gente una influencia positiva debemos desarrollar ese tipo de conciencia en nosotros mismos.
Debes amarte a ti mismo antes de poder amar a otros. Debes creer lo anterior si deseas mejorar como persona. Cuando nos criticamos en exceso, tendemos a envidiar a quienes desarrollan un mejor papel que el nuestro. Si nos fijamos solamente en nuestras fallas, supondremos que los demás también se fijan sólo en nuestros errores y siempre estaremos esperando ser rechazados.
El mundo es como un espejo. La mayoría de los problemas que tenemos con la gente son un reflejo de los problemas que enfrentamos en nuestro interior. No se trata de cambiar a todos los demás. Cuando sutilmente alteramos algunas de nuestras ideas, nuestras relaciones mejoran automáticamente.
No es bueno ser «la otra mitad» de alguien; debemos ser personas totales. Cuando tu vida es un desastre, las personas felices y estables tienden a evitarte. Procuran a quienes son felices y estables. Si estás deprimido y triste, no atraerás sino a personas con terribles problemas, los cuales duplicarán su infelicidad. Los demás pueden contribuir a nuestra felicidad, pero antes debemos tener el control de nuestra vida. Cuando esperamos que alguien «llegue» a arreglar todo, estamos coqueteando con la desilusión. Las personas que disfrutan relaciones satisfactorias y estables son seres equilibrados. No andan en busca de alguien que «llene un hueco». Reconocen su propia valía.
Tienes que notificar al mundo que estás listo para participar en la vida. El primer paso para hacer amigos es estar dispuesto a salir y conocer gente. Si planeas hacer cambios y ganar amigos, prepárate para ocasionarles tanto desilusiones como rechazos. Para evitar decepciones, establece amistades sin esperar nada a cambio. Algunas personas corresponderán a tu cariño y atenciones y otras no lo harán. Si te preocupas por los demás porque así lo deseas, no te afectará el que no te devuelvan el afecto o el favor. El Universo es justo. Si brindas amor y abnegación, cosecharás buenas cosas, aunque no necesariamente cuando las esperas o de donde las esperas. Si deseas conocer gente nueva y hacer nuevos amigos, toma la iniciativa.
Acuérdate de las personas con quienes te encanta convivir. Lo más probable es que se trate de gente que sabe reír de sí misma. Esta clase de personas son más divertidas, tienen más amigos y menos úlceras. Cuando nos mostramos aprehensivos, los demás se sienten abochornados y finalmente provocamos que desaparezcan del horizonte.
Una vida dulce es una experiencia compartida. Nuestras grandes alegrías, nuestros bellos momentos, los grandes retos y las mejores épocas de la vida, son básicamente aquellas que compartimos con otros. Muchas de nuestras mayores experiencias de aprendizaje proceden de la convivencia con las personas. Para lograr una estancia memorable en este planeta debemos prepararnos para derribar ciertas barreras: hacer un esfuerzo especial para conocer, convivir y acercarnos a los demás.
La alegría de la vida deriva de expresarnos, de correr riesgos, de aventurarnos. No todo el mundo te amará, pero tú si puedes amar a quien desees. Tal vez no quieres que te lastimen pero es mucho mejor sufrir con la idea de que diste todo lo mejor que podías ofrecer. Los únicos que realmente sufren son aquellos que saben que las cosas pudieron haber sido mucho mejores, mucho más emocionantes, mucho más bellas; pero no lo fueron.

Andrew Matthews

Amar es mucho más

AMAR es enseñar, pues se busca dar lo mejor.
AMAR es perdonar, todos cometemos errores.
AMAR es corregir, con el afán de mostrar interés y guiar.
AMAR es ayudar, procurando el bienestar de todos.
AMAR es comprender, conocer las circunstancias con el fin de ayudar.
AMAR es escuchar, para entender lo que te rodea.
AMAR es apreciar, cada acción que beneficia o perjudica.
AMAR es agradecer, porque valoras el esfuerzo ajeno.
AMAR es dar, por gratitud, cariño o evitando dificultades.
AMAR es conocer, distinguir lo bueno y lo malo.
AMAR es atender, haciendo agradable el momento.
AMAR es sonreír, un gesto feliz alegra el día.
AMAR es madurar, esto te llenará de beneficios.
AMAR es entregarse, dar lo mejor de ti cada día.
AMAR es aconsejar, la sabiduría siempre es útil.
AMAR es compartir, dejar atrás el “yo” por el “nosotros”.
AMAR es progresar, mejorar sin dañar a nadie.
AMAR es respetar, no coartar la libertad de los demás.
AMAR es luchar, por alcanzar sueños.
AMAR implica muchas cosas más que aún faltan por mencionar

¿Alguna vez has amado en realidad?

Autor Desconocido

No te enamores del amor


Enamórate de alguien que te ame, que te espere, que te comprenda aún en la locura, de alguien que te ayude, que te guíe, que sea tu apoyo, tu esperanza, tu todo.
Enamórate de alguien que no te traicione, que sea fiel, que sueñe contigo, que sólo piense en ti, en tu rostro, en tu delicadeza, en tu espíritu y no en tu cuerpo ni en tus bienes.
Enamórate de alguien que te espere hasta el final, de alguien que sea lo que tú no elijas, lo que no esperes.
Enamórate de alguien que sufra contigo, que ría junto a ti, que seque tus lágrimas, que te abrigue cuando sea necesario, que se alegre con tus alegrías y que te dé fuerzas después de un fracaso.
Enamórate de alguien que vuelva a tí después de las peleas, después del desencuentro, de alguien que camine junto a ti, que sea un buen compañero, que respete tus fantasías, tus ilusiones.
Enamórate de alguien que te ame. No te enamores del amor, enamórate de alguien que esté enamorado de ti.
Se necesita solo de un minuto para que te fijes en alguien, una hora para que te guste, un día para quererlo, pero se necesita de toda una vida para que lo puedas olvidar.

Autor Desconocido

Para ti que amas


Cuando en tu corazón se abra, llena de vida, la flor perfumada del amor, recuerda que alguien la plantó un día dentro de ti.
Cuando tu corazón se ilumine con el suave colorido
de la puesta del sol, recuerda que alguien amaneció contigo.
Cuando el fuego de la pasión queme tu corazón,
consumiendo todas tus fibras en la inmolación del placer,
recuerda que alguien encendió esa llama.
Cuando tu corazón esté bordado de sueños dorados,
tejidos con hilos de luz de luna, recuerda que alguien coloreó tu mundo interior.
Cuando la noche te encuentre con el corazón partido y angustiado por las amarguras recogidas en el día, recuerda que hay alguien esperándote con el pañuelo en la mano.
Cuando el insomnio te haga dar vueltas desesperadamente en la cama, recuerda que alguien puede sembrar sueños de paz en tu mente.
Cuando la soledad te oprima y tu grito no encuentre eco, recuerda que allá, del otro lado, alguien ama tu compañía y entiende tu clamor.
Cuando tus secretos no quepan más dentro de ti, amenazando romper los diques de tu alma, recuerda que existe alguien dispuesto a recogerlos y guardarlos con el cariño y la dignidad que tú esperas.
Cuando en tu corazón habite el azul del cielo, la calidez del sol, el gorjeo de los pájaros, el perfume de las flores, la nostalgia del atardecer, el encanto de las mañanas, la serenidad de los lagos y la sonrisa de la ventura, recuerda que alguien ha tocado tu corazón con la varita milagrosa del amor.
¡TU, que amas y vives en el contradictorio mundo del arco iris y de la oscuridad, de la calma y de la agitación, de la paz y de la inestabilidad, sabe que existe alguien más que habita en tu planeta!
En las horas felices, comparte con ella tus sonrisas, en las horas de soledad, ve, levántate y búscala dondequiera que esté.
¡NO mires el reloj! ¿Qué importan las horas? La vida es tan corta, no hay tiempo que perder!
Tú que amas, si tienes el coraje y la sencillez de hacerlo así, abre tus labios y canta el milagro del amor, porque sólo el “amor” aproxima a las personas y hacen que hablen el mismo lenguaje…
Autor desconocido

Cuida lo que amas


Había una joven que poseía todo: un marido maravilloso, hijos perfectos, un excelente empleo, una familia unida. Lo extraño era que ella no lograba conciliar todo eso; el trabajo y los quehaceres de la casa le ocupaban todo el tiempo. Siempre tenía que sacrificar algo para poder atender lo otro… Y así, alguna de las personas que ella amaba era dejada para después.
Un día, su padre, un hombre muy sabio le regaló una flor extraordinariamente bella y cara, de la cual sólo había un ejemplar en el mundo, y le dijo:
-Hija, esta flor te va a ayudar mucho, más de lo que te imaginas. Tan solo tendrás que regarla y podarla de vez en cuando y a veces conversar un poco con ella, y ella te dará a cambio un perfume maravilloso. La joven quedó muy emocionada, al fin de cuentas la flor era de una belleza sin igual.
El tiempo fue pasando, los problemas surgían, el trabajo consumía su tiempo, y su vida tan confusa no le permitía cuidar la flor. Cuando llegaba a casa la miraba, ella estaba siempre allí, no mostraba señal de flaqueza o muerte, sólo le seguía dando su perfume. Entonces ella pasaba de largo.Hasta que un día, sin más ni menos, la flor murió. Sus raíces estaban resecas, sus hojas amarillas y la flor yacía exánime a un lado.
La joven se entristeció mucho, lloró, y fue adonde el padre.
-Yo me imaginaba que esto iba a ocurrir, le dijo, y no te puedo dar otra flor porque ésta era única en el mundo. Tan única como tus hijos, tu esposo, tu familia. Al igual que la flor, los sentimientos también mueren si tú no aprendes a cuidarlos, a regarlos, a podarlos y a darles la atención que merecen. Te acostumbraste a ver la flor siempre lozana y viva, pero te olvidaste de cuidarla.
Acuérdate siempre de la flor, pues todo en la vida es como ella. El regalo de la vida nos es dado gratuitamente pero somos nosotros quienes tenemos que cuidarla.

Camilo Alejandro Tagle Dulansky

¿Te animas a decir NO? de Ana Varik


Hay una palabra de dos letras dentro de nuestro diccionario que tiene un gran significado. Pero éste depende de cómo se la utilice, en qué contexto o hacia quien esté dirigida. Tiene tanta fuerza que puede determinar la ruptura de una relación, la pérdida de objetivos o producir todo lo contrario, ser el nexo hacia una nueva forma de respetar nuestros propios intereses. La palabra que te menciono es el tan temido y también admirado, NO.
Esta palabra tan pequeña es fantástica, te puede dar o quitar poder frente a los demás. Te preguntarás ¿Cómo está dos letras me puede quitar o dar poder ante las personas? Esto nos lleva a que analicemos de si sabemos utilizarla correctamente en beneficio personal.
La palabra en si no tiene ningún poder, no puede hacer ni decir nada. Son las personas las que utilizándola correctamente, y en el momento oportuno, pueden cambiar la apreciación de los hechos y hasta modificarle la vida.
Cuando una persona dice No está determinando una postura, un pensamiento o declara que algo no desea para sí. Detrás de ese No, hay un interés que puede ser real o ficticio, dependiendo de cuan hábil sea el sujeto para plantear su postura frente a quien está detrás de ese No.
Si la postura diaria es decir No a todo, esto no modifica nada en la realidad de quien lo emite. Su entorno lo tomará como una persona negativa, sabiendo con anterioridad, que a cualquier propuesta le dirá No. Su mente esta encasillada en el No rotundo. ¿Quién le va a dar importancia a ese No permanente? ¿Puede cambiar algo? ¿Tiene un significado especial?
Sin duda, que quien lo escuche no le va a dar trascendencia porque sabe de antemano, que esta persona es negativa y no cambiará su postura. En realidad ese No es impreciso, se lo dice siempre.
Ahora, si ese No lo decimos para defender intereses reales que determinarán la apertura hacia una nueva forma de pensar ¿Qué me dirías? ¿Te gustaría que ese No pueda puntualizar un antes y un después en tu vida? ¿Sabes cómo utilizarlo para sacarle el mejor provecho?
Nuestra mente esta educada para darle al No un significado negativo. Si alguien nos dice NO, pensamos automáticamente, que nos está negando la posibilidad de hacer algo o emprender algo.
Debemos reaprender que el significado de esta palabra también puede ser positivo. Te invito a que reflexiones en todas las propuestas o circunstancias en las cuales dirías NO. Piensa:
- ¿Por qué diría NO?
- ¿Qué estoy buscando con ese NO?
- ¿Qué gano diciendo NO?
- ¿Producirá algún sentimiento positivo dentro de mí?
- Este NO ¿me permitirá defender otros intereses que son mucho más relevantes para mí?
Te voy a dar un ejemplo para que nuestra mente inicie esta readaptación hacia un NO efectivo.
Juan es una gran persona, le encanta estar con su familia y compartir tiempo con sus amigos. Pero trabaja muchísimos horas en una empresa que le demanda cada vez más responsabilidades de su parte, tiene que liderar con un gran equipo de trabajo. Da todo de sí, para que los objetivos de la empresa sean alcanzados en el plazo establecido.
Un día su jefe lo llama a una reunión privada, para comentarle ciertos aspectos que él quiere implementar en el departamento que lidera Juan. Él escucha atentamente la propuesta de su jefe. Esto implicaría que ese fin de semana, tendría que trabajar esos dos días, para que el lunes estuviera todo programado para poner en marcha esta nueva estrategia.
Pero Juan ya había planificado ir con su familia, ese fin de semana a un hotel para pasar más tiempo con ellos. Hacia tanto tiempo que no disfrutaba de la compañía de su familia, que deseaba con todas sus fuerzas, brindarles esos dos días a las personas que más quería en el mundo. Sus hijos le reclamaban que pasara más tiempo con ellos. Y su mente le cuestionó ¿Cómo les digo a mis hijos que este fin de semana lo tengo que suspender porque tengo que trabajar para este nuevo proyecto? ¿Se merecen que les diga esto? ¿Y qué pasa conmigo? ¿Y mis deseos?
Meditó cual sería la respuesta ante la propuesta de su jefe. ¿Si le digo NO qué pensará él? ¿Tendré que sacrificar otra vez el tiempo que necesito con mi familia? Después de pensar, le dijo a su jefe:
- Su propuesta es muy interesante, pero este fin de semana No puedo dedicarle tiempo para ponerla en marcha el lunes. Sé que es importante lo que me dice. Pero vengo hace ya un tiempo, programando pasar este fin de semana con mi familia, y ellos necesitan que les dedique tiempo. El lunes cuando vuelvo descansado, pondré toda mi atención a esta nueva propuesta.
El jefe se quedó atónito cuando escucho la respuesta de Juan. Él siempre estaba dispuesto a dedicarle tiempo a la empresa. Pero ese No fue el mejor que había escuchado hacía mucho tiempo. Juan defendió un interés personal con el NO emitido.
Todos debemos aprender a decir No cuando buscamos cuidar, defender o alcanzar un interés detrás de esa negativa. El NO puede convertirse en un gran aliado en el logro de metas. Solo hay que decidir que se busca diciendo NO.
Si tienes dificultades para decir NO podemos concertar sesiones personalizadas de coaching para que defiendas tus intereses personales o profesionales.

Fuente: http://www.dondeexitos.com/

No siempre


Reflexionando, he caído en el pequeño detalle
de que … no siempre …
lo que necesito… es lo que quiero
lo que quiero… no siempre es… lo que encuentro
lo que encuentro… no siempre es… lo que busco
lo que busco… no siempre es… lo acertado
y lo acertado… no siempre… me hace feliz
Quizá… porque… no siempre… 1mas 1 … son 2…
porque… el blanco puede ser negro
porque… a veces… ‘no’ quiere decir ‘sí’
y, en ocasiones
tras un ‘sí’ se esconde un ‘no’
Quizá… porque… lo más fácil…
no siempre es… lo acertado
porque… lo complicado
no siempre es… más atractivo
porque… lo atractivo… no siempre es… más bello
Quizá… porque… no siempre…
dormir… significa que descanses
porque… podemos… soñar despiertos
Quizá… porque… una mirada
dice más… que mil palabras
porque… los silencios
duelen más… que las palabras
porque… se puede andar perdida
aunque conozca el camino
porque… hay días… tan oscuros como la noche
y noches… que brillan más… que un día
porque… hay días… para todo
porque… todo… a veces… es nada
y porque… otras veces…. nada… es todo
Quizá… porque… hay quienes
te tienen delante… y no te ven
y quienes… te han visto… sin mirarte
porque… puedo verte… cuando no te miro
y no mirarte… cuando te veo
Quizá… porque… el mismo abrazo… que adoro
me ahoga, porque… aunque… me ahoga… me atrapa
Quizá… porque… no siempre… correr… significa… llegar más lejos, porque… lo más pequeño
en ocasiones es… lo más grande
porque lo más ligero
a veces es… lo que más pesa
Quizá… porque… 2 más 2… a veces… son 5
porque… en ocasiones… uno se salta… sus propias reglas… para después… poder cumplirlas,
porque… a veces… aunque… se pierda… se gana…y… porque… hay victorias… que son derrotas…

Desconozco a su autor

No permito…


No permito que otro dirija mi vida, porque mi vida es mía y porque asumo las consecuencias de mis decisiones al admitir mi propia RESPONSABILIDAD.
No permito que otro invada mi espacio vital, porque reivindico el espacio que me ha otorgado la Naturaleza por ser NATURAL.
No permito que otro contamine el aire que respiro, porque éste es alimento de mi cuerpo, es lo que me hace VITAL.
No permito que otro limite la calidad de mis sentimientos, porque éstos son fruto de mi alma y estoy dedicando esta vida a crear un alma fuerte y equilibrada, partiendo desde mi propia VOLUNTAD.
No permito que otro me hiera con sus ironías y con sus críticas, porque éstas volverán a él al ponerle el escudo de mi SERENIDAD.
No permito que otro me esclavice con argumentos de un aparente amor, porque mi amor es libre y porque elijo con quien compartir mi INTIMIDAD.
No permito que otro inculque en mí pensamientos que yo no quiero, porque aunque mis oídos oigan, mi inteligencia filtra y mi ser interior elige, día a día, lo mejor para mi evolución, la VERDAD.
No permito que otro limite la profundidad de mis pensamientos, porque son míos y no tengo porque ser igual a los demás,
simplemente he nacido con el poder de la CREATIVIDAD.
No permito que otro limite el vuelo de mi espíritu, porque simplemente he decidido ser UNIVERSAL.
No permito que otro robe mis ilusiones, porque éstas son alimento de mi espíritu, y éste ansía LA LIBERTAD.
PORQUE SOY LIBRE, HE DECIDIDO, SIMPLEMENTE, “AMAR”
Desconozco el autor

Como hacemos sentir a las personas….


El 14 de Octubre de 1998, en un vuelo trasatlántico de la línea aérea British Airways tuvo lugar el siguiente suceso:
A una dama la sentaron en el avión al lado de un hombre de raza negra.
La mujer pidió a la azafata que la cambiara de sitio, porque no podía sentarse al lado de una persona tan desagradable. La azafata argumentó que el vuelo estaba muy lleno, pero que iría a revisar a primera clase a ver por si acaso podría encontrar algún lugar libre.
Todos los demás pasajeros observaron la escena con disgusto, no sólo por el hecho en si, sino por la posibilidad de que hubiera un sitio para la mujer en primera clase.
La señora se sentía feliz y hasta triunfadora porque la iban a quitar de ese sitio y ya no estaría cerca de aquella persona.
Minutos más tarde regresó la azafata y le informó a la señora :
“Discúlpeme señora, efectivamente todo el vuelo esta lleno … pero afortunadamente encontré un lugar vacío en primera clase”.
Sin embargo, para poder hacer este tipo de cambios le tuve que pedir autorización al capitán.
Él me indico que no se podía obligar a nadie a viajar al lado de una persona tan desagradable.
“La señora con cara de triunfo, intentó salir de su asiento, pero la azafata en ese momento se voltea y le dice al hombre de raza negra:”
¿Señor, sería usted tan amable de acompañarme a su nuevo asiento?

“Todos los pasajeros del avión se pararon y ovacionaron la acción de la azafata.

Ese año, la azafata y el capitán fueron premiados y gracias a esa actitud, la empresa British Airways se dio cuenta que no le había dado demasiada importancia a la capacitación de su personal en el área de atención al cliente, la empresa hizo cambios de inmediato; desde ese momento en todas las oficinas de British Airways se lee el siguiente mensaje:

”Las personas pueden olvidar lo que les dijiste, las personas pueden olvidar lo que les hiciste, pero nunca olvidarán cómo los hiciste sentir”.

Desconozco a su autor

Cada cosa en su momento


El momento actual nunca es intolerable. Lo que viene en cinco minutos
o en cinco días es siempre lo que desespera a la gente.
El trabajo actual nunca cansa a nadie. Es el trabajo que espera
a la gente lo que la desgasta. Si la gente se diera cuenta
de que uno sólo puede hacer una cosa a la vez,
habría menos fatiga en el mundo.
El lunes, sólo se puede hacer el trabajo del lunes
y para el trabajo del martes, está el martes.
La fatiga saludable proviene de un trabajo físico y mental saludable,
y generalmente una noche de sueño basta para repararla.
La tensión nerviosa es algo bien distinto, y la provoca el tratar
de hacer hoy el trabajo de mañana, o la tarea
de las cuatro de la tarde a las dos.
Peor todavía: la origina trabajar en la medianoche
después de un día fatigoso.
La ley de la Vida es vivir el presente y eso es válido
para el tiempo y el lugar.
Mantenga su atención en el momento actual,
y en el lugar donde su cuerpo
se encuentra ahora. No tenga su cuerpo en Nueva York
y su mente en California, o viceversa.
No tenga su cuerpo funcionando al mediodía y su mente
a las seis de la tarde. Haga el trabajo justo de un día,
y detenga su actividad.
El exceso de trabajo a largo plazo, no es productivo.

Hace muchos años, un amigo visitaba una gran catedral en Italia.
Justo al otro lado de la puerta había un magnífico mosaico
que se extendía todo a lo ancho del edificio,
pero aún no estaba terminado.
Representaba el Juicio Final, contenía numerosas figuras
y la cantidad de diminutas piezas de mármol
de diversos colores en el mosaico era asombrosa.
Un hombre, de rodillas, trabajaba con diligencia.
Mi amigo, que hablaba italiano, le susurró :
“Que tarea tan estupenda la suya! Yo ni soñando podría trabajar tanto”.
El hombre, serenamente, le respondió:
“Oh, no es nada. Sé la cantidad de trabajo que puedo realizar
cómodamente en un día. Así que cada mañana marco
un área determinada del suelo, y no me molesto pensando
en lo que queda fuera de ese espacio.
Antes de que sepa dónde estoy, el trabajo estará terminado”.
La tarea del momento es suficiente.
Emmet Fox

La cara que pones


No eres responsable de la cara que tienes,
pero si eres responsable de la cara que pones…

Se dice que hace tiempo, en un pequeño y lejano pueblo,
había una casa abandonada.
Cierto día, un perrito buscando refugio del sol,
logró meterse por un agujero de una de las puertas de dicha casa.
El perrito subió lentamente las viejas escaleras de madera.
Al terminar de subirlas se topó con una puerta semi abierta;
lentamente se adentró en el cuarto.
Para su sorpresa se dió cuenta que dentro de ese cuarto
habían mil perritos más observándolo tan fijamente
como él los observaba a ellos.
El perrito comenzó a mover la cola y a levantar sus orejas
poco a poco. Los mil perritos hicieron lo mismo.
Posteriormente sonrió y le ladró alegremente a uno de ellos.
El perrito se quedó sorprendido al ver que los mil perritos
también le sonreían y ladraban alegremente con él.
Cuando el perrito salió del cuarto se quedó pensando
para sí mismo: “¡Qué lugar tan agradable!
¡Voy a venir más seguido a visitarlo!”
Tiempo después otro perrito callejero entró al mismo sitio
y se encontró entrando al mismo cuarto.
Pero a diferencia del primero, este perrito al ver
a los otros mil perritos del cuarto, se sintió amenazado
ya que lo estaban mirando de una manera agresiva.
Posteriormente empezó a gruñir; obviamente vio
como los mil perritos le gruñían a él.
Comenzó a ladrarles ferozmente y los otros mil perritos
le ladraron también a él. Cuando este perrito salió del cuarto
pensó: “¡Qué lugar tan horrible es éste!
¡Nunca más volveré a entrar aquí!”
En el frente de dicha casa se encontraba un viejo letrero
que decía: “La casa de los mil espejos”.
Todos los rostros del mundo son espejos…
Decide cuál rostro llevarás por dentro
y ése será el que mostrarás.
El reflejo de tus gestos y acciones
es lo que proyectas ante los demás.
Las cosas más bellas del mundo no se ven ni se tocan,
sólo se sienten en el corazón.

Fuente: Elixires para el alma

Cuando el ser humano juzga


La irrefrenable tendencia del ser humano a juzgar las acciones de los demás debería ser sometida al propio juicio de quién la ejercita.

Decimos “esto está bien” ó “esto está mal” ó “esto es lindo” ó “esto es feo” sin advertir que todas ellas son sentencias de carácter puramente subjetivo y que sólo responden a nuestra apreciación de la realidad.

Si en lugar de decretar absolutamente que “esto está bien” dijéramos “esto, para mí, está bien”, y en lugar de decir “esto es lindo” dijéramos “esto me gusta”, estaríamos mostrando una actitud más abierta y admitiendo que esa es nuestra visión de la realidad, reconociéndole a los demás el derecho de tener las suyas propias, tan válidas como las nuestras.

Tener una mente abierta dispuesta a aceptar opiniones diferentes a las nuestras es, sin duda, positivo y enriquecedor. Porque muchas veces nos permiten detectar nuestros errores y corregirlos. Y esto se traduce en un mejoramiento de nuestra persona.

Pensemos bien antes de juzgar las acciones de los demás y de emitir juicios sobre las cosas. Pero no dudemos de someter a un severo juicio a nuestros propios pensamientos y actitudes, que nos sirva para depurar todo lo negativo que hay en nosotros.

En cuanto pongamos esto en práctica descubriremos que no tenemos la más mínima autoridad para juzgar.

Graciela Heger A. – Argentina

¡Sonríe!

Sabes que te ves mucho mejor sonriendo ¿Eh ? Claro la sonrisa es la mejor marca que una persona puede tener; con la sonrisa te sientes bien, plena, sincera, espontanea. . ¿Sabias que es posible sonreir con el cuerpo y no solamente con los gestos de la boca? prueba , sonrie contigo mismo sin que te vea ningun experto..anda!
La Sonrisa devuelve la sensaciòn de vida, de emociòn, de intensidad..nunca mas te olvides que tu estado natural es sonriendo. ¿si?
El buen humor causado por la sonrisa cambia tu mente y cura tu organismo; lo contrario tambien es verdadero, el mal humor causa dolencias.
Acabe con las dolencias reales e imaginarias. Acabe hasta con el stress: sonria mas y mas. Sea inteligente, experto y justo, que es mejor estàr sonriendo que andar con la cara amarrada; acuerdese, la sonrisa siempre aproxima a las personas y nunca es tarde, prueba que nada te cuesta y diviertete que todos prefieren verte con esa sonrisa franca y sincera de tus labios.
”Que nunca falte una sonrisa en un rostro triste“.
Desconozco a su autor

Una gran piedra… la envidia

Si la hierba del otro lado de la valla parece más verde…
es el momento de regar la tuya…
A veces es más fácil creer que el césped del vecino
está más verde que el nuestro, o que para los demás todo
es menos complicado que para nosotros.
El problema es que la envidia nos hace buscar la felicidad
“fuera” de nosotros, nunca en nuestro interior.
Nos pasamos la vida mirando por encima de la valla
deseando lo que tiene el vecino, en vez de vivir en nuestro lado,
aquí y ahora.
¿Cuántas veces nos hemos dejado de impresionar por lo que parecía
una boda maravillosa o por el trabajo estupendo de alguien,
para luego ver cómo el matrimonio culminaba en divorcio
o el gran ejecutivo terminaba siendo acusado de desfalco?.
¿Cuántas veces hemos intentado solucionar nuestros problemas
saltando la valla, pensando que una vez que estuviéramos
al otro lado las cosas serían mejores?.
Y todo para descubrir que los problemas tienen una curiosa forma
de seguirnos dondequiera que vamos; y que, estemos donde estemos,
la hierba se marchita y muere si no le prestamos la atención
y los cuidados que necesita.
¿Te has dedicado últimamente a mirar con envidia el césped del vecino?
¿Te parece mejor que el tuyo?
¿Qué tienes que no tenga él? (¡Siempre hay algo!)
Cuando envidies especialmente a alguien,
bendícelo y alégrate por él.
Entonces te darás cuenta de que no tiene nada que ver
con tu propia felicidad o infelicidad.
Marta Botta

Contra viento y marea


Contra viento y marea
desafiemos la sombra a la luz de una idea
con el alma encendida
hay que andar por la vida contra viento y marea.
Y aunque el mar sea adverso
y estemos inmersos en aguas muy feas
continuemos el viaje
que a nuestro coraje la fe lo acarrea.

Contra viento y marea
cada sol se repite,
cada día alborea y florece a porfía
un jardín de poesía contra viento y marea
si llevamos ardientes
la estrella en la frente igual que una tea
entre un monte de pinos se abrirá algún camino
contra viento y marea.

Contra viento y marea
la sonrisa de un niño es la gran panacea
y una mano tendida
la ternura crecida contra viento y marea.
El amor tiene un duende que ríe,
que enciende, que crea y recrea
y aunque al diablo le pese
retoña y florece y al mal lo voltea.

Contra viento y marea
hay montones de manos para hacer la tarea
y esas pilas de ganas de llegar a mañana
contra viento y marea
lo que importa es la gente del sur
y del norte de allí donde sea
y ganar la partida porque triunfe la vida
contra viento y marea.

Contra viento y marea
propongamos sin miedo una gran asamblea
donde allí se proclame
que la gente se ame contra viento y marea
desterrar la codicia,
tirar la injusticia desde una azotea
y colgar un letrero que diga te quiero
y todos lo vean.

Contra viento y marea
avancemos con todo sin mancharnos con brea
si hace falta en la piedra
plantaremos la hiedra contra viento y marea.
Esta fue mi propuesta,
tal vez lo que resta y todos desean
es estar donde vibre la ansiedad de ser libres
contra viento y marea.

Quiera Dios que así sea....
Eladia Blázquez - M. Ross

No preguntes

Al triste, no le preguntes la historia de su desgracia...
Sino dile que en ti, tiene un amigo.

Al que llora, no le escudriñes el origen de su llanto...
Sino dile que tu tienes un hombro,
un pañuelo, una sonrisa.

Al que anda tambaleante por la vida
no le analices por qué no ha llegado
nunca a ninguna parte...
Mejor dile que tu tienes una luz, un consejo,
y un bastón por si llegara a necesitarlos.

Al que anda sin templo, y sin oración
no le preguntes por qué es un descreído...
Mejor enséñale a Dios,
y mételo en el secreto de tu plegaria.

A esos que hacen un caos de su vida
no les preguntes que causa su confusión...
Mejor enséñales el rastro sosegado de la fé,
y el fluir constante de tu serenidad.

Al que anda dolido y agotado con su cruz,
no le preguntes por qué le pesa tanto...
Mejor ponlo en posición de que Dios se irradie sobre él...
Y ya poco a poco irá llegando la luz.

Al que se resiste a seguir, y se siente vencido,
no le andes por las normas,
las deducciones y los raciocinios...
Mejor dale la mano, y dile:"¡Voy contigo!"

No le preguntes a cada uno su necesidad...
Mejor demuéstrales que siempre hay un sueño
más asombroso que su mala suerte.
Zenaida Bacardi de Argamasilla

¿Qué es la amistad?


Es...una puerta que se abre,
una mano extendida,
una sonrisa que te alienta, 
una mirada que te comprende, 
una lágrima que se une a tu dolor,
una palabra que te anima, 
una crítica que te mejora. 

Es...un abrazo de perdón,
un aplauso que te estimula,
un encuentro que te regocija, 
un favor sin recompensa, 
un dar sin exigir, 
un entregarse sin calcular,
un esperar...sin cansancio.

Es... la brisa del amanecer que acaricia tu rostro.
Es...una melodía de violines que endulza tus oídos
Es...el perfume de una flor que te recuerda
aromas de tiempos compartidos.

Desconozco a su autor

El momento mágico de Paulo Coelho


Todos los días, Dios no da, junto con el Sol,
un momento en el que es posible cambiar
todo lo que nos hace infelices.
El momento mágico es el momento
en que un SI o un NO
puede cambiar nuestra existencia.

Todos los días tratamos de fingir
que no percibimos ese momento,
que ese momento no existe,
que hoy es igual que ayer
y será igual que mañana.

Pero quien presta atención a su día,
descubre el instante mágico.

Puede estar escondido en la hora
en que metemos la llave en la puerta
por la mañana, en el instante de silencio
después del almuerzo,
en las mil y una cosa que nos parecen iguales.

Ese momento existe:
un momento en el que toda la fuerza
de las estrellas pasa a través de nosotros
y nos permite hacer milagros…

Buenos días amigos! les mando un abrazo de oso!