viernes, 12 de agosto de 2011

Buenas noches amigos! les mando un abrazo de oso!


Silencio.


Al triste, no le preguntes la historia de su desgracia…
Sino dile que en ti, tiene un amigo.
Al que llora, no le escudriñes el origen de su llanto…
Sino dile que tu tienes un hombro, un pañuelo, una sonrisa.
Al que anda tambaleante por la vida no le analices
por que no ha llegado nunca a ninguna parte…
Mejor dile que tu tienes una luz, un consejo,
y un baston por si llegara a necesitarlos.
Al que anda sin templo y sin oración
no le preguntes por qué es un descreido . . .
Mejor enséñale a Dios, y mételo en el secreto de tu plegaria.
A esos que hacen un caos de su vida
no les preguntes que causa su confusion . . .
Mejor enséñales el rastro sosegado de la fe,
y el fluir constante de tu serenidad .
Al que anda dolido y agotado con su cruz,
no le preguntes por qué le pesa tanto . . .
Mejor ponlo en posición de que Dios se irradie sobre él…
Y ya poco a poco irá llegando la luz.
Al que se resiste a seguir, y se siente vencido,
no le andes por las normas, las deducciones y los raciocinios…
Mejor dale la mano, y dile: "¡Voy contigo!"
No le preguntes a cada uno su necesidad…
Mejor demuéstrales que siempre hay un sueño
más asombroso que su mala suerte.

Fuente: Oasis

Tiempo.


Pasa el tiempo…
Y a veces se nos escapa entre los dedos como el agua al pasar por nuestro lado…

Se nos escapa el tiempo y en ocasiones nos empeñamos en no ser conscientes de ello.

Se nos escapa el tiempo y con el muchas de las cosas que no supimos aprovechar en su momento.

Se nos escapa el tiempo y a veces creemos tontos de nosotros que va a volver cuando nosotros queramos.

Vivimos en un tiempo prestado y solamente de nosotros depende que queramos prestar ese tiempo a otras personas.

El tiempo que prestes no va a volver (como ninguno) así que elige bien a quien se lo prestas, porque si eliges mal estarás perdiendo un tiempo que no recuperaras.

Solo eres un pasajero en el tiempo, pero a los compañeros los eliges tú…

De ti depende disfrutar el tiempo…

Al fin y al cabo SOLO somos tiempo.

Fuente: Oasis

Día a día, paso a paso.


No llevemos todas nuestras cargas a la vez, no mires la carga del pasado ni la del mañana, porque te harán sufrir, nadie sabe qué no traerá el mañana, ¿para que sufrir por ello?

Las cosas del pasado no la podemos cambiar, pero podemos aprender de ellas, sirven como lección de vida. Nuestras experiencias nos enseñan, y pueden servirnos en el futuro así como en el día de hoy.

¿El mañana? Quien sabe qué será del futuro. Nadie conoce el día del mañana. Aun no se ha escrito, no se sabe como será, así que mejor no te angusties por el mañana, vive un día a la vez, serás más feliz así, y tus cargas serán mas livianas.

Lo único que debe contar para ti es el día de hoy, vívelo, es tu día, no habrá otro igual. Habrá días mejores o peores pero nunca uno igual -NO TE LO PIERDAS- ¿Para qué llevar todas nuestras cargas en un día?

Para nuestro bien, existe el día y la noche, gracias a lo que podemos recobrar nuestras fuerzas para poder enfrentar el mañana que también será un día nuevo e irrepetible. -Sólo tenemos un día en nuestras vidas- hagamos de nuestro hoy la más grandes y maravilla posible, soñemos, seamos felices, riamos y si sufrimos hagámoslo con la clara convicción que lo vamos a superar porque sólo así aprenderemos a vivir la vida…

Día a día, paso a paso…

Lo que no podemos hacer es pretender vivir una semana o un año a la vez, vivamos mejor el día de hoy.

Fuente: Oasis

Hubo un momento.

Hubo un momento en el que creías que la tristeza sería eterna;
pero volviste a sorprenderte a ti mismo . . .
riendo sin parar.

Hubo un momento en el que dejaste de creer en ti;
y entonces fue cuando apareció Dios en tu vida
y ya no pudiste dejar de amarle cada día más.

Hubo un momento en el que la amistad parecía no existir;
y conociste a ese amigo que te hizo reír y llorar,
en los mejores y en los peores momentos.

Hubo un momento en el que estabas seguro
que la comunicación con alguien se había perdido;
y fue luego cuando un rayo de luz apareció en tu horizonte
y ese alguien apareció como rayo de sol en la puerta de tu casa.

Hubo un momento en el que una pelea prometía ser eterna;
y sin dejarte ni siquiera entristecerte,
terminó en un abrazo.

Hubo un momento en el que sentiste
que no podrías hacer algo:
y hoy te sorprendes a ti mismo, haciéndolo.

Hubo un momento en el que creíste que nadie podía comprenderte;
y te quedaste boquiabierto
mientras Dios aparecía para sanar tu corazón.

Así como hubo momentos en que la vida cambió en un instante,
nunca olvides que aún habrá momentos en que lo imposible,
se tornará un sueño hecho realidad.
Nunca dejes de soñar,
porque soñar es el principio de un sueño hecho realidad.

Fuente: Oasis

Sonrío.



Sonrío . . .
Aunque la vida me golpee,
Aunque no todos los amaneceres sean hermosos,
Aunque se me cierren las puertas. 
Sonrío..

Sueño . . .
Porque soñar no cuesta nada y alivia mi pensamiento,
Porque quizás mi sueño pueda cumplirse,
Porque soñar me hace feliz.

Lloro . . .
Porque llorar purifica mi alma y alivia mi corazón,
Porque mi angustia decrece, aunque sólo sea un poco,
Porque cada lágrima es un propósito de mejorar mi existencia.

Comparto . . .
Porque al compartir crezco,
Porque mis penas, compartidas, disminuyen,
Y mis alegrías se duplican.

Fuente: Oasis

Hoy es un buen día para empezar


La amistad


La amistad es un valor universal. Está claro que difícilmente podemos sobrevivir en la soledad y el aislamiento. Necesitamos a alguien en quién confiar, a quién llamar cuando las cosas se ponen difíciles, y también con quien compartir una buena película. Pero ¿Qué es la amistad? ¿De qué se compone? ¿Cómo tener amistades que duren toda la vida?

Caerse bien

Las amistades suelen comenzar de imprevisto, y muchas veces sin buscarlas. En el camino de la vida vamos encontrándolas. Y todo comienza porque alguien "nos cae bien".

Convicciones, sentimientos, gustos, aficiones, opiniones, ideas políticas, creencias, religión son algunos de las cosas en común que pueden hacer que nos hagamos amigos de alguien.

Sentirse a gusto con una persona, conversar y compartir sentimientos es el principio de eso que llamamos amistad.

Algo en Común

Para que la amistad sea verdadera, debe existir algo en común y, sobre todo, estabilidad. El interés común puede ser una misma profesión, una misma carrera, un pasatiempo en común, y la misma vida nos va dando amigos. Dice el refrán Aficiones y caminos hacen amigos. 

La amistad es un cariño, un apreciarse que promueve un dar, un darse y para ello es necesario encontrarse y conversar.

Después, con el tiempo, la amistad puede desarrollarse en profundiad y en extensión mediante el trato, el conocimiento y el afecto mutuos.

La amistad no puede desarrollarse sin estabilidad. Por eso cuando dejamos de ver durante muchos años a nuestros amigos, a veces nos enfrentamos a que parecen personas totalmente diferentes, o simplemente no se pasa de un diálogo superficial que deja un mal sabor de boca. La amistad es algo que requiere estabilidad en el trato.

Tratarse

Conocer bien al amigo es saber de su historia pasada, de sus quehaceres actuales y de sus planes futuros; y del sentido que da a su vida, de sus convicciones; y de sus gustos y aficiones, y de sus defectos y virtudes. Es saber de su vida, de su forma de ser, de comprenderse; es... comprenderle.

Comprender al amigo es meterse en su piel y hacerse cargo.

Desinterés

Para que una amistad sea verdadera, no basta con caerse bien, hay que dar el paso definitivo: ayudarse desinteresadamente, sin esperar nada a cambio. Al amigo se le quiere porque él es él y porque yo soy yo. La amistad se orienta hacia el tú y consiste más en un servir que en un sentir.

No es amigo ni el compañero ni el camarada. Tampoco es amigo que el busca aprovecharse del otro. La amistad no es comercio de beneficios. 

La verdadera amistad es, en gran medida, servicio afectuoso y desinteresado.

Vale la pena

Ser amigo de verdad no es fácil, pero vale la pena el esfuerzo. Es un gozo tener amigos de verdad: estar con ellos, charlar, ayudarle o ser ayudad y disfrutar y alegrase con ellos ¡poder contar con ellos! Aunque cueste, vale la pena el esfuerzo que requiere ser un amigo.

Tenerse confianza

No solamente se cree lo que dice el amigo, hay que creer en él. Tener confianza en el amigo significa que tenemos la seguridad moral de que responderá favorablemente a as esperanzas de amistad que depositemos en él.
La confianza mutua hace posible la autenticidad. 

Dar. Darse.

La generosidad nos ayuda y facilita el dar que es esencial en la amistad. El dar y el darse es esencial en la amistad. El amigo de verdad es generoso y da. Da sus cualidades, su tiempo, sus posesiones, sus energías, sus saberes. Y lo hace para procurar ayduar eficazmente al amigo.

Debemos mirar generosamente, con respeto y con cariño. El egoísmo se opone radicalmente a la amistad.

Un acto de generosidad especialmente difícil es el perdonar. Debemos comprender y saber los motivos de una acción que nos ha hecho daño. Saber perdonar es propio de almas sabias y generosas.

Ser leales

No hay riqueza más valiosa que un buen amigo seguro. Ser leal supone ser persona de palabra, que responda con fidelidad a los compromiso que la amistad lleva consigo. Leales son los amigos que son nobles y no critican, ni murmura, que no traicionan una confidencia personal, que son veraces. Son verdaderos amigos quienes defienden los intereses y el buen nombre de sus amigos. 

Ser leal también es hablar claro, ser franco. Debemos también ser leales en corregir a un amigo que se equivoca.

Ser agradecidos

Dice un refrán que "El agradecimiento es el más efímero de los sentimientos humanos" y con mucha frecuencia parece tener razón. La gratitud es propia de los verdaderos amigos.

¿Cuántas veces nos hemos sentido mal con un amigo porque no ha sido agradecido del tiempo que le damos? Nosotros debemos agradecerle su tiempo, los buenos ratos que nos hace pasar, su ayuda cuando nos sentimos mal. A nosotros nos gustaría que una amistad nos dijera "gracias", demos entonces nosotros el primer paso.

Un enemigo mortal

El Yo es un enemigo mortal de la amistad. El orgullo y el egoísmo no caben en la amistad. El orgulloso no mira más allá de su persona, de sus propias cualidades, de sus intereses. No es capaz de ayudar a nadie. 

Mantener las amistades

Las amistades se cultivan, maduran. Es fácil hacer amigos, pero es mucho más difícil mantenerlos. La vida pone a prueba la generosidad, la lealtad, el agradecimiento, y no siempre se sale bien de ella. De aquellos amigos de la universidad, poco a poco la lista se hará menor. De un grupo de 30 o 40 amigos, acabarán quedando, para toda la vida 3 o 4.

Hacer nuevos amigos

El hecho de que alguien no tenga muchos amigos no es algo que deba permanecer así. El cultivar aficiones o asistir a alguna clase que nos interese es uno de los mejores medios para hacer amigos. Una cosa maravillosa de la amistad, es que incluso la gente más tímida puede hacer amistad ¡Con otros tan tímidos como ellos mismos! Hacer nuevos amigos es abrir horizontes. Si alguna vez algún amigo nos ha pagado mal, no significa que ocurra así con todo el mundo. Lo peor que puede hacer cualquiera es cerrarse.

Las amistades cambian

Un punto fundamental al entender la amistad, es que las personas ni somos perfectas y cambiamos poco a poco, es decir, que no siempre encontraremos un "solo mejor amigo". Habrá quien comparta con nosotros nuestras aficiones, otro quizá nuestros problemas, otro nuestros sueños. Querer buscar que una sola persona llene todas nuestras necesidades de amistad es algo que podría llegar a ser una utopía. Además ¿Quién dijo que no se pueden tener varios amigos? 

¿Amistad o complicidad?

Así como la amistad sana es un valor esencial para nuestras vidas, el tener una amistad con la persona equivocada puede serla fuente de muchos dolores de cabeza. Problemas de droga, delincuencia, baja en el desempeño profesional, problemas familiares son unos cuantos efectos de las malas amistades. La amistad es compartir, pero no es complicidad. También es importante recordar que somos personas individuales, con una conciencia individual. El hecho de que tal o cual amistad "lo haga", no significa que nosotros debemos hacerlo. Tampoco podemos esconder nuestra conciencia individual en una conciencia "compartida". Es el caso típico de alguien que se mete en problemas serios porque salió con los amigos y se perdió el control. "Más vale solo que mal acompañado" es un adagio que, de haber sido practicado a tiempo, podría haber evitado muchos problemas.

Conclusión

La amistad es tan importante para el desarrollo humano, su estabilidad y el mejoramiento de la sociedad que es un verdadero valor, que debemos cuidar y fomentar.

Fuente: Oasis

Cada día la vida te ofrece nuevas oportunidades.


La vida no es sino una continúa sucesión de oportunidades para sobrevivir. Gabriel García Marqués.

Frente a las circunstancias que la vida nos plantea siempre tendremos nuevas oportunidades que nos permitirán resolver y crecer, otorgándonos la posibilidad de optar entre mantenernos estancados en una situación desgastadora o solucionar y avanzar ; cuando decidimos por la primera alternativa, es posible que estemos dejando la solución al tiempo o al azar, sin tomar en cuenta que hemos sido creados con incontables dones, que el Todopoderoso nos concede para nuestro auxilio y que cada situación difícil lleva implícito un aprendizaje que nos llevará a mostrar cuan hábiles somos al usarlos y que las oportunidades, en muchas ocasiones están frente a nuestros ojos, pero seguimos mirando al pasado o anclados en una triste realidad; por lo tanto existe una marcada diferencia entre ver las posibilidades de cambio y actuar, o verlas y dejarlas pasar, mientras continuamos lamentándonos. Todos, alguna vez hemos confrontado una dificultad o experimentado una pérdida, en distintos ámbitos de nuestra vida, bien sea: ante la muerte de alguien querido, al cierre de una empresa en la que hemos aportado recursos y centrado aspiraciones, al finalizar una relación de pareja, al no alcanzar aquello en lo que hemos cifrado esperanzas o hemos invertido esfuerzos y tiempo, sin embargo todo esto aunque nos deprime y nos frustra, no debe constituir una derrota total, por tanto es apropiado situarnos ante el problema y tomar una decisión que nos conduzca a la apertura de nuevos horizontes con actitud positiva.

En primer lugar aceptemos la pena, la tristeza o la desazón que nos produce cualquier pérdida, admitiendo que somos seres humanos y que es preciso incluso guardar el duelo pertinente si es lo que corresponde, pero por un tiempo prudencial, y luego dispongámonos a:

Evaluar la situación, asumiendo responsabilidades, reconociendo nuestras fortalezas y debilidades al respecto. Esto implica además, analizar con objetividad cada elemento, considerando incluso, solicitar ayuda confiable para obtener una visión más clara del panorama. Es conveniente además, examinar, prioridades y revisar nuestras aspiraciones, identificando nuestros deseos y potencialidades, al igual que las herramientas con que contamos y las que estamos dispuestos a utilizar. Por último mirar dentro de sí, a fin de encontrar en nuestro interior el poder creativo, el recurso que representa la imaginación y por sobre todo, la fe que nos ha de llevar a confiar con firmeza en un Dios que no nos abandona y que el universo nos ofrece oportunidades en todo momento por lo que debemos aprender a identificarlas y a utilizarlas adecuadamente.

Recordemos de la misma manera, que el cosmos se rige por leyes, y una de ellas es la de causa y efecto, que al revisarla podemos darnos cuenta que, mucho de lo que vivimos es producto de un suceso que lo ha provocado, sin embargo mientras estemos vivos siempre surgirán nuevos eventos con los que tenemos que lidiar para aprender y que poco a poco constituyen un enriquecimiento a la experiencia y si nos equivocamos de nuevo, solo hay que volver a comenzar pero esta vez convencidos que, lo que no nos destruye nos fortalece.

Lic. Elsa Santana.

¿Quien gana la discusión?


Cuando dos personas discuten, ninguna de ellas gana. Aparentemente sale vencedor quien logra callar al contrincante, ya sea por la razón o la fuerza. Pero habrá ganado un enemigo que, consciente o inconscientemente, aprovechará la primera oportunidad que se le presente para desquitarse. A nadie le gusta perder.

A nadie le agrada que su ego sea dañado. Mucho menos que se le humille y, peor aún, delante de otras personas. Se molesta a quien se le diga que se ha equivocado La única manera de ganar una discusión es evitándola. Y si tiene necesariamente que llamar la atención de algo, llegará mucho mejor su mensaje si lo hace en forma indirecta, permitiendo que el otro salve su honor. Y qué relación tiene esto con el punto de equilibrio? Aquí viene: cuando hay desacuerdos es conveniente buscar ese punto. Esto quiere decir, conversar primero sobre los temas en que se está de acuerdo.

Póngase en el lugar del otro y concuerde entusiasta en todo lo que comparten. A partir de allí, comience a plantear las diferencias. Si es posible, señálelas que se demuestre que es bueno para la otra persona, o al menos, que nada tiene que temer. Si necesita influir sobre otra persona, tráigala a su terreno. O al menos, busque un terreno neutral.


Sergio Valdivia C.

Puedes ser maravillosamente diferente


Los seres humanos tenemos necesidades básicas. Las compartimos con todos, independiente de la edad, la raza, la cultura o el sexo. Una de ellas es la necesidad de ser apreciado.
Si le manifestamos aprecio a alguien, le alegramos el día. Si varios le manifiestan aprecio, la persona se emocionará hasta las lágrimas. Quizás a ti mismo te haya sucedido.
Estoy seguro que en tu vida hay muchas personas que tú aprecias, que han significado algo importante en algún momento de tu vida. La pregunta es: ¿les has manifestado tu aprecio?
Si eres de las personas que va por el mundo esperando que los demás te aprecien y reconozcan, es normal. Estás en la inmensa mayoría. Lo novedoso es que puedes ser maravillosamente diferente. Puedes ir por el mundo buscando personas a quien manifestar tu aprecio. ¡Esto es revolucionario!
No estarás, como todos los demás, esperando que alguien te manifieste aprecio, sino que tú les dirás a los demás que los aprecias. Si lo haces con sinceridad, obrarás milagros. Tu vida y la de los demás será mucho más dichosa.

Autor: Sergio Valdivia


La felicidad eres tú


Para ser feliz no has de hacer nada, ni conseguir nada, sino deshacerte de falsas ideas, ilusiones y fantasías que no te dejan ver la realidad. Eso sólo se consigue manteniéndote despierto y llamando a las cosas por su nombre.
Tú ya eres felicidad, eres la felicidad y el amor, pero no lo ves porque estás dormido. Nos han programado para ser felices o infelices (según aprieten el botón de la alabanza o de la crítica), y esto es lo que te tiene confundido. Has de darte cuenta de esto, salir de la programación y llamar a cada cosa por su nombre.
Tanto la enfermedad, necesidad de sentirme querido, como la medicina que se ansía, el amor recibido, están basados en premisas falsas. Necesidad emocional para conseguir la felicidad en el exterior, no hay ninguna; puesto que tú eres el amor y la felicidad en ti mismo. Sólo mostrando ese amor y gozándote en él vas a ser realmente feliz, sin apegos ni deseos, puesto que tienes en ti todos los elementos para ser feliz.
La respuesta de amor del exterior agrada y estimula, pero no te da más felicidad de la que tú dispones, pues tú eres toda la felicidad que seas capaz de desarrollar.

Anthony de Mello


El mayor riesgo: aprender a vivir


Hoy una vez más el destino puso en mi camino una maravillosa persona. Desde el primer contacto con él sentí una confianza como si lo conociera de toda mi vida, sin poses, miedo al que dirá y aquellos prejuicios que muchas veces nos impiden ser tal cual somos por temor a ser rechazados simplemente, sin máscara alguna.

Mi manera de ver, vivir la vida era siempre la de una persona impulsiva, impaciente, creativa; extremista soñadora, explosiva y un tanto caprichosa y posesiva con todo y nada. Caminando contra corriente pero de ideas y valores firmes. Sin embargo, con el paso del tiempo estas fueron las lecciones que dejo en mí:

A disfrutar y valorar los pequeños detalles.Todo tiene su tiempo en esta vida y esto es: situaciones, relaciones inter-personales y experiencias que se tienen que vivir. No puedes adelantar, forzar algo, ya que con eso sólo te llevará al fracaso.Que mi corazón estaba en las personas y cosas que realmente me importaba.A pedir disculpas cuando sabía que mi comportamiento no era el adecuado, dejando a un lado el orgullo siendo una persona humilde.Descansar, mas, nunca desistir de mis sueños, sino hacerlos realidad y jamas darme por vencida.La paciencia, puesto que nada ganaba con querer comerme el mundo en un instante.

A dar a los demás sin esperar nada a cambio, puesto que los sentimientos nunca se agotan.
Esto y más quedó en mi, sobre todo me enseño a ser una persona auténtica. Simplemente, me enseñó que el riesgo más grande que vale la pena y debemos correr, es vivir sin importar cuantas veces descanse, siempre hay algo nuevo que aprender.

Nadia Kabande Toledo

Prométete que nunca, nunca abandonarás



Respalda tus objetivos y tus planes con la perseverancia y la determinación. Nunca consideres la posibilidad de un fracaso. Nunca pienses en abandonar. Cualquier cosa que sea lo que ocurra, prométete seguir adelante. Siempre que sigas en la brecha, tienes posibilidad de conseguir el éxito.

Desarrolla la facultad de perseverar ante los inevitables obstáculos y dificultades con los que te enfrentarás. A veces tu capacidad de resistencia es lo que te hace superar tus más difíciles obstáculos.

El establecimiento de objetivos comienza con el deseo y la persistencia hace que se cumpla el ciclo completo. Cuanto más tiempo persistas, más convencimiento y determinación tendrás. Al final, llegas a un punto en donde no hay nada ni nadie que te pare. Y nada ni nadie te parará.

Brian Tracy.

5 pasos para amarte a ti misma y mejorar el autoestima


Al terminar de leer este articulo, tendrás 5 herramientas más para iniciar a practicar en ti y mejorar el autoestima.
El tema del amor propio, es un tema que aun a la gran mayoría les cuesta comprender, como hacerlo realidad en su vidas.
Lo que sí es imprescindible es iniciar a practicarlo en uno mismo, para desarrollar la confianza, el valor, el conocimiento en uno mismo.
Veamos entonces 5 pasos que te ayudarán a mejorar el autoestima a través de tu amor propio
1. Deja de criticarte: Si te dices a ti misma(o), que pase lo que pase, estas bien y vales, iras paso a paso cambiando tu forma de pensar y sentir, y eso te llevará a mejorar tu vida.
2. Aprende a ser cariñosa(o) con tu mente: no te odies por tener pensamientos negativos; en vez de pensar que esos pensamientos te derriban, piensa que esos pensamientos de están construyendo; porque te están avisando inconscientemente que tienes que corregir el rumbo de tu forma de pensar.
3. Ama tus rasgos negativos: todos ellos forman parte de tu creación, sea cuales sean los rasgos que tienes, los tienes para manejar ciertas situaciones en tu vida. Y estoy segura que si practicas el dejar marchar el sentimiento negativo que eso te causa con amor, iniciaras a sentirte mejor contigo misma(o) y mejoras tu autoestima.
4. No te critiques: la crítica deprime tu ser, deprime tu espíritu. El elogio lo levanta, le hace sentir feliz. Reconoce tu poder. Cuando te criticas estás criticando al ser tan maravilloso que te creo.
5. Amate ya!, AHORA MISMO!!, inicia a aprobarte, a valorarte, así disfrutaras de todo lo bueno que llega a ti. Un ejercicio acerca del amor propio.
Vamosss Tu Puedes …
Por Tu Éxito,
Martha Lucía Hoyos C.
Fundadora de: 
http://www.MejoraTuAutoestima.com 

Para sentirte mejor, ¡baila! por Merlina Meiler


Si tus fuerzas están flaqueando y tu autoestima no está en el nivel que desearías, ¡un excelente antídoto es bailar!
¿Sabías que el baile y, en general, todos los movimientos físicos mejoran nuestro estado de ánimo y la imagen que tenemos de nosotros mismos?
Este artículo publicado por el diario La Nación y escrito por Lorena Guzmán H. (El Mercurio) presenta esta interesante teoría.
…….
Mover el cuerpo a un determinado ritmo es parte del ser humano, dicen los especialistas. Todo comenzó con los primeros intentos de comunicación del hombre cuando aún no había lenguaje, pero luego se convirtió en parte de la cultura y, por sobre todo, en una forma de pasarlo bien.
El Centro de Psicología del Baile de la Universidad de Hertfordshire descubrió que el baile no sólo mejora el ánimo, sino que también ayuda a la autoestima, a la búsqueda de pareja e, incluso, a mejorar la vida de quienes tienen Parkinson.
“Bailar es fundamentalmente instintivo”, dice Peter Lovatt. Bailarín profesional y psicólogo, este inglés decidió unir ambas pasiones para estudiar los efectos de la danza en el cerebro. Lo que ha encontrado es de lo más variado.
“En sociedades como la inglesa y otras europeas, en general, la gente baila más cuando está buscando pareja -dice-. Esto es evidente con la gente joven, pero también se ve un alza cuando se está en la edad promedio del primer divorcio. En el Reino Unido, hay muchas discos para «mayores de 30» o clubes de salsa que son muy populares entre hombres y mujeres por igual.”
Pero el estado civil no es lo único que puede revelar las destrezas rítmicas. Un estudio hecho en discotecas descubrió que los hombres son más atractivos al bailar cuando tienen altos niveles de testosterona, mientras que las mujeres lo son cuando están en la etapa fértil de su ciclo.
“Las mujeres fértiles mueven pronunciadamente las caderas y casi no agitan otras partes del cuerpo -explica el psicólogo-. Pusimos detectores de movimiento oculares a los observadores masculinos y su vista se centraba en las caderas, foco que consideraron atractivo. Pero si estaban frente a una mujer que meneaba todo su cuerpo por igual, la vista de ellos se dispersaba provocando la pérdida del interés en ellas.”
Lovatt también quiso saber qué pasa con la autoestima y el desempeño del bailarín. Luego de encuestar a casi 14.000 personas, concluyó que las mujeres se sienten más seguras al bailar que los hombres, pero que ambos tienen altibajos de confianza.
Ellas bailan sin temor desde la preadolescencia hasta los 16 -momento en el que aparece el temor al ridículo-, y al entrar en la veintena recobran la confianza, descubrió Lovatt. En cambio, los hombres entran en confianza lentamente y en forma sostenida hasta que pasan los 30, momento en que la pista de baile los vuelve a intimidar. Sólo a mediados de los 50 ellas vuelven a confiar en su baile, mientras que ellos lo logran pasados los 60.
Pero el baile no sólo cambia las percepciones internas y externas, también tiene consecuencias en las acciones. “Moverse al ritmo de la música tiene efectos tanto psicológicos como fisiológicos. Entre estos últimos están la producción de hormonas y cambios en el ritmo cardíaco, presión sanguínea y el tono muscular.”
Incluso, agrega Lovatt, agiliza la mente. Tras seguir una rutina de pasos dada -como la coreografía de “Macarena”-, aumenta significativamente la velocidad con que el bailarín resuelve multiplicaciones simples. Pero si esa misma persona pasa 15 minutos bailando con pasos improvisados, su capacidad mental mejorará para resolver problemas con más de una respuesta correcta.
La conclusión, dice, es que bailar sirve para el cuerpo y para la mente. ¿Tiene miedo al ridículo? No lo tenga, se trata de “dejar los complejos, relajarse y ser libre”.
EL TANGO Y EL PARKINSON
Estudios recientes han comprobado que personas con Parkinson que han tomado clases de tango recuperan visiblemente la estabilidad al caminar y mejoran su movilidad. En el Centro de Psicología del Baile quieren evaluar si bailar puede retardar el inicio de esa y otras enfermedades degenerativas.
¿Te gusta bailar? ¿Te hace sentir mejor?
Fuente:

Autoestima: Amor Propio


Uno de los problemas por los cuales la gente no tiene éxito en sus proyectos, negocios, relaciones personales, metas es por su baja autoestima, porque siempre van a estar rodeados de sentimientos de no puedo, no merezco, no soy capaz, no sé cómo hacerlo o mis padres me enseñaron a que el dinero es malo (todo esto es bajo autoestima).
EL PILAR MAS GRANDE, para tengas éxito en un negocio, en las finanzas, en las relaciones personales, con tus metas es mejorar el autoestima. Cuando trabajas en la estima propia (en la tuya) vas adquiriendo seguridad y confianza en ti, y cuando tienes por lo menos estos dos aspectos en ti, sabes que todas las decisiones que tomes en tu vida son acertadas.
Cuando tienes bajo autoestima, la duda siempre llega y alberga todo el ser. Y es cuando salen las preguntas: ¿será que esto si funciona?, ¿será que lo que estoy haciendo es correcto? Y muchos emprenden un camino y van por la mitad y la duda llega : ¿será que si voy por el camino correcto?, entonces se devuelven; por eso la gente no tiene éxito, no triunfan, no son felices, no tienen una vida plena y la causa no es la duda, es porque no tienen confianza y seguridad y esto es debido a una baja autoestima.
Es un proceso largo.., no esperes que con un ejercicio que aprendas lo tendrás todo solucionado, sí será un gran paso que estás dando y ahí empieza tu camino hacia subir tú autoestima y cada semana que pasa te sentirás fortalecid@, segur@, valeros@, con coraje para enfrentar los más grandes desafíos. Elevar el autoestima no es de una semana, pero si inicias hoy mismo a amarte, a sanarte, a comprender, a aceptar, a cambiar tus pensamientos y ellos conllevara a cambiar tus sentimientos y emociones, cada semana verás grandes cambios en ti, en tu vida y en tu entorno.
Yo pase por hacerme terapias internas, regresiones, esencias florales, frases de repetición, terapias de perdón, manejo de la energía, crecimiento espiritual, y ver qué era lo que me causaba la molestia dentro de mi o conmigo misma, al descubrirla eso se desaparece pero en cierta manera, porque lo que debes hacer es : cuando descubres que es lo que no te deja avanzar, o te limita, o no eres feliz, debes hacer la paces con eso o eliminarlo de tu vida; pero si tu lo eliminas tienes que crear algo rápidamente, porque el subconsciente, que es donde yacen los recuerdos, y los recuerdos son los que nos manipulan, al eliminarlo queda un vacio y rápidamente debes llenar ese vacío con una creación, pensamiento y emoción de lo que a ti te gustaría vivir, ser o sentir. Si no se llena el vacío estarás a expensas de que vivas un momento fuerte y crítico y ocupe ese lugar vacio, y luego ese recuerdo controlará tu vida.
Fuente:

Buenos días amigos! Les mando un abrazo de oso!