domingo, 14 de agosto de 2011

Deseo que tengan una excelente semana y bellos sueños amigos! les mando un abrazo de oso!


BRINDANDO CON EL SILENCIO…


Por todas las noches durmiendo contigo…
por todas las horas vividas en esos caminos…
...allí junto a ti

Por todo el delirio ausente de olvido…
y por toda la ausencia que pesa en el alma
...brindemos aquí…

Brindemos silencio… por esos recuerdos
por cada secreto bordado en su pecho
con tal frenesí…

Por aquellos besos… bebiendo los labios
brindemos callados…ausencia y olvido…
...por ese querer…

Ahora que el tiempo me mira en silencio
...brindemos por eso!!
y hablemos de él

Levanten su copa y hagamos un pacto
yo brindo esta noche por todo su olvido…
y ustedes recuerdos…me dejan en paz!

Eileen Ovalle

Amor y relaciones románticas


Todos hemos experimentado el amor. Queremos a nuestros padres, hermanos, amigos y hasta a nuestras mascotas, y ellos nos quieren a nosotros. Pero el amor romántico es otra cosa. Es un sentimiento intenso y nuevo que no se parece a ninguna de las otras formas de amor.

¿Por qué nos enamoramos?

Amar y ser amado enriquece nuestras vidas. Cuando la gente se siente sentimentalmente cerca de otra persona está más contenta e incluso más sana. El amor nos ayuda a sentirnos importantes, entendidos y seguros.
Pero cada tipo de amor tiene sus rasgos distintivos. El tipo de amor que sentimos por nuestros padres es distinto del que sentimos por nuestro hermano menor cuando todavía es un bebé o por nuestro mejor amigo. Y el tipo de amor que sentimos en las relaciones románticas tiene unas características muy particulares.
Nuestra capacidad de sentir amor romántico se desarrolla durante la adolescencia. Los adolescentes de todo el mundo experimentan sentimientos de atracción apasionados. Incluso en las culturas donde no está permitido expresar públicamente este tipo de sentimientos, siguen estando ahí. Desarrollar sentimientos románticos y sentirse atraído por otras personas forma parte del proceso natural de crecimiento. Estos nuevos sentimientos pueden ser excitantes y emocionantes —o incluso crear cierta confusión al principio.

Los ingredientes mágicos del amor

El amor es una emoción humana tan fuerte que los expertos lo estudian constantemente. Han descubierto que el amor tiene tres cualidades principales:
  1. Atracción: es la parte "química" del amor. Se refiere al interés o deseo físico —o incluso sexual— que se experimenta por otra persona. La atracción es la responsable de las ganas que tenemos de besar y abrazar al objeto de nuestro afecto. La atracción también es lo que subyace a esa mezcla de turbación, nerviosismo y excitación que experimentamos cuando esa persona está cerca.
  2. Intimidad: es el vínculo que desarrollamos cuando compartimos con una persona pensamientos y sentimientos que no compartimos con nadie más. Cuando experimentas esa sensación de intimidad con tu novio o novia, te sientes apoyado, cuidado, considerado y aceptado tal y como eres. La confianza es un componente esencial de la intimidad.
  3. Compromiso: es la promesa o decisión se seguir al lado de esa persona a pesar de los altibajos que pueda haber en la relación.
Estas tres cualidades del amor se pueden combinar de formas diferentes en distintos tipos de relaciones. Por ejemplo, la intimidad sin atracción define el tipo de amor que sentimos por nuestros mejores amigos. Compartimos secretos y experiencias personales con ellos, los apoyamos y sabemos que podemos contar con ellos. Pero no experimentamos un interés romántico por ellos.
La atracción sin intimidad es más como un encaprichamiento o enamoramiento. Te sientes atraído físicamente por alguien pero no conoces suficientemente a esa persona como para tener la intimidad derivada del hecho de compartir sentimientos y experiencias personales con alguien.
El amor romántico surge cuando se combinan la atracción y la intimidad. Muchas relaciones se desarrollan a partir de una atracción inicial (un enamoramiento o "amor a primera vista ") y luego evolucionan hacia la intimidad. También puede ocurrir que la intimidad de una amistad evolucione hacia la atracción, cuando dos personas se dan cuenta de que su relación no es solo de amigos y que han empezado a sentir un interés romántico mutuo.
A una persona que se enamora por primera vez le puede costar bastante detectar la diferencia entre los sentimientos intensos y nuevos de la atracción física y la mayor intimidad que se asocia al hecho de estar enamorado.

¿Amor duradero o aventura amorosa?

El tercer ingrediente de una relación amorosa, el compromiso, consiste en querer y decidir permanecer juntos como pareja en el futuro — a pesar de cualquier cambio o desafío que pueda plantearnos la vida.
A veces, las parejas de adolescentes que se enamoran en secundaria desarrollan relaciones duraderas en las que el compromiso es un elemento fundamental. De todos modos, muchas relaciones no duran. Pero eso no obedece a que los adolescentes no sean capaces de amar profundamente.
Típicamente, los adolescentes tienen relaciones más cortas porque la adolescencia es una etapa en que se buscan instintivamente muchas experiencias diferentes y se prueban muchas cosas diferentes. Se trata de descubrir quién es uno, qué valora y qué quiere conseguir en la vida.
Otro motivo de que se tienda a tener relaciones más cortas durante la adolescencia es porque las cosas que deseamos obtener en una relación romántica cambian a medida que nos vamos haciendo mayores. En plena adolescencia —sobre todo en los chicos—, las relaciones se basan principalmente en la atracción física. Pero, en torno a los veinte años, se valoran más las cualidades internas de la persona. Las adolescentes consideran la intimidad como el ingrediente más importante del amor— ¡aunque tampoco tienen ningún inconveniente en echarse un novio que sea mono!
Durante la adolescencia, las relaciones sentimentales se establecen sobre todo para pasárselo bien. Salir con alguien puede parecer una estupenda oportunidad de ir a sitios y hacer cosas divertidas. Salir con alguien también puede ser una forma de encajar en el grupo de amigos. Si todos tus amigos salen con alguien, es posible que te sientas presionado a echarte novio o novia.
Para algunas personas, salir con alguien es una cuestión de estatus. Puede parecer como otra versión de las camarillas: la presión por salir con la persona "adecuada" en el grupo “adecuado” puede hacer del hecho de salir con alguien algo mucho menos divertido de lo que debería ser —¡y que tiene muy poco que ver con el amor!
Sin embargo, a finales de la adolescencia, las relaciones amorosas no se establecen tanto para tener alguien con quien salir y pasárselo bien o para encajar en el grupo. La intimidad, el hecho de compartir algo con otra persona y la confianza adquieren más importancia tanto para los chicos como para las chicas. En torno a los veinte años, la mayoría de chicas y chicos valoran el apoyo, la intimidad y la comunicación, aparte de la pasión. Es entonces cuando empiezan a pensar en encontrar a alguien con quien comprometerse a largo plazo —un amor duradero.

¿Qué es lo que define una buena relación?

Cuando la gente experimenta el enamoramiento, este suele empezar como atracción. El deseo sexual puede formar parte de esa atracción. En esta etapa, los adolescentes pueden soñar despiertos con salir con un nuevo novio o una nueva novia. Y pueden escribir una y otra vez el nombre de esa persona especial o pensar en ella al escuchar determinada canción.
Seguro que lo sienten como si fuera amor. Pero todavía no lo es. No ha habido tiempo para que desarrollen la intimidad y la proximidad emocional necesarias para el amor. Dado que la atracción y el deseo sexual son sentimientos nuevos y van dirigidos a una persona con quien nos gustaría mantener una relación, no es de sorprender que confundamos la atracción con el amor. ¡Es todo tan intenso, tan excitante y tan difícil de entender!
La locura y la intensidad de la fase de la pasión y la atracción se atenúan al cabo de un tiempo. Como cuando ponemos toda nuestra energía en ganar una carrera, este tipo de pasión es estimulante pero demasiado extrema para mantenerla eternamente. Si una relación está destinada a durar, entonces entra en juego la intimidad. La intensidad pasional del principio se puede atenuar, pero es sustituida por un profundo vínculo afectivo.
Algunas de las formas en que las personas desarrollan la intimidad son:
  • Aprender a dar y recibir. Una relación sana implica un “toma y da” entre ambos miembros de la pareja, en vez de consistir en cuánto puede obtener una persona de otra o cuánto puede dar una persona a otra.
  • Expresar sentimientos. Una relación afectuosa y de apoyo permite expresar detalles personales —como preferencias y aversiones, sueños y preocupaciones, momentos de orgullo, decepciones, miedos y puntos débiles.
  • Escuchar y apoyar. Cuando dos personas se importan, se apoyan mutuamente cuando se sienten vulnerables o tienen miedo. No se hacen de menos o se insultan, incluso cuando discrepan.
Dar, recibir, abrirse y apoyarse son procesos bidireccionales: una persona expresa un detalle personal y entonces la otra persona comparte algo suyo, lo que hace que la primera persona se sienta lo bastante segura como para compartir un poco más de sí misma. De este modo, la relación se va convirtiendo gradualmente en un lugar para la comunicación, la confianza y el apoyo mutuo, donde cada miembro de la pareja sabe que el otro estará allí en los malos momentos. Ambos se sienten aceptados y valorados por lo que son.
La pasión y la atracción que la pareja experimentó al principio de la relación no desaparecen. Sólo evolucionan o varían. En las relaciones sanas y duraderas, las parejas a menudo se dan cuenta de que la pasión intensa viene y va en diferentes momentos de la relación. Pero la intimidad siempre está ahí.
De todos modos, a veces las parejas pierden la intimidad. En los adultos, las relaciones a veces se transforman en lo que los expertos denominan “amor vacío". Esto significa que la intimidad y la atracción o pasión que se sintieron al principio desparecen, pero la pareja sigue junta solo por compromiso. Esto no suele ocurrirles a los adolescentes, pero hay otros motivos por los que una relación puede llegar a su fin.

¿Por qué acaban las relaciones?

El amor es delicado. Se tiene que cuidar y alimentar si se pretende que perdure a lo largo del tiempo. Como ocurre con la amistad, las relaciones pueden acabar muriendo si no se les dedica suficiente tiempo y atención. Este es uno de los motivos de que no duren algunas parejas —es posible que uno de sus miembros esté tan ocupado con los estudios, las actividades extraacadémicas y el trabajo que le quede poco tiempo para la relación. O una relación puede concluir cuando ambos miembros cursan estudios superiores en distintas universidades o siguen distintas trayectorias profesionales.
En algunas parejas de adolescentes, la relación puede concluir cuando las cosas que eran importantes para ambos miembros de la pareja van cambiando a medida de que ambos van madurando. O tal vez cada persona espere cosas diferentes de la relación. A veces los dos miembros de la pareja se dan cuenta de que la relación ha llegado a su fin, pero otras veces esto es algo que solo siente una persona.

Seguir adelante

El final de una relación amorosa puede ser doloroso para cualquiera. Pero, si se trata de tu primer amor y la relación acaba antes de lo que tú habrías querido, la sensación de pérdida puede parecerte insoportable. Al igual que la pasión del principio de la relación, la novedad y la crudeza de la pérdida del amor pueden ser muy intensas —y devastadoras. Por eso le llaman tener “el corazón roto”.
Cuando una relación amorosa llega a su fin, la gente necesita apoyo. Perder un primer amor no es algo que estamos preparados emocionalmente para afrontar. Puede ayudar mucho el apoyo de los amigos íntimos y de la familia. Lamentablemente, mucha gente —a menudo los adultos— esperan que los jóvenes superen las rupturas amorosas y se sobrepongan rápidamente. Pero, si te han partido el corazón, busca a alguien con quien hablar que entienda de verdad lo mal que lo estás pasando.
Cuando uno está desolado tras la ruptura de una relación amorosa, resulta difícil creer que algún día pueda llegar a encontrase mejor. Pero esos sentimientos van perdiendo intensidad gradualmente. A la larga, uno se recupera y sigue adelante, iniciando nuevas relaciones y teniendo nuevas experiencias.
Las relaciones —independientemente de que duren dos semanas, dos meses, dos años o toda una vida— son oportunidades para experimentar el amor en multitud de niveles diferentes. Aprendemos tanto a amar como a ser amados.
Las relaciones románticas nos ofrecen la oportunidad de descubrir nuestro propio yo al compartir cosas con otra persona. Aprendemos lo que nos gusta de nosotros mismos, lo que nos gustaría cambiar y las cualidades y valores que buscamos en una pareja.
Las relaciones amorosas nos enseñan a respetaros a nosotros mismos y a respetar a los demás. El amor es una de las cosas más gratificantes que podemos experimentar en la vida. Pero, si el amor todavía no te ha encontrado, no te impacientes —tienes mucho tiempo. Y merece la pena esperar a la persona adecuada.

Revisado por: 
D’Arcy Lyness, PhD



Buscándote...


Porque hoy vengo a buscar
…tus dulces ojos…
la luz de tu mirar, tu estrella blanca

Y vengo a descifrar
la esencia de tu amor…
buscando los secretos de tu alma

La huella de tu piel
que en cada amanecer
ansiaron despertar por mis sentidos

Vengo a reconocer
aquel anochecer…
tejiendo entre la luna tus latidos…

Y quiero a diluir
amor este sentir…
en medio de estos versos tan queridos!

Eileen

Amor y dolor por Merlina Meiler


Te cuesta entablar una relación profunda con alguien, aunque lo que más desearías es tener una pareja estable con quien compartir tu vida y planificar un futuro de a dos. Pero la sola imagen de tan idílica situación te provoca miedo, inseguridad, te sientes demasiado vulnerable, temes sufrir… ¿sabes que tienes anclados amor y dolor en el mismo lugar?
Las experiencias traumáticas marcan nuestras vidas, tanto si las recordamos como si no sabemos qué las han causado. Son las tan conocidas “anclas negativas”: vemos una pintura que nos recuerda algún momento triste, o escuchamos una canción que nos trasporta a otra situación de dolor, incluso un perfume puede hacernos recordar a alguien que ya no está a nuestro lado. Algunas están muy marcadas y han sido provocadas por situaciones que tenemos muy presentes: la pérdida de un ser querido, un abandono, un engaño. Hay otras que no recordamos y que también tienen un efecto poderoso en nuestra manera de actuar aquí y ahora.
Quienes hemos pasado por tales experiencias desarrollamos la capacidad de disociarnos emocionalmente de situaciones difíciles o que de algún modo requieren de nuestro compromiso emocional, y así vamos creando la estructura de nuestra personalidad. Somos exitosos en distintas áreas de nuestra vida, como la profesional o la académica, incluso tal vez seamos populares con nuestros amigos o en la comunidad, pero carecemos de las herramientas necesarias para construir una pareja sólida porque nos da miedo o pánico sufrir si nos involucramos mucho con alguien desde el amor, ya lo hemos experimentado. Tenemos anclas que se disparan a nivel inconsciente, tal es así que al disociarnos de la idea del dolor que nos provocaría una ruptura o un engaño si entregamos nuestro corazón a otra persona nos estamos disociando de la posibilidad de enamorarnos plenamente. Nuestro inconsciente ancló amor y dolor simultáneamenteen algún punto.
PASOS A SEGUIR
¿Cuál es el camino de retorno hacia una vida feliz y plena? Ya has dado el primer paso, te has dado cuenta, a nivel consciente, de lo que está sucediendo.
El segundo paso es el de volver a la situación anterior a la que te provocó que asociaras amor y dolor. O sea, ¿recuerdas como eras antes, cuando eras pequeño o más joven y no tenías estos conflictos? Lo que harás es volver a ese estado inicial de capacidad de amar, confianza y plenitud que en algún momento de tu vida tuviste y después las circunstancias te hicieron modificar. No es importante que recuerdes precisamente qué hecho lo produjo, es más, puede que consideres que es uno y tal vez la experiencia traumática fue otra que tu consciente no recuerda, pero que tu inconsciente sí.
Entonces, el objetivo es recrear tu capacidad de enamorarte plenamente, la tienes dentro tuyo, intacta, en un momento del pasado. Te propongo que mañana, solo por un día, recrees tu capacidad de sorpresa, de amar, de confiar que tenías cuando eras niño (o niña).Sólo mañana y por un día, abre tus sentidos, cree, confía, ama, sueña, ríe, disfruta…
¡Y comparte conmigo cómo te va!
Fuente:  

Cuentas conmigo...


Es posible que llore en silencio
en noches de luna…
si yo miro morir una estrella
en tu corazón…

Y también que sujete tu mano
cuando estés cansado…
y te entregue completa mi vida
…sólo por amor!

Es posible que luche de frente
con esos fantasmas…
y que llegue a sanar mis heridas
con una oración…

Y también que te mire a los ojos
preñada de sueños…
y acaricie tus noches de insomnio
si sientes dolor…

Nunca dudes amor de mi alma
…que cuentas conmigo…
y que puedo abrazarte sin tregua
si estás junto a mí!

Eileen

Que pena me da


Que pena me da, darme cuenta que estás viviendo revolcándote en tus rencores, que eres totalmente incapaz de perdonar y olvidar, que vives aferrándote a un pasado que se fue hace tiempo, que vas envenando tu alma y tu corazón y no haces absolutamente nada para remediarlo, por el contrario, lo alimentas en un absurdo afán de una venganza a la única persona que realmente te ha amado.

Que pena me da, que la lástima era el último sentimiento que quería sentir por ti, pero te has esforzado tanto por conseguirla, que hoy es todo lo que tengo para ti, y tu soledad te va ahogando, aunque trates de mentirte que la pasas bien en ella, cuando al verdad es que nadie, ni tu sangre, soporta estar mucho tiempo cerca de ti, y quien lo daba todo por estar a tu lado, la sacaste de tu vida para siempre. 

Que pena me da ver lo cobarde que te has vuelto, arrastrándote ante quienes te traicionaron, mendigando una amistad que no te darán, mientras a mi me apuñalas por la espalda, cuando he sido la única persona que creyó en ti, que confió, que te dio lo mejor, que si bien me equivoqué, supe arrepentirme, y mientras yo voy caminando hacia adelante, tu vas únicamente para atrás.

Que pena me da ver lo equivocada que estaba, lo mucho que te defendí ante quienes hablaban mal de ti, excusándote de mil maneras, extrayendo lo yo creí que tenías de bueno en tu corazón, para hoy darme cuenta que todos ellos tenían la razón, que no mereces el amor que yo te ofrecía, porque no eres capaz de albergar un sentimiento bueno en tu corazón. 

Que pena me da que manipules tanto tus propios pensamientos y sentimientos que sigas adoptando el papel de víctima y culpando a los demás de lo que eres y lo que te sucede, que pena me da que no reconozcas el amor, que lastimes a quien te amó de verdad, que no tengas ni siquiera un puño de amor propio, que pena me das...

Autora: BR

La culpa ha sido mía


Tenías razón, la culpa ha sido sólo mía, por creer en todas tus palabras, por pensar que eras un ángel que había bajado para bendecir mi vida, por ponerme en contra del mundo entero por qué creí en tus sentimientos y estaba segura que nadie te entendía, hoy comprendo que fue mi error, que tu soledad no es otra cosa más que el producto de la soberbia, el orgullo, y el rencor que protagonizan tu existencia, me equivoqué, no eres quien yo creí.

La culpa ha sido mía porque suponerte especial, y que yo no merecía tener a alguien tan grande como tú, en mi vida llena de errores, hoy me doy cuenta que eres tú quien no merece un amor como el mío, pues a pesar de mis pecados tengo la capacidad de arrepentimiento que te hace falta a ti, y lejos de irme envenenando como tú, voy construyéndome un presente mejor, de un color, que jamás podrás entender ni conocer.

La culpa ha sido mía porque a pesar de todas las pistas que me fue dando nuestra relación, creí ciegamente en ti, y te entregué mi corazón, mi vida, mi existencia, para que aún ha sabiendas de lo que harías, terminaras por romperme, pero he tomado cada pedazo que ha quedado y los he ido pegando con lo bueno que habita en mi, y que después de haberte amado tanto comprendí que valgo demasiado para rebajarme con alguien como tú.

La culpa ha sido mía y te pido perdón por pretender ponerte virtudes que ni en sueños podrás tener, por intentar tapar tus errores con excusas que el amor me dictaba, por haberme dejado manipular y manejar por tu experiencia en el arte de mentir, hoy la venda se me ha caído de los ojos, y duele darme cuenta del gran error que cometí, más no me arrepiento de haber amado lo que pensé que había encontrado en ti.

La culpa ha sido mía y ya ves, te lloré un mar cuando te diste el lujo de correrme de tu vida, pero hoy, tengo la ilusión de estar viva, de seguir creciendo, de continuar creyendo, de ir construyendo, mientras tú sigues sumiéndote en tu miseria, en tu abismo de soledad, en esas tardes que te asfixian porque nadie quiere estar a tu lado, y las culpas desaparecen al saber, que si bien la culpa de amarte ha sido mía, la responsabilidad de tu miseria, es únicamente tuya…

Autora: BR

La hora de limpiar nuestros corazones.


La vida está llena de experiencias y vivencias, tanto positivas como negativas. En nuestro corazón se aloja todo cuanto vivimos con pasión, lo bueno y lo malo. A veces las cosas malas que nos han pasado ocupan demasiado sitio en nuestro corazón.

Pero hay esperanza, pues al igual que en nuestros hogares, la limpieza y el orden es posible, y nuestro corazón también requiere de dicho cuidado. Si aprendemos a desechar lo malo podremos disfrutar al fin de cada día que vivimos…Hoy empecé limpiando mis papeles y notas, tirando las cosas que no me sirven pero que guardaba quién sabe porqué, cosas de las que me costaba deshacerme pese aparentemente no me aportaban nada. Finalmente me animé a tirarlas y pensando en ello me di cuenta que con nuestra mente y corazón nos ocurre lo mismo:Siempre estamos guardando muchas cosas en nuestro corazón, cosas como el daño que una vez nos hicieron, las veces que tuvimos que recoger los pedazos de nuestro corazón, motivos de lágrimas que mojaron nuestra almohada, noches de insomnio por no poder resolver tareas pendientes, y todo malos sentimientos que guardamos dentro de nosotras mismas… 

A lo largo de la vida acumulamos innumerables cosas innecesarias o que incluso llegan a sernos perjudiciales, cosas que no nos dejan ver la luz. Nuestra vida podría llegar a ser mejor si sacamos de ella esas cosas que acumulamos y sólo estorban.A muchas personas les pasa como si cada día algo malo les ocurriese, sufren una pérdida diaria, sienten que los días son grises, y es que no pueden ver más allá de los problemas que tienen porque ya están a tope con todo cuanto les sucede y ha sucedido, durante años han acumulado experiencias negativas, y ya no pueden ver más allá. En momentos así hay que saber detenerse y hacer un balance, empezar a valorar si realmente merece la pena seguir con cargando con esas cosas o si es mejor dejarlas a un lado, tirarlas, desecharlas y empezar de nuevo sin los rencores y frustraciones que no nos permiten seguir o mirar hacia adelante.Cuando tenemos un corazón limpio de buenos sentimientos hay espacio para poder llenarlo de nuevo de amor, de más comprensión y paciencia hacia nuestros seres que nos rodean. 

Debemos dejar las culpas a un lado si no queremos sentirnos tan miserables en la vida. Hoy mismo es un buen día para cambiar esas actitudes y dar un paso a la felicidad, porque no importa cual injustas puedan ser las cosas que tengamos que estar cargando, sí somos capaces de limpiarnos de las malas actitudes que hemos guardado.Cuando hemos acumulado porquerías en nuestro corazón, todo cuanto nos rodea se ve afectado por ello. Hemos alejado a nuestras amistades, nuestra pareja e incluso nos hemos alejado de Dios. Todo esto lo podemos recuperar, nuestras vidas pueden volver a tener sentido, pueden volver a tener luz… pero hemos de darles cabida a estas cosas, debemos limpiarnos para hacer lugar a las cosas buenas que la vida nos da.Los recuerdos siempre serán parte nuestra, pero hay que mirarlos como lo que son, simplemente "recuerdos". Es bonito recordar, incluso llorar por las cosas que un día nos hicieron sonreír, se puede vivir con esos sentimientos que siempre ocuparan un espacio en un rincón de nuestro corazón , pero también estando muy claras que sólo son eso: recuerdos.

Limpiemos nuestras heridas así como limpiamos nuestro hogar que siempre queremos que se vea limpio y ordenado. Si tienes un lugar en el que puedas estar tranquila escuchando suaves melodías que te den paz, un lugar en el que puedes estar en un silencio que sólo te pertenece a ti, ve a ese lugar y pasa ese tiempo personal contigo misma. Dedícate el tiempo que sea necesario, luego levántate y vuelve con una actitud buena y dispuesta a querer ver la vida a colores.

Nuestro cuerpo es como nuestra casa, si la mantenemos en orden, incluyendo nuestros sentimientos, siempre quedará más espacio para llenarlo con lo mejor de nosotras, la amistad, la comprensión, paz, amor, y buenas intenciones. Sólo así lograremos un perfecto equilibrio en nuestra vida.Nunca es bueno guardar los malos sentimientos, sobretodo si te hacen daño, como los celos, la ambición, el egoísmo, las malas actitudes con tus seres amados… saca todo eso y tíralo, que todo quede limpio y dispuesto a recibir lo que Dios con tanto amor nos ha regalado.

Entrega amor, compasión y perdón para que seas perdonada por tus faltas. Todas las personas somos imperfectas, todas hemos cometido errores, pero no hay nada que no podamos superar si así lo deseamos. Por esa razón es muy bueno deshacernos de todo, que la maldad no haga su morada en nuestro corazón.¿No encuentras formas para recuperar tu corazón herido por el amor? Este es el más doloroso de los recuerdos que siempre tenemos en nuestro corazón, sólo vívelo, nadie lo podrá hacer por ti, es un luto que llevará un tiempo, no es fácil querer tirar lo que tanto se amó, pero sí podemos tener ganas de volver a empezar de nuevo con nuestras vidas y con nuestro deseo de que la limpieza llegue también a nuestro interior, quizás un día no muy lejano estés preparada para volver a recibir lo que hoy encuentras imposible.

Tú puedes lograrlo.

Fuente: Oasis

Amigo!


Tener buenos amigos es tener un tesoro; un tesoro espiritual. Y no hay fortuna en el mundo que pueda comprarlos. La amistad no se compra ni se vende. Las únicas monedas de pago que reconoce son el cariño, la lealtad, la entrega...

Ojalá todos los seres humanos pudiéramos tener muchos amigos...amigos de verdad. Cada uno de ellos es una flor que brota en el árido sendero de la vida. Y entre todos forman un gran jardín en el páramo de cualquier existencia solitaria.

Fuente: Oasis

" Será mi cuerpo"... de Loreley Acosta


En cámara lenta

veo deslizar tu cuerpo,

abrazado de la almohada.



Mi mente viaja y te abraza,

te proteje en mi regazo.

Tan inocentes tus sueños,

vuelan rápido a los míos.



Una nostálgia me invade,

mis alas, abren mis ansias.



Te veo dormido,

imagino nuestro encuentro;

nuestra vida

a partir de ese momento.



Niños corriendo en la casa,

nosotros, jugando con ellos.



Te veo dormido,

sé que estás lejos;

pero te siento tán cerca.

Corre mi sangre

los suspiros son notables.

Puedo escuchar tus latidos,

tu respiración en mi alma.



Te veo dormido

quisiera entrar en tus sueños.



Mi pluma escribe y no cesa,

la hipnotiza la esperanza,

te veo moverte en tu lecho;

las sábanas abrigan tu alma.



Una mezcla de sentimientos

juegan entrelazados,

en mi ombligo;

suben y bajan las cosquillas.



Te veo dormido

indefenso,

tierno como un niño.



¿ Y sabés qué , vida mía?

Velo tus sueños,

abrazo el momento.

Esta pantalla no existe,

ni tampoco la distancia.

Descansa  amor.



Cuando despiertes

será la luna quien te abrace,

un  día más cerca.



Sigue dormido , mi vida

que muy pronto,

no abrazarás a esa almohada;

Será mi cuerpo…


Loreley J Acosta Silveira
08-13-2011( 13 de Agosto 2011)
Desde lejos pero cerca.
Feliz vida.


¡ÁMAME! de Yadira Nerehida Zúñiga Mendoza


Ámame vida mía
Con pasión y sin medida
Hazme vibrar con tus besos
Haz que por tí yo me rinda

Que se fundan nuestros cuerpos
En esa entrega anhelada
Hazme sentir tu pasión
Con tu cuerpo y tu mirada

Ven recorreme completa
Impregname de caricias
Haz que mi ser se estremezca
De placer, lento, sin prisas

No dejes en mí espacio alguno
Que tu boca no haya besado
Ni dejes que llegue el día
Sin que tú me hayas amado

Ésta noche es toda nuestra
Es nuestra noche esperada
Hagamos que sea eterna
No pensemos en mañana...

YNZM :) 29/06/2011


Buenos días amigos! Les mando un abrazo de oso!