lunes, 14 de noviembre de 2011

Qué bonita se ve,... de José Ramón Marcos Sánchez

Hay días que me apetece subir a la Luna y sentarme descalzo en el balcón que se asoma al interior del mundo,………..desde allí creo ver como la fuerza de algunos provocan que la Tierra me haga un guiño de complicidad,…..son días de gestos pausados,…..de belleza eterna,………de esos en los que parece que miras a través de los ojos de la esperanza,…….que crees que si pides algo con todas tus fuerzas va a suceder,…….son días de cuentos de Andersen en los que eres protagonista,…….son escasos,……casi irreales,……..pero reconfortantes,……necesarios,……..son días en los que saldría corriendo como si estuviera cuerdo,…… con la única premisa de abrazar a los demás,….sin reproches,…..solo porque sabes que son muchos los que quieren el bienestar de otros muchos y porque sientes que la bondad no es una quimera,………..son los días que pintan de sentido el lienzo de un casi sin sentido continuo,……..esos en los que abres un paréntesis y dejas que la imaginación restaure el honor de lo imposible ,………de lo posible,…….esos que te acercan un poquito a la felicidad,…..y por los que merece la pena continuar escribiendo renglones en el diario de a bordo de tu vida,…..en esos días yo desde mi Luna de cuento observo como el planeta se achata mas por uno de sus polos para adoptar la forma de la honesta sonrisa de un niño,……..que bonita se ve……… 
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo. 
José Ramón Marcos Sánchez. 

No hay comentarios: