lunes, 15 de agosto de 2011

Buenas noches amigos! les mando un abrazo de oso!


Lo que no tiene solución hay que dejarlo de lado.

Queremos lo mejor, y siempre lo estamos buscando… Queremos el mejor trabajo, el mejor amor, las mejores amistades, y eso está bien, es bueno porque nos lleva a progresar en la vida.

Pero no es sano desear lo que no tenemos cuando ello nos lleva a no poder conciliar el sueño y a no apreciar las cosas que sí tenemos.

Si nos damos cuenta, es muy fácil que se nos esté pasando la mitad de nuestras vidas buscando soluciones donde no las hay, trabajos que no son para nosotros, amores que no nos convienen y poco a poco nos vamos achicando como personas porque sentimos que nada es para nosotros, que siempre vamos detrás del arco iris queriendo buscar los tesoros que no existen.

No dejes que los años y la vida se te vayan mientras añoras todo lo que no tienes y deseas tener, no malgastes los años intentando tener lo que no es para ti y mucho menos amargándote por no haberlo logrado todavía.

Hay que tener sueños, pero deben ser sueños y metas que estén a nuestro alcance. No hay que tener expectativas irrealistas. Hay que luchar por lo que se desea, pero no hasta el punto de despreciar lo que ahora tenemos por compararlo con lo que soñamos tener algún día. Debemos aprender a ser felices con lo mucho y lo poco que tenemos. Aunque te cueste creerlo, a veces las cosas más pequeñas son las cosas que más valor tienen en nuestras vidas.

Tener sueños y metas nos hace muy bien, luchar por aquello que se desea es muy loable, pero no nos desgastemos por lo que no tenemos o por aquello a lo que no le hemos encontrado soluciones.

Puede que pases en vela demasiadas noches de tu vida, noches que pasas sin dormir, pensando en cómo arreglar las cosas que aún tienes pendientes, cosas que sabes que no tienen una solución a tu alcance. Si es así reconócelo, son cosas que no puedes solucionar o cambiar, déjalo, no te angusties, no pierdas tu paz por ello. Mejor piensa en otras cosas.

Seamos constructores de felicidad y amor, seamos máquinas que siempre producen cosas buenas, seamos personas que saben vivir con lo que hay, que saben encajar las dificultades de la vida y que no viven amargadas con lo que no pueden hacer o lo que no tienen.

En nuestra vida, como en todas las cosas, tenemos limites, no podemos tenerlo todo. Muchas veces podemos ser felices, pero por no estar con la persona que queremos, no lo estamos. Muchas veces queremos un buen trabajo, pero no tenemos la capacidad de realizarlo pues no somos lo que la empresa necesita. En la vida todo tiene un porqué, nos enfrentamos a paredes impenetrables e impedimentos que no son justos pero que están ahí. Pero no por ello debemos ser personas tristes, hay que saber qué cosas son para una y lo demás dejarlo partir.

Todas las personas, hombres y mujeres han sido colmados de muchas bendiciones, simplemente hay que reconocerlas y cultivarlas para así no vivir alimentando vacíos, traumas, amarguras y decepciones.

No dejes que una nube te tape la maravillosa luz del día, simplemente acepta que hay cosas que no tienen solución y cosas que no podrás cambiar o tener. Por tu propio bien, deja esas cosas de lado y disfruta de lo mucho o lo poco que tengas. Será mejor, merece la pena vivir feliz así.

Piensa que hay otras alternativas para nuestras vidas, cosas que siempre vienen bien, centrémonos más en las cosas que poseemos y en ser más agradecidos. Evitemos pasarnos el día pensando en las carencias que hay.

En este mundo hay personas que darían todo por tener una pequeña parte de lo que tenemos, mientras tanto nos angustiamos deseando lo que tienen lo demás. Deja esos malos pensamientos y empieza a ser feliz con todo lo que posees, valoremos y disfrutemos de lo que hoy existe en nuestras vidas.

Vivamos la vida con alegría, porque a pesar de las frustraciones siempre nos quedará la esperanza de que algún día podamos lograr lo que tanto añoramos, las cosas tienen soluciones, pero hay que ser pacientes. Y si vemos que pese a todo esfuerzo que hagamos hay cosas que no logramos y por los que no podemos hacer nada, no vale la pena vivir en angustia y amargura por ello. Mejor dejemos esos sueños o pretensiones y disfrutemos de lo que sí está a nuestro alcance.

Podemos ser felices a pesar de no tenerlo todo. La vida hay que vivirla con mucha esperanza, amor y paciencia, de este modo podemos lograr mucho más de lo que te imaginas.

Fuente: Oasis


Piensa…


Piensa que no sabes si hay mañana, y sí que hubo ayer, porque pasó y no está.

Piensa que es hoy lo que tienes en tus dedos, en tus manos heladas el hoy yace, no lo ahogues al nacer y vive vivo.

Piensa que las calles y las plazas, que los árboles y ríos, que los pueblos y sus gentes son de todos. Que son tuyos.

Y aunque estés agotado no te bajes de esta casa sin tejado que es el mundo, no te alejes de este tiempo que es el tuyo.

Piensa en lo que puedes hacer con tu mirada, las palabras muchas veces son capaces de desplazar emociones, de cambiarlas, de mudarlas, de ensuciarlas o limpiarlas.

Piensa que tu vida es tuya porque sólo tú la vives, y todo lo tuyo es único. Sé tú mismo, escucha tú corazón.

Piensa que hoy puede ser el día de tú vida. Tú momento. Cada día. Cada hora….

Autor desconocido

Alguien con quien conversar


Ha pasado tiempo.
Del llanto y el grito y la noche en vela;
de la inquietud inaguantable, el pelo revuelto
y el nudo en el estómago, fui pasando lentamente
a este otro lado del sendero.
Aquel iba al infierno, lo atravesaba, no salía de allí.
Este está en una isla silenciosa.
Suena el teléfono y no quiero atenderlo.

O no tengo fuerzas para atender la llamada
y responder el cuestionario previsible y tonto,
siempre repetido, cuyas respuestas el interlocutor
no escucha de verdad, porque mientras las oye
está leyendo la cuenta de la luz o cosiendo un botón
o mirando el noticiero por tv.
-Estoy viendo a Fulanita, me parece que se puso botox…
Murmuré, pero en tono audible:
-No tengo más ganas de vivir
Y ella salteó mi párrafo y se despidió:
-Bueno, me alegro de que estés bien, a ver cuándo nos vemos…
-En cuanto termine de corregir lo que me falta del libro…
-Nos hablamos…
Clic
Como el ruidito de los sapitos de lata. Clic, clic, clic.
Botox. Libro. Lata.
Quiero que vuelva.
Lo extraño.
Desde la ventana se ve gente abrigada caminando
por la calle. Es un día gris y por la hendija abierta
entra olor a un invierno de hace años.
Colonia de Dior, ramas de pino mojadas
por la lluvia, lana inglesa de un suéter a rombos…
Ahora no haría cosas que me dolieran tanto:
no revisaría agendas ni bolsillos,
ni espiaría mensajes en su celular.
No querría escuchar detrás de la puerta.
La soledad y la ausencia te enseñan
cual es el verdadero infierno.
Es estirar la mano en la cama y que al lado no haya nadie.
Y que cada día que pasa su perfume se vaya lavando
y otros aromas ocupen su lugar.
Es no tener ganas de tener ganas.
Es vivir para atrás, con los ojos pegados a la nuca
en vez de seguir el curso de la vida,
con los ojos debajo de la frente:
hacia adelante, hacia adelante…
El verdadero infierno no es dudar, desconfiar,
temer mentiras…es tener la certeza
de que no entrará nunca más por esa puerta,
que nunca más podré cruzármelo en la calle,
que no conversaré con él…
Porque más que el abrazo apretujado
y mi nariz contra su cuello
y mis dedos revolviendo su pelo,
lo que me hace falta con desesperación y con locura,
son aquellas conversaciones en las que nos mirábamos
como en un espejo, descubriendo algunos pensamientos
en duplicado, abriéndonos puertas que jamás
habíamos abierto antes, haciéndonos confidencias
que nunca hubiéramos podido hacerle a otros…
Mientras estuvimos juntos, no dejamos de conversar
como amigos, como amantes, como dos
que coordinan el largo y el ritmo de sus pasos
para que nada pueda distanciarlos.
Tuvimos en cuenta tantas cosas…
¡pero no calculamos que la vida puede terminarse
en cualquier momento, sin consulta ni aviso!
Tengo muchos motivos para vivir.
Motivos cotidianos, chiquitos, que componen un ramo valioso.
Tal vez encuentre, a veces, alguien a quien
abrazar y que me abrace…
Pero no he vuelto a tener una conversación como aquellas,
las nuestras, amor….
Ha pasado tiempo.
Sólo quería decirte…que me haces tanta, tanta falta…

Poldy Bird

ES TARDE ??? de María Glez Méndez


Hoy sentada en tu sofá empezaste a pensar en todo lo que llevabas vivido, lo que habías hecho, lo que habías deseado y te diste cuenta de todos los errores que cometiste..siempre pensabas que hacias las cosas de la mejor forma posible pero o no supiste hacerlas o algo fallo porque lo que tienes hoy no es lo que querias 
Y piensas en que momento te equivocaste?, sería cuando dijiste que si y deberías haber dicho que no ?, o al reves ?, sería cuando pensaste que todos te entendian y te das cuenta de que no hablabais el mismo idioma ?......ya no importa como ni cuando, porque sabes que no hiciste las cosas en su momento ni de la forma en que las deberías haber  hecho, ahora ya es tarde para mirar hacia atrás y solo te queda mirar para ese futuro incierto que no te gusta, al que no le ves una salida como la que te hubiese gustado...dicen que " nunca es tarde", pero SI, SI es tarde para muchas cosas...es tarde para volver atras ( no puedes )......es tarde para enseñar lo que en su momento no supiste hacer ( ahora ya no te escuchan )......es tarde para cambiar .....es tarde para arrepentirse....es tarde para pedir perdón .....es tarde para solucionar los problemas que te agobian.....es tarde .......y , es tarde porque ya no sabes que hacer, como decir las cosas, como pedirlas, como darlas...es tarde porque estas perdida en un mar de confusiones....es tarde porque tus palabras sabes que siempre se las lleva el viento , aunque simulen oirte, aunque te prometan mil y una cosas....es tarde porque sabes que ya nunca conseguirás todo lo que deseabas......es tarde porque sabes que fallaste, te duele, pero sabes que es cierto que en algún momento lo hiciste mal...... es tarde para arrepentirse porque este reloj que mueve nustra vida nunca dará marcha atrás , nunca se detendrá.
Pero sigues pensando, quisieras saber 
como ?
cuando?
por que ?
en que te equivocaste ?
que hiciste mal?
Preguntas que nunca tendrán respuesta
Preguntas que seguirán dando vueltas en tu cabeza haciendote sentir mal, haciendote sentirte culpable de tantas cosas......pero sólo puedes decir  " no supe hacerlo mejor "......una forma fácil de disculparse ?,  quizá sea así.......pero es lo único que puedes decir después de pensar y pensar...
Y solo ( se que no es suficiente ) , ( se que no es la mejor foma de pedir perdón ) puedo decir 
LO SIENTO NO SUPE HACERLO MEJOR !!

María Glez. Méndez
12.8.11


¿Una amistad diferente?


La edad madura no solo trae arrugas, también trae experiencia, por eso para uno, es mas fácil amigos verdaderos, sinceros y genuinos.

Para un adulto que empieza a relacionarse, cuentan mucho los gestos, las palabras, y los silencios.

Para nosotros, por ejemplo, las lagrimas significan dolor, frustración, impotencia, etc., y nada mas. Jamás serán cadenas que sujeten nuestra amistad.

Menos las confidencias, las agradecemos como signo de confianza pero no permitimos que nos conviertan en cómplices.

La amistad mis queridos amigos, es una comunión de almas y espíritus, en la que se comparten confidencias, puntos de vista, autobiografías , y sentires, por el puro placer de compartir.

Siempre he recomendado que el joven tenga un amigo maduro y sabio, porque le transmitirá todos sus momentos vividos, con la intención de que aprenda .

La amistad tiene otra perspectiva para nosotros, amamos lo que hacemos y es muy raro que nos engañemos, por esa razón somos mas selectivos a la hora de hacer amigos.

Y no porque queramos, sino que por la misma experiencia, encontramos a nuestros iguales, somos transparentes para los que son como nosotros.

Por eso el ciberespacio no nos limita, ya que sin querer damos con ellos.

La amistad es el primer paso de la convivencia, hacemos amigos desde nuestra niñez , y con el transcurso de los años, estos han compartido una parte de nuestra vida, y así junto con los nuevos años, viene nuevos amigos.

La amistad es el mejor remedio para la soledad, para la incomprensión, cuando estas aparecen en nuestra vida, por alguna razón.

Ya para finalizar, déjenme concluir con esta verdad, cuando se tienen amigos , jamás llegaremos a morir solos, porque muchos nos despedirán, y otro tanto nos estarán esperando.

Autor desconocido

Las plantas se parecen a las almas



Fíjate bien, ¡y verás cómo las plantas se parecen a las almas!
Hay arbustos fuertes, erguidos, desafiantes… pero ante los días de lluvia, de fuertes ciclones, de tormenta, caen despedazados, inertes, incapaces de retoñar jamás.
Los hay menos corpulentos, menos ostentosos, menos llamativos, pero que parecen hechos de una sola pieza… raíz desde lo profundo hasta la copa. Afrontan la tormenta, se tambalean, se desgajan y pierden hojas, pero permanecen en pie, esperando mejor tiempo para reconstruirse. ¡Y si se parten, por esa misma herida empiezan a florecer cuando llega la primavera!
Los hay siempre enredados en otros, acaparando, ahogando, absorbiendo la savia que circula y los jugos que los nutren. Y suben, cada vez más alto, pero siempre trepados, enredados.
Y los hay libres, escogidos, que necesitan estar solos con su tierra, su humedad, los rayos dorados del sol. Eso les basta!
Unos que se inclinan al paso de cualquiera, perfuman siempre y tal parece que viven arrullando. Otros, en cambio, son tan ásperos, tan duros, tan punzantes, que acercarse es un peligro… y si lo haces sin pensar, pronto habrá que lanzar un quejido desgarrador.
Los hay con bellos frutos, pero necesitan abono, rayos tibios, su propia tierra, agua refrescante y cristalina. Si los transplanta, mueren… y cando no mueren, languidecen.
Otros casi no necesitan nada para dar muestras de su presencia… y al huequito de sol que les sale al paso dirigen su gajos y se asoman al mundo. Causa admiración que casi sin cuidado, sin esmero de nadie, presenten una fronda tan viva y tan hermosa.
Los he visto que se ocultan, se cierran de noche, se refugian en cualquier cosa que los ampare. Son suaves, aterciopelados… como los sueños. A ellos llegan las abejas, las mariposas, ¡todo el que está ávido de calor, paz y dulzura!
Cuando se cuajan de frutos, algunos los bajan, para que los disfrute todo el mundo; otros los suben, los rodean de tanto follaje que acaban por pudrirse solos… acaso con unos picotazos de pájaros que luego los desprecian.
¡Es la viña del Señor! Son las almas de los hombres. Alcanza para nutrirnos a todos… Y para todos hay en este vasto campo una rosa de felicidad. ¿Por qué no sabemos encontrarla?
Autora:Zenaida Bacardí de Algamasilla

¡Ten fe, cree en ti!


Ten fe cuando se cierren todas las puertas delante de ti.Cuando las noches sean frías y sientas que la soledad te abraza.Cuando en cada intento por la vida nazca un fracaso.Cuando te sientas cansado y agotado de este largo camino.Cuando todos duden de que tú podrás vencerCuando seas objeto de burla de alguna persona ignorante

Cuando no encuentres un motivo para vivir.Ten fe y cree en tí, porque: Si quieres, ganas, pero si crees no poder lo más seguro es que no podrás,
 si crees que estás perdido, ya perdiste
, el poder del ser humano esta en la mente, 
si crees que eres superior, lo eres.

Tienes que estar seguro de ti, el ser que gana en la vida 
es aquél que cree poder ganar.Ten fe, cree en tí y vencerás.

Autor desconocido.

A los infalibles


¿Por qué te portas como si tuviera que prevalecer tu criterio?
¿Por qué te portas como si fueras infalible?
¿Por qué te portas como si fueras el único dueño de la verdad?
Hay que dar alternativas, no decisiones. Dar ideas, no soluciones. Dar otra visión, pero sin llevar de la mano a los demás.

Marcar el camino, sin atrapar la voluntad.
Sugerir, sin presionar.
Aconsejar, sin obligar.
Proponer, sin forzar.
Advertir, sin censurar.
Reflexionar, sin imponer.

Hay que “mostrar”, pero sin quitarle al otro su derecho de escoger.
Pues a cada uno le gusta realizarse por su propia voluntad y enmendar los errores por su propia experiencia.
Hay que respetar la libertad de cada uno para hacer su trabajo, trazar su dirección, sembrar su tierra, adornar sus sueños, desarrollar sus facultades y ¡terminar su obra!
A ver si al final puede llenarse las manos con ella.

Autora: Zenaida Bacardí de Argamasilla

¿Escogiste el amor?


Pues ahí tienes todas las semillas de la vida. Ahí tienes la siembra de la fe, del dolor, de las lágrimas y de los milagros.
El momento más luminoso es encontrarlo, el más decisivo es arraigarlo y el de mayor rendimiento, cultivarlo y saber vivirlo todos los días.
Recuerda que buscar amor no es amarse, y vivirlo a medias es como no haberlo conocido. Hay que darse por entero.

¡Cuántas vetas ocultas llevabas sin saberlo! ¡Cuánto que aprender tu corazón, que volar tu pensamiento, que decir tus palabras y que iluminar tu alma!

¡Cuántas vetas ignoradas y cuántos manantiales cerrados estallan de pronto inundándote la vida!
No concibas el amor tan perfecto que te resulte irrealizable… ni tan imperfecto, que te resulte vulgar.

No cierres la llave a la sinceridad y la confidencia, porque detrás de esa puerta se mudarán el silencio y la incomunicación, y poco a poco te irán despojando de todo lo que tienes.

Las cosas del amor no son de fuerza, sino de entendimiento; no se imponen, hay que dejar que broten solas. No lo derroches, pero tampoco lo restrinjas. No lo reclames, ni lo fuerces, ni lo exijas: gánatelo, merécetelo y dale cuerpo haciéndolo renacer muchas veces.
Es mejor la confianza que el encubrimiento, ceder que mentir, comprender que empecinarse, probar que rechazar, convencer que obligar.

Piensa antes de obrar. No juzgues con precipitación. No te exaltes, no te apasiones. Busca el justo medio, el equilibrio, el aplomo.
El respeto es esencial: si fallas, el amor se resquebraja y perece. Es como haberle dado el golpe de muerte.

El amor es lo único que alivia el dolor. Es como un aceite suavizante para lo áspero, lo reseco, lo duro que encierra la vida.

Cuando se ama, el corazón no es rígido, es ondulante… como si lo movieran la brisa y la condescendencia. El rencor es tan corto que va derecho por el camino del perdón.
La cicatrización es tan rápida, tan imperceptible, que casi no da tiempo a las disculpas y las explicaciones. Con esta cadena de perdones se hace el amor.
Y con ese amor se hace la vida.

Autor desconocido

Amor y autoestima


Hay personas que lo tienen todo en la vida para ser felices. Tienen familia, un buen trabajo, amigos, pero igual se sienten inseguras para enfrenar nuevos desafíos. Esta falta de confianza en sí mismo es muy común y se debe a que la autoestima no está determinada por lo que somos, sino cómo llegamos a ser lo que somos. Es producto de toda la historia personal. Y además, esta autoestima es frágil y requiere de un estímulo constante, tanto interno como externo -del entorno-, para que se mantenga firme.

La autoestima es subjetiva. Depende fundamentalmente lo que uno siente y piensa de sí mismo y de lo que uno cree que los otros sienten y piensan de uno. Está relacionada con el mundo emocional, con nuestros valores y nuestros proyectos de vida. Depende de la capacidad de amarse y de amar; de querer y de sentirse querido.

El amor está ligado a la autoestima. Este sentimiento determinará la seguridad de ser capaces de desarrollar durante la vida. Se va construyendo desde que se nace, donde el cariño de los padres es fundamental para generar confianza y seguridad. Luego la vida será una sucesión de tensiones, donde el afecto de quienes nos rodean es importantísimo para sentirnos con la fuerza suficiente para seguir adelante y aprender.




Afortunadamente siempre es tiempo de amar a los demás, de cultivar este sentimiento, y así mejorar nuestra autoestima.

Autor desconocido

Fracasar es distinto a sentirse fracasado


En la búsqueda de la efectividad personal es muy importante la interpretación que hagamos del “fracaso”. Igual que cualquier interpretación, ella nos deja un espacio disponible para el pensamiento y para la acción. Por lo general no somos conscientes de estos espacios y tenemos interpretaciones que no nos ayudan en el logro de nuestros objetivos.
“Cuando fracasas y te caes o te equivocas en algo, puedes desistir. Pero si te levantas una vez más de las que te caes y aprendes de tu error cada vez que te equivocas, el éxito te estará esperando.Porque el levantarte y volver a empezar será la posibilidad de tu propia elección”
Considerar “fracaso” a una situación, simplemente nos mal predispone a las acciones futuras y ¿para qué? Si pensar en “fracaso” es solamente una interpretación que hacemos de los hechos. No es como son las cosas. Te lo muestro con un ejemplo: Hago una promoción que no funciona como yo esperaba.
El hecho es: esta promoción hecha de esta manera y en este momento no me dio los resultados que yo espero hoy.
La interpretación negativa podría ser: Fracasé, o lo que es peor aún, “soy un fracaso”.
La interpretación positiva podría ser: esta promoción hecha de esta manera en este momento no me dio los resultados que yo espero hoy.
¿Y si hiciera otro tipo de promoción?
¿Y si la hiciera de otra manera?
¿Y si la hiciera en otro momento?
¿Y si la dirigiera a otro grupo de gente?
¿Y si solicitara ayuda a un especialista?
¿Qué me muestra el que no haya funcionado?
¿Qué aprendizaje me queda de esta situación?

Patricia Hashuel


Paciencia todo tiene su Tiempo y su Lugar de Maytte Sepúlveda


Un día llegó a Africa un explorador ansioso por llegar cuanto antes al corazón del continente. Traía consigo la fantasía de poder encontrar un gran tesoro, gracias a un mapa que había caído en sus manos años atrás.

Apenas llegó, contrató al mejor grupo de hombres de la zona —a los que conocían el terreno—, para no perder tiempo, y les ofreció una recompensa para que caminaran sin parar hasta llegar al sitio donde estaba el tesoro. Una vez que lo cargaron, la caravana inició apresuradamente su aventura. Durante varios días el explorador le exigió a sus hombres que debían mantener el paso; aun cuando se sintieran cansados, a duras penas se detenían para tomar agua y continuar el camino. Ellos le obedecieron, hasta que un día se detuvieron, se sentaron en el suelo y se negaron a continuar. Cuando el explorador les preguntó qué pasaba, le respondieron sabiamente:
“Hemos caminado con tanta prisa que ya no sabemos ni lo que estamos haciendo. Ahora tenemos que esperar a que nuestras almas nos alcancen para poder continuar”.

He tenido unos días llenos de mucha actividad debido a un proyecto en el que estoy trabajando; me sentía actuando como con un piloto automático. Esto me hizo reflexionar acerca de la velocidad con la que vivimos cada día, tratando de ser más eficientes y productivos haciendo varias cosas a la vez, como si creyéramos que el tiempo pasa más rápido de lo que somos capaces de aprovecharlo; sin darnos cuenta de que exageramos al ocuparnos de tantos asuntos, hablando por el celular mientras manejamos, y además tratando de encontrar una dirección, pensando en que tenemos que recoger a nuestra hija del colegio e ir al banco. Al final del día experimentamos una sensación de cansancio, de vacío y hasta de un poco de frustración por no haber podido cumplir con las diez mil cosas que nos habíamos propuesto realizar, y que quedarán pendientes.

Cuando actuamos de esta manera, no sólo dejamos de ser eficientes, sino que además perdemos la capacidad de reconocer las cosas verdaderamente importantes, para poder diferenciarlas de las urgentes o de las que no son absolutamente necesarias, y así poder ocuparnos sólo de lo importante, con calma, concentración y excelencia. Por supuesto, al dejarnos llevar por esta especie de compulsión que nos lleva a no parar, nos sentimos agobiados, cansados, estresados y malhumorados. A partir de ese momento nos transformamos, no sólo nos presionamos a nosotros mismos, sino que comenzamos a hacerlo con los demás, nos volvemos exigentes, críticos y hasta agresivos, al no poder cumplir con el exceso de cosas que tenemos pendientes en el momento en que queremos hacerlo. Y si alguna persona trata de ayudarnos o nos sugiere que nos calmemos es peor, pensamos que no entiende nada o que simplemente no le interesa resolver el asunto.

Necesitamos rescatar el significado de una palabra sencilla, pero importante, que nos permite recuperar la calma: la paciencia.

Para algunas personas la paciencia es sinónimo de pasividad, de inactividad, de indolencia y, por supuesto, de fracaso. Pero en realidad la paciencia es el antídoto contra el estrés y la pérdida inútil del tiempo, pues nos ayuda a mantener el equilibrio que nos da la claridad mental para analizar las cosas de una manera más objetiva, nos permite hacer uso de nuestras capacidades y de los recursos que tenemos, brindándonos la capacidad de hacer mejores elecciones para actuar con más eficiencia.

Cuando bajamos la velocidad, el mundo se convierte en un lugar más amable, las relaciones con los demás fluyen con más comprensión y tolerancia, disfrutamos de lo que hacemos. Los problemas y el fracaso se convierten en parte del proceso para crecer y conseguir el éxito. Recordemos que hay un tiempo para cada cosa y que lo mejor está aún por llegar.


Claves para manejar el tiempo

Planifica. Toma en cuenta el tiempo real para cumplir con tus asuntos pendientes y considera la disponibilidad de las personas con la que necesitas contar para hacerlo. Usa el teléfono y el Internet; esto te ahorrará tiempo.

Concéntrate en el aquí y ahora. Cada vez que la impaciencia se manifieste en forma de nerviosismo, pregúntate qué puedes hacer en ese momento para ser más eficiente. Si se te ocurre algo nuevo, hazlo y si no, respira profundo y piensa en que ya estás haciendo tu mejor esfuerzo.

Acepta lo inesperado. No te quedes pegado pensando en lo que pudiste hacer para evitarlo, ni tampoco profundices en el análisis de los aspectos negativos de la situación, pues esto hará que la percibas con más gravedad y que te sea más difícil de asumir y resolver. Piensa en cómo puedes solucionarla y hazlo.

No permitas que el estrés se apodere de ti. Si hiciste lo que tenías que hacer y no lograste cumplir todas las actividades pendientes, no te preocupes ni te desesperes, siempre habrá otro momento para hacerlo
.



La amistad y sus valores



Inicios
Una de las grandes satisfacciones que tiene el ser humano en su vida cotidiana, es la gran seguridad de contar con grades amigos. Con el paso del tiempo, la amistad se fortalece sin darnos cuenta, la convivencia ha traído consigo aficiones, gustos e intereses en común, compartiendo preocupaciones, alegrías, tristezas, y la seguridad de contar con un apoyo incondicional.

La esencia principal de la amistad, radica en los valores que son el cimiento de las relaciones duraderas, porque nuestra amistad sobrepasa con mucho la superficialidad. Siempre quedamos en lo anecdótico, la broma, el buen momento ó pasivamente en disposición para lo que se ofrezca.

Es de gran utilidad considerar la gran importancia que tienen los valores para fortalecer el valor de la amistad, entre los más importantes se encuentran:

La Coherencia
Es de fundamental importancia mostrar una personalidad única con todas las personas y en todos los ambientes: vocabulario, modales, actitudes, opinión, y nuestra conducta en general. Nada es más desconcertante que descubrir distintas formas de ser en una misma persona, esto afecta significativamente la comunión expedita, a la vez provoca desconfianza y demuestra falta de madurez.

La Flexibilidad
Es la adaptación a los distintos ambientes, y facilita la comunicación y permite a su vez acrecentar nuestro círculo de amistades. Debemos tomar en cuenta que la persona flexible es amable y a la vez servicial, en todo lugar, si sólo tenemos atenciones con las personas que conocemos, no se puede hablar de flexibilidad.

Hay signos evidentes de flexibilidad son: ceder la palabra; rectificar la opinión, pedir disculpas públicas; participar de las actividades y aficiones que gustan a los demás ( siempre y cuando permitan la vivencia de los valores ), aceptar de buen grado los consejos sanos, y las recomendaciones sobre nuestra persona con sencillez y serenidad.

Como detalle importante, podemos señalar que una persona puede tener varios amigos con intereses diametralmente opuestos; la flexibilidad nos permite alejar ese sentimiento de exclusividad que muchas personas equivocadamente reclaman. Cada persona por ser naturlmente diferente aporta definitivamente algo distinto en la vida de los demás, en eso consiste el enriquecimiento personal y el cultivo de amistades.

La Comunicación
La verdadera comunicación, no es una agradable conversación que muchas veces puede ser también superficial. Comunicarse significa participar de nuestro yo a nuestros amigos, conla sinceridad de las palabras, transmitiendo de verdad nuestros verdaderos punto de vista, y la manera de sentir, sólo así existe un intercambio real y verdadero de pensamientos que desembocan en la comprensión y el entendimiento formal.

La forma más simple de conservar una amistad, es manteniendo contacto frecuente con nuestros amigos, sin importar realmente la distancia, pues unos simples minutos bastan para hacer una llamada ó escribir un correo electrónico.

Preguntar por el estado de salud, el trabajo diario, cual fue el resultado de sus últimos planes, enviar saludos a la familia en general... y tantas cosas que podemos decir que demuetran interés y sincera amistad.

Por lo tanto, hay personas que se llaman nuestros amigos, pero sólo aparecen cuando necesitan algo de nuestra persona, y no cuando estamos enfermos, preocupados, felices ó aburridos. Ese es la mejor forma de mantener a sus amigos, llamándolos en su momento oportuno y mantener su interés en continuar disfrutando de la amistad en el futuro.

La Generosidad
Lo más importante de este valor, es hacer lo posible por otorgar nuestro tiempo, recursos, conocimientos y las cualidades cuando los demás lo necesiten, donde no importa realmente si piden ó no nuestra intervención.

Muchas veces, esperamos pacientemente que nuestros amigos estén a nuestra disposición, y lo demuestran con hechos plausibles; pero en ocasiones, por distracción ó simple comodidad no correspondemos de la misma manera, ¿no es esto una forma de aprovechar y utilizar la amistad en beneficio personal?

La generosidad, no tiene barreras, pues los amigos dan su persona desinteresadamente y sin límites; están muchas veces pendientes de las preocupaciones y de las necesidades; acompañándonos en la enfermedad ó en los malos momentos; gozan de los triunfos y de las alegrías, sin el sentimiento mezquino de la envidia; la generosidad se extiende a las cosas materiales, la ayuda para reparar el auto...

La Lealtad
No hay riqueza más valiosa que un buen amigo seguro. Ser leal, supone realmente ser una persona de palabra, que responda con fidelidad a los compromisos que la amistad lleva consigo; los amigos nobles no critican, ni murmuran, ni traicionan una confidencia personal, y siempre se encuentra veracidad en sus palabras. Son verdaderos amigos, quienes defienden a capa y espada los intereses y el buen nombre de sus amigos.

Ser leal, también es hablar claro y ser muy franco; la lealtad también se demuestra al corregir a un amigo que se equivoca al tomar una decisión importante en su vida cotidiana.

El Agradecimiento
Un pequeño detalle de agradecimiento fortalece enormemente nuestra amistad significativamente, no pensemos en objetos, devolver el favor en la misma proporción ó cualquier cosa extraña, entre los amigos hasta dar las gracias sinceramente como un reconocimiento efectivo a la ayuda desinteresada que hemos recibido. Pero, sobre todo hay que decirlo.

Debemos tomar en cuenta que los pequeños detalles son espontáneos, y que a la vez representan verdaderas muestras de afecto, pero nunca deben aparecer como "pago" al beneficio que desinteresadamente recibimos, pues los obsequios, invitaciones y otros detalles, son elementos naturales de una amistad sincera.

La Superación
Los verdaderos amigos, siempre nos ayudarán a superarnos y a vivir mejor, porque el interés está puesto en la persona, no en sus pertenencias, posición ó lo divertido, que puede ser. La confianza, el consejo oportuno sobre las buenas costumbres, hábitos, diversiones ó el orden de nuestros afectos, constituyen muestras claras de un gran aprecio, compromiso y de responsabilidad.

Los valores, nos ayudan enormemente a encontrar nuevos amigos sinceros, y mejores amistades, porque nuestra actitud es franca y a la vez abierta para todas las personas. Ser un "mejor amigo", no es un objetivo para buscar el reconocimiento ó alimentar nuestra vanidad humana, es simplemente una forma de elevar la calidad de las relaciones humanas, poniendo siempre nuestro ejemplo en todas.

Desconozco a su autor

La Tristeza y La Furia - Cuento de Jorge Bucay


El amor a su tiempo


Si tú te encuentras enamorado de una persona, que no está enamorada de ti ..... no te reproches nada a ti mismo. No hay nada de malo contigo, sino que el amor no eligió descansar en el corazón de la otra persona.

Si encuentras a alguien que está enamorado de ti, y tú no lo amas, siéntete honrado de que el amor vino, y tocó a su puerta, pero dulcemente rechaza el regalo que no puedes devolver.

Si, tú te enamoras de alguien, y está persona se enamora de ti también, y el amor elige irse, no intentes reclamarlo ó culparlo. ¡Déjalo ir!. Hay una razón poderosa y un significado.

Todo lo que puedes hacer realmente es aceptarlo de buen grado, por todo su misterio. Cuando entre a tu vida, siente como él te va llenando hasta derramarse totalmente, y entonces encuentra la manera de compartirlo con la otra persona.

Dalo a la persona que lo hizo nacer en tu vida.

Dalo a otros que sean pobres de espíritu.

Dalo alrededor del mundo, en todas las formas que puedas ó conozcas.

Es entonces que muchos que aman comenten un error, porque habiendo estado mucho tiempo sin amar, entienden el amor profundo como únicamente una necesidad del momento.

Ellos ven sus corazones como un lugar vacío, que necesita urgentemente ser llenado con el amor, y empiezan a ver el amor como si fuera algo que fluye internamente para ellos, en lugar de fluir desde ellos hacía los demás.

¡Acuérdate de eso!, y manténlo en tu corazón: el amor tiene su propio tiempo, sus propias estaciones, y sus propias razones para ir y venir.

Tú no lo puedes sobornar, coaccionar, motivar ó insistir para que se quede permanentemente dentro de ti.

Tú sólo puedes abrazarlo cuando el llega sorpresivamente, y puedes entonces repartirlo con los otros cuando el venga hasta ti.

Pero, si él elige dejar tu corazón en cualquier momento, ó el corazón de aquel a quien tú amas, no hay nada que puedas hacer al respecto, y no hay nada que debas hacer en ese momento.

El amor es, y siempre será un misterio, un enigma. Alégrate de que él haya entrado a tu vida plácidamente en algún momento de la vida.

Si tú mantienes tu corazón abierto al amor, el amor vendrá de nuevo a tí, en cualquier momento ó lugar.

¡RECUERDA QUE TÚ NO ELIGES AL AMOR!

¡EL AMOR TE ELIGE A TÍ!
Desconozco a su autor



25 maneras de amar a un niño


Préstele atención.
Búsquelo.
Escúchelo.
Juegue con él.
Sea espontáneo.
Tómelo de las manos.
Haláguelo más, critíquelo menos.
Maravíllese de sus logros.
Agradézcale.
Sea flexible.
Confíe en él.
Mírelo a los ojos.
Comparta su entusiasmo.
Anímelo.
Espere lo mejor de él, mas no la perfección.
Sea consistente.
Esté a su disposición.
Disciplínelo en su momento.
Aprecie sus diferencias.
Conteste sus preguntas.
Crea en él.
Pida su opinión.
Escuche su música.
Pídale disculpas cuando usted se equivoca.
¡¡Ámelo a pesar de todo!!!
Desconozco a su autor

Apariencias por Merlina Meiler


Las cosas no siempre son como parecen.
Hay una realidad uniforme para todos, pero solemos verla de acuerdo con nuestro propio prisma, nuestras ideas, nuestras creencias. Incluso de lo que deseamos que suceda. Esto provoca que tergiversemos lo que realmente es nos dejemos llevar por las apariencias.
Tenemos la tendencia a suponer:
- Que la gente piensa como nosotros. Que se comportarán en determinada circunstancia de la manera que nosotros lo haríamos, aunque en muchas oportunidades ya nos hayan demostrado que su modo de ver las cosas dista bastante del de nosotros.
- Que si nos engañaron, volverán a hacerlo: Nuestra ex pareja se portó mal con nosotros, nos mintió, nos defraudó y, al conocer a alguien nuevo, lo miramos con recelo, descreemos de lo que nos dice o nos demuestra, buscamos la más mínima señal de que no es digno de nuestra compañía, no le damos la oportunidad que se merece.
- Que las cosas sucederán tal como las pensamos: Muchas veces los acontecimientos (o las personas) no se presentan en el envase que tenemos en mente y, por eso, lo descartamos. Pero cuántas veces creímos, por alguna interpretación subjetiva de un suceso, que estábamos ante la oportunidad (o la persona) de nuestra vida y nos equivocamos, ya que las apariencias no resultaron ser la realidad. Abramos nuestra mente y nuestras opciones y lograremos mucho más de lo que imaginamos.
- Que si a nuestros padres les fue de cierta manera (en su vida amorosa, profesional o financiera), es lo que nos espera y lo que nos deparará el futuro (porque no podemos lograr más que ellos o porque hay una secreta línea de obediencia de la que no podemos liberarnos): lo que te ha rodeado desde que naciste puede bien no ser lo que encuentres de ahora en adelante. De ti depende torcer el destino o seguir mansamente patrones familiares desfavorables.
En tu caso, ¿te conectas bien con la realidad o a veces te dejas influir por las apariencias?
Fuente:

Los invito a desayunar amigos!


Tamales oaxaqueños
Propios del estado de Oaxaca  y tradicionalmente elaborados con masa de maíz y envueltos en hoja de plátano, existen también envueltos con hoja de maíz aunque son menos comunes.
Generalmente de cerdo o de pollo con mole negro, también pueden ir rellenos de mole amarillo y chipilín. Muchas veces son servidos en un plato hondo, cubiertos con frijoles refritos aguados y crema.



La ley de atracción se basa en tu confianza de Ana Varik


La ley de la atracción, es para muchas personas que no saben, una ley que tiene mucho poder sobre nosotros. Es una técnica increíble, que ayuda a que la gente construya su confianza y consiga los sueños, tal como lo habían querido en algún tiempo atrás. Pero hay que saber algunas cosas previamente, para que la ley trabaje por nosotros y por nuestras necesidades.
Una vez que aprendamos cómo funciona la ley de la atracción, podemos aplicarlo a todas las necesidades que tenemos cotidianamente. Tú te debes asegurar de que te mantienes un paso delante de las reglas del juego, pero con la diferencia de que las formas que utilizas para aplicar la ley de la atracción y que trabaje por ti, sea la manera correcta, para que puedas conseguir que tus sueños se cumplan, pero debes tener la confianza suficiente para que estés fuerte como una roca.
Una vez que estés convencido, de que puedes conseguir todo lo que quieres y necesitas en la vida, veras que este proceso es parte de la ley de la atracción. Es necesario que trabajes duro para conseguir que tus metas que te has establecido se materialicen, pero necesitas aumentar tus niveles de confianza, para que logres los objetivos y las ideas que te gustaría hacer.
La ley de la atracción es muy importante cuando te tomas en serio el tema de hacer cambios personales, todo esto es parte de la vida y puedes hacer un giro importante cuando tienes tu confianza fortalecida de tal manera que tus sueños se conviertan en alcanzables.
Tu solo necesitas, poner en práctica estos puntos tan simples y que descubras lo fácil que es conectarte con tu confianza interna, para que veas, que toda esta práctica vale la pena. Podrás comprobar al obtener los resultados que deseas, que solo era necesario que tengas la confianza, o sea, la fuerza para que tus ideas se concreten.
Tú serás capaz de pensar de manera más clara, cuando utilices la ley de la atracción y construyas tu confianza en ti mismo, mejorando la calidad de tu vida.
Cuando tengas alguna tarea difícil de realizar, o alguna situación complicada, recuerda aplicar la ley de la atracción, para que obtengas una solución.
Tú debes encontrar el poder para vivir la vida de la manera que deseabas que fuera. No todos pueden lograrlo, pero lo importante, es descubrir lo que tú necesitas para que te resulte más fácil.
Lo esencial es que sostengas tu finalidad y darte diferentes opciones para tus sueños se concreten. Ten en cuenta que tú debes controlar tu propio destino, que necesitas ser positivo respecto de todo lo que haces. Tú vas estar feliz cuando tengas solidez en tus objetivos y consigas lo que te mereces en la vida.
Fuente: 

Buenos días amigos! Les mando un abrazo de oso!